COMENTARIO SOBRE LA BECA DE LA LEY 19.992

Victor Rosas ha emitido el siguiente comunicado:

«Para fortalecer las organizaciones de Ex prisioneros sería conveniente que los jóvenes: hijos y nietos se incorporen a la lucha. No los queremos pasivos….esperando el momento de conseguir algo.
Especialmente provechoso será contar con ellos, la juventud, en nuestras reuniones de información y trabajo y en toda movilización que impulsemos. Sus opiniones podrán ser conocidas por los viejos y enriquecerán nuestras propuestas».

Nicolás Vega agrega el siguiente comentario:

Para cambiar una ley 19.992 y para cambiar no sólo una ley, los jóvenes no pueden esperar que otros luchen y ellos, cosechar ciertas medidas reparadoras del padre o del abuelito (o madre o abuelita), conseguidos por los viejos con tanto dolor. Hay casi dos millones de jóvenes que se abstienen de participar en los procesos electorales, sin sumar a aquellos que se niegan a inscribirse en los registros. Por supuesto que con estas palabras no estoy acusando irresponsablemente a los jóvenes que nos han escrito. Hablo en general.

Nosotros los viejos prisioneros de guerra y ex prisioneros políticos, fuimos en su mayoría, partidarios de Salvador Allende, quien siempre predicó que los cambios sociales en Chile, se debían conseguir por la vía legal. Esto significaba, utilizando las leyes dentro del estricto respeto a la Constitución Política. (VER NOTA AL FINAL DE ESTE ARTÍCULO). Se trataba de ampliar y profundizar la democracia; cuánto más democracia lográramos realizar, más cerca íbamos a estar de la utopía socialista.

Toda su vida, Salvador Allende la dedicó a la lucha parlamentaria. Llegó a ser hasta Presidente del Senado. Así entendía Allende la «revolución», porque nadie es propietario de la idea de revolución, ni ésta tiene caminos exclusivos. La revolución y los cambios sociales, para Allende no tenían un «Vaticano».

Recuerdo que cuando el 4 septiembre del año 1964 el Frente de Acción Popular perdió la elección presidencial el candidato derrotado Salvador Allende, salió al balcón del comando electoral en el centro de Santiago, a reconocer la derrota frente a Eduardo Frei Montalva, y nosotros los jóvenes les gritábamos que nos diera autorización para ir al Palacio de La Moneda a quitarle los fusiles SIG a los Carabineros que habían emplazado sus armas frente a la Moneda, para reforzar la guardia de Palacio, él nos dijo, «no compañeros, hemos perdido aunque con malas artes (refiriéndose a la campaña del terror desatada por la DC y la Derecha). pero no olviden que somos UNA CONCIENCIA EN MARCHA. No cierren las sedes electorales, sigan trabajando con paciencia, porque en 1970 me volveré a presentar como candidato a la Presidencia de Chile». No estoy ensalzando la vía electoral, pero en las condiciones históricas de Chile, valen. Sólo contra una dictadura son válidas todas las formas de lucha.

La participación en las elecciones, repito, debe ir paralela a la movilización social, dirigida por organizaciones que tengan objetivos conocidos y claros. Tampoco se trata de un seguimiento ciego al carisma de un caudillo. Allende no era un caudillo. Un caudillo, con seguridad ese día, nos hubiese lanzado demagógicamente a un matadero.

Insisto. Si queremos mejores leyes, comencemos por emplazar públicamente las traiciones a las promesas electorales, hechas por los políticos; no creamos en los discursos lacrimosos; juzguémolos por sus obras y no por sus buenas intenciones o declaraciones mentirosas o promesas populistas e irresponsables; o elijamos a mejores parlamentarios y para eso hay que inscribirse en los registros electorales y VOTAR. Votar, no significa olvidarse de la lucha diaria, organizada y con un programa definido. El voto no es una actividad pasiva y burocrática que se realiza cada cuatro años; después nos vamos a la playa y dejamos a los políticos elegidos, para que sigan decidiendo por nosotros o haciendo lobby por las empresas y empresarios que les financiaron sus costosas campañas.

El acto de votar es un trámite que corona la actividad social organizada; constante, por defender día a día los derechos ciudadanos , pero también el cumplimiento con los deberes a cumplir con nuestra nación.
Sabemos que en la actualidad tenemos una clase política sin principios. Pero eso no lo vamos a mejorar, si seguimos el camino de la pasividad y de la abstención.

Los jóvenes deberían exigir que el derecho al sufragio sea rebajado a los 16 años, no sólo por las razones que expongo, sino como respuesta dialéctica a estos políticos con cabeza de jilguero y con doble moral, perdón, bolsillo, que han rebajado la responsabilidad criminal de la adolescencia a los 14. Si se reconoce madurez para delinquir, se supone también que la juventud tiene madurez para discernir políticamente. La «revolución» de los «pingüinos» lo demostró.

El derecho al sufragio no debe limitarse sólo a las elecciones de Alcaldes y Concejales; debe ser extendido a todas las instancias del poder Legislativo, con derecho a ser elegido diputado, a los 18

——–

NOTA:

Por esa razón la Unidad Popular era una coalición en la que participaban partidos políticos de inspiración marxista, marxista-leninista, liberal, laicista y cristiana. Por esa razón la Democracia Cristiana en 1970 apoyó con sus votos en el Senado, la confirmación como Presidente de Chile, a Salvador Allende; por esa misma razón (el respeto estricto a las libertades públicas que aseguraba la Constitución de 1925), la Derecha con su brazo armado (me refiero a las Fuerzas Armadas de Chile) perpetraron el golpe, basándose en una supuesta y mentirosa acusación al gobierno de Allende de haber violado la Constitución. Tanto los legisladores de la Derecha, como la tristemente recordada Corte Suprema de la época, reafirmaron esa criminal tesis, que fundamentó los crímenes posteriores. Esos crímenes repudiados por toda la humanidad civilizada, fueron ideados en los cerebros de civiles, redactadas por juristas de Derecha, refrendadas en el parlamento, por politicos de Derecha y luego utilizaron a los militares, Marinos, aviadores y Carabineros, como los verdugos.

Resulta que hoy día están siendo juzgados con razón los verdugos (y algunos, por excepción condenados), pero los autores intelectuales, (los politicos de derecha) no han sido juzgados ni condenados; muy por el contrario todos los legisladores de la Derecha responsables del Golpe, hoy día reciben jugosas pensiones como “exonerados politicos” de la Dictadura, debido a que Pinochet disolvió el Parlamento “hasta nueva orden”.

Acabo de hacer está disgresión, para dar el alerta de cómo ciertas medidas “reparatorias” siendo mezquinas para los ex prisioneros políticos, los exonerados, los familiares de los desaparecidos, son copiosas para los autores intelectuales y materiales de los crímenes. Basta recordar las pensiones extras por “stress de Guerra” que reciben los torturadores y los suboficiales, oficiales y generales o almirantes, que participaron en las matanzas.

BECA LEY 19.992. APROVECHAMIENTO INDEBIDO. DESINFORMACIÓN. DERECHO A EDUCACIÓN. INDEMNIZACIÓN.

La carta-declaración que fue publicada sobre el tema, tiene la autoridad de estar firmada por miembros de la ONG UNExPP, probados en la lucha política y elegidos democráticamente en eventos oficiales de esa organización.

Pero el documento, fuera de denunciar y prevenir sobre la ética de las instituciones de educación superior, que están utilizando el sistema sustentado por una ley defectuosa y fraudulenta generada en la mente de Lagos y Eyzaguirre (apoyada por TODOS los parlamentarios de la Concertación), no tiene carácter de prohibición, sobre las personas que han optado por estudiar a edad avanzada.

Por lo demás, muchos comps., habían tomado la decisión de estudiar, antes de que Bachelet saliera con el otro parche de la ley que consiste en ceder derechos a hijos y/o nietos. Los viejos ex prisioneros políticos que decidieron estudiar, no son adivinos. Tomaron lo que tenían mano. No son los ex prisioneros politícos los guardianes de las arcas fiscales. Hay que hacer responsable al Ejecutivo y a los legisladores de la Concertación por producir «abortos» legales.

La lucha entonces consiste en denunciar, movilizarse, y exigir que los “ungenios” antes de legislar, discutan con las organizaciones de los ex-prisioneros políticos, o se den el trabajo de tomar en cuenta las propuestas serias que se les han hecho. La propia Bachelet, se ha negado sistemáticamente a recibir a nuestra directiva cuyo Presidente es el abogado, comp., Víctor Rosas Vergara.

Puede ser legítimo dar a conocer los planes de la UNIAC. Pero sin acción política, esa declaración se transforma sólo en un lamento. La Unexpp, está firme en las acciones reales. Los documentos publicados en está WEB, lo prueban.

Hay que denunciar al gobierno y a los legisladores, especialmente a los de la Concertación (los que aún quedan dentro de ese conglomerado) ; a aquéllos que lloraron lágrimas de cocodrilo, al votar la inmoral ley de Lagos de reparaciones “austeras y simbólicas”….sobre todo sin-bólicas), como los diputados Espinoza y Ojeda o Isabel Allende que aprobaron con lágrimas en los ojos la ley fraudulenta, condoliéndose de los ex prisioneros politicos, pero como Isabel Allende, sugiriendo a aquéllos donaran sus miserables 111.000 pesos a alguna institución benefactora.

Pero lo que no podemos hacer –repito- es prohibirle estudiar, a los comps., que lo deseen hacer. Por qué razón se preguntarán Ustedes?. Por una razón ética:

La Unexpp, no es una secta; tampoco es un partido político que da órdenes a sus militantes (aunque hay, lo sabemos, partidos políticos que son sectas, cuyos militantes no disponen de libertad para decidir ni sobre su vida privada).

La UNExPP, tiene una propuesta legislativa clara sobre éste y otros temas y les ruego que la consulten en la sección DOCUMENTOS.

La UNIAC usó de una ley nacida en ciertos cerebros jibarizados de la Concertación. Probablemente sea legítimo a título personal o agrupado, denunciar a esa Universidad o a sus directivos, de falta de ética o afán de lucro. (Si hay lucro, lo sabemos, es porque la ley permite el lucro y ese problema ha sido y seguirá siendo un detonante de graves conflictos). Pero no creo que le corresponde a ninguna institución Universitaria privada, «vetar» por razones supuestamente “morales”, una ley aprobada por el Parlamento (por muy estúpidos que a nosotros nos parezcan, algunos de los miembros de ese hemiciclo).

La UNIAC, ha usado una ley de la República (estemos o nó de acuerdo nosotros con esa ley). Por lo demás la UNIAC ofrece, dentro del marco de esa ley, las condiciones de estudio y una infraestructura adecuada y personalizada que NINGUNA otra (ni siquiera las universidades estatales) ha sido capaz de ofrecer.

La gran inmoralidad la están cometiendo las universidades estatales, (La Universidad de Chile, por ejemplo ha estado durante mucho tiempo implicada en delitos de corrupción) que no han hecho nada, por ofrecer mejores (y más baratas) oportunidades de superación a los ex-prisioneros políticos o a quienes las nuevas leyes que nosotros impulsemos, designen como sucesores de esos derechos y de otros derechos y beneficios más fundamentales.

Nicolás Vega

Ex-Vice-rector de la Universidad de Chile, (Sede Osorno) hasta el 12 de sept. de 1973. Profesor de Filosofía, Educación y Sociología en la Universidad de Chile, Osorno (hasta el 12.09.73)

Profesor de Estado (Mención Filosofía).

Magister en Ciencias Históricas y Filológicas (por la Universidad de Göttingen, Alemania).

Ex Docente de Literatura e Historia Social de América Latina de las Universidades de Göttingen y Bremen, desde octubre de 1975, hasta Enero de 2003.

Estudios de Licenciatura en Lenguas Clásicas (Latin y Griego) y Filosofía, en la Universidad Austral de Chile, Valdivia.

Prisionero de Guerra entre el 12 de sept. 1973- hasta el 25 de agosto de 1975.

———-

Comentario en artículo: «BECA LEY 19.992. APROVECHAMIENTO INDEBIDO. DESINFORMACIÓN. DERECHO A EDUCACIÓN. INDEMNIZACIÓN.»

Autor : Loreto Becerra Fredes

Comentario:

Con respecto a la ley Valech, quisiera indicar que lamentablemente los compañeros son igualmente responsables de tomar estos cursos en la UNIACC, no me explico como no nos informamos que en esta universidad hay personas como Monica Madariaga, unos de los Directivos es el Fundador de la Fundacion Pinochet, y asi pare de contar. Se conoce tambien que muchos de los que tienen derecho a esta beca han transando en la Universidad algunas cosas ($), y que yo he preguntado al ministerio por este tema y la Sra. Yolanda Flores un dia me informo que lamenteblemente la gente no pregunta al MINEDUC, y ellos se ven en la obligacion de cancelar puesto que los Valech firman un contrato con esta entidad educacional, y lamentablemente ellos estàn obligados a cancelar, puesto que como bien mencionaba el compañero anteriormente, la UNIACC astutamente creo un PROGRAMA ESPECIAL, y los Programas especiales tienen caràcter de formales, y no tienen la exigencia de tener regularizado el tema academico, conozco casos de la septima region en los cuales hay compañeros con 3ero bàsico que tomaron estos cursos. Pero es importante indicar que la UNIACC, fue capaz de tener operadores que fueron directamente a las casas de los afectados `con mentiras, indicando que ellos eran la unica universidad que tenia pràcticamente derecho a impartir cursos para que tomaran las becas, y muchas veces la gente de provincia cree todo y casi obligados tomaron las becas.
Yo trabajo en un institucion de Educacion Superior de Estado, y lo que hizo UNIACC lamentablemente aunque sepamos que es poco etico, està dentro de la legalidad de crear Programas (este es un Programa y no una Carrera), seria importante que los compañeros que lamenteblemente quisieron esta beca para uno de los suyos y tomaron los cursos de esta universidad pudieran hacer algo al respecto, puesto que los torturadores se han aporvechado nuevamentente de sus dolores y han usufructado de la ignorancia de algunos, en el buen sentido de la palabra (haciendo que algunos cientos perdieran la posibilidad de heredar este derecho). Los compañeros no debiran firmar mas los contratos con esta universidad, y ha sabiendas de esto, se que hay gente de izquierda que trabaja para ellos.

Pero para los que aun no «han pisado el palito», es importante informarles que afortunadamente uno de sus hijos o un nieto podra hacer uso de este derecho.y que esperemos con paciencia que dentro de estos dias se de el anuncio.

3 opiniones en “COMENTARIO SOBRE LA BECA DE LA LEY 19.992”

  1. hola, soy hija de un torturado y preso politico y quisiera consultar si puedo obtar alguna beca para la universidad,actualmente voy en el 2do año de la carrera de ingeneria y tambien tengo un hermano que va en 3er año, tambien en la «U».

    De ante mano le agradezco cualquier informacion,
    mi correo es : ykalise@aricaparinacota.cl

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *