LONCOCHE. CUENTA DE LA DIRECTIVA AL NOVENO ENCUENTRO NACIONAL E INTERNACIONAL DE EX PRISIONEROS POLÍTICOS DE CHILE

MEMORIA DEL AÑO 2011
CUENTA DE LA DIRECTIVA AL NOVENO ENCUENTRO NACIONAL E INTERNACIONAL DE LA UNIÓN DE EX PRISIONEROS POLÍTICOS DE CHILE

En Loncoche, 17, 18 y 19 de febrero de 2011

Queridas compañeras y compañeros, nuevamente nos encontramos reunidos celebrando una vez más el evento anual de la UNExPP de Chile, esta vez el 9º Encuentro Nacional. Al igual que años anteriores en Frutillar, se tomaron los acuerdos que determinaron y fijaron la ruta a seguir y las tareas que se deberían abordar en pos de lograr nuestros objetivos.

En primer lugar quiero en nombre de la directiva saludar a todos y cada uno de los compañeros presentes, agradecer el enorme esfuerzo que han realizado por llegar hasta aquí. Sabemos el sacrificio físico y económico que representa el acudir a nuestro llamado y hacerse presente. La presencia de cada uno de UDS es muy valiosa para nosotros, es el incentivo del que se nutre un dirigente para poder tener la fuerza y la motivación para seguir enfrentando esta dura pero hermosa tarea; queridos compañeras y compañeros gracias por estar aquí con nosotros.

El año 2011 comienza con un hecho histórico para nuestra organización, el envío en enero de nuestra primera demanda, la del año 2002 a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, hecho muy significativo que viene a coronar un largo caminar en el que el Estado de Chile se hace merecedor de una denuncia internacional por denegación de justicia. Luego y a pesar de las dificultades que debimos sortear la exitosa realización de nuestro Encuentro nacional en Frutillar.

Enfrentamos el año 2011 con el entusiasmo y compromiso que siempre nos ha caracterizado, con la convicción de que nuestros ideales y propósitos cuentan con la fuerza de la razón; sin embargo no fue un año exento de dificultades. Por un lado los problemas que se presentan en la vía jurídica como consecuencia del vergonzoso actuar del Consejo de Defensa del Estado para evitar responder a nuestras justas demandas.

Por otro lado las dificultades de salud que ha tenido que sufrir nuestro compañero Vicepresidente y Asesor jurídico Víctor Rosas, que le han significado estar sometido a tres intervenciones quirúrgicas y también a largos periodos de hospitalización, pero a pesar de ello ha estado atendiendo los juicios, razón por la cual pido a esta asamblea un fuerte aplauso de apoyo y reconocimiento para el compañero.

Pero eso no es todo, hemos tenido que enfrentar la dificultad que consideramos como la más grave porque viene del interior de nuestra organización. Hablo de la falta de motivación de la falta de compromiso de muchos de nuestros compañeros. No debemos encontrarnos año a año para reconocer sólo lo bueno que hemos hecho o lo bueno que nos ha pasado, creo que debemos ser también autocríticos. Los dirigentes tenemos la sensación de que muchos de nuestros compañeros tratan esta lucha judicial igual como si se tratara de un juicio sobre una herencia o un juicio particular; no asumen la gran diferencia que hay entre un juicio de esa naturaleza con nuestra lucha judicial; esta acción es una acción en contra de la impunidad que se levanta exigiendo justicia; es una acción en defensa de los derechos humanos y no sólo se levanta la voz por las casi 3100 personas que participan de este libelo, es la defensa de todas las víctimas de atropellos a sus derechos humanos, de todas los mártires de delitos de lesa humanidad, ocurridos durante la dictadura militar en nuestro país y, por qué no decirlo, sentar un precedente para la humanidad: de que torturar y asesinar por razones políticas no puede ser para ningún Estado… gratis.

Queridos compañeros nos debe quedar claro que nuestros juicios son importantes, que cada uno de los que participamos en ellos no somos “clientes”, que debemos ser más que eso, somos COMPAÑEROS, que participamos de una lucha social importante, por lo tanto debemos estar activamente apoyando nuestra acción y no sólo estar sentados en sus casas esperando que se les llame a cobrar el cheque.

No somos una empresa privada a la que se puede contratar, a la que se le paga y debe hacer su trabajo. Somos una organización de Derechos Humanos que tiene una importante tarea social y política en defensa de los derechos de las víctimas de la dictadura. Por lo tanto todos los que la suscribimos y decidimos participar en ella tenemos una obligación moral y política de apoyar esta causa de todas las formas y en todos los ámbitos; económicamente, manteniendo vivas las organizaciones en cada una de las localidades, reuniéndose e informando y educando a sus bases y respondiendo cada vez que los directivos piden la colaboración y la contribución de los dirigentes de las orgánicas y de sus bases.

También debimos enfrentar algunas dificultades de indisciplina en algunos compañeros, que tomaron en algunas oportunidades decisiones no muy bien pensadas que más que ayudar a lograr nuestros objetivos, dificultan nuestro accionar, si bien es cierto cada orgánica goza de un espacio de autonomía, esto no quiere decir que se pueda SIEMPRE actuar por cuenta propia.

En todo caso y a pesar de las dificultades anteriormente planteadas, como Directivos tratamos de cumplir con las tareas acordadas y encomendadas en el 8º encuentro, las que se pueden desglosar de la siguiente manera:

1) Con los compañeros dirigentes de la Agrupación Histórica, con quienes constituimos el “Secretariado Nacional de ex Prisioneros Políticos y Familiares de Chile”, nos ocupamos de hacer un seguimiento del proyecto de “ley Bustos”, iniciativa aprobada en 2009 por la Cámara de Diputados en primer trámite constitucional. Nos preocupaba que nada se supiera de su estado o trámite en el Senado, mientras tanto en la sala penal de la Corte Suprema imperaba la tesis de la “justicia con clemencia” para favorecer a feroces criminales de la Dictadura de Pinochet con tremendas rebajas de condena. Por eso, cobraba tremenda importancia que ese proyecto contra la impunidad terminara su trámite legislativo. Así, con apoyo del senador Gómez, nos entrevistamos con la Senadora Alvear y logramos que se reanude la tramitación de dicho proyecto de ley interpretativa por el cual se establece que no podrá aplicarse la amnistía, ni la prescripción ni indulto para eximir la responsabilidad penal de los criminales de violaciones a derechos humanos, del mismo modo, que tampoco se pueda aplicar la atenuante privilegiada conocida como “media prescripción” en crímenes de lesa humanidad. Vamos a tener que volver a reimpulsar el trámite en el Senado en cuanto se reanude la actividad legislativa.

2) Con el contacto establecido por nuestros compañeros de Los Ángeles con el Senador (UDI) Víctor Pérez, logramos una audiencia en Junio de 2011 con el Subsecretario de Interior, don Rodrigo Ubilla (nos acompañó el diputado Rosales de Los Ángeles). Le planteamos a la autoridad de Gobierno nuestra crítica al modelo de reparación en derechos humanos que implantó la Concertación, que omitió el pago de la principal obligación del Estado para con las víctimas de tortura, esto es, una indemnización justa y adecuada, proporcional al daño causado. Le señalamos que hemos estado impulsando en forma paciente y constante demandas civiles colectivas contra el Estado de Chile, una de las cuales, la cuarta y más numerosa ya tiene sentencia favorable en la primera instancia y que nuestra más antigua, habiendo finalizado su tramitación ante la justicia chilena, ya se encuentra como denuncia contra el país ante la Comisión Interamericana de derechos Humanos. Es decir que nuestra lucha judicial ante la deuda en derechos humanos tiene ante sí la perspectiva de dos finales y ambos consisten en pagar; uno será pagar forzadamente y el otro, pagar en forma voluntaria. Que esta última alternativa se ve como la más recomendable y sensata: dictar una ley de indemnización para las víctimas de tortura. Le explicamos cómo debe ser dicha ley y le entregamos nuestro proyecto redactado. Al leerlo, reaccionó gratamente sorprendido diciéndonos: “pero si aquí esta la pega casi hecha”, concluyendo que el paso siguiente era tratar el tema con el ministro Secretario General de la Presidencia para que sea incluido este proyecto en la agenda legislativa. A la semana siguiente se nos invitó a la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara, donde propusimos se adopten acuerdos de pedir al Presidente de la República que patrocine un proyecto de ley de indemnización (el que propone la UNExPP) y legislar para que los juicios de reparación sean de trámite breve como el juicio sumario y que el Estado al ser demandado se abstenga de alegar prescripción. Esa misma tarde de junio sostuvimos una breve reunión con el Senador Pérez Varela sobre lo tratado con el Subsecretario Ubilla.

3) Cumpliendo con acuerdo del Secretariado Nacional de Ex Prisioneros Políticos de Chile, el jueves 28 de Julio, fue presentada nuestra querella criminal en contra de todos aquellos que resulten responsables, por la muerte violenta, provocada, que reviste caracteres de delito cometido en contra del Presidente de la República SALVADOR ALLENDE GOSSENS, en consideración de los antecedentes de hecho y de derecho que se exponen. Comparecimos ante el Sr. Ministro en Visita, don Mario Carroza Espinosa, con el ánimo de cooperar al pleno esclarecimiento de los hechos y circunstancias que rodearon la muerte del Presidente de Chile, Dr. Salvador Allende. Nuestro deber ciudadano y profesional es cooperar con la acción de la Justicia. Presentamos la querella cuando ya habían transcurrido casi seis meses desde que se instruyó el sumario, puesto que con anterioridad habíamos estimado que existiendo otros querellantes era innecesario hacernos parte; sin embargo, a través de los medios de comunicación social pudimos tomar conocimiento de que el Servicio Médico Legal entregó un informe que concluye que el Presidente Allende se habría suicidado, conclusión que fue ampliamente difundida a través de la prensa nacional e internacional, y que ha sido presentada como si se tratara de una verdad definitiva e incuestionable.

Lamentablemente, después de un sereno y razonado análisis del informe estimamos que no esclarece lo esencial de la duda científica planteada en el informe meta pericial realizado por el Dr. Luis Ravanal Zepeda ya en el año 2008, que dio cuenta que el informe de autopsia de 1973, sobre el Presidente Allende, constaba la existencia de dos orificios de balas, de distintos calibres y origen. La presencia de un orificio redondeado es precisamente lo que ha llevado a plantear la hipótesis sobre la existencia de un disparo previo que involucra un proyectil de baja velocidad, esto es, un disparo proveniente de una pistola o un revólver, apto para producir un orificio de las características descritas. El análisis pericial de los restos exhumados debió centrarse en comprobar la existencia de más de un disparo capaz de producir los orificios de salida en distintos lugares y trayectorias, considerando que además se detectaron discrepancias entre el Protocolo de Autopsia de 1973 y las observaciones de la Inspección del sitio del suceso en el Salón Independencia del Palacio de La Moneda, por parte de la Brigada de Homicidios de la policía de Investigaciones. Al no haberse, ahora, encontrado el fragmento óseo con el orificio redondeado de salida de proyectil, descrito en la autopsia de 1973, así como tampoco numerosos fragmentos de la cara y el cráneo, no podía establecerse con certeza la trayectoria balística del o de los proyectiles.

La UNExPP de Chile y el Secretariado Nacional de Ex Prisioneros Políticos de Chile, al impulsar esta querella, estamos asumiendo nuestra responsabilidad en la búsqueda de la Verdad y el establecimiento de la auténtica Memoria Histórica.

4) En el mes de agosto participamos en una reunión regional en Concepción y en Dichato, reunión de trabajo de la comisión de finanzas.

5) Hemos terminado otra etapa con la segunda demanda, iniciada en 2005, culminando con otra sentencia negativa de la Corte Suprema, con cobro de costas judiciales en contra nuestra. Lo positivo es que ya hemos enviado a Washington nuestra segunda denuncia contra Chile ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, por violación de la Convención Americana y la Convención Interamericana de Prevención de la Tortura. Acusamos a Chile de valerse de disposiciones internas, como la prescripción, violatorias y opuestas a la normativa internacional, para negarnos el pago de la indemnización que demandamos. Que, además, Chile no ha ordenado investigación alguna para perseguir los crímenes de tortura que fueron conocidos por la Comisión Valech y el Gobierno en 2003 – 2004, se mantiene vigente el Decreto Ley de Amnistía y peor aún se declaró por ley 19.992 el secreto por 50 años de los antecedentes entregados por las víctimas, es decir el encubrimiento oficial de los crímenes de tortura. Solicitamos que esta segunda denuncia se acumule a la anterior que se presentó en febrero de 2011.

6) Luego, del regreso a Chile en Diciembre del compañero Víctor, además de preparar la denuncia a la Comisión Interamericana, hemos tratado de retomar el contacto con el Senador Pérez para continuar con las gestiones que se vieron interrumpidas por los problemas de salud de nuestro compañero Víctor.

7) Se realizaron además visitas y reuniones con diversas organizaciones de base, además de la visita a Concepción, estuvimos con los compañeros de Bariloche; estuvimos además en dos oportunidades con los compañeros de Puerto Montt y Loncoche (en preparación del Encuentro) y con los compañeros de Temuco y Lautaro.

En este Noveno Encuentro de Ex Prisioneros Políticos de Chile reiteramos un sincero y responsable llamado a la unidad de todas las victimas de graves violaciones a los derechos humanos, empezando por nuestros propios compañeros de infortunio separados en diversas orgánicas por motivaciones partidarias u otras.

Reiteramos que “Los Ex Prisioneros Políticos y Torturados de la represión del dictador Pinochet tienen derecho a una indemnización justa y adecuada, de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 14 de la Convención Internacional contra la Tortura y Otros Tratos Crueles Inhumanos y Degradantes. Chile ha omitido cumplir con esta obligación fundamental y está violando flagrantemente los derechos humanos en desmedro de los intereses de las víctimas y sus familiares. Ello es parte de la IMPUNIDAD”.

Esta es la razón que nos mueve a seguir adelante, esperamos contar con el compromiso renovado y entusiasta de nuestras bases y de nuestros dirigentes. Queridos compañeros, si no luchamos por nuestros derechos nadie lo hará por nosotros.

Directorio de la UNExPP de Chile

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *