EL POETA ES UN TERRORISTA PELIGROSO

La sinvergüenzura y la falta de credibilidad a nivel nacional e internacional de algunos dirigentes políticos chilenos no tiene límites. Tampoco la vergüenza ajena que sentimos cuando nos enteramos de que las Naciones Unidas llama a terreno, le tira las orejas, a un Estado que dice ser democrático, como el caso del Estado de Chile.

No podemos no sonrojarnos cuando el jefe de la delegación chilena en Ginebra, el viceministro de justicia, señor Jorge Frei, reconoce que nos falta aún mucho por hacer en el terreno de los derechos humanos, o cuando los expertos de las Naciones Unidas en esta materia dicen públicamente que “Chile debería derogar la Ley de Amnistía de la dictadura” –o lo dicho por la delegada noruega de la Comisión de Derechos Humanos Nora Sveaas : “Hay que ponerle un punto final a la amnistía, porque la impunidad es una continuación de la tortura”

Un campesino chileno, de los alrededores de Laja, me dijo, en el año 1987, que “la democracia no se conquista de inmediato, llega a plazos. Y que cuando aparecen las primeras flores de la primavera de la libertad hay que luchar por cada amanecer porque nadie nos va a regalar nada.”

Y creo que mi conocido, sin escolaridad, tenía razón. La democracia se fortalece legislando en favor del bienestar de las mayorías, no aplastando a los que son más en beneficio de unos pocos.

Ante la descomunal desproporción en el reparto de la riqueza que generan todos los chilenos, aparece el primer “terrorista”, el poeta.

El poeta no se duerme en los laureles de su fama o éxito, sino que va siempre más allá, denunciando el quehacer de los poderosos en beneficio de sus propios bolsillos.

Lo que ocurre en Ginebra, Suiza, el bochorno que sufre la delegación chilena, encabezada por el señor Jorge Frei, viceministro de justicia, es sólo una pequeña muestra de lo que realmente se comenta en todos lados sobre el Chile democrático y pleno de libertades que nos dejaron los generales en esa larga noche de desapariciones y torturas que duró 17 años.

Dos botones de muestra: 1.- Cuando me detuvieron junto a otros

colegas de trabajo, el 17 de septiembre de 1973, en la Escuela Industrial de Talcahuano, de la cual era profesor a tiempo completo, nos trasladaron a una comisaría de la calle Desiderio García, Los carabineros de dicha comisaría dejaron una pistola “abandonada” sobre el mesón del recinto. Nos dimos cuenta que esto era una provocación para aplicar “la ley de fuga” y ninguno de los 10 profesores allí detenidos, sin cargos, movió un dedo.

Durante las clases, a principios de octubre de 1973, tres alumnos se me acercaron para explicar que no podían continuar con los laboratorios de electricidad porque sus padres estaban sin trabajo y habían abandonado la pesca, Les pregunté las razones del abandono de su oficio de pescadores. Pregunté si la razón era que no se vendía el pescado conseguido en la faena o la pesca era insuficiente.

La respuesta textual fue:”La pesca es suficiente, pero las redes vienen llenas de cadáveres de la gente que los militares tiran vivos al mar desde aviones y helicópteros.”

Hace un par de días un conocido me dijo que dejara de meterme con el pasado de mi país de origen porque podrían terminar matándome. La vida es lo único que me queda, aparte de mi poesía, y mis amigos poetas Mi poesía y mi vida las pongo al servicio de los míos, de quienes más necesitan y sufren. Ese y no otro es mi lugar.

Esta acción terrorista de un Poeta del Mundo vamos a finalizarla con dos trabajos. El primero de ellos – PRISIONERO – dedicado a los que sobrevivieron gracias a sus sentimientos y convicciones y el otro – HASTA SIEMPRE -a las mujeres de Chile que aún hoy esperan el regreso de sus seres queridos, hechos desaparecer por nuestros queridos generales.

PRISIONERO

Cuando grité ¡Libertad!
Lo hice con toda mi voz.
Cuando quise pronunciar
tu nombre se me quebró

HASTA SIEMPRE

Aunque pisotearon el jardín de tu corazón
para arrancar la flor de tu esperanza
la primavera de tus sentimientos
aún espera su regreso con una rosa en la mano
a pesar de que sabe que su vida
se apagó en el fondo del océano.

Varsovia, 5 de mayo de 2009.

Sergio Zúñiga Rivas
Embajador de Poetas del Mundo
en Polonia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *