HUELGUISTAS DE CONCEPCION AHORA EN LOCAL DE CODEPU

DECLARACIÓN PÚBLICA

El Comité Nacional de Huelga de Hambre de los ex Prisioneros Políticos de Chile y Familiares informa al país que hemos reiniciado la huelga de hambre iniciada el viernes pasado en la sede del PS enSantiago y que fue interrumpida por la represión en contra nuestra de la directiva de dicho partido.

No podemos sino denunciar la actitud de la dirección del PS de Chile que, en vez de acoger a los luchadores sociales y militantes del partido socialista, dignos continuadores de la obra del presidente Allende, respondió con la expulsión de los 7 huelguistas por las Fuerzas especiales de Carabineros y el encarcelamiento en los calabozos de la 3a comisaría de Santiago.

La ONG CODEPU ha aceptado mantenernos en su sede mientras dure nuestro movimiento, gesto que los ennoblece y que nosotros saludamos como expresión concreta de solidaridad y compromiso con las luchas del pueblo.

El día viernes 12 culminó con pleno éxito en Santiago la caravana de ex prisioneros que partiendo desde Iquique por el Norte, una segunda desde Puerto Montt, otra de Concepción y una cuarta desde Valparaíso y San Felipe culminó frente a la Moneda. Además nos hicimos presente frente al local del senado donde sesionaba la mesa de alto nivel, para denunciar su incapacidad e impotencia para responder a nuestras demandas, pues esa mesa no se ha comprometido a legislar proyectos de ley en el parlamento que puedan entregar solución real a las reivindicaciones de los ex prisioneros en huelga de hambre.

Estamos recibiendo una creciente solidaridad nacional e internacional que nos fortalece; son centenares los mensajes de apoyo y solidaridad que hemos recibido de las bases del PS que desconocen la actitud de la dirección de ese partido de expulsarnos de su sede. Son cientos los chilenos exiliados, personalidades y organismos de Europa y América del Norte y del Sur que nos han hecho llegar su apoyo y critican la insensibilidad del gobierno.

El gobierno ha impedido la sesión especial de la Cámara de Diputados con punto de tabla único nuestra huelga de hambre. En esta sesión el gobierno deberá responder porqué no se ha llegado todavía a una solución a una huelga de hambre que se prolonga por 60 días. Por todo lo anterior, hemos decidido por unanimidad mantener nuestra huelga de hambre y organizar
nuevas si ello fuese necesario, además de fortalecer la huelga de Santiago.

Llamamos a los chilenos del exterior y a todas las organizaciones internacionales de DDHH a intervenir frente al gobierno de la presidenta Bachelet para que entregue una rápida solución a este movimiento que reivindica los valores esenciales en materia de Derechos Humanos: una indemnización justa a los prisioneros torturados, una pensión y salud dignas para las víctimas de la dictadura de Pinochet que hoy día ya son ancianos.

Reiteramos que nuestras reivindicaciones principales son el aumento de la pensión Valech; la compatibilidad de ésta con la de exonerado político; una Ley de Indemnización; la calificación permanente de las víctimas de la dictadura cívico-militar y establecer que la pensión de sobrevivencia acceda al cónyuge o conviviente por un monto igual al 100 % de la pensión y permitir la adhesión de los beneficiarios PRAIS a FONASA, exentos de cotización.

Manifestamos nuestra permanente disposición al diálogo y continuamos a la espera que la Presidenta Bachelet nos reciba en audiencia para buscar una solución al más breve plazo.
Estamos conscientes del enorme daño físico y moral que implica para los compañeros y compañeras mantener esta huelga de hambre por más de 60 días, pero no estamos dispuestos a claudicar en esta lucha hasta lograr una verdadera y justa solución a nuestras demandas.

Comité Nacional de Ex Prisioneros Políticos en huelga de hambre y familiares

Santiago 15 de junio de 2015

6 opiniones en “HUELGUISTAS DE CONCEPCION AHORA EN LOCAL DE CODEPU”

  1. Me da mucha pena apreciar a muchos compañeros de mucha edad en las huelgas dehambre y que lucharon toda su vida por
    Una democracia y que todos soñamos,con la
    Clara convicción de que se terminaría con
    Cosas muy básicas que un país debe asumir
    La salud con mejor servicio años más nesecitados,educación gratuita ,respeto a
    Los derechos humanos. Cumplir con los acuerdos y tratados internacionales ,por
    Último respetemos esta democracia y a las
    Personas y no tramitar más,pagarle a los
    Presos políticos las indemnizaciones y re
    Querimientos, no esperemos que sigan mu
    Riendo aquellos que lucharon por un país
    Diferente.

  2. Nuevamente los expp tienen que volver a la realidad y sufrir una nueva frustración, este gobierno se comprometió a solucionar los problemas de derechos humanos que reclama este segmento tan maltratado hoy por el gobierno actual, ayer por el sanguinario dictador.
    Todos solidarizan con la causa de los presos políticos, pero al momento de atender sus demandas no escuchan ni resuelven solo prometen y prometen, muchos ya han muerto y otros están muriendo.
    Estimados compatriotas ya llevamos muchos años esperando por justicia, cuanto mas tendremos que esperar.

  3. HUELGA DE HAMBRE DE LOS EX PRESOS POLITICOS ENCARCELADOS DURANTE LA DICTADURA

    El Comité de Defensa de los Derechos Humanos y Sindicales CODEHS, a la opinión pública nacional e internacional, declara:

    El día 13 de abril del presente año la “Agrupación Nacional de ex-Presos Políticos” encarcelados durante la dictadura del general Pinochet, se declararon en huelga de hambre, medida que adoptaron luego de una serie de conversaciones, encuentros y reuniones infructuosos con personeros del Gobierno, entre otros, la señora Ximena Rincón y el actual Subsecretario, señor Mohammed Aleuy, cuyos compromisos jamás se cumplieron. Los ex presos políticos querían, entre otras cosas, un aumento de las exiguas pensiones de índole indemnizatorio que perciben.

    Tiempo después, y cuando el conflicto ya amenazaba manchar la imagen de las autoridades, se acercaron otros personeros de Gobierno a conversar con los huelguistas de hambre, para proponerles la formación de una Mesa de Alto Nivel donde estarían presentes, incluso, autoridades eclesiásticas. Un grupo de los manifestantes, integrado por militantes del pacto político “Nueva Mayoría”, decidió aceptar la propuesta y suspendió su participación en el movimiento incorporándose a las conversaciones. Otro, que no ha considerado a dicha Mesa como una instancia válida, decidió seguir adelante con la acción emprendida el 13 de abril pasado. Así el viernes 12 del presente mes de junio —transcurridos casi dos meses de su huelga de hambre—, siete de estos últimos, en su mayoría provenientes de Concepción, ingresaron a la sede del Partido Socialista a fin de recabar el apoyo de ese sector para una conversación con la presidenta. En dicho local, sostuvieron ese mismo día los ex–presos políticos, cordiales conversaciones con el nuevo Secretario General del Partido y otros altos dirigentes, a quienes les representaron sus precarias condiciones de vida. A pesar que rechazaron el ofrecimiento de aquellos en cuanto a que se integraran a la llamada Mesa de Alto Nivel, fueron invitados a permanecer en la sede para conversar al día siguiente sobre sus demandas.

    El sábado 13, sin embargo, y sorpresivamente, a las ocho de la mañana, un fuerte contingente policial ingresó al local socialista, los tomó detenidos y los condujo a la Tercera Comisaría —ubicada en calle Agustinas a la altura del 1.500—, donde después de varias horas, fueron liberados ante las exigencias del vice-presidente de la “Agrupación Nacional de Ex–Presos Políticos”, abogado Víctor Rosas Vergara.

    Sin tener un lugar donde ir, con todas sus pertenencias a cuestas, ateridos de frío, se dirigieron los huelguistas de hambre a la sede del Movimiento de Acción Socialista, MAS, ubicada en calle Alonso Ovalle casi al llegar a Santa Rosa; pero como ésta se encontraba cerrada con llave, no pudieron ingresar y optaron por esperar hasta que el local fuese abierto. Permanecieron allí por más de seis horas. En los programas de televisión “Estado Nacional” —donde estuvo la presidenta del PS, Isabel Allende—, y en “Tolerancia Cero” —donde lo hizo el senador del MAS por Concepción (ciudad de origen de varios de los huelguistas de hambre), Alejandro Navarro—, no se hizo mención al hecho; tampoco lo hicieron los referidos personeros.

    La declaración del Partido Socialista en donde se explican las razones de la medida de fuerza en contra de ese grupo de personas, señala en una de sus partes:

    “[…] que se trata de una organización que no reconoce el acuerdo que depuso la huelga de hambre que mantenían ex presos políticos de la dictadura en donde se instaló una mesa, que lleva un tiempo funcionando, que propondrá soluciones concretas a las demandas reparatorias que se buscan y de las que nos hacemos solidarios”.

    Así, pues, la sanción fue una medida en contra de quienes formulan demandas sociales consideradas atentatorias contra los intereses corporativos de una organización política dirigida hoy a privilegiar el apoyo a una instancia estatal y no a proteger los intereses de personas que reclaman por derechos no sólo emanados de sus luchas libradas en contra de la dictadura, sino reconocidos por la legislación universal vigente hoy en Chile.

    No es extraño que un partido integrante del pacto Nueva Mayoría recurra al ejercicio de la violencia para resolver los problemas de un sector de las clases dominadas que les resultan tremendamente incómodos. No es extraño, tampoco, que prefiera ponerse al lado de quienes ejercen el poder en lugar de hacerlo con los débiles. De hecho, recordemos que en el primer Gobierno de la militante socialista doña Michelle Bachelet, se asesinó impunemente a dos dirigentes mapuche, se hizo desaparecer a otro y se mató a un dirigente de los trabajadores forestales; también en ese período presidencial, y por primera vez, se aplicó la Ley Antiterrorista, dictada por Pinochet, quien, paradojalmente, jamás llegó a emplearla. Hoy, esa misma militante socialista preside de nuevo el Gobierno que amenaza a los mapuches con el uso de esa legislación represiva, y no se vacila en aplicarla en contra de los trabajadores del Transantiago que reclaman por mejores condiciones de vida.

    Nuestra organización, ante estos hechos , manifiesta su más profunda solidaridad con los ex presos políticos de la dictadura y condena enérgicamente la acción realizada en contra de ellos por quienes dirigen hoy el partido al cual perteneció el presidente Salvador Allende. No deja de ser irónico el hecho que quien hoy se encuentra a la cabeza de esa colectividad y procede de tal manera en contra de quienes defendieron el Gobierno de ese Presidente sea precisamente su única hija viva quien, paradojalmente y a través de anacrónicas analogías, intenta con escaso éxito asimilarse a la imagen de su padre. Las formas culturales y los intereses de clase jamás se reproducen por transmisión genética, algo que tenían muy presente el propio presidente Allende, su hermana Laura y su hija Beatriz, cuyas prácticas políticas eran bastante ajenas a aquellas que hoy realiza la actual presidenta del partido Socialista.

    Raúl Elgueta González, Presidente
    Manuel Acuña Asenjo, Secretario General

  4. Ha nombre de la agrupación “PREPOCHO” ex presos políticos de la provincia del choapa, quisiera manifestar nuestra completa solidaridad y orgullo, por la valiente determinación adoptada de continuar con la huelga de hambre de un grupo de chilenos ejemplares, víctimas ayer de la dictadura más cruel y sanguinaria de que se tenga memoria, y hoy víctimas de la incomprensión e insensibilidad de un gobierno que dice representarnos que dice entendernos pero que no entiende que somos un grupo de chilenos viejos, enfermos y en proceso de extinción que nos vamos a morir con la amargura de no haber recibido en vida la verdadera reparación que nos merecemos.

  5. Felicitaciones y agradecimientos a la ONG CODEPU por el gesto y apoyo que ha decidido dar a estos nobles huelguistas que luchan por sus derechos y por los derechos de sus compañeros después de haber luchado gran parte de sus vidas por la democracia y la justicia social de los pobres y postergados de este país.
    Creo que las bases del PS deben exigirle la renuncia a los dirigentes de su partido que actuaron traicionera y vergonzosamente contra esta gente, pues están violando sus principios. Adelante todos los compañeros que lucha y ojalá pronto podamos organizar la AC para una nueva constitución y acabar con todas esta anormalidades.

  6. Mi apoyo y solidaridad desde Copiapó, me indigna el silencio complice de un gobierno que debiera ser sensible y solidario con hombres y mujeres que a pesar de ser perseguidos, torturados y encarcelados por la dictadura, no renunciaron a sus ideales y principios, y fueron los cimientos ferreos sobre los cuales contruimos el sueño de conquistar la democracia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *