FALLO CRIMENES DE OSORNO (CONTINUACION 2)

(Continuación)

… victimas han permanecido en encierro o detención por más de 90 días y de homicidio calificado previsto y sancionado en el artículo 391 Nº del Código Penal con presidio mayor en su grado medio a presidio perpetuo.

DECIMO SEXTO: Que en relación a la imputación por el delito de falso testimonio por el acusado René Sebastián Padilla Etter, el tipo penal de falso testimonio, se encuentra descrito en el artículo 206 del código Penal, señalando que el sujeto activo de este delito es el testigo, perito o intérprete que ante un tribunal faltare a la verdad en su declaración y como las declaraciones de tales personas se prestan bajo juramento no corresponde aplicar la figura respecto de un imputado a quién se le tomó declaración bajo promesa de decir verdad, como consta a fs. 1606, por lo que deberá absolverse a Padilla Etter de la acusación deducida en su contra, por cuanto es en la sentencia definitiva donde corresponde hacer efectiva calificación del hecho que se imputa a una persona.

DECLARACIONES INDAGATORIAS DE LOS PROCESADOS Y PARTICIPACIÓN:

DECIMO SEPTIMO: Que el acusado Adrián José Fernández Hernández en sus indagatorias de fs23, 276, 384, 717, 718, 1.053, 1.252 vta, 1.918, 1.926, 2.298, 3.216, 3.773 vta, 4.311, 4.387, 4.908, 5.854, 5.985, 6.016, 6.092 y 8.294, expuso que en el mes de septiembre de 1.973 ocupaba el cargo de Comisario de la Tercera Comisaría de Osorno, puesto que desempeñaba desde 1.972 con el grado de Capitán. No participó en la detención de José Mateo Vidal Panguilef. Hace presente que todas las actuaciones policiales donde intervino personal de Carabineros dependiente de la Unidad que él comandaba, se cursaban los partes correspondientes a los diferentes Tribunales de acuerdo con las normas legales y reglamentarías vigentes a la fecha, de lo cual se dejaron las constancias reglamentarias en los Libros de Novedades de Guardia de la Unidad y copia de los partes enviados al Juzgado en los respectivos archivadores de reglamento. Agregó haber conocido a José Mateo Vidal Panguilef por que le toco atenderlo en diversas oportunidades mientras se desempeñaba como ayudante de la Intendencia. No es efectivo que Mateo Vidal y Raúl Santana se hayan presentado a su domicilio y él los haya trasladado a la Comisaría en su camioneta por cuanto su casa estaba custodiada por personal de carabineros y nadie podía entrar. Nunca utilizó su camioneta particular en actos de servicio menos para trasladar detenidos. A fs. 2.298 hace presente una vez más, que toda detención que pudo existir se realizó con estricto apego a las ordenes impartidas por el mando, de suerte tal que si ello no se hubiese hecho, se habría puesto en la situación de incumplimiento de deberes militares en tiempos de Guerra, con todas las implicancias evidentes que ello implica y que no es necesario señalar, por lo obvio que es. Hubo diversas personas detenidas por razones de orden políticas a requerimiento de las autoridades y si dichos requerimientos le fueron hechos en su calidad de Comisario, fue por la circunstancia puntual de la Tercera Comisaría de esta ciudad que tenía la calidad de suburbana y por lo mismo tenía la supervigilancias de varias unidades rurales. Con relación a los nombres de Raúl Santana, Gustavo Igor y José Vidal no los recuerda, es la primera vez que los escucha; si en alguna oportunidad a declarado algo respecto de ellos en otros procesos, puede deberse a que recientemente tuvo un derrame cerebral del cual se ha recuperado, pero sin embargo le produjo algunas lagunas en los recuerdos que tiene respecto de una fecha que por lo demás es muy lejana en el tiempo. No tiene recuerdo alguno que se hubiese encontrado cuerpos sin vida en el río Pilmaiquén, mas aun si ello sucedió a mediados de enero de 1.974, pues en los primeros días de ese mes y año fue trasladado de Unidad a la escuela de carabineros General Carlos Ibáñez del Campo en Santiago, de suerte tal que ignora todo lo que pudo suceder después de esa fecha en esta ciudad. A fs. 2.298 dijo que nunca participó en operativo alguno destinada a detener personas por razones políticas en el sector del Encanto o Futacuín, ignora si civiles o personal de su dependencia pudo intervenir en ello. Como ya lo ha señalado, a raíz del Estado de Sitio imperante, su obligación siempre correspondió a permanecer en la Tercera Comisaría, participando únicamente, en un allanamiento en la Universidad de Chile y en la ubicación de un regidor de apellido Zapata, en ambos procedimientos no hubo ninguna situación irregular. Por lo mismo ignora cualquier antecedente respecto de la presunta detención de José Neicúl o Flavio Valderas Mancilla.

DECIMO OCTAVO: Que el acusado Rolando Bécker Solíz en sus indagatorias de fojas 677, 2.303 y 6.080, señala que con respecto a un presunto operativo encabezado por el Capitán Fernández en el sector del Encanto y Futacuín tampoco tiene conocimiento, de hecho ignora dónde queda ese sector. Y en cuanto al Encanto estaba a varios kilómetros del Retén Termas de Puyehue que era la Unidad en la que él prestaba servicios en los días posteriores al 11 de septiembre de 1.973; el 16 de septiembre de 1.973 trabajaban con él en ese Retén los funcionarios Rubén Angulo Fuschlocher y Rafael Pérez Torres. Supo que hubo algunos patrullajes que realizó el Capitán Fernández en ese sector pero él al menos no tuvo participación en ellos. En cuanto a los nombres de José Ligorio Neicúl Paisil, Flavio Valderas Mancilla, Raúl Santana, Gustavo Igor Sporman y José Vidal, dice que es primera vez que los oye. Tuvo conocimientos por rumores que hubo personas que fueron muertas y sus cuerpos lanzados al Río Pilmaiquén sin embargo, ignora la identidad de esas personas y quienes le habrían dado muerte.

DECIMO NOVENO: Que el acusado Rafael Pérez Torres en sus indagatorias de fs. 681, 2.301 y 6.075, señaló que días antes del 11 de septiembre de 1.973 fue trasladado del Retén Las Lumas a la Tercera Comisaría de Carabineros de Osorno; en ese entonces tenía el grado de Cabo Primero. En la Tercera Comisaría hubo varios detenidos por razones políticas, pero no recuerda identidades. Las detenciones eran ordenadas por el jefe de la Unidad el Capitán Adrián Fernández Hernández y el mismo decía cuando la persona quedaba en libertad. Generalmente los detenidos eran por pertenecer a Partidos políticos de la Unidad Popular. Nunca participó en alguna detención de estas personas. No es efectivo que el Capitán Fernández haya formado un Grupo Especial para realizar esas detenciones, cualquier persona que el Capitán designaba podía hacerlo. Efectivamente en el subterráneo de la Comisaría había un lugar donde se interrogaba a los detenidos por razones políticas, a ese lugar solo entraban Eliseo Aguila, Canales, el Suboficial Mayor Oscar Vargas y el propio Capitán Fernández. Nunca escuchó que se torturara. Algunas veces cuando no había nadie bajó al subterráneo y vio unas cajas y unos catres pero no había cables de electricidad o artefactos para torturar a la gente. Tampoco participo en ninguna ejecución ni le consta que le hubiera ido. Es la primera vez que escucha el nombre de Raúl Santana Alarcón, Gustavo Igor Sporman. Tampoco tuvo conocimiento que el cuerpo de alguna de estas personas hubiese sido encontrado en las aguas del río Pilmaiquén. Tampoco participó en un presunto operativo realizado en el sector El Encanto o Futacuín no tiene ningún antecedente al respecto. Después de haber sido procesado en esta causa escucho comentarios en el sentido que el Capitán Fernández habría realizado algunos operativos pero no puede precisar mayores antecedentes porque lo ignora. No había escuchado el nombre de Flavio Valderas Mancilla y José Ligorio Neicúl Paisil.

VIGESIMO: Que el acusado Gustavo del Carmen Muñoz Albornoz en sus indagatorias de fs. 662, 2.295, 6.066 y 6.088, señaló que para el 11 de septiembre de 1.973 formaba parte de la Dotación de la Tercera Comisaría de Carabineros de Osorno que estaba a cargo del Capitán Adrián Fernández Hernández. Ese día 11 fue acuartelado, pero como su función era estar a cargo de los caballos, Marenga, de inmediato fue separado y a partir del día 12 se le encargó se ocupara de los caballos de los distintos retenes que fueron recogidos y que se encontraban en el recinto SAGO FISUR. Así que a partir del 12 de septiembre de 1.973 se presentaba en la Tercera Comisaría y de ahí era trasladado a la SAGO en un furgón verde del SAG para hacerse cargo de los animales. Por esta razón jamás participó en algún operativo o detención de personas, además nunca fue hombre de confianza del Capitán Fernández e incluso un tiempo el Cabo Canales y el Cheo Aguila lo trataban de Comunista. No tiene idea si hubo detenidos por razones políticas en la Tercera Comisaría, lo único que puede decir es que todos los días cuando llegaba a la Unidad salían desde el interior detenidos y eran subidos a camiones Militares. Se enteró después que había gente de inteligencia de Carabineros y Militares que se movilizaban a diferentes lugares como la Isla de Chiloé. De la Tercera Comisaría estaba Orozimbo Moll que pertenecía a inteligencia. En relación con Adrián Fernández, señala que antes del Pronunciamiento Militar decían que era Socialista e incluso trabajó en la Intendencia; sin embargo después quedó a cargo de la Tercera Comisaría de Osorno lo que le pareció raro, piensa que como se “dio vuelta la tortilla” éste hombre se comportó en forma dura para que las nuevas autoridades le tuvieran confianza. A Fernández le decían “Chupete de fierro” por lo pesado. Jamás trabajó con Rafael Pérez Torres, Eliseo Aguila o Juan Canales en la detención de personas. Después del año 1.980 escuchó comentarios de la gente que en la Tercera Comisaría de Carabineros de Osorno de detuvo a gente y se les torturaba. No sabe si en el subterráneo de la Tercera Comisaría funcionó un lugar de interrogatorios o de torturas. Jamás escuchó que gente detenida en la Tercera Comisaría haya sido fusilada en el Puente Pilmaiquén. En la Unidad solo habían vehículos requisados ya que el vehículo institucional el “777” que le decían “El siete machos” no servía para nada. Como chofer se desempeñaba el Cabo Rolando Bécker. Efectivamente a él lo apodaban “El Loly Muñoz”. En relación a los nombres de Raúl Santana, José Vidal y Gustavo Igor, solo recuerda a un tal “Santana” que le fue señalado por un colega. No tiene conocimiento que en el mes de enero de 1.974 hubiese aparecido cadáveres de personas en las aguas del Río Pilmaiquén. Tampoco tiene conocimiento que el Capitán Fernández hubiese realizado algún operativo en el sector de Puyehue con personal de la Comisaría y con el objeto de detener a personas por razones políticas. No había escuchado los nombres de José Neicúl o Flavio Valderas Mancilla.

VIGÉSIMO PRIMERO: Que el acusado Abelardo Rojas Zúñiga en sus indagatorias de fs.1.358 vta, 1.879, 2.302 y 5.566, señaló que para el año 1.973 prestaba funciones en la Tenencia de Entre Lagos con el grado de Cabo Primero. Efectivamente en días posteriores al 11 de septiembre de 1.973 el Capitán Adrián Fernández concurrió a la Tenencia de Entre Lagos, pero no le consta que personal de esta Unidad hubiese intervenido con él en operativos destinados a detener a personas por razones de orden político. Hace presente que su Unidad era pequeña y con muy poca dotación de personal, de modo tal que ninguna decisión en esos temas relevantes le correspondió. Estos procedimientos radicaban en la base que era justamente la Tercera Comisaría de Carabineros de Osorno. Además en esas materias de índole político existían subordinados de la Tercera Comisaría que trabajaban exclusivamente en esas materias, sin que el resto del personal tuviera conocimiento de los procedimientos en que ellos intervenían. No tiene conocimiento que hayan sido detenidas personas por razones políticas o que estas hubiesen desaparecido. No recuerda haber oído los nombres de Gregorio Neicúl Paisil, Flavio Valderas Mancilla o Arturo Valderas Angulo.

VIGÉSIMO SEGUNDO: Que el acusado Armando Rubén Angulo Fuchslocher en su indagatoria de fs. 1.648, señaló que para el 11 de septiembre de 1973 era Cabo Segundo de Carabineros del Retén Termas de Puyehue. Este Retén se levantó en fecha que no recuerda después del pronunciamiento militar, siendo agregado a Entre Lagos. Su compañero Rolando Bécker fue agregado a la Tercera Comisaría de carabineros de Osorno. Por las razones expuestas no tuvo ninguna participación en las detenciones de personas ocurridas el 16 de septiembre 1973, pues en esa fecha aun estaba en Retén de Puyehue. Por el hecho de ser nacido y criado en Entre Lagos recuerda que había una familia Valderas, pero el nombre de José Gregorio Neicúl Paisil no le suena. Efectivamente un tiempo antes del 11 de septiembre de 1973 tuvo un incidente con un sujeto que intento subirse a la micro de Puyehue en estado de ebriedad. Respecto a las detenciones por orden político en el sector de Entre lagos nada puede aportar, sin embargo tiene la impresión que esas cosas las veía personalmente el Capitán Fernández. Recuerda que a veces llegaba el Capitán Fernández con personal de la Tercera Comisaría a en varios vehículos encerrándose con el jefe de la Unidad Germán García en su oficina. No participo nunca junto al Capitán Fernández en presuntos operativos o detención de personas. Tampoco vio a Bécker en Entre Lagos. Tiene entendido que su esposa de la cual se encuentra separado algo de 28 años habría comentado que él tuvo algo ver con la detención o muerta de Flavio Valderas Mancilla, sin embargo eso es falso.

VIGÉSIMO TERCERO: Que el acusado Germán García en sus indagatorias de fs. 1.660, 3.200 y 5.801, señaló que durante los primeros días del mes de septiembre de 1.973 se le ordenó hacerse cargo como Jefe Subrogante de la Tenencia de Carabineros de Entrelagos, debido a que el Teniente se había accidentado. En una oportunidad su maletín fue revisado por el Suboficial Raúl Blanco quién encontró una carpeta que contenía panfletos y literatura proclive a la Unidad Popular, procediendo a informar sobre el hallazgo a su Jefe directo Capitán Adrián Fernández, Comisario de la Tercera Comisaría de Rahue, Osorno, quién lo señaló como Comunista, como una persona peligrosa y le ordenó se limitara solamente a cumplir funciones administrativas y que todas las funciones policiales y de orden y seguridad se radicarían en el Suboficial Raúl Oyarzún Blanco, que era su hombre de confianza. Por lo anterior asegura no haber participado en operativos dentro del perímetro de la Tenencia de Entrelagos con el propósito de detener a particulares por orden político. No recuerda haber visto detenidos en los calabozos de la Tenencia. Las detenciones de civiles cuyos paraderos se ignoran las asumió personalmente el Suboficial Raúl Oyarzún Blanco. Los detenidos siempre fueron puestos a disposición de la Tercera Comisaría. Recuerda que hubo varios operativos encabezados personalmente por el Capitán Fernández, quién llegaba en uno o más vehículos, pero solo se baja él y luego se retiraba con Oyarzún Blanco y otro Carabinero que designaba en el momento, partiendo en dirección a Puyehue, El Encanto o Pajaritos. No sabe si hubo particulares dueños de predios que hubieran intervenido facilitando vehículos al Capitán Fernández. No tiene conocimiento acerca de las detenciones de Arturo Valderas Angulo, Flavio Valderas Mancilla y José Liborio Neicúl Paisil; tampoco sus nombres le parecen familiares.

VIGÉSIMO CUARTO: Que el acusado Jorge Marcelo Barrientos Camadro en su indagatoria de fs. 1.585 señaló que en Futacuín Puyehue su esposa tiene una casa y un predio, y en dicho lugar efectivamente existían algunas familias y entre los cuales recuerda los apellidos Angulo, Valderas, Antillanca y un tal Coche Yefi”. Agrega haber estado en Futacuín los días 10 u 11 de septiembre de 1.973, además supo de oídas que para esos días se practicó diversas detenciones, pero no solo en Puyehue, sino también en Río Negro y Osorno. No tuve participación en la detención de Flavio Valderas ni de ninguna otra persona, pues no tuvo vinculación en esas materias.

VIGÉSIMO QUINTO: Que el acusado Renato Sebastián Padilla Etter en sus indagatorias de fs. 1.096, 1.391 y 1.606 señaló que para septiembre de 1.973 formaba parte de la dotación de la Tenencia de Entrelagos. Que dependía jerárquicamente de la Tercera Comisaría de Osorno; allí prestó funciones hasta fines del año 1.973 fecha en que fue destinado a la Tercera Comisaría, en esta última Unidad nunca vio detenidos por razones políticas. Después del 11 de septiembre de 1.973 en la Tenencia de Entrelagos tampoco hubo detenidos por razones políticas. Nunca estuvo el capitán Fernández por esos días en la Tenencia y solo lo vio en la Tercera Comisaría cuando venía a dejar documentación. Tampoco vio al Capitán Fernández o personal de la Tercera Comisaría practicando algún tipo de detención por razones políticas de gente que tuviera su domicilio dentro del radio jurisdiccional de la Tenencia de Entrelagos. Por la zona se vieron camiones Militares pero ignoro otro antecedente.

VIGÉSIMO SEXTO: Que no obstante que los acusados por este delito han negado toda su participación en los hechos señalando que jamás hubo torturas o detenciones ilegales o que estaban en lugares diferentes al de los hechos a la época en que estos ocurrieron, existen en su contra los siguientes antecedentes:

Declaración de Antonio Ewaldo Molina López de fs. 605, 606, 2.132 y 4.261, quién señaló que el día 17 de septiembre de 1.973 fue detenido y llevado a la Tercera Comisaría de Rahue que lo dejaron en una celda con unas 20 personas. El día 18 lo cambiaron de celda junto a otras personas y allí estaban dos hombre de apellidos Santana y Vidal; ese día fue torturado en el subterráneo de la Comisaría y llevado nuevamente a la celda donde al rato llegaron Santana y Vidal muy agredidos por las torturas que les habían aplicado. Reconoce como torturadores al capitán Fernández, al Sargento Aguila, al Cabo Canales y al Cabo Maragaño. Como a las 01:00 horas es sacado junto a Santana y Vidal en un furgón verde del SAG, a la subida vio al Capitán Fernández, habían otros vehículos pero no sabe si habían detenidos, esta seguro que iba con ellos el Sargento Aguila, el Cabo Canales y Maragaño quién conducía; los llevaron al puente Pilmaiquén donde hicieron bajar a Vidal y le decían que se fuera, enseguida sintió gritos de Vidal y luego una ráfaga de fusil. Después bajaron a Santana y casi inmediatamente sintió el sonido de las balas y un silencio; nunca más los volvió a ver. No sabe porque él se salvó
En careo de fs. 658, José Arnoldo Carrasco Duarte ratifica su declaración prestada en el Tribunal, insiste conocer a Adrián Fernández, a quién vio en el subterráneo de la Tercera Comisaría donde él fue torturado, junto con otras personas. Recuerda haber visto en esa oportunidad detenido a Santana a quién también ubicaba;
Testimonios de Mario Yefi Soto de fs. 1.591 y de Blanca Ema Relmann Montecinos de fs. 1.615, quienes señalan que el 16 de septiembre de 1.973 fueron al sector El Encanto Puyehue a visitar a su amigo Alfredo Puñanco Quintupurrai, luego de tomar once salieron a caminar los tres, llegando a una cancha de fútbol donde varios muchachos empezaron a pichanguear con la pelota. En un momento determinado llegaron tres furgones con un número aproximado de 10 Carabineros que vestían uniforme verde, posteriormente vieron que los Carabineros sacaron detenido desde su casa a don José Liborio Neicúl Paisil, quién era de izquierda y lo subieron a un furgón. Reconoció al Carabinero José Rocha, Suboficial García y al Capitán Fernández. Nunca más volvieron a ver a Neicúl Paisil. Se comentó también que ese mismo día los Carabineros habían detenido al “Cantarito”;
Testimonio de Juan Segundo Moreira Garcés de fs. 1.607 y 7.042, quién señaló que para el 11 de septiembre de 1.973, debido a que el Retén San Juan de La Costa fue recogido, pasó a formar parte de la Tercera Comisaría de esta ciudad. En la Comisaría hubo varios detenidos por razones políticas, pero jamás tuvo intervención ni conocimiento en esas cosas ya que eran asumidas por personal más antiguo. Agrega que él conducía el furgón 777 pero solamente de día y que aparte estaban Maragaño, Bécker y Padilla que eran choferes y tenían su distintivo, también manejaban los vehículos Canales y “El Cheo Aguila”. Operativos eran los funcionarios antes mencionados y también Inostroza, Aguila, Rosas, Silva, Melián, Canales y Pérez. En la base habían servicios especiales, se refiere a practicante, veterinario y Marenga, estos no eran operativos salvo el Marenga Gustavo Muñoz. El Comisario Adrián Fernández salía a detener a partidarios de la ex Unidad Popular con el personal antiguo antes mencionado, también efectuaban operativos en los sectores correspondientes a la jurisdicción de la base;
Testimonio de Domingo Eustaquio Carrillo Cárdenas de fs. 5.230 y 6.391, señaló que para septiembre de 1.973 se desempeñaba en el Retén de Quilacahuín, y para el 20 de septiembre no esta seguro los retenes se recogieron y él se fue a la Tenencia de San Pablo; en esa fecha recibieron también instrucciones de detener a personas partidarias a la Unidad Popular. Recuerda que la Tercera Comisaría hacía operativos en su sector, en ellos participaba Eliseo Aguila; generalmente el personal más antiguo era quién se encargaba de las detenciones. Sabe también en la Tercera Comisaría había un grupo de alrededor de siete personas que llamaban “el escuadrón pesado” que se encargaba de detener a personas por razones políticas, entre los que se encontraba Inostroza, Pérez, Rosas, el Loly Muñoz, el Capitán Fernández y Canales;
En careo de fs. 6.085 José Estuardo Muñoz Vera, insiste que para el año 1.973 él no formó parte de la Comisión Civil ya que en ese período él cumplía funciones administrativas en la Prefectura;
En careo de fs. 6.100, Rubén Molina González insiste que en 1.973 fue acusado de ser un peligroso extremista infiltrado en Carabineros. En cuanto a un tal Loly que mencionó en su declaración anterior corresponde a la persona con quién se le carea y esta seguro que era uno de los integrantes del grupo que se encargaba de las detenciones y ejecuciones de ex partidarios de la Unidad Popular;
En careo de fs. 6.104, Roberto Armando Ubilla Soto insiste que por orden del señor Comisario de la tercera Comisaría fue trasladado en calidad de arrestado el día 14 de septiembre de 1.973 a la Tenencia de Rahue Alto, por considerarse que era un funcionario que no daba confianza. Al señor Muñoz con quién se le carea no lo vio cometer atrocidades pero se escuchaban comentarios entre los funcionarios que también estaba metido en las violencias innecesarias que se habían cometido en la Tercera Comisaría;
En careo de fs. 6.121, José Oberto Santana Oyarzún, insiste en que el 14 de septiembre de 1.973 el Comisario de la Tercera Comisaría de Osorno dispuso su arresto y traslado a la Tenencia de Rahue Alto conjuntamente con el señor Ubilla y en esa oportunidad estaban presentes el escribiente Fernández, el suboficial Mayor Vargas, el Sargento Inostroza y en las inmediaciones el señor Muñoz junto con el grupo que formó el Capitán Fernández, en el cual estaban además Canales, Bécker, Pérez y Aguila. En 1.973 dice que Muñoz estaba en la base, prestaba apoyo a los servicios;
En careo de fs. 6.124, José Rodemil Ríos Vergara, insiste en que Muñoz no reconoce la verdad porque todavía sigue siendo leal al Capitán Fernández que es el verdadero responsable de las ejecuciones de las personas desaparecidas;
En careo de fs. 6.135, José Rodemil Ríos Vergara, insiste en que el señor Bécker formaba parte del grupo de confianza del Capitán Fernández;
En careo de fs. 6.139, José Rodemil Ríos Vergara, ratifica sus dichos en el sentido que Rafael Pérez formaba parte del grupo que el Capitán Fernández había formado para la detención de ex partidarios de la Unidad Popular con posterioridad al 11 de septiembre de 1.973 y que el señor Pérez solo por lealtad con el Capitán Fernández no reconoce los hechos;
En careo de fs. 6.421, Domingo Eustaquio Carrillo Cárdenas, se mantiene en sus dichos respecto a que el Carabinero de apellido Pérez con quién se le carea es una de las personas que formaba parte del grupo que dependía directamente del Capitán Fernández y que se dedicaba hacer patrullajes para detener a personas por motivos políticos después del 11 de septiembre de 1.973, también se mantiene en haber escuchado que ese grupo es el responsable de la desaparición de personas en esa época. Insiste en haber visto a éste funcionario cumpliendo funciones en la base de la Tercera Comisaría de Rahue en los meses de septiembre, octubre y noviembre de 1.973;
En careo de fs. 6.427, Domingo Eustaquio Carrillo Cárdenas insiste en que Gustavo Muñoz Albornoz, para el año 1.973 era Marenga de la Tercera Comisaría de Osorno y que formaba parte del grupo de la Tercera Comisaría, pues era compinche con el Capitán Fernández, su brazo derecho y estaba destinado a patrullajes junto con las otras personas;
En careo de fs. 6.431, Domingo Eustaquio Carrillo Cárdenas, insiste en que el carabinero Rolando Bécker era uno de los que componía el grupo de la Base de la Tercera Comisaría que dependía directamente del Capitán Fernández y que se encargaba de hacer patrullajes para detener a personas por motivos políticos. Insiste haber visto a Bécker cumpliendo funciones en la base de la Tercera Comisaría;
En careo de fs. 6.435, Dagoberto Gajardo Ceron, insiste que la persona con quién se le carea es Rafael Pérez quién iba en la patrulla especial a buscar detenidos a la Tenencia de San Pablo. Dice haber escuchado de colegas que existía esa patrulla en la base y que salía a distintos sectores del radio de la Tercera Comisaría a practicar detenciones por motivos políticos y entre los cuales estaba Pérez;
En careo de fs. 6.437, Dagoberto Gajardo Ceron dijo ser amigo y compañeros de curso en la Escuela de Suboficiales de Santiago y por lo mismo, por conocerlo, al escuchar que en la Tercera Comisaría de Rahue existía una patrulla especial bajo el mando del Capitán Fernández, dedicada a detener personas por motivos políticos, compuesta por algunos funcionarios de la base, y que tenía dudas sobre Bécker, si estaba en ella, lo que quiso decir es que él era conductor policial, y no entendía porque estaba ahí, metido en eso, y se lo explicaba solo porque hubiera recibido una orden;
En careo de fs. 6.667, David René Martínez Arcos, insiste que la persona que esta a su lado es Rolando Bécker a quién se refirió en su declaración como uno de los que formaba parte del grupo de confianza del Capitán Fernández o del clan de la Tercera para hacer operativos;
En careo de fs. 6.660, David René Martínez Arcos, se mantiene en que la persona que esta a su lado es Rafael Pérez Torres, quién a partir de septiembre de 1.973 se encontraba en la Base de la Tercera Comisaría;
En careo de fs. 6.670, David René Martínez Arcos, quién señala que la persona que esta sentado a su lado es Gustavo Muñoz a quién se refirió en su declaración anterior como que componía el “clan”, pero que es posible que se haya equivocado por los años transcurridos;
En careo de fs. 6.714 Ademar catalán Aguilar ratificó su declaración de fs. 5.431 en especial que el Capitán Fernández tenía un grupo de confianza, compuesto entre otros por un funcionario de apellido Bécker que es el que esta a su lado y era el único con ese apellido que trabajaba en la base de la Tercera Comisaría en septiembre, octubre o noviembre de 1.973. El lo conoció como chofer pero no sabe si cumplía esas funciones. Insiste que lo vio en la base y bien pudo haber sido a continuación del 11 de septiembre de 1.973 o meses después;
En careo de fs. 6.723, José Delis Rocha Hormazabal dijo que la persona que esta a su lado es el suboficial Rolando Bécker Solís con quién hizo junto el servicio militar, y quién formaba parte del grupo del Capitán Fernández que tenía ver de los detenidos políticos, y además era chofer;
En careo de fs. 6.725, José Delis Rocha Hormazabal, insiste que la persona con quién se le carea es Rafael Pérez Torres, quién formaba parte del grupo del Capitán Fernández y que tenía que ver con detenidos políticos;
En careo de fs. 6.731, Juan Mayorga Coronado señaló que la persona que esta a su lado fue uno de los funcionarios que lo torturó en la Tercera Comisaría de Osorno en septiembre de 1.973 cuando estuvo detenido, estaba con él, el funcionario de apellido Aguila. Recuerda le vendaron la vista le dieron vueltas el cuerpo para perder la noción de la ubicación y lo hicieron descender por unas escaleras; al llegar a bajo lo sentaron en un sillón con brazos, le amarraron los brazos en ellos, y le aplicaron corriente en los testículos y la sien.
En careo de fs. 6.734, Manuel Alberto Negrón Ojeda, insiste que la persona que esta a su lado es Rolando Bécker y era uno de los que acompañaba al Capitán Fernández en las detenciones e interrogatorios por motivos políticos. No había otro funcionario de apellido Bécker. Eso fue después del 11 de septiembre, semanas tal vez pero la fecha exacta no la recuerda. Los operativos o patrullajes para detenciones se hicieron en días posteriores al 11 de septiembre;
En careo de fs. 6.736, Manuel Alberto Negrón Ojeda insiste que la persona que esta a su lado es Rafael Pérez Torres y es el funcionario” colorado medio gordito y maciso” que mencionó en su declaración de fs. 1.518, como uno de los Carabineros de la Tercera Comisaría de Osorno que participaba en la detención de personas por motivos políticos de acuerdo a las órdenes que daba el señor Comisario, señor Fernández y que esto le consta por haberlo visto en los patrullajes;
En careo de fs. 6.738, Manuel Alberto Negrón Ojeda, dice que la persona que esta a su lado es de apellido Muñoz, a quién apodaban “El Loly”, funcionario de la base de la Tercera Comisaría y a quién vio integrando los patrullajes posterior al 11 de septiembre de 1.973;
En careo de fs. 6.742, Ildefonso Remberto Troncoso Padget, insiste en que la persona que esta a su lado es el ex funcionario Pérez y que no tiene dudas que participaba en las detenciones por motivos políticos y que pertenecía a la base de la Tercera Comisaría;
En careo de fs. 6.745, Ildefonso Remberto Troncoso Padget, insiste que la persona con quién se le carea lo conoce como “El Loly Muñoz”, que era Marenga y funcionario de la Tercera Comisaría que hacía operativos ordenados por el Comisario para detener a personas por motivos políticos;
En careo de fs. 6.747, Remberto Troncoso Padget, insiste que la persona que esta a su lado es el Cabo Bécker, quién trabajó con él en el retén Termas de Puyehue a quién para el 11 de septiembre de 1.973 le correspondió presentarse a la Base de la Tercera Comisaría de Osorno y a él a la Tenencia de Entre Lagos ya que su retén se cerró;
En careo de fs. 6.778, Héctor Hugo Martínez Vásquez, quién insiste que la persona que esta a su lado es Gustavo Muñoz, apodado “El Loly”, uno de los “duros” y que acompañaba al Capitán Fernández en los operativos;
En careo de fs. 6.781, Héctor Hugo Martínez Vásquez, insiste que uno de los que acompañaba al Capitán Fernández e integraba el grupo de “los duros”, era Rolando Bécker, persona que esta a su lado;
En careo de fs. 6.790, Héctor Hugo Martínez Vásquez, insiste que la persona que esta a su lado es el señor Fernández quién lo torturó cuando estuvo detenido en la Tercera Comisaría, apuntándolo con su revolver en la sien y le exigía le dijera como había sabido de las atrocidades que se comentaban;
En careo de fs. 7.425 Guillermo Antilef Quintúl dice al ver a la persona que esta a su lado y escuchar su voz piensa que se trata del funcionario Bécker; y al decir en su declaración de fs. 5.654 que los choferes que movilizaban en vehículos institucionales y un furgón verde cerrado de INDAP al grupo que apoyaba al Capitán Fernández en las detenciones por motivos políticos, se refería a la persona que está a su lado, que es el único de apellido Bécker que estaba en la Comisaría;
En careo de fs. 7.426 Guillermo Antilef Quintúl señala que cuando en su declaración de fs. 5654 dijo que algunos funcionarios reforzaban al grupo con el cual el Capitán Fernández practicaba detenciones políticas y mencionó a Rafael Pérez, se estaba refiriendo a la persona que está a su lado, a quién reconoció por su voz al momento de entrar y saludar. El era un funcionario de orden y seguridad y salía con el Capitán en las detenciones de ex partidarios de la Unidad Popular pero no recuerda un caso especial. Eso lo supo porque se escuchaban comentarios y además él veía que salían con cascos y fusiles en los vehículos que habían en la base y seguramente tiene que haber visto salir también al señor Pérez. El estuvo en la base entre 1968 y diciembre de 1973 y recuerda haber visto al señor Pérez allí después del 11 de septiembre de 1973 y antes de que se fuera trasladado.

III) Delitos de secuestro calificado en las personas de Lucio Hernán Angulo Carrillo, Jorge Ladio Altamirano Vargas y René Burdiles Almonacid:

VIGÉSIMO SEPTIMO: Que, a fin de acreditar la existencia de los delitos señalados en el epígrafe, materia del fundamento 1° de la acusación de oficio de fs. 8.685 y de las adhesiones a ella de lo principal de fs 8731 y 8734, se han reunido en el proceso los siguientes antecedentes:

Informe del Departamento Quinto de la Policía de Investigaciones de Chile que rola de fs. 26 a fs. 108, que contiene declaraciones de: Antonio Ewaldo Molina López, Omar Santana Cárcamo y de algunos imputados;
Nómina del personal de la Tercera Comisaría de Carabineros de Rahue que rola a fs. 116 y 2.565;
En careos de fs. 143, 144 y 145, Angel Efren Oyarzún Alvarez, José Miranda Oyarzo y Adrián Levín Cárcamo, ratifican sus declaraciones prestadas en la causa 40.065 de este Primer Juzgado de Letras de Osorno, en el sentido que con un cuarto colega fueron detenidos y que el señor Matus era el chofer del vehículo, fueron llevados a la Tenencia donde fueron dejados en un calabozo. Luego de unas horas los sacaron y subieron a un jeep manejado por Matus, en el vehículo también venían un tal Altamirano, Burdiles y Angulo. Los 7 fueron dejados en la Tercera Comisaría, pero no hubo contacto con estas tres personas. A los días ellos fueron dejados en libertad y no supieron más de estos tres detenidos.
Trascripción de video de entrevista practicada a Odlanier Mena de fs. 154, quién a dijo que en el año 1.978 era Director de la CNI y que para esa época los Comandantes en Jefe resolvieron que las unidades, no la CNI, hicieran un catastro de los posibles cementerios ilegales que hubiera en cada zona, con el objeto de poder saber que personas podían estar sepultadas y como poder resolver a futuro el problema de la entrega de estos cuerpos, agregó que le sorprendió la extrema sevicia con que se produjo, se procedió en determinado momento, la descripción de crímenes increíbles o pseudo-suicidio;
Declaración de Odlanier Mena Salinas de fs. 195 en la que dice haber escuchado una conversación entre los integrantes de la Junta de Gobierno en que se reconoce la existencia de detenidos desaparecidos y se ordena dar un tipo de solución;
Listado de la Agrupación de familiares de detenidos desaparecidos que menciona responsables de detenciones de fs. 259;
Informe de la Policía De Investigaciones de fs. 308;
Testimonio de José Delis Rocha Hormazabal de fs. 596, 1.095, 1.322 vta, 2.037, 5.254 y 6.727, que señala que para el 11 de septiembre de 1.973 era Cabo de la tenencia de Entre Lagos. El 13 de septiembre de 1.973 su jefe Sub oficial García lo trajo a la Tercera Comisaría de Osorno donde el Comisario Adrián Fernández lo acusó de ser simpatizante de la Unidad Popular por ser amigo de un muchacho que pertenecía al Partido Socialista; por ese hecho lo consideró un elemento peligroso. Agrega que el Capitán Fernández tenía un grupo para ver las detenciones por motivos políticos, con quienes iba a todos lados, estos eran el Sargento Aguila, Rafael Pérez Torres, Francisco Inostroza y Bécker que era chofer;
Declaración de Carlos Hurtado Gallardo de fs. 613, 1.036 y 2.027, quién señaló que en el mes de septiembre de 1.973 fue detenido en dos oportunidades y que pertenecía al Partido Radical, fue llevado a la Tercera Comisaría de Carabineros de Rahue que estaba a cargo del Capitán Adrián Fernández a quién consideraba amigo ya que habían compartido, persona que vio mientras estuvo detenido portando un fusil y tenía la apariencia similar a la de un oficial Nazi. Señala que en las noches se sentían gritos pues se torturaba a los detenidos; él siempre estuvo en la celda y vio que sacaban detenidos los que regresaban muy mal heridos;
Croquis y acta de inspección ocular efectuada a la Tercera Comisaría de Carabineros de Osorno de fs. 957;
Declaración de Víctor Hugo Fuschlocher de fs. 1.450 y 1.890, quién manifestó que toda su vida vivió distante a un km. aproximadamente del Puente Rucatayo que en ese tiempo era colgante, a su vez para el 11 de septiembre de 1.973 había enviado a vivir a una casa existente a orillas del camino y a escasos metros del Puente Rucatayo a los hermanos Marcelina, Lorenzo y Magdalena Sánchez Zambrano, quienes le contaron que después del 11 habían sentido disparos en el puente y que luego se escuchaba caer cuerpos al río, mejor dichos bultos, en todo caso él nunca vio ni sintió nada;
Informe pericial planimétrico de la tercera Comisaría de Carabineros de Osorno, de fs. 1.499;
Documento titulado “La Guerra Privada del Capitán Fernández” de fs. 1.534;
Declaración de Juan Segundo Moreira Garcés de fs. 1.607 y 7.042, quién señaló que para el 11 de septiembre de 1.973 se desempeñaba en el Retén de San Juan de la Costa, el cual como el 14 fue recogido por lo que el personal se vino a la base, es decir a la Tercera Comisaría, lugar donde llegaron detenidos por asuntos políticos, es decir partidarios de la Unidad Popular. Agrega que él se desempeñaba como chofer, y que conducía el furgón 777 pero siempre de día, que nunca participó en operativos y que de las detenciones por asuntos políticos se encargaba personalmente el Capitán Adrián Fernández con personal antiguo y de mayor grado. Operativos eran los choferes Maragaño, Bécker y Padilla, y los funcionarios Inostroza, Aguila, Rosas, Silva, Melián, Canales, Rafael y el Marenga Gustavo Muñoz quienes acompañaban al Capitán Fernández. Agregó que incluso las detenciones se practicaban en diferentes sectores de la jurisdicción, como ser Puerto Octay, Pajaritos, Entre Lagos, San Pablo, Bahía Mansa. Que en la base tenían vehículos que le habían requisado a la CORA, INDAP y SAG;
Libro titulado “Consejo de Guerra” de fs. 1.672;
Presentación del Comité Pro Paz de fs. 1.806, en el que figuran nombres de personas desaparecidas y que sus familiares quieren saber de ellos, si están vivo o muertos;
Querellas de fs. 2.077, 2.477 y 5.981, interpuestas por los abogados Vivián Sáez García y Hugo Gutiérrez en representación de los familiares de las víctimas Lucio Angulo Valderas, Jorge Ladio Altamirano Vargas y René Burdiles Almonacid por el delito de secuestro en contra de los funcionarios policiales que prestaron funciones en el mes de septiembre de 1.973 en la Tercera Comisaría de Carabineros de Rahue;
Testimonio de Carlos Valderas Mancilla de fs. 2.128, quién manifestó que el día 16 de septiembre de 1.973, se reunió toda la familia que es bastante numerosa en la casa de sus padres a fin de realizar un asado; alrededor de las 21:30 horas su hermano mayor Flavio abrió la puerta con intenciones de concurrir al baño, siendo inmediatamente alumbrados por linternas, inmediatamente él y su hermano fueron objetos de golpes con fusiles, su casa fue registrada por los carabineros que eran 9 o 10. También logró divisar a dos civiles, se refiere a Jorge Barrientos y un señor Piwonka. Los Carabineros preguntaron quién era “Cantarito”, apodo que tenía su hermano Flavio, en ese momento apareció el Carabinero Angulo Fuschlocher e indicó a su hermano Flavio; enseguida a él y a su hermano Flavio los condujeron al camino público donde tenían estacionados un furgón de carabineros blanco con negro y una camioneta. En el lugar la preguntaron su edad y él al responder que tenía 15 años, le dijeron que se fuera en dos tiempos. Desde entonces jamás volvió a ver a su hermano;
Informe del Programa Continuación Ley 19.123 de fs. 2.203 y 2.548;
Resumen sobre hechos relativos al detenido desaparecido Lucio Hernán Angulo Carrillo de fs. 2.218;
Certificado de nacimiento de René Burdiles Altamirano de fs. 2.454 y 6.146;
Resumen sobre hechos relativos al detenido desaparecido René Burdiles Almonacid de fs. 2.564;
Mapa de la Comuna de Río Bueno de fs. 2.631;
Mapa de la Comuna de San Pablo y Puyehue de fs. 2.633 y 2.634;
Declaración de Jaime Altamirano Vargas de fs. 2.803 y 5.970, señaló que el 15 de septiembre de 1.973, alrededor del medio día en circunstancias que se encontraba junto a sus padres y hermano Jorge Ladio, en el fundo de Gabino Castro Concha en Puerto Octay, llegó una camioneta roja de la Municipalidad con los Carabineros Matus, Navarrete y Obando, quienes se llevaron detenido a su hermano; a unos 50 metros se encontraban observando el Teniente Juan Ríos y el civil Gabino Castro Concha. Como su hermano no regresó su madre fue al día siguiente a Carabineros de Puerto Octay a preguntar por él y entregarle sus documentos y ropas. En el retén fue informada que su hermano había quedado en libertad. Posteriormente cuando iba de regreso a su casa vio pasar la ambulancia en dirección a Osorno y en cuyo interior a su hermano que le hizo señas. Su madre buscó a su hermano en las Comisarías de Osorno y fue negado. Se enteraron posteriormente por los funcionarios del Hospital de Puerto Octay José Miranda, Miguel Barrientos, Angel Oyarzún y Adrián Levin, que su hermano fue trasladado a la Tercera Comisaría de Rahue junto con ellos, pero que el día 17 ellos habían quedado en libertad. Nunca más volvió a ver a su hermano;
Testimonio de Nelly del Carmen Altamirano Vargas de fs. 2.807 y 5.970, quién señaló que el 17 de septiembre de 1.973 en circunstancias que se desempeñaba en esta ciudad como asesora del hogar, llegó su madre Juana Vargas quién le comentó que el día 15 había sido detenido su hermano Jorge Ladio, que ella había reconocido a los Carabineros Matus, Navarrete y Obando, quienes eran acompañados del Teniente Ríos. Su madre también le contó que el Teniente Ríos se quedó observando a unos 100 metros de la casa junto con el dueño del predio Gabino Castro Concha, también le dijo que la detención había sido bastante violenta, una vez que habían sacado a su hermano habían vuelto a la casa la cual registraron, botaron y rompieron todo. Posteriormente un funcionario que trabajaba en el Hospital de Puerto Octay le había dicho que a Jorge Ladio junto con él y otros colegas suyos de apellidos Oyarzún, Barrientos y Miranda los habían traído a la Tercera Comisaría de Rahue, también venían con ellos los dirigentes campesinos Burdiles y Angulo; con esta versión acompañó a su madre a preguntar a la Tercera Comisaría de Rahue donde le manifestaron que no había ninguna persona detenida con esos apellidos e incluso un centinela la amenazó diciendo que si seguía insistiendo le iba a pasar lo mismo que a su hermano. Agregó que su hermano a la fecha de su detención era Presidente del Sindicato de Salvador Allende;
Versión de José Humberto Altamirano Rivera de fs. 2.829 y 5.994, señaló que el 16 de septiembre de 1.973 vivía en Carril Puerto Octay junto con su esposa Juana y sus cuatro hijos, él se desempeñaba como lechador. Ese día, como a las 12:30 horas Carabineros detuvo a su hijo Jorge Ladio, andaba el Cabo Héctor Matus, el Carabinero Ricardo Navarrete y Obando; él conocía a los Carabineros ya que vivía distante a la Tenencia unos 5 km, además andaba el Teniente Ríos con Gabino Castro Concha persona que había comprado parte del predio. El día de la detención estaban almorzando, los carabineros dijeron que se llevaban a su hijo un ratito. Su mujer fue a preguntar por su hijo a la Tenencia de Puerto Octay donde fue informada que éste había quedado en libertad, pero cuando regresaba a la casa vio la ambulancia y en su interior a Jorge Ladio quién le hizo señas. Su esposa buscó a su hijo en Valdivia y Santiago y nunca lo encontró;
Fotografía de Jorge Altamirano Vargas de fs. 2.831, 3.983 y 6.728;
Declaración de Adrián Levín Cárcamo de fs. 2.852, 5.980 y 6.794, quién manifestó que el día 16 de septiembre de 1.973 fue detenido en su lugar de trabajo Hospital de Puerto Octay por los Carabineros Sargento Almonacid, Cabo Matus, Carabinero Navarrete y Teniente Juan Ríos, supuestamente por pertenecer a un grupo de extremistas, también detuvieron a sus colegas Sergio Miranda, Efren Oyarzún y Miguel Barrientos, los trasladaron en la camioneta de la Municipalidad a la Tenencia de Puerto Octay, enseguida los dejaron juntos en un calabozo, al lado de ellos estaban detenidos Angulo, Burdiles y Altamirano. Ese mismo día como a las 14:00 horas los sacaron del calabozo y junto con los otros tres los llevaron a la guardia donde los amarraron y subieron a un jeep del hospital, siendo trasladados a la Tercera Comisaría de Rahue, el jeep lo manejaba Héctor Matus, y le acompañaba el sargento Almonacid. Una vez en la Tercera Comisaría los identificaron y enviaron a un calabozo, Altamirano, Angulo y Burdiles quedaron separados. Sus compañeros le contaron que en la noche habían escuchado llamar a Altamirano, Angulo y Burdiles. Al día siguiente 17 junto con sus colegas del Hospital fueron dejados en libertad. Agrega que no era militante de ningún partido político;
Versiones de Miguel Barrientos Muñoz de fs. 2.857 y 5.978, y Angel Efren Oyarzún Alvarez de fs. 2.862, 5.979 y 6.795, quiénes coinciden que el día 16 de septiembre de 1.973 fueron detenidos cada uno en sus respectivos domicilios por el primero por el Carabinero Martínez, y el segundo por el Carabinero Navarrete quiénes fueron conducido a una camioneta roja de la Municipalidad, donde estaba el Teniente Juan Ríos Villalobos, quién les dijo que los detenía por Comunista del Hospital, se encontraban detenidos Levín y Miranda, fueron llevados a la Tenencia de Puerto Octay, enseguida los dejaron en un calabozo y desde al lado les hablaron Lucio Angulo, Altamirano y Burdiles, quienes seguramente los vieron pasar. Al cabo de unas horas los sacaron del calabozo y en la guardia se juntaron con Angulo, Burdiles y Altamirano, allí los amarraron, y los hicieron subir a un jeep del Hospital conducido por Matus y parece le acompañaba Navarrete; los trajeron a todos a la Tercera Comisaría de Rahue ahí los dejaron en calabozos separados, siendo dejados en libertad al día siguiente junto con sus colegas. Dicen que una noche sintieron llamar a Angulo, Altamirano y Burdiles y que se abrieron las rejas. Nunca más supieron de ellos;
Versión de Francisco Segundo Garcés Campos de fs. 2.897, quién señaló conocer a Ladio Altamirano desde niño; recuerda que después del 11 de septiembre de 1.973 hubo una reunión en el Fundo Carril, en la que estuvo presente el dueño don Gabino castro Concha, el patrón joven don Nolberto Dietz , los trabajadores Humberto Altamirano Rivera, Ladio Altamirano y él; estuvo también el Teniente Juan Ríos y el Cabo Francisco Ovando y unos cinco Carabineros más que no conocía, el Teniente le preguntó cosas de política a Humberto Altamirano y luego le ordenó a Ladio Altamirano subir a la camioneta de los Carabineros. Después que Ladio Altamirano fue llevado a la Tenencia no volvió más;
Versión de Lavignia Aguayo Velásquez de fs. 2.900 y de Adelicia del Carmen Cárdenas Aguayo de fs. 2.906, quienes señalaron que en circunstancias que la primera no se encontraba en su domicilio en el sector de Pilmaiquén, ya que en su casa habían quedado su esposo Marcelino Cárdenas Villegas y sus hijos, acompañados de una vecina, llegó Carabineros y se lo llevó detenido, no regresando a la casa, razón por la cual junto con sus hijos y vecinos buscó a su esposo encontrando algunas especies cerca de la casa de máquinas y en el Río Pilmaiquén. Posteriormente con la ayuda de un abogado consiguieron secar el río y con boteros rastrearon el lugar encontrando dos cuerpos, incluso uno de ellos era el esposo de un familiar;
Versión de José Héctor Sotomayor Barría de fs. 2.909 y 6.015, quién señaló que sus suegros le contaron que su cuñado René Burdiles había sido detenido. Les hizo saber junto con su esposa que el día 15 de septiembre de 1.973 los Carabineros habían llegado a su casa preguntando por René y como éste se encontraba trabajando les hicieron saber que en la tarde regresarían por él; como no llegaron, al día siguiente decidieron presentar a su hijo, para ello pidieron a un vecino los trasladara en su vehículo. Una vez en la Tenencia de Puerto Octay, el Teniente le dijo a su suegra que se retirara ya que a René le iban a tomar una declaración. Posteriormente se enteró su suegra por intermedio de unos funcionarios del Hospital, que René había sido llevado a Osorno a la Comisaría de Rahue, junto con Angulo y Altamirano, quienes también se encuentran desaparecidos;
Testimonio de Amada Burdiles Almonacid de fs. 2.911, quién manifestó que su madre le contó que el día 15 de septiembre de 1.973 Carabineros había llegado a su domicilio ubicado en ese entonces en Nochaco, con el fin de detener a su hermano René, quién en ese momento no se encontraba; al momento de retirarse le dejaron dicho que su hermano tenía que presentarse en la Tenencia de lo contrario lo irían a buscar. Como no llegaron los Carabineros en la tarde ni en la noche, su madre al día siguiente consiguió que su vecino Guillermo Gaedicke el traslado de su hermano a la Tenencia de Puerto Octay, lugar donde fue recibido por el Teniente, quién le pidió a su madre que se retirara. Como no volvió su hermano, su madre fue al día siguiente a la Tenencia a preguntar por él, siendo informada que René había sido trasladado a la Tercera Comisaría de Osorno, este traslado fue confirmado por su madre con los dichos de unos funcionarios del Hospital de Puerto Octay que fueron trasladados junto a René. Por último dice que su madre hizo muchas gestiones para ubicar a René sin obtener resultados;
Versión de José Orlando Canío Vera de fs. 2.992, quién dijo que para septiembre de 1.973 se desempeñaba como tractorista en el ex Asentamiento Los Encinos de Nochaco, lugar donde conoció a Lucio Angulo quién era trabajador del lugar y decía ser dirigente del MAPU. Recuerda que después del Golpe de Estado fue a dejar a la esposa de Angulo al Hospital de Puerto Octay ya que iba a tener su guagua, ya devuelta a su casa tuvo problemas de luces por lo que dejó el tractor y regresó en la ambulancia. Al día siguiente fue a buscar el tractor y cuando pasaba por el camino público, frente al fundo de Gabino Castro, sector de Carril, se encontró con una camioneta Municipal, en cuya carrocería, botado y pisado iba Lucio Angulo con unos cuatro Carabineros, uno de ellos era de apellido Ovando y el Teniente Ríos. Supo que Angulo había sido detenido en la casa patronal que ocupaba;
Versión de Rita del Carmen Aguila Miranda de fs. 2.994 y 5.962, quién señaló que en septiembre de 1.973 se encontraba en una bodega grande del Asentamiento José Miguel Carrera o Asentamiento Los Encinos, en el sector de Nochaco en la vivienda de su amiga Irene Cariaga ya que había ido a coser ropas para sus hijos. Como las 11:30 horas llegaron los Carabineros, entre ellos el Teniente, quienes las sacaron a ellas y todos los trabajadores con las manos en alto, la bodega fue entera revisada ya que buscaban armas. Posteriormente el Teniente y parte de su gente en una camioneta de la Municipalidad fueron más arriba, es decir más adentro del Asentamiento, pasando al poco rato por el lugar con Angulo amarrado de pies y manos tirado sobre la carrocería;
Declaración de Clara Genoveva Pinto Godoy de fs. 2.999, 5.932, 5.934, 5.949 y 6.009, quién señaló que en septiembre de 1.973 vivía con su esposo Lucio Angulo Carrillo y sus hijos en Nochaco en el Asentamiento Los Encinos, donde ocupaban una parte de la casa patronal. El día 15 en la madrugada se enfermó siendo trasladada en ambulancia al Hospital de Puerto Octay. En ese lugar estuvo como cinco días ya que fue a tener a su hijo; estando hospitalizada se enteró por medio de una enfermera que su esposo había sido detenido. Una vez en su domicilio sus padres le comentaron que habían presenciado la detención de Lucio, quién fue sacado apuntado con armas y que amarrado lo habían subido a una camioneta roja, que reconocieron al Teniente Juan Ríos, a los Carabineros Matus y Navarrete;
Declaración de Clara Elisa Pinto Godoy de fs. 3.003, quién señaló que ayudo a su hermana Clara Genoveva en la búsqueda de su esposo Lucio Angulo, sin obtener resultados positivos. Sus padres le contaron que cuando detuvieron a Lucio, los Carabineros se movilizaban en una camioneta;
Declaración de José Sergio Miranda Oyarzo de fs 3.010, quién señaló que para septiembre de 1.973 trabajaba en las calderas del Hospital de Puerto Octay. El día 16 de septiembre de 1.973 en circunstancias que se encontraba descansando en su casa, llegó el Carabinero Navarrete bastante prepotente, con otros que no conocía. Navarrete le ordenó levantarse y le manifestó que lo llevaba detenido por política. Una vez fuera vio al teniente Ríos, lo subieron a una camioneta roja de la Municipalidad de Puerto Octay, en la carrocería ya estaban sus colegas Efren Oyarzún, y Adrián Levín; él fue el tercer detenido y el cuarto fue Miguel Barrientos. Fueron llevados a la Tenencia de Puerto Octay donde vio detenido a Burdiles, Altamirano y Angulo. Posteriormente fueron trasladados a Osorno. Los llevaron a la Tercera Comisaría junto con sus colegas y conocidos Burdiles, Altamirano y Angulo. Una vez en la Tercera Comisaría quedaron separados y en la noche del 16 de septiembre de 1.973, como a las 02:00 de la madrugada escucharon llamar a Burdiles, Altamirano y Angulo, enseguida sintieron ruidos de puertas y de vehículos. El día 18 como a las 16:00 horas fueron dejados en libertad. Señala que para salir de la Tenencia de Puerto Octay, fueron amarrados por un funcionario que de cariño le decían “perita”; le parece haber visto en la guardia al Carabinero Ovando. Nunca más volvió a ver a Burdiles, Angulo y Altamirano;
Declaración de Marcos Leuquen Ñanco de fs. 3.016, manifestó que en septiembre de 1.973 vivía en el Asentamiento Rodrigo Ambrosio de Nochaco que después le colocaron “Los Encinos”. Como a la semana después del Golpe de Estado, en circunstancias que se encontraban trabajando en la bodega y programando carnear un animal para el 18 de septiembre, llegaron en una camioneta los Carabineros, quienes hicieron salir a todos los trabajadores con los brazos en alto y preguntaron por Lucio Angulo, quién era trabajador del lugar y dirigente pues tenía conocimiento de las leyes y vivía en la casa patronal; ellos le indicaron que Lucio estaba en su casa; enseguida los Carabineros se dirigieron donde Lucio y al poco rato pasaron nuevamente por el lugar con Lucio en la Carrocería de la camioneta en dirección a Octay. Dice que reconoció al Teniente Juan Ríos y al Cabo Ovando. Tiene entendido que los carabineros se llevaron detenidos a dos personas más del sector que son Burdiles y Altamirano. Nunca más los volvió a ver;
Testimonio de Guillermo Justo Gadicke Sandrock de fs. 3.018, quién señaló que pasado el 11 de septiembre de 1.973, llegó hasta su domicilio el señor Burdiles, su hijo Ramón y el otro que se encuentra desaparecido, quienes le solicitaron que les trasladara en su vehículo a Puerto Octay, él accedió debido a que los conocía años, los dejó a la bajada del pueblo, ya que tenía miedo debido a que la cosa estaba tirante, extremadamente difícil y Puerto Octay estaba lleno de Militares. Una vez en el lugar la familia le agradeció y se retiraron. Al tiempo se enteró que Burdiles el que se encuentra desaparecido se había ido a entregar a Carabineros, pero a él no le consta ya que los dejó a la entrada del pueblo;
Informe de la Vicaría de la Solidaridad de fs. 3.023;
Ficha antropomórfica de Lucio Angulo carrillo de fs. 3.041;
Versión de Blanca Nadelia Godoy Salinas de fs. 3.359, 5.933 y 6.013, quién dijo que esa mañana llegó con su esposo Luis Pinto Sáez al Asentamiento Nochaco, a la casa de su yerno Lucio Angulo quién estaba con sus tres hijos ya que su esposa se encontraba en el Hospital en Maternidad debido a que había ido a tener su hijo. Como a las 8:00 horas salió al patio a buscar laña, percatándose que en la tranca había una camioneta roja estacionada como con 8 carabineros, los que ingresaron a la casa armados con metralletas, reconoció a Matus, Ovando y el Teniente Ríos, quienes rompieron todo y agredieron a su yerno, lo reventaron en sangre, lo subieron a la camioneta ella cree que inconsciente y se lo llevaron. Señala que decían que Lucio era político pero a ella no le consta ya que vivían lejos;
Certificado de defunción de Lucio Angulo Carrillo de fs. 3.382, en la que se señala “Muerto presuntivamente”;
Dotación de la Tenencia de Carabineros de Puerto Octay de fs. 3.390;
Versiones de Irene del Carmen Careaga Andrade de fs. 3.423 y de Raúl Mancilla Provoste de fs. 3.426, los que señalaron que en septiembre de 1.973 vivían con sus hijos en Nochaco, en el Asentamiento Los Encinos, allí ocupaban una bodega como casa habitación. Después del Golpe de Estado en circunstancias que la primera estaba en su casa con sus niños que eran guagua y su vecina Ana García, y el segundo en la bodega junto con sus colegas trabajando, llegó Carabineros en una camioneta de la Municipalidad, les ordenaron salir con las manos en alto y colocarse en fila a las mujeres junto a los trabajadores que eran algo de 30. El Teniente que andaba a cargo preguntó por Lucio Angulo, quién era político, Leuquén le indicó que estaba en su casa, ordenando entonces le fueran a buscar. Los Carabineros demoraron unos 15 minutos en regresar, y al pasar frente a ellos vieron que sentado, con manta y amarrado, en la carrocería de la camioneta llevaban a Lucio y desde entonces no lo han vuelto a ver. Escucharon comentarios que también habían desaparecido René Burdiles y Altamirano a quienes ubicaban;
Testimonio de Ramón Burdiles Almonacid de fs. 3.429, quién señaló que para septiembre de 1.973 vivía con sus padres y hermanos, pero que cuando Carabineros fueron a su casa y la revolvieron en busca de armas y de su hermano René, él no se encontraba. Sus padres le comentaron que carabineros habían ido a su casa en busca de armas y de su hermano, también por sus padres se enteró que ellos habían entregado a su hermano René a Carabineros y cree en la palabra de sus padres; la verdad es que él tenía poca comunicación con su familia y nunca de preocupó de hacer gestiones para ubicar a su hermano ya que él debía seguir viviendo;
Ficha clínica de Clara Genoveva Pinto Godoy de fs. 3.574,
Fotografía de Lucio Angulo Carrillo de fs. 3.981;
Fotografía de René Burdiles Almonacid de fs. 3.984 vta;
Listado de familiares de detenidos desaparecidos con muestras de ADN de fs. 4.185;
Dotación del retén de Carabineros de Cancura de fs. 4.493;
Declaración de Héctor Hugo Martínez Vásquez de fs. 4.530 y 6.789, quién dijo que en el año 1.973 era funcionario de Carabineros y que en el año 1.974 fue alejado de la Institución. El 13 de septiembre de 1.973 fue llamado a la oficina del Capitán Adrián Fernández en la Tercera Comisaría de Rahue, quién lo interrogó acerca de su afinidad con las ideas de la Unidad Popular y le advirtió que lo dejaría en Carabineros en calidad de condicional. Para el 11 de septiembre de 1.973 prestaba servicios como Carabinero en la Tenencia de Puerto Octay a cargo del Teniente Ríos, también se desempeñaban los funcionarios Ovando, el conductor Matus, y Navarrete. Las instrucciones para practicar detenciones las recibía el teniente de parte del Capitán Fernández que era su jefe directo. El día 15 de septiembre de 1.973, alrededor de las 11:00 horas, estando de guardia recibió un llamado de parte del Capitán Fernández quién le pidió lo comunicara con el Teniente y escuchó cuando el Capitán le decía al Teniente que fuera al sector de Nochaco ya que le tenía unos paquetes, el Teniente le contestó que iría enseguida y salió con el Carabinero Matus, el Cabo Ovando, el Carabinero Navarrete y cree que el Cabo de Cancura, Carlos Alvarado; al medio día el Teniente le ordenó ingresar a los detenidos que traían por sospechas, uno de ellos era Lucio Angulo y el otro René Burdiles Almonacid, personas a quién él conocía ya que iban a Puerto Octay e incluso en sus horas libres solían jugar naipe o cacho, estos venían amarrados con las manos atrás. El Teniente le ordenó los dejara en la guardia sentados en sillas y más tarde como a las 18:00 horas le ordenó los dejara en libertad, por lo que él dejó la constancia respectiva, y enseguida estos se fueron por la puerta principal. Mientras estuvieron en la Tenencia asegura que no fueron objeto de torturas o malos tratos. Agrega que el día 16 de septiembre se presentó Burdiles a la Tenencia, lo cual supo por que vio su nombre anotado en el libro de guardia, pero en todo caso él no lo vio llegar y tampoco lo vio dentro de la Tenencia. Recuerda haber participado en la detención de funcionarios del Hospital de Puerto Octay, e incluso a Oyarzún lo fueron a buscar a su casa. A él no le consta pero cuando regresó el día Lunes a su trabajo se enteró que los funcionarios del Hospital habían sido trasladados a Osorno a la Tercera Comisaría. No sabe que pudo haber pasado con Angulo y Altamirano, pero por colegas de Puerto Octay se enteró que estos habían sido detenidos nuevamente por una patrulla de la Tercera Comisaría de Osorno a la salida de Puerto Octay; el colega que le dio esa información fue Navarrete. Pasado un mes el Capitán Fernández realizó un procedimiento en el sector de Islote Rupanco y le tocó quedarse a cuidar los vehículos junto al carabinero Canales, quién andaba ebrio como era su costumbre y al reprocharle amigablemente su estado le contestó que él no sabía lo que había pasado la noche anterior, contándole que la noche anterior se habían “ido cortado con varios detenidos” en el Puente carretero sobre el Río Pilmaiquén, a quienes vendados se les hacía sentar sobre la baranda del puente para enseguida fusilarlos, señalándole que en ese grupo estaban sus amigos Angulo y Altamirano”, agregó que el Capitán Fernández los Comandaba. El Capitán Fernández generalmente hacía operativos y para ello se hacía acompañar de los denominados “duros”, tales como Francisco Inostroza, Rolando Bécker que oficiaba como chofer, canales, Sergio Conejeros que era un Carabinero reintegrado y Muñoz Albornoz;
Declaración de Alfredo Segundo Vargas Gaez de fs. 4.551, quién señaló haber conocido a Lucio Angulo ya que trabajaron juntos en el Asentamiento Los Encinos. Entre el 15 y 17 de septiembre de 1.973, al medio día en circunstancias que estaban trabajando en la bodega del Asentamiento llegó una camioneta roja y un furgón de Carabineros y varios Carabineros a cargo del Teniente Villarroel de la Tenencia de Puerto Octay; les ordenaron levantar las manos y les apuntaron con las armas. El Teniente les habló de política y preguntó por Lucio Angulo, le indicaron que estaba en su casa, por lo que el Teniente y su gente se dirigieron al lugar y como a los 20 minutos pasaron nuevamente por el lugar llevando detenido a Angulo en la carrocería de la camioneta. El Teniente iba acompañado de los Carabineros Ovando, Cárcamo, Alarcón, Torres, Matus y Martínez. Respecto a Burdiles dijo haberlo conocido y que la madre de éste le había contado que su hijo se había presentado en la Tenencia de Puerto Octay, no regresando nunca más a su casa. Nunca más ha vuelto a ver a Burdiles y Angulo;
Publicación del diario La Prensa, titulada “Designan cuatro sub delegados de fs. 4.985, entre los cuales se mencionan al Teniente de Puerto Octay don Juan Río Villalobos;
Publicación titulada “Símbolos del orden” de fs. 4.999. Aparece una fotografía con siete uniformados y dos civiles, en la que se lee, “una de las patrullas policiales integradas por expertos en guerrillas, al mando del Comisario de Rahue, Capitán Adrián Fernández, minutos antes de reemprender una acción en la zona lacustre;
Declaración de José Rodemil Ríos Vergara de fs. 5.008, quién dijo que para septiembre de 1.973 trabajaban como choferes en la Tercera Comisaría de Rahue el suscrito, Rolando Bécker, Gustavo Muñoz Albornoz, quién era Marenga pero también conducía y Juan Moreira Garcés quién pertenecía a la base y que también a esa fecha pasó a la Tercera Comisaría un furgón del SAG, también habían particulares que facilitaban sus camionetas;
Declaración de Domingo Eustaquio Carrillo Cárdenas de fs. 5.230 y 6.391; quién señaló que en septiembre de 1.973 los retenes de Carabineros fueron recogidos y al día siguiente del Pronunciamiento Militar recibieron instrucciones y órdenes para detener a quienes habían sido partidarios de la Unidad Popular, para ello se hicieron varios patrullajes. Agrega que en la Tercera Comisaría había un grupo de alrededor de unas siete personas a los que ellos llamaban “el escuadrón pesado”, los que se encargaban de detener a personas por razones políticas entre los cuales estaban Eliseo Aguila, Silva Rosas o Rosas Silva, Inostroza, Pérez, Bécker, el Loly Muñoz, todos a cargo del capitán Fernández;
Declaración de Manuel Jesús Montiél Cárdenas de fs. 5.240, quién dijo que en septiembre de 1.973 se desempeñaba como jefe del retén Ovejería con el grado de suboficial mayor, en esa fecha, recibieron orden de detener a partidarios de la Unidad Popular. En cuanto a la Tercera Comisaría dice que tenía un grupo especial para practicar las detenciones y que vestían de civil, con el tiempo supo algunas de las identidades, como ser Raúl Oyarzún Blanco, Orozimbo Moll, el Cheo Aguila, quienes estaban al mando del Capitán Fernández;
Declaración de Inés del Carmen Marío Agüero de fs. 5.480, quién señaló que para septiembre de 1.973 vivía junto con su marido Adolfo Leuquén Ñanco en el sector de Nochaco, Puerto Octay, en ese lugar compartían la casa patronal con Lucio Angulo quién vivía con su esposa Geno, éste parece que era directivo de los Sindicatos Agrícolas y dentro del Asentamiento también tenía un cargo. El mismo día 11 la Geno se fue al Hospital de Puerto Octay ya que iba a dar a luz y como a los tres días llegó el Teniente de Puerto Octay con una camioneta con Carabineros armados a la bodega donde estaban los trabajadores del Asentamiento y preguntó por el Líder, refiriéndose a Angulo y como su marido era asustadizo dijo que Lucio estaba en su casa, lugar hasta donde llegó una camioneta a toda velocidad, el cabo Ovando le dijo que abriera su puerta, la hicieron salir y los Carabineros revisaron toda su casa, enseguida los carabineros se metieron a la parte que ocupaba Angulo, destruyendo y desordenado todo, escuchó castigar a Angulo ya que desde su casa se escuchaban sus gritos; una vez afuera los Carabineros les tiraban para todos lados y lo golpearon con las culatas de los fusiles, al llegar a la camioneta lo amarraron de pies y manos y los tiraron arriba, luego le dijeron a ella que se entrara a su casa y se quedara callada, en ese momento andaba el Teniente Ríos, el Carabinero Ovando y unos cuatro Carabineros más. Sobre Burdiles dijo que era un trabajador de otro Asentamiento y que escuchó que sus padres lo habían ido a entregar a Carabineros y tampoco lo volvió a ver después. En cuanto a Altamirano era un chico que tenía la cara quemada, quién también desapareció y nunca más se supo de él;
Versión de Vladimiro Fernández Rojas de fs. 5.547, quién en septiembre de 1.973 se desempeñaba como empleado administrativo del escalafón de Secretaría de Carabineros, en la Tercera Comisaría de Rahue al mando del Capitán Adrián Fernández Hernández; era el encargado de partes bajo la subordinación directa del Comisario. En dicha oficina él recibía la documentación ordinaria y confidencial que se refería al personal y armamentos, en cuanto a la información secreta relativa a asuntos institucionales eran manejadas exclusivamente por el Comisario. Dice tener conocimiento que el personal del retén San Juan de La Costa fue agregado a la Base y que en el personal operativo estaba el suboficial mayor Vargas, el Sargento Inostroza, el Cabo enfermero de ganado Muñoz, apodado “El Loly”, el Cabo Canales, el Cabo Pérez, el Sargento Eliseo Aguila, un radio operador de apellido Santana, un Carabinero de apellido Silva, el Cabo Ríos, y un Carabinero de apellido González, apodado “El Cara de Huacho”. Señala que después del 11 de septiembre de 1.973 se vivió una situación anormal en la Unidad en el sentido que comenzó a llegar más gente detenida muchas de las cuales eran entregadas por Militares o Investigaciones, cosa que antes no se veía, además había una Comisión Civil. Para el 11 de septiembre de 1.973 la Unidad contaba con el furgón 777, además llegaban camionetas de INDAP, manejadas por González y “El chueco Padilla” o cualquiera que supiera o tuviera carné. A pesar que vio detenidos dice ignorar quién practicaba las detenciones o el destino de esas personas;
Testimonio de Rubén Angulo Carrillo de fs. 5.611 y 6.010, quién señaló que su hermano Lucio Hernán Angulo Carrillo fue detenido en su domicilio en el Asentamiento Los Encinos en Nochaco, por una patrulla de Carabineros de Puerto Octay, compuesta por el cabo Ovando, el cabo Matus y el Teniente Ríos, el 15 de septiembre de 1.973 en circunstancias que se encontraba con sus suegros ya que su cuñada estaba en el Hospital a la espera de su última guagua. El efectuó trámites para ubicar a su hermano, sin obtener resultados positivos;
Versión de Guillermo Antilef Quintúl de fs. 5.654, quién señaló que en el año 1.973 se desempeñaba como Carabinero en la tercera Comisaría de Rahue, donde se desempeñaba como administrativo en la oficina de partes, Comisaría que estaba a cargo del capitán Adrián Fernández. Las detenciones por motivos políticos, partidarias de la Unidad Popular eran ordenadas y practicadas por el propio Fernández, quién era apoyado por un grupo compuesto por el Suboficial Vargas, el Sargento Aguila, el cabo Canales, el sargento Inostroza, y sus choferes Maragaño y Rolando Bécker. Otros que reforzaban ese grupo eran González Millar, Rafael Pérez, y el Marenga Muñoz, apodado “El Loly”. El Comisario Fernández salía personalmente a los operativos y ordenaba a algunos compañeros que le acompañaran;
Versión Luis Pinto Sáez de fs. 5.932 vta, y 5.949 vta, quién señaló que en el mes de septiembre de 1.973, estando en casa de su hija Clara Genoveva, quién estaba en el Hospital de puerto Octay llegó Carabineros a cargo del Teniente, estos preguntaron por su yerno Lucio Angulo, a quién de inmediato sacaron a golpe de metralleta, luego de unos minutos lo amarraron y subieron a una camioneta, no volviendo a verlo más;
Versión de Adolfo Leuquén Nanco de fs. 5.941, quién manifestó que en el mes de septiembre de 1.973 en el Asentamiento Las Encinas y en presencia de todos los trabajadores fue detenido Lucio Angulo Carrillo. Ese día llegó al Asentamiento una camioneta con carabineros, reconociendo al Teniente Ríos Villalobos, al Sargento Ovando, y un carabinero de apellido Navarrete quienes los apuntaron con las metralletas y registraron todas las casas, preguntaron donde vivía Lucio Angulo para enseguida dirigirse a su domicilio. Supone que a Lucio lo sacaron en algún vehículo;
Orden de investigar de fs. 5.945,
Oficio del Departamento de Extranjería y Policía Internacional relativo a Lucio Hernán Angulo Carrillo de fs. 5.958;
Versión de Pedro Mancilla Villarroel de fs. 5.962, dijo haber conocido a Lucio Angulo Carrillo quién era Presidente del Sindicato Campesino Libertador. Le parece que un día antes del 18 de septiembre de 1.973, llegó al Asentamiento Los Encinos una patrulla de Carabineros, preguntaron por Lucio Angulo Carrillo y al poco rato vieron bajar la camioneta con una persona y se imagina que era Lucio;
Declaración de Natalia Toledo Angulo de fs. 6.012, quién dijo ser prima de Lucio Angulo Carrillo quién fue detenido en septiembre de 1.973 y hasta la fecha no ha sido habido. Sabe que pertenecía a un Sindicato campesino en Puerto Octay. Supo que en circunstancias que su esposa estaba dando a luz en el Hospital de Puerto Octay llegó Carabineros a su casa y se lo llevaron detenido en un vehículo hacia la Tenencia de ese lugar, todo en forma muy violenta;
Declaración de María Angulo Carrillo de fs. 6.017, quién señaló que en septiembre de 1.973 ella estudiaba en Osorno por lo mismo no sabe mucho acerca de la detención de su hermano Lucio Hernán Angulo Carrillo, quién se encontraba en Puerto Octay. Efectivamente su hermano era militante del MAPU, pero también era una persona muy centrada y que jamás le hizo daño a nadie;
Investigación de fs. 6.019,
Fotografía de Carabineros “Símbolos del Orden” de fs. 6.402;
Ficha antropométrica de René Burdiles Almonacid de fs. 6.924;
Ficha Antropométrica de Jorge Ladio Altamirano Vargas de fs. 6.927

VIGÉSIMO OCTAVO: Que de los antecedentes sumariales referidos en los motivos anteriores, que reúnen las condiciones establecidas en el artículo 488 del Código de Procedimiento Penal, son suficientes para dar por establecido en autos que un grupo de Carabineros de la Tenencia de Puerto Octay, abocados a la detención, interrogatorio, encierro y apremio de personas sindicadas como simpatizantes, dirigentes o militantes de la Unidad Popular, se constituyeron primeramente en Nochaco, localidad de Puerto Octay, provincia de Osorno el 15 de septiembre de 1973, y constituyéndose en el Asentamiento Rodrigo Ambrosio, detuvo sin causa legal, ni justificada a Luis Hernán Angulo Castillo, para luego trasladarlo a la Municipalidad de Puerto Octay, y de allí a la Tenencia donde quedó detenido; y en esa misma localidad concurrieron los carabineros referidos al fundo Carril, allí sin causa legal ni justificada detuvieron a Jorge Ladio Altamirano Vargas, obrero agrícola, trasladándolo luego a la Tenencia. Igualmente el 16 de septiembre los mismos funcionarios detuvieron Rene Burdiles Altamirano, quien se presentó voluntariamente al cuartel policial lugar en que queda detenido, que los tres detenidos, fueron trasladados posteriormente a la Tercera Comisaría de Osorno, lugar en el cual permanecieron detenidos, interrogados, encerrados sin causa legal, para luego ser trasladados a un lugar indeterminado sin que hasta la fecha se sepa de su destino o paradero.

VIGÉSIMO NOVENO: Que los hechos descritos en el razonamiento que antecede son constitutivos de los delitos referidos de secuestro calificado, previsto y sancionado en el artículo 141 inciso cuarto del Código Penal, según la redacción de dicho precepto a la fecha de ocurrencia de los hechos.

DECLARACIONES INDAGATORIAS DE LOS PROCESADOS Y PARTICIPACIÓN:

TRIGESIMO: Que el acusado Adrián José Fernández Hernández en su indagatoria de fs. 23, 276, 384, 717, 718, 1.053, 1.252 vta, 1.918, 1.926, 2.298, 3.216, 3.773 vta, 4.311, 4.837, 4.908, 5.854, 5.985, 6.016, 6.092 y 8.294, señala que respecto a las tres personas detenidas en Puerto Octay y que eran Dirigentes Sindicales llamados Lucio Angulo René Burdiles y Jorge Altamirano dice no recordar sus detenciones por sus apellidos pero es muy probable que hubieran sido detenidos, llevados a la Tercera Comisaría y derivados y entregados oficialmente a la Fiscalía. La entrega se hacía a través de un parte y en el se especificaba que se ponía a disposición en cumplimiento a la orden emanada de la Fiscalía, que generalmente era bajo el cargo de pertenecer a un Sindicato, y para el caso de que no existiera una orden se ponía a disposición de la Fiscalía haciendo presente que formaban parte de un Sindicato y que habían participado en tomas ilegales de fundos. De lo dicho se desprende que cabría la posibilidad de que Carabineros detuviera a alguien vinculado a la Unidad Popular sin que existiera una orden previa de la Fiscalía, pero siempre y cuando hubiera sido reconocido por los Carabineros por su participación en alteraciones del orden público y en toma de terrenos.

TRIGESIMO PRIMERO: Que el acusado Rolando Bécker Solíz en sus indagatorias de fs. 677, 2.303 y 6.080, señala que no sabe lo que paso con Lucio Angulo, René Burdiles y Jorge Altamirano de quienes se le dice que fueron llevados detenidos a la Tercera Comisaría de Rahue.

TRIGÉSIMO SEGUNDO: Que el acusado Rafael Pérez Torres en sus indagatorias de fs. 681, 2.301 y 6.075, señaló que días antes del 11 de septiembre de 1.973 fue trasladado del Retén Las Lumas a la Tercera Comisaría de Carabineros de Osorno; en ese entonces tenía el grado de Cabo Primero. En la Tercera Comisaría hubo varios detenidos por razones políticas, pero no recuerda identidades. Las detenciones eran ordenadas por el jefe de la Unidad el Capitán Adrián Fernández Hernández y el mismo decía cuando la persona quedaba en libertad. Generalmente los detenidos eran por pertenecer a Partidos políticos de la Unidad Popular. Nunca participó en alguna detención de estas personas. No es efectivo que el Capitán Fernández haya formado un Grupo Especial para realizar esas detenciones, cualquier persona que el Capitán designaba podía hacerlo. Efectivamente en el subterráneo de la Comisaría había un lugar donde se interrogaba a los detenidos por razones políticas, a ese lugar solo entraban Eliseo Aguila, Canales, el Suboficial Mayor Oscar Vargas y el propio Capitán Fernández. Nunca escuchó que se torturara. Algunas veces cuando no había nadie bajó al subterráneo y vio unas cajas y unos catres pero no había cables de electricidad o artefactos para torturar a la gente. Tampoco participo en ninguna ejecución ni le consta que le hubiera ido. No sabe quien se encargó de las detenciones de Lucio Angulo, René Burdiles y Jorge Altamirano, pues nunca había escuchado hablar de esas personas.

TRIGÉSIMO TERCERO: Que el acusado Gustavo del Carmen Muñoz Albornoz en sus indagatorias de fs. 662, 2.295, 6.066 y 6.088, señaló que para el 11 de septiembre de 1.973 formaba parte de la Dotación de la Tercera Comisaría de Carabineros de Osorno que estaba a cargo del Capitán Adrián Fernández Hernández. Ese día 11 fue acuartelado, pero como su función era estar a cargo de los caballos, Marenga, de inmediato fue separado y a partir del día 12 se le encargó se ocupara de los caballos de los distintos retenes que fueron recogidos y que se encontraban en el recinto SAGO FISUR. Así que a partir del 12 de septiembre de 1.973 se presentaba en la Tercera Comisaría y de ahí era trasladado a la SAGO en un furgón verde del SAG para hacerse cargo de los animales. Por esta razón jamás participó en algún operativo o detención de personas, además nunca fue hombre de confianza del Capitán Fernández e incluso un tiempo el Cabo Canales y el Cheo Aguila lo trataban de Comunista. No tiene idea si hubo detenidos por razones políticas en la Tercera Comisaría, lo único que puede decir es que todos los días cuando llegaba a la Unidad salían desde el interior detenidos y eran subidos a camiones Militares. Se enteró después que había gente de inteligencia de Carabineros y Militares que se movilizaban a diferentes lugares como la Isla de Chiloé. De la Tercera Comisaría estaba Orozimbo Moll que pertenecía a inteligencia. Con relación a Adrián Fernández, señala que antes del Pronunciamiento Militar decían que era Socialista e incluso trabajó en la Intendencia; sin embargo después quedó a cargo de la Tercera Comisaría de Osorno lo que le pareció raro, piensa que como se “dio vuelta la tortilla” éste hombre se comportó en forma dura para que las nuevas autoridades le tuvieran confianza. A Fernández le decían “Chupete de fierro” por lo pesado. Jamás trabajó con Rafael Pérez Torres, Eliseo Aguila o Juan Canales en la detención de personas. Después del año 1.980 escuchó comentarios de la gente que en la Tercera Comisaría de Carabineros de Osorno de detuvo a gente y se les torturaba. No sabe si en el subterráneo de la Tercera Comisaría funcionó un lugar de interrogatorios o de torturas. Jamás escuchó que gente detenida en la Tercera Comisaría haya sido fusilada en el Puente Pilmaiquén. En la Unidad solo habían vehículos requisados ya que el vehículo institucional el “777” que le decían “El siete machos” no servía para nada. Como chofer se desempeñaba el Cabo Rolando Bécker. Efectivamente a él lo apodaban “El Loly Muñoz”. Señala que no tiene idea que pasó con Lucio Angulo, René Burdiles y Jorge Altamirano de quién se le dice llegaron detenidos desde Puerto Octay a la Tercera Comisaría. Nunca escuchó que hubieran traído detenidos de otras partes;

TRIGÉSIMO CUARTO: Que el acusado Héctor Guido Matus Martínez en sus indagatorias de fs. 118, 4.543, 5.992 vta y 6.523, señaló que en el mes de septiembre de 1.973 tenía el grado de Cabo Segundo y se desempeñaba en la Tenencia de Puerto Octay. Para el Pronunciamiento Militar era el conductor del furgón de la Tenencia. Posteriormente al 11 pasaron agregado a la Unidad una camioneta marca Ford roja, cedida por la Municipalidad de Puerto Octay, un jeep blanco y un furgón del retén Las Cascadas. El jefe de la Unidad era el Teniente Juan Ríos el cual recibía órdenes directamente del Comisario de la Tercera Comisaría de Osorno don Adrián Fernández Hernández, ordenes que consistían en la ubicación y detención de personas. En su calidad de chofer participó en diversos procedimientos pero no tenía contacto con las personas y solo se limitaba a manejar el furgón. Todos los procedimientos no eran iguales ya que en algunas ocasiones las personas eran detenidas y se traían directamente a Osorno y en otras ocasiones las personas eran dejadas en la Unidad por algunos minutos mientras eran trasladados a otros vehículos y luego traídos a Osorno. De las detenciones que hubo recuerda que se detuvo a 4 funcionarios del Hospital de Puerto Octay cuyos apellidos eran Oyarzún, Levín, Barrientos y Miranda quienes fueron detenidos por orden del Comisario Fernández, quienes permanecieron detenido en la Tenencia una hora y luego trasladados a Osorno en el jeep, no recuerda quién fue el conductor. No conoció a René Burdiles, a un tal Lucio Carrillo, pero después del Golpe Militar se enteró que estas personas eran dirigentes políticos de Osorno y que se habían arrancados para el sector de Puerto Octay escondiéndose en los Asentamientos; en todo caso no tuvo ningún contacto con ellos.

TRIGÉSIMO QUINTO: Que el acusado Francisco Ovando Cárcamo en sus indagatorias de fs. 2.872, 5.940, 5.951, 5.990 y 6.064, señaló que para el 11 de septiembre de 1.973 era Cabo Primero de la Tenencia de Puerto Octay; ese día se encontraba de guardia escuchando por la radio que el Ejército se iba a tomar el país, avisando de inmediato al Teniente Juan Ríos Villalobos quién llamó a la Tercera Comisaría, Unidad a la cual pertenecía su destacamento, habló con el Teniente Fernández quién estaba por ascender a Capitán quién le contestó que se mantuviera alerta, atento a lo pudiera venir, especialmente en lo que se refiere a la seguridad del Cuartel. Como a las 11:00 horas el Teniente Fernández llamó por teléfono al Teniente Ríos y le dio instrucciones de que debía procederse a la detención de los Comunistas y Activistas, es decir los individuos que hacían reuniones políticas y que se instalaban en los predios particulares. Ellos sabían quienes eran esas personas, por ejemplo Almonacid, que era activista, pero tratable y pacífico. También estaban los funcionarios del Hospital de Puerto Octay, un tal Angulo y otros cuyos nombres no recuerda. Entre los funcionarios del Hospital recuerda a Barrientos y Levín con quienes compartió. Después del 11 de septiembre en fecha que no puede precisar en circunstancias que se encontraba de guardia se llevó la sorpresa que el Teniente había ordenado la detención de cinco funcionarios del Hospital entre los cuales se encontraba Barrientos y Levín. Recuerda haber participado en la detención de Lucio Angulo Carrillo a quién ubicaba ya que conocía a su padre y hermano, en dicha detención andaban como cinco o seis funcionarios entre ellas el Teniente Ríos, el Carabinero Matus, el Cabo Almonacid y no recuerda si andaba el Carabinero Martínez, éste fue encontrado en una casa del Fundo, no recuerda si lo amarraron, pero si que lo echaron arriba del vehículo, le parece un jeep, siendo trasladado a la Tenencia de Puerto Octay, ingresado en un libro y luego al calabozo. También participó en la detención de Burdiles Almonacid a quién lo encontraron en el camino que conduce al interior de Chiruico, lo llevaron a la Tenencia, le parece andaban en la camioneta roja de la Municipalidad. No participó en la detención de Altamirano. En la Tenencia tenían siete detenidos, los cinco funcionarios del Hospital y los otros dos. El Teniente ordenó el traslado de los siete detenidos a la Tercera Comisaría de Rahue. El traslado se hizo en el jeep y estuvo a cargo de Matus y Almonacid. Entiende que la orden del traslado de los detenidos la dio el Teniente Fernández. Posteriormente sus colegas le comentaron que en la Tercera Comisaría el Teniente Fernández les había ordenado trasladar a los detenidos al Regimiento Arauco. Como a los dos meses se enteró que Angulo y Burdiles no habían regresado a sus casas. El Tribunal le exhibió al declarante la fotografía que se encuentra en el proceso a fs. 2.851 y señala que podría tratarse de Altamirano pero no esta seguro, agrega que es posible que se haya confundido en mencionar que eran cinco los funcionarios del Hospital y que en realidad correspondan a cuatro y el quinto sea Altamirano. No recuerda haber detenido a otras personas en Puerto Octay o sus alrededores por motivos políticos porque al lado de Chapuco se metía el Teniente Fernández donde concurría con su gente de confianza, donde iba personalmente, entre los cuales estaba Pérez, Bécker, Hinostroza y Gustavo Muñoz, lo que sabe ahora por las cosas que han sucedido.

TRIGÉSIMO SEXTO: Que el acusado Guido Almonacid Almonacid en sus indagatorias de fs. 4.540 y 5.964 señaló que en septiembre de 1.973 prestaba funciones en la Tenencia de Puerto Octay con el grado de Cabo Primero y cumplió funciones en forma normal. La tenencia tenía un furgón y no recuerda que haya tenido una camioneta a disposición de la Unidad y que haya pertenecido a la Municipalidad y tampoco tuvo a disposición vehículos del Hospital. No recuerda que en la Tenencia de Puerto Octay se hubiesen detenido a personas por política. No se percató si en la Tenencia de Puerto Octay hubiesen detenido a dirigentes campesinos. Tampoco recuerda haber trasladado detenidos a la Tercera Comisaría de Rahue. Últimamente conversó con sus colegas Matus y Llanquileo y estos le dijeron que habían trasladado detenidos, pero no le dijeron cuentos, ni quienes eran y que probablemente los trasladaron en el furgón o en algún vehículo del Servicio Público; en todo caso él no recuerda ese episodio. Los nombres de Lucio Angulo, Jorge Altamirano y René Burdiles no le dicen nada, aunque era el funcionario que le seguía en jerarquía al Teniente. No recibieron instrucciones en la Tenencia de detener a personas por motivos políticos. El que recibía las instrucciones era el jefe de la Tenencia y a él no le ordenó tal cosa. No sabe si el teniente Ríos salió con sus colegas a efectuar detenciones por motivos políticos. Casi nunca vio al Capitán Fernández en Puerto Octay. No participó en la patrulla que detuvo a Lucio Angulo ni a Jorge Altamirano y tampoco sabe quién los detuvo. Tampoco presenció la detención de René Burdiles o cuando se presentó a la Tenencia. En otra oportunidad escuchó que en esa época habían detenido a unos funcionarios del Hospital a quienes ubicaba someramente, pero ignora que pasaría con ellos.

TRIGÉSIMO SEPTIMO: Que no obstante que los acusados por este delito han negado toda su participación en los hechos señalando que jamás hubo torturas o detenciones ilegales o que estaban en lugares diferentes al de los hechos a la época en que estos ocurrieron, existen en su contra los siguientes antecedentes:

En careo de fs. 5.959, Luis Pinto Sáez ratificó su declaración prestada en el Tribunal en el sentido de que la persona con quién se le carea es Francisco Ovando Cárcamo, funcionario de Carabineros que participó en la detención de su yerno Lucio Angulo Carrillo, ese día ingresó a su casa junto con los funcionarios Matus y Navarrete; a cargo andaba el Teniente Ríos;
En careo de fs. 5.959 vta, Blanca Anadelia Godoy Salinas, ratificó su declaración en el sentido que la persona que esta a su lado es Francisco Ovando Cárcamo, uno de los funcionarios de Carabineros que participó en la detención de Lucio Angulo; también andaba un Carabinero de apellido Matus a quienes conocía porque los veía en Puerto Octay;
En careo de fs. 5.960 Blanca Anadelia Godoy Salinas ratificó su declaración , señalando que nunca había escuchado que Carabineros había ido a la casa en dos oportunidades, sino que fueron una sola vez, oportunidad que se llevaron detenido a su yerno Lucio Hernán Angulo, reconociendo al carabinero Héctor Guido Matus Martínez con quién se le carea como uno de los funcionarios que participo en dicha detención;
En careo de fs. 5.961, Luis Pinto Sáez ratificó su declaración y reconoció a la persona con quién se le careo como el funcionario de Carabineros Héctor Matus Martínez quién participó en la detención de su yerno Lucio Angulo;
En careo de fs. 5.999 José Humberto Altamirano Rivera ratificó íntegramente lo declarado anteriormente en el Juzgado y reconoció a la persona con quién se le careo como uno de los funcionarios aprehensores de su hijo el día de los hechos. Su hijo fue sacado a viva fuerza desde el interior de su domicilio y participó el Cabo Ovando con quién se le careo. Su hijo fue llevado en una camioneta roja de la Municipalidad de Puerto Octay;
En careo de fs. 5.999 vta, Jaime Altamirano Vargas ratificó íntegramente su declaración en el sentido que reconoce a la persona con quién se le carea Francisco Ovando como uno de los funcionarios de Carabineros que participó en la detención de su hermano Jorge Eladio Altamirano Vargas;
En careo de fs. 6.000 José Sergio Miranda Oyarzo ratificó sus dichos expuestos en el Tribunal en el sentido que reconoce al funcionario Ovando como participante en los hechos investigados;
En careo de fs. 6.002 José Humberto Altamirano Rivera ratificó íntegramente sus dichos expuestos anteriormente en este Juzgado y reconoce al funcionario con quien se le carea como Héctor Matus quién andaba de servicio el día que se efectuó la aprehensión de su hijo Jorge Eladio Altamirano Vargas el día 15 de septiembre de 1.973. Ese día su hijo fue sacado a viva fuerza desde su domicilio particular en Carril, conducido hasta una camioneta roja de la Municipalidad de Octay, andaban también el teniente Ríos, y los Cabos Ovando y Navarrete;
En careo de fs. 6.002 vta, Jaime Altamirano Vargas ratifica sus dichos expuestos anteriormente en el Tribunal y reconoce a la persona con quién se le carea don Guido Matus como uno de los funcionarios de Carabineros que participó en la detención de su hermano Jorge Eladio Altamirano Vargas el día 15 de septiembre de 1.973;
En careo de fs. 6.003 vta, Sergio Miranda Oyarzo ratificó sus dichos en el sentido de que la persona con quién se le carea es Héctor Matus funcionario de la Tenencia de Carabineros de Puerto Octay quién el día 16 de septiembre de 1.973 participó en su detención junto con otros funcionarios, fue conducido a la Tenencia de Puerto Octay donde vio a Altamirano. Posteriormente fueron trasladado a la Tercera Comisaría de Osorno en un jeep blanco;
En careo de fs. 6.004 Miguel Barrientos Muñoz ratificó sus dichos, señalando que la persona con quién se le careo era Héctor Matus quién fue funcionario de Carabineros de Puerto Octay, quién participó en su detención el día 16 de septiembre de 1.973 y luego condujo un jeep blanco del Servicio de Salud, con destino a la Tercera Comisaría de Osorno en el cual también era transportado Jorge Eladio Altamirano Vargas;
En careo de fs. 6.004 vta, Adrián Levín Cárcamo ratificó sus dichos y reconoció a la persona con quién se le careo como Héctor Matus uno de los funcionarios de Carabineros que participó en su detención el día 16 de septiembre de 1.973 y luego los trasladó a la Tercera Comisaría de Osorno ya que condujo el jeep del Servicio de Salud en el cual también trasladó a Jorge Eladio Altamirano Vargas;
En careo de fs. 6.005 vta, Ángel Efren Oyarzún Alvarez ratificó sus dichos expuestos anteriormente en el Tribunal y reconoció a la persona con quién se le careo como Héctor Matus uno de los funcionarios que participó en su detención el día 16 de septiembre de 1.973 y luego los trasladó hasta la Tercera Comisaría de Osorno junto a otros funcionarios del Hospital de Puerto Octay, además de Jorge Eladio Altamirano Vargas;
En careo de fs. 6.100, Rubén Molina González insiste que en 1.973 fue acusado de ser un peligroso extremista infiltrado en Carabineros. En cuanto a un tal Loly que mencionó en su declaración anterior corresponde a la persona con quién se le carea y esta seguro que era uno de los integrantes del grupo que se encargaba de las detenciones y ejecuciones de ex partidarios de la Unidad Popular;
En careo de fs. 6.104, Roberto Armando Ubilla Soto insiste que por orden del señor Comisario de la tercera Comisaría fue trasladado en calidad de arrestado el día 14 de septiembre de 1.973 a la Tenencia de Rahue Alto, por considerarse que era un funcionario que no daba confianza. Al señor Muñoz con quién se le carea no lo vio cometer atrocidades pero se escuchaban comentarios entre los funcionarios que también estaba metido en las violencias innecesarias que se habían cometido en la Tercera Comisaría;
En careo de fs. 6.121, José Oberto Santana Oyarzún, insiste en que el 14 de septiembre de 1.973 el Comisario de la Tercera Comisaría de Osorno dispuso su arresto y traslado a la Tenencia de Rahue Alto conjuntamente con el señor Ubilla y en esa oportunidad estaban presentes el escribiente Fernández, el suboficial Mayor Vargas, el Sargento Inostroza y en las inmediaciones el señor Muñoz junto con el grupo que formó el Capitán Fernández, en el cual estaban además Canales, Bécker, Pérez y Aguila. En 1.973 dice que Muñoz estaba en la base, prestaba apoyo a los servicios;
En careo de fs. 6.124, José Rodemil Ríos Vergara, insiste en que Muñoz no reconoce la verdad porque todavía sigue siendo leal al Capitán Fernández que es el verdadero responsable de las ejecuciones de las personas desaparecidas;
En careo de fs. 6.135, José Rodemil Ríos Vergara, insiste en que el señor Bécker formaba parte del grupo de confianza del Capitán Fernández;
En careo de fs. 6.139, José Rodemil Ríos Vergara, ratifica sus dichos en el sentido que Rafael Pérez formaba parte del grupo que el Capitán Fernández había formado para la detención de ex partidarios de la Unidad Popular con posterioridad al 11 de septiembre de 1.973 y que el señor Pérez solo por lealtad con el Capitán Fernández no reconoce los hechos;
En careo de fs. 6.421, Domingo Eustaquio Carrillo Cárdenas, se mantiene en sus dichos respecto a que el Carabinero de apellido Pérez con quién se le carea es una de las personas que formaba parte del grupo que dependía directamente del Capitán Fernández y que se dedicaba hacer patrullajes para detener a personas por motivos políticos después del 11 de septiembre de 1.973, también se mantiene en haber escuchado que ese grupo es el responsable de la desaparición de personas en esa época. Insiste en haber visto a éste funcionario cumpliendo funciones en la base de la Tercera Comisaría de Rahue en los meses de septiembre, octubre y noviembre de 1.973;
En careo de fs. 6.427, Domingo Eustaquio Carrillo Cárdenas insiste en que Gustavo Muñoz Albornoz, para el año 1.973 era Marenga de la Tercera Comisaría de Osorno y que formaba parte del grupo de la Tercera Comisaría, pues era compinche con el Capitán Fernández, su brazo derecho y estaba destinado a patrullajes junto con las otras personas;
En careo de fs. 6.431, Domingo Eustaquio Carrillo Cárdenas, insiste en que el carabinero Rolando Bécker era uno de los que componía el grupo de la Base de la Tercera Comisaría que dependía directamente del Capitán Fernández y que se encargaba de hacer patrullajes para detener a personas por motivos políticos. Insiste haber visto a Bécker cumpliendo funciones en la base de la Tercera Comisaría;
En careo de fs. 6.435, Dagoberto Gajardo Ceron, insiste que la persona con quién se le carea es Rafael Pérez quién iba en la patrulla especial a buscar detenidos a la Tenencia de San Pablo. Dice haber escuchado de colegas que existía esa patrulla en la base y que salía a distintos sectores del radio de la Tercera Comisaría a practicar detenciones por motivos políticos y entre los cuales estaba Pérez;
En careo de fs. 6.437, Dagoberto Gajardo Ceron dijo ser amigo y compañeros de curso en la Escuela de Suboficiales de Santiago y por lo mismo, por conocerlo, al escuchar que en la Tercera Comisaría de Rahue existía una patrulla especial bajo el mando del Capitán Fernández, dedicada a detener personas por motivos políticos, compuesta por algunos funcionarios de la base, y que tenía dudas sobre Bécker, si estaba en ella, lo que quiso decir es que él era conductor policial, y no entendía porque estaba ahí, metido en eso, y se lo explicaba solo porque hubiera recibido una orden;
En careo de fs. 6.667, David René Martínez Arcos, insiste que la persona que esta a su lado es Rolando Bécker a quién se refirió en su declaración como uno de los que formaba parte del grupo de confianza del Capitán Fernández o del clan de la Tercera para hacer operativos;
En careo de fs. 6.660, David René Martínez Arcos, se mantiene en que la persona que esta a su lado es Rafael Pérez Torres, quién a partir de septiembre de 1.973 se encontraba en la Base de la Tercera Comisaría;
En careo de fs. 6.670, David René Martínez Arcos, quién señala que la persona que esta sentado a su lado es Gustavo Muñoz a quién se refirió en su declaración anterior como que componía el “clan”, pero que es posible que se haya equivocado por los años transcurridos;
En careo de fs. 6.714 Ademar Catalán Aguilar ratificó su declaración de fs. 5.431 en especial que el Capitán Fernández tenía un grupo de confianza, compuesto entre otros por un funcionario de apellido Bécker que es el que esta a su lado y era el único con ese apellido que trabajaba en la base de la Tercera Comisaría en septiembre, octubre o noviembre de 1.973. El lo conoció como chofer pero no sabe si cumplía esas funciones. Insiste que lo vio en la base y bien pudo haber sido a continuación del 11 de septiembre de 1.973 o meses después;
En careo de fs. 6.723, José Delis Rocha Hormazabal dijo que la persona que esta a su lado es el suboficial Rolando Bécker Solíz con quién hizo junto el servicio militar, y quién formaba parte del grupo del Capitán Fernández que tenía ver de los detenidos políticos, y además era chofer;
En careo de fs. 6.725, José Delis Rocha Hormazabal, insiste que la persona con quién se le carea es Rafael Pérez Torres, quién formaba parte del grupo del Capitán Fernández y que tenía que ver con detenidos políticos;
En careo de fs. 6.731, Juan Mayorga Coronado señaló que la persona que esta a su lado, (Gustavo Muñoz Albornoz) fue uno de los funcionarios que lo torturó en la Tercera Comisaría de Osorno en septiembre de 1.973 cuando estuvo detenido, estaba con él, el funcionario de apellido Aguila. Recuerda le vendaron la vista le dieron vueltas el cuerpo para perder la noción de la ubicación y lo hicieron descender por unas escaleras; al llegar a bajo lo sentaron en un sillón con brazos, le amarraron los brazos en ellos, y le aplicaron corriente en los testículos y la cien
En careo de fs. 6.734, Manuel Alberto Negrón Ojeda, insiste que la persona que esta a su lado es Rolando Bécker y era uno de los que acompañaba al Capitán Fernández en las detenciones e interrogatorios por motivos políticos. No había otro funcionario de apellido Bécker. Eso fue después del 11 de septiembre, semanas tal vez pero la fecha exacta no la recuerda. Los operativos o patrullajes para detenciones se hicieron en días posteriores al 11 de septiembre;
En careo de fs. 6.736, Manuel Alberto Negrón Ojeda insiste que la persona que esta a su lado es Rafael Pérez Torres y es el funcionario” colorado medio gordito y maciso” que mencionó en su declaración de fs. 1.518, como uno de los Carabineros de la Tercera Comisaría de Osorno que participaba en la detención de personas por motivos políticos de acuerdo a las órdenes que daba el señor Comisario, señor Fernández y que esto le consta por haberlo visto en los patrullajes;
En careo de fs. 6.738, Manuel Alberto Negrón Ojeda, dice que la persona que esta a su lado es de apellido Muñoz, a quién apodaban “El Loly”, funcionario de la base de la Tercera Comisaría y a quién vio integrando los patrullajes posterior al 11 de septiembre de 1.973;
En careo de fs. 6.742, Ildefonso Remberto Troncoso Padget, insiste en que la persona que esta a su lado es el ex funcionario Pérez y que no tiene dudas que participaba en las detenciones por motivos políticos y que pertenecía a la base de la Tercera Comisaría;
En careo de fs. 6.745, Ildefonso Remberto Troncoso Padget, insiste que la persona con quién se le carea lo conoce como “El Loly Muñoz”, que era Marenga y funcionario de la Tercera Comisaría que hacía operativos ordenados por el Comisario para detener a personas por motivos políticos;
En careo de fs. 6.778, Héctor Hugo Martínez Vásquez, quién insiste que la persona que esta a su lado es Gustavo Muñoz, apodado “El Loly”, uno de los “duros” y que acompañaba al Capitán Fernández en los operativos;
En careo de fs. 6.781, Héctor Hugo Martínez Vásquez, insiste que uno de los que acompañaba al Capitán Fernández e integraba el grupo de “los duros”, era Rolando Bécker, persona que esta a su lado;
En careo de fs. 6.790, Héctor Hugo Martínez Vásquez, insiste que la persona que esta a su lado es el señor Fernández quién lo torturó cuando estuvo detenido en la Tercera Comisaría, apuntándolo con su revolver en la sien y le exigía le dijera como había sabido de las atrocidades que se comentaban;.
En careo de fs. 7.425 Guillermo Antilef Quintúl dice al ver a la persona que esta a su lado y escuchar su voz piensa que se trata del funcionario Bécker; y al decir en su declaración de fs. 5.654 que los choferes que movilizaban en vehículos institucionales y un furgón verde cerrado de INDAP al grupo que apoyaba al Capitán Fernández en las detenciones por motivos políticos, se refería a la persona que está a su lado, que es el único de apellido Bécker que estaba en la Comisaría;
En careo de fs. 7.426, Guillermo Antilef Quintúl señala que cuando en su declaración de fs. 5654 dijo que algunos funcionarios reforzaban al grupo con el cual el Capitán Fernández practicaba detenciones políticas y mencionó a Rafael Pérez, se estaba refiriendo a la persona que está a su lado, a quién reconoció por su voz al momento de entrar y saludar. El era un funcionario de orden y seguridad y salía con el Capitán en las detenciones de ex partidarios de la Unidad Popular pero no recuerda un caso especial. Eso lo supo porque se escuchaban comentarios y además él veía que salían con cascos y fusiles en los vehículos que habían en la base y seguramente tiene que haber visto salir también al señor Pérez. El estuvo en la base entre 1968 y diciembre de 1973 y recuerda haber visto al señor Pérez allí después del 11 de septiembre de 1973 y antes de que se fuera trasladado.

IV) Delitos de homicidio calificado de Martín Núñez Rosas, homicidio calificado frustrado de Blanca Ester Valderas Garrido, y secuestro calificado de Joel Fierro Inostroza, José Ricardo Huenumán Huenumán y Luis Sergio Aros Huichacán:

TRIGÉSIMO OCTAVO: Que, a fin de acreditar la existencia de los delitos señalados en el epígrafe, materia del fundamento 1° de la acusación de oficio de fs. 8.685 y de las adhesiones a ella de lo principal de fs 8731 Y 8734, se han reunido en el proceso los siguientes antecedentes:

Nómina del personal de Carabineros de la Tercera Comisaría de fs. 116 y 2.565;
Trascripción de la entrevista video grabada a Odlanier Mena de fs. 154, quién a dijo que en el año 1.978 era Director de la CNI y que para esa época los Comandantes en Jefe resolvieron que las unidades, no la CNI, hicieran un catastro de los posibles cementerios ilegales que hubiera en cada zona, con el objeto de poder saber que personas podían estar sepultadas y como poder resolver a futuro el problema de la entrega de estos cuerpos, agregó que le sorprendió la extrema sevicia con que se produjo, se procedió en determinado momento, la descripción de crímenes increíbles o pseudo-suicidio;
Listado de la Agrupación de familiares de Detenidos Desaparecidos con responsables de detenciones en Entrelagos de fs. 259;
Oficio de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación de fs. 486, 495 y 505;
Oficio del Consejo Asesor Superior de Carabineros de fs. 492 y 500;
Declaración de José Rodemil Ríos Vergara de fs. 574, 1.600 y 5.008, quién señaló que posterior al 11 de septiembre de 1.973, el Capitán Fernández dispuso el traslado hacia la Tenencia de Entrelagos con el propósito de ir a buscar detenidos para los efectos de ser interrogados. El grupo iba a cargo del Capitán Fernández. Recuerda que iba Rolando Bécker, Rafael Pérez Torres y Gustavo Muñoz Albornoz, alías “El Loly” y Juan Canales. El personal se trasladó en el carro policial 777 y en vehículos particulares. Como a las 22:00 horas llegaron a la Tenencia bando el Capitán y los otros funcionarios, él se quedó en el vehículo, ya que no era hombre de confianza. Retiraron varios detenidos entre 7 y 10. El no viajaba en el vehículo del Capitán y no recuerda que Carabineros iban con él. En su vehículo fueron subidos detenidos y recuerda a un señor Núñez. Al llegar al Puente Rucatayo el primer vehículo se detuvo, él se quedó en el vehículo distante al puente colgante unos 10 metros, hicieron bajar a los detenidos en dirección al puente. No recuerda si había mujeres. Estos fueron puestos en el puente mirando de espaldas y otros de frente, siendo fusilados con fusiles SIG por personal que formaba parte del grupo del Capitán Fernández, entre estos Rolando Bécker, Rafael Pérez, Gustavo Muñoz y Juan Canales Rodríguez; no esta seguro pero le parece estaba Eliseo Aguila. Lo otro que recuerda bien es que el señor Núñez fue puesto en el suelo y el propio Capitán Fernández le afirmó la cabeza al suelo con su bota, poniéndole el fusil en la cabeza, mientras el finado le pedía clemencia. El Capitán Fernández le disparó, muriendo enseguida, el cuerpo quedó sobre el puente, ayudando los otros subalternos a lanzarlo a las aguas;
Croquis y acta de inspección ocular practicada a la Tercera Comisaría de Carabineros de Osorno de fs. 957;
Querellas de fs. 1.083, 1.303, 2.077, 2.467 y 2.541; interpuestas por María Valderas Angulo por su hermano Arturo Jesús Valderas Angulo; por María Blanca Ester Valderas Garrido, por su cónyuge Joel Fierro Inostroza; abogado Vivian Sáez García por Arturo Jesús Valderas Angulo, María América Valderas Angulo, y Martín Nuñez Rosas; abogado Hugo Gutiérrez Gálvez por Luis Sergio Aros Huichacán; y abogado Vladimir Riesco Bahamondes por Joel Fierro Inostroza;
Declaración de María América Valderas Angulo de fs. 1.089, 1.192 y 6.258, quién ratificó la querella;
Dotación de la Tenencia de Carabineros de Entrelagos, dependiente de la Tercera Comisaría al mes de septiembre de 1.973 a fs. 1.092;
Orden de investigar de la Policía de Investigaciones de fs. 1.097, 1.336, y 1.147;
Recortes del diario de fs. 1.116 a fs. 1.119, en el que salen las fotografías de Blanca Ester Valderas Garrido y sus testimonios;
Denuncia por presunta desgracia de Arturo Jesús Valderas Angulo de fs. 1.148, interpuesta por doña María América Valderas Angulo, quién señala que su hermano se presentó voluntariamente al Retén de Entrelagos el 16 de septiembre de 1.973, donde le informaron que su hermano había sido trasladado al Regimiento Arauco de Osorno y luego a la Tercera Comisaría de Carabineros de Osorno, fecha desde la cual se encuentra desaparecido;
Informe de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación de fs. 1.166, 2.203, 2.548 y 2.605;
Declaración de Silvia Ruth Escobar Ríos de fs. 1.192 vta, quién ratificó su declaración prestada a la Policía de Investigaciones en que señala que su esposo Armando Rubén Angulo, en el mes de enero de 1.974 en circunstancias que vivían en San Pablo y prestaba servicios en la Tenencia de San Pablo, llegó hasta su domicilio algo bebido y le comentó que estaba choqueado por la muerte de una persona que momentos había sido detenido y ejecutado por el jefe de Tenencia de ese entonces, trayéndole recuerdos respecto de la muerte que le dio a un agricultor de la zona de Entrelagos de nombre Flavio Valderas Mancilla, por el único hecho de haberle faltado el respeto cuando le negó subirse a un microbús del recorrido Osorno-Puyehue, en la empresa Núñez;
Declaración de Dino Cesar Valderas Angulo de fs. 1.193 y 1.594, quién señaló que en el año 1.973 su hermano Arturo Jesús Valderas Angulo era militante del Partido Comunista y Ex Regidor de la Comuna de Entrelagos; el día 16 de septiembre de 1.973, salió llamado en la radio SAGO por lo que se presentó voluntariamente a Carabineros de Entrelagos, siendo trasladado al Regimiento Arauco y luego a la Tercera Comisaría de Osorno, fecha desde la cual se encuentra desaparecido;
Declaración de Luzmarina del Carmen Valderas Mancilla de fs. 1.194, quién señaló que el 16 de septiembre de 1.973, alrededor de las 24:00 horas, en circunstancias que estaba en su casa junto a su familia ubicada en Futacuín, su hermano Flavio Valderas Mancilla se levantó para ir a orinar al baño que se encontraba fuera, siendo alumbrado por linternas, dándose cuenta que habían como cinco Carabineros del Retén de Entrelagos quienes lo golpearon. Reconoció al Carabinero Rubén Angulo Fuschlocher, Abelardo Rojas, andaba también el civil Jorge Barrientos; estos trasladaron a su hermano al retén y desde entonces nunca más supo de él. Agrega que al tiempo sostuvo una conversación con la esposa de Angulo la que le contó que éste en una oportunidad llorando le había le había contado que había dado muerte a Flavio;
Fotocopia del Carné de Identidad de Blanca Ester Valderas Garrido de fs. 1.300;
Fotocopia de libreta de matrimonio de Joel Fierro Inostroza con Blanca Ester Valderas de fs. 1.301;
Versión de Blanca Ester Valderas Garrido de fs. 1.309, 1.331, 1.529 y 2.609, quién señaló haber sido detenida el 17 de septiembre de 1.973, a las 17:00 horas junto con su marido Joel Fierro Hinostroza y Ricardo Huenumán Huenumán, Sergio Huichacán y Guillermo Núñez, en sus domicilios y trasladados en un furgón verde del SAG, por los carabineros Rojas, Oyarzún y Rocha; quedó en una celda sola y luego la sacaron junto a los otros detenidos y la subieron a un furgón negro, habían algo de 10 personas encapuchadas y con metralletas. Los hombres iban detenidos. Al llegar al puente colgante, los hicieron bajar a todos y los colocaron distantes a unos tres metros, hincados mirando hacía el río; a la primera que trataron de ejecutar fue a ella, un policía le colocó le colocó el cañón de la metralleta en la sien derecha y gatillo dos veces y las balas no salieron por lo que le dio un culatazo en los riñones y la arrojó al río, cuando una cayendo sintió las ráfagas de los disparos, pero no le pegaron y salió como a vente metros del puente llegando a la casa de unos campesinos como a las 05:00 de la madrugada. Posteriormente se vino a Osorno, luego a Valdivia y finalmente a Santiago donde permaneció en forma clandestina varios años; en Puente Alto logró sacar carnet de identidad con nombre falso;
Acta de instalación y constitución de la Ilustre Municipalidad de Entrelagos de fs. 1.311, en la que figura como segundo Regidor José Ligorio Neicúl Paisil;
Declaración de Zulema Garrido Velásquez de fs. 1.325 quién señaló que a su domicilio llegó una señora que no conocía y le manifestó que a su casa había llegado su hija a pedir auxilio luego de haber huido de una patrulla en el puente colgante de Pilmaiquén donde la habían tirado al río; fue a buscar a su hija al lugar indicado y al pasar por el río Pilmaiquén vio el cadáver de una persona flotando en las aguas. Trajo a su hija a Osorno, luego la familia de su esposo la llevó a Valdivia;
Declaración de Lastenia Licandeo Aburto de fs. 1.342 vta, y 3.126, quién señaló que el día 17 de septiembre de 1.973 como a las 17:30 horas en circunstancias que estaba en casa de doña Blanca Ester Valderas Garrido llegó una patrulla de Carabineros a detenerla junto con su marido; reconoció a los Carabineros Oyarzún, Rojas, Angulo y Rocha. Se llevaron a la señora y su esposo en un furgón verde en dirección a la Tenencia. También se llevaron a Martín Núñez, Sergio Huichacán y Ricardo Huenumán;
Declaración de Elena Fierro Valderas de fs. 1.346 y 5.603, quién señaló que el día 17 de septiembre de 1.973 a eso de las 17:00 horas ella iba llegando a la casa de sus padres en Entrelagos. La casa estaba rodeada de Carabineros y enseguida ingresaron al de sus padres Rojas, Rocha y Oyarzún, antes habían pasado a la casa de su vecino Huenumán. Los Carabineros se llevaron a los detenidos en un furgón verde, señalando que los llevaban solamente para hacerles unas preguntas. Sus padres no regresaron por lo que fue avisar a su abuelita Zulema, en el lugar se encontró con una señora desconocida quién les aviso que fueran a buscar a su madre. Una vez junto a su madre ésta le contó detalladamente lo ocurrido indicando que su padre junto a otras tres personas habían sido fusiladas en el Puente Pilmaiquén;
Declaración de Ernesto Segundo Fierro Valderas de fs. 1.346 vta, y de Fabiola Inés Fierro Valderas de fs. 1.347, quienes señalaron que el día 17 de septiembre de 1.973, alrededor de las 17:00 horas Carabineros detuvo a sus padres y los llevó en un furgón verde; reconocieron a los Carabineros Oyarzún, Rocha y Rojas;
Declaración de Alberto Oyarzo Guala de fs. 1.349, quién señaló que vivía a unos 150 metros del Puente Colgante del Río Pilmaiquén, el que cruzaba todas las mañanas a eso de las 06:00 de la mañana y en una oportunidad en el Puente Nuevo de la Panamericana vio el cadáver de una persona que estaba encajado en un palo. La señora Valderas, después de unos minutos se identificó como la Alcaldesa de Entrelagos, llegó toda mojada y les indicó que había sido tirada al río por unos enmascarados. El salió a trabajar temprano y cuando regresó a las 12:00 ya no estaba la señora ya que su madre la había ido a buscar; nunca más supo de ella;
Inspección ocular efectuada por el Tribunal en el Puente colgante Pilmaiquén de fs. 1.356 y 1.357;
Orden de investigar del departamento Quinto de la Policía de Investigaciones de fs. 1.433;
Informe pericial fotográfico de la Tercera Comisaría de Carabineros de Osorno de fs. 1.473;
Informe pericial planimétrico de la Tercera Comisaría de Carabineros de Osorno de fs. 1.499;
Declaración de Luis Ernaldo González Tapia de fs 1.526, quién señaló que para el 11 de septiembre de 1.973 él formaba parte de la dotación de la Tenencia de Carabineros de Entrelagos, a su vez esta dependía directamente de la Tercera Comisaría de Rahue que estaba a cargo del Capitán Adrián Fernández Hernández, quién coordinaba las detenciones por orden político. Recuerda las detenciones de la señora Alcaldesa y de un señor Valderas Angulo, de los otros no, pero seguramente si eran de izquierda debieron ser detenidos, porque esas eran las instrucciones. Recuerda que poco antes del 11 de septiembre, el Carabinero Angulo Fuschlocher tuvo un problema con una persona que al parecer le rompió su chaqueta, pero no recuerda si el civil con quién tuvo el problema es alguno de los detenidos desaparecidos que se le mencionan. Recuerda que las detenciones que se hicieron en Entrelagos se realizaron por personal de la Tercera Comisaría de Rahue, más específicamente por la Comisión Civil, entre los cuales recuerda a “Cheo Aguila”, Juan Carlos Canales, quién era alcohólico, un tal Maragaño, otro que recuerda bien es el Marenga Gustavo Muñoz Albornoz, apodado “El Loly”, también vio en ese grupo al Capitán Fernández, esto por razones obvias ya que era el jefe de la Unidad; estas personas se movilizaban en vehículos particulares incautados. La detención de la señora Alcaldesa la hizo un grupo de personas entre las cuales recuerda al Cheo Aguila y al propio Capitán Adrián Fernández. Por el tiempo transcurrido no recuerda con certeza a los demás aprehensores pero de seguro andaba el resto de los mencionados ya que siempre andaban juntos en esas cosas. Por comentarios de colegas supo que algunos detenidos fueron lanzados al río. Algunos Carabineros de la tenencia brindaron apoyo a ese grupo, como ser el Carabinero Negrón, el Jefe Subrogante de la Tenencia Suboficial Mayor Germán García y el carabinero Renato Padilla;
Documento titulado “La Guerra Privada del Capitán Fernández” de fs. 1.534;
Declaración de Saturnino Valderas Angulo de fs. 1.596, y Héctor Orlando Valderas Angulo de fs. 1.598, quienes señalaron que en septiembre de 1.973 su hermano Arturo Jesús tenía 22 años y era Regidor de las Juventudes Comunista en la Municipalidad de Entrelagos. En ese mismo mes su hermano se fue a entregar en forma voluntaria a carabineros de Entrelagos y desde entonces no han vuelto a saber de él. El 19 de septiembre de 1.973 llegó un grupo grande de Carabineros en vehículos particulares vestidos de uniforme, reconocieron al civil Walter Lausen Siebert. Fueron trasladados a la Tercera Comisaría;
Libro titulado “Consejo de Guerra” de fs. 1.672;
Presentación del Comité Pro Paz de fs. 1.806;
Declaración de Carlos Alfonso Alfredo Bongcam Wyss de fs. 1.814, quién señaló haber sido militante del Partido Socialista en la ciudad de Santiago. Posteriormente en el mes de marzo de 1.973, siendo Secretario Regional del partido Socialista en Osorno, fue designado Candidato a Diputado, elecciones en las que no salió elegido. En el mes de agosto de ese mismo año fue requerido por la Fiscalía Militar de Osorno, lo que dado las circunstancias que se vivían en el país lo llevó a tomar la decisión de pasar a la clandestinidad a la espera de los acontecimientos que culminaron con el Golpe de estado en el mes de septiembre del mismo año. Después del 11 de septiembre, en esa situación de clandestinidad, se informó acerca de la represión que las Fuerzas Armadas y de Orden ejercían en la zona, de lo cual le llegaron varios antecedentes a través de integrantes de la Iglesia Católica y Luterana de Osorno, Grupo denominado “Comité de Cooperación para la Paz en Chile, que le hicieron entrega de documentos oficiales de la época, y le aportaron sus testimonios. En relación, al Teniente Adrián Fernández Hernández, dice haberlo conocido cuando trabajó en la Intendencia de Osorno, quién mantenía relaciones de amistad con varias autoridades e integrantes de partidos políticos oficialistas del Gobierno de la Unidad Popular. Supo por información entregada por compañeros de izquierda que el Capitán Fernández para el 11 de septiembre era jefe subrogante de la Tercera Comisaría de Rahue y tenía la jurisdicción de Entrelagos, Bahía Mansa, San Pablo etc. Supo también que después del Golpe Militar este oficial participó en detenciones políticas, que los funcionarios de Carabineros de Entre Lagos realizaban detenciones con listas que algunos civiles de esa localidad les entregaban, estos últimos, también recibían detenidos en horas de la noche, para proceder a su ejecución, trasladándolos hasta el Puente Pilmaiquén, que corresponde al ubicado en la Ruta 5, para lo cual se debía pasar por el retén de Carabineros de Las Lumas. Debido a que se encontraba impuesto el toque de queda; estos hechos tuvieron que haber sido autorizados por el Jefe de la Tercera Comisaría de Rahue, Unidad Policial de la cual dependía la Tenencia de Entre Lagos y el mencionado Retén. Hace presente que los hechos que describe en su obra “La Guerra Privada del Capitán Fernández”, están basados en testimonios de personas que tuvieron conocimiento de los hechos que ocurrieron en la época y los documentos;
Resumen sobre hechos relativos al detenido desaparecido Arturo Jesús Valderas Angulo de fs. 2.228;
Resumen sobre hechos relativos al detenido desaparecido Martín Núñez Rosas de fs. 2.234;
Certificado de nacimiento perteneciente a Luis Sergio Aros Huichacán de fs. 2.460 y 3.292;
Certificado de nacimiento de Joel Fierro Inostroza de fs. 2.536;
Resumen sobre hechos relativos al detenido desaparecido Luis Sergio Aros Huichacán de fs. 2.577;
Resumen sobre hechos relativos al detenido desaparecido Joel Fierro Inostroza de fs. 2.621;
Mapa de la Comuna de Río Bueno de fs. 2.631;
Mapa de la Comuna de San Pablo y Puyehue de fs. 2.633 y 2.634;
Informe del Departamento de Extranjería y Policía Internacional de fs. 2.679, en el que se informa que efectuadas las consultas en el Sistema Computacional Institucional a contar del año 1.973 a la fecha (19-01-2.004) Arturo Jesús Valderas Angulo no registra ingreso al Territorio Nacional por paso fronterizo habilitado de la República;
Declaración de Jovita del Carmen Ruiz Huichacán de fs. 2.816, quién señaló que para el año 1.973 vivía en el sector La Estación en una mediagua construida en terreno fiscal en Entre Lagos, junto con su marido, abuelo, hermanos y dos hijos. El 15 de septiembre de 1.973, como a las 17:00 horas llegaron a su casa cinco funcionarios de Carabineros al mando del único que ella reconoció como García, jefe del Retén, pues en ese tiempo aún no era Tenencia. A su casa entró García y otro Carabinero quienes revisaron y dieron vuelta todo en busca de armas, se llevaron detenido en una camioneta a su marido Guillermo Gutiérrez Díaz y lo soltaron a la vuelta de la cuadra. A los minutos regresaron los Carabineros preguntando por el resto de personas que vivían en la casa, andaban los mismos Carabineros quienes esta vez se llevaron a su hermano Luis Sergio Aros Huichacán, quién a la fecha sigue desaparecido. Supo por Lastenia Licandeo Aburto que ese día los Carabineros primero habían detenido a Joel Fierro, luego a la casa de Ricardo Huenumán, a la casa de Martín Núñez y finalmente a la suya; esta también le contó que en el grupo de Carabineros andaba Rojas, el Cabo Domasen delgado, Rocha y Quintupurray. Cuando los Carabineros fueron a su casa a buscar a su hermano vio que andaban trayendo a Ricardo Huenumán y Martín Núñez;
Declaración de Ricardo Huichacán Levín de fs. 2.822, quién dijo que el 11 de septiembre de 1.973 vivía en el Sector La Estación de Entre Lagos, no era simpatizante de ningún partido político. El 15 de septiembre de 1.973 a eso de las 17:00 horas fue detenido junto a Joel Fierro, su esposa Blanca Valderas, Ricardo Huenumán, Núñez y su sobrino Sergio Aros Huichacán. Posteriormente él solamente fue dejado en libertad, piensa que intervino Walter Lausen a quién antes les había trabajado y ese día lo vio en el Retén;
Declaración de Saturnino García Moreira de fs. 2.932, quién manifestó que después del 11 de septiembre de 1.973 en circunstancias que transitaba de a pié por el camino emplazado en lo que había sido la línea férrea junto a sus dos hijos de 10 y 12 años, y al pasar frente a la bodega de la ex estación de ferrocarriles de Entre Lagos observó al Carabinero Negrón con una metralleta, quién como una recomendación les dijo que se apuraran; en una especie de patio que existía en la bodega y en el camino vio la camioneta del finado Toirkens y la camioneta de Rafael Osorio y la “Cuca” de Carabineros, vio también al Cabo Rojas. Ese día vio que Carabineros andaba trayendo a Huenumán quién era Regidor, Martín Núñez, obrero que vivía en la bodega. También en esa ocasión vio a Fierro, quién era el marido de la Alcaldesa Blanca Valderas y a Huichacán. No vio a Civiles, ni Militares en el lugar, tampoco a los dueños de los vehículos. Se notaba que las personas andaban detenidas ya que los Carabineros los llevaban adelante y estos se observaban decaídos y avergonzados. Posteriormente supo que las personas mencionadas, más la señora Blanca, desaparecieron de Entre Lagos hasta el día de hoy, salvo el caso de Martín Núñez, que hace algo de dos años fue sepultado, e incluso asistió a sus funerales ya que fueron compañeros de trabajo;
Ficha antropomórfica de Arturo Jesús Valderas Angulo de fs. 3.086;
Certificado de defunción perteneciente a Martín Núñez Rosas de fs. 3.296;
Certificado de nacimiento de Martín Núñez Rosas de fs. 3.301;
Testimonio de María Carmela Tringa Miranda de fs. 3.454 y 4.076, quién señaló que para septiembre de 1.973 era casada con Martín Núñez Rosas, y vivían en el sector La estación. Su marido trabajaba en la ECA y era militante del Partido Socialista. El Comité de los sin casa que era presidido por Ricardo Huenumán, decidió tomarse las casas fiscales de la Estación de Ferrocarriles las que se encontraban abandonadas desde el terremoto de 1.960 y no había movimiento de trenes. El día 14 o 15 de septiembre de 1.973 alrededor de las 17:00 horas en circunstancias que se encontraba en su casa con su esposo e hijos, llegaron a su casa tres Carabineros en forma prepotente, reconociendo al Mayor García que mandaba en la Tenencia, a Angulo y uno de apellido González, quienes detuvieron a su marido. Los Carabineros andaban con metralletas. Su marido fue el último detenido ya que antes se habían llevado a la Alcaldesa Blanca Valderas, a su marido Joel Fierro, a Luis Aros Huichacán y a Huenumán. Al día siguiente fue a la Tenencia a preguntar por su esposo, siendo informada que había sido trasladado a Osorno. Fue a la Tercera Comisaría de Rahue donde le dijeron que no estaba su marido y que podría estar en el estadio Español, pero no fue habido. Pasó el tiempo y apareció la señora Blanca Valderas, quién le dijo que no buscara más a su marido ya que éste había muerto de un balazo. Finalmente dice que el cadáver de su esposo fue encontrado a orillas del río Pilmaiquén y que ella le reconoció por las ropas y un injerto que se había hecho en un tobillo, de igual forma se tomaron muestras de ADN, su esposo fue sepultado en Entrelagos;
Versión de Rubén Bastidas Molina de fs. 3.536, quién señaló que después del 11 de septiembre de 1.973, como el 15, no esta seguro a eso de las 17:00 horas, vio llegar el furgón de carabineros y que se metió al patio de la Tenencia, la cual se ubicaba al lado de su casa. Vio bajar a la Alcaldesa de apellido Valderas, a su esposo Joel Fierro, a Ricardo Huenumán, a Checho Ruiz, y a Martín Núñez, a todos los conocía ya que el pueblo era chico y además él trabajaba como chofer de la Municipalidad de Entre Lagos. Con los detenidos iba el Sargento de apellido Oyarzún; es todo lo que vio;
Acta de recepción de restos de pertenecientes a Martín Núñez Rosas de fs. 3.539;
Versión de José María Segundo Huichal Paisil de fs. 3.541, quién señaló que en septiembre de 1.973 vivía junto a su esposa e hijos en la Población de Entre Lagos. Después del Golpe de estado entre las 15:00 y 16:00 horas, llegaron Carabineros vestidos de uniforme y se imagina que armados, quienes detuvieron a Huenumán, quién era dirigente, Huichacán, la Alcaldesa de nombre Blanca, su esposo, no recuerda nombre y Núñez, no recuerda su nombre, pero a todos los conocía años. Los Carabineros pusieron a los cinco detenidos contra la pared, con las manos en alto y los registraron, luego los subieron a un vehículo y se los llevaron, no sabe dónde. Los Carabineros andaban en varios vehículos, furgones y camionetas;
Versión de Ruperto Caucau Huala de fs. 3.835, quién dijo que para septiembre de 1.973 se desempeñaba como lechero y campero en el predio de don Lupercio Carvallo que se ubicaba a orillas del Río Pilmaiquén. Su casa se ubicaba entre los dos puentes, entre el colgante y el puente nuevo o de cemento. No recuerda bien si fue el 15 o 16 de septiembre de 1.973, en todo caso antes del 18 de septiembre, a eso de las 05:15 horas, en circunstancias que se encontraba levantándose, sintió gritos de auxilios de una mujer que venían desde la arboleda, donde hay un zanjón. Le habló por la ventana y como ella le respondió que había caído al zanjón, la hizo pasar y le sirvió café; la señora no se identificó y tampoco él le preguntó nada, andaba mojada. Como su esposa tuvo que ir con su hijo a Río Bueno al médico y al medio día llegara un sobrino, le dijo a la señora que se fuera ya que había escuchado por la radio que si una persona prestaba ayuda a un desconocido se vería envuelta en problemas. A esa fecha la señora debe haber tenido unos 40 años; en todo caso si la volviera a ver no le reconocería. Antes de que llegara la señora a pedir auxilio a su casa sintió ruidos tipo tiroteo. Ese mismo día cuando se fue a trabajar, al pasar por el puente colgante como lo hacía todos los días vio manchas de sangre y balas de fusil; esa misma mañana vio el cadáver en el puente de cemento, encajado en un gancho de árbol, al cual se le veían las botas de gomas y cuando lo sacaron vio que tenía una camisa de nylon rayada. Don Lupercio le facilitó bote a los Carabineros de San Pablo. Le comentaron que en un monte en el campo de la señora Karen Fener lo habrían enterrado. Por último hace presente que en una ocasión, desde su casa, escondido detrás de las cortina, vio que llegó un camión al puente de cemento y que descendieron a un grupo de diez personas a quienes les alumbraban con linternas el sendero, después de lo cual se escucharon gritos y una balacera. No pudo apreciar quienes eran las personas, pero cree que los llevaban como prisioneros;
Plano y denuncia de inhumación Ilegal y posible Homicidio de Martín Núñez Rosas de fs. 3.876 y 3.877;
Declaración del abogado Oscar Alvarez Gallardo de fs. 3.879, quién ratificó la querella señalando que don Jorge Rodríguez Solís le entregó los antecedentes ya que él habría ayudado a su padre a cavar una fosa para enterrar el cadáver de un desconocido en septiembre de 1.973;
Declaración de Jorge Rudy Rodríguez Solís de fs. 3.879 vta, quién manifestó que en septiembre de 1.973 vivía en el fundo de Edmundo Vásquez, a orillas del Río Pilmaiquén. Como el 22 o 23 de septiembre de 1.973 llegó el teniente de San Pablo Nelson Rodríguez, quién allanó las casas y ordenó que sacaran el cadáver de una persona que estaba enredado en una de las pilastras del puente de cemento carretero sobre el Río Pilmaiquén en la Ruta 5. Incluso don Lupercio Carvallo dueño del fundo del lado facilitó dos bogadores. Una vez que sacaron el cadáver, vio que se trataba de un hombre de unos 40 años, con botas de gomas negras. En la cabeza, al lado izquierdo de la frente tenía un boquete ancho que destrozó el cráneo, no sabe la identidad del hombre pero presume era un obrero de la zona ya que se veía mal vestido y que era una persona humilde. Seguramente este hombre fue muerto en el puente antiguo que cruza el Pilmaiquén, ya que en aquellos días continuamente se sentían ráfagas de metralletas. Agrega que la matanza más grande fue en el puente de cemento ya que allí vio cuajarones de sangre, sesos y al parecer en una oportunidad, un seno de mujer. Por último dice que una vez que se tuvo el cadáver se trasladó en tractor hasta donde se hizo una fosa y se enterró el cuerpo tal como estaba;
Inspección ocular practicada por el Tribunal a fs. 3.881 y 3.885;
Declaración de Karen Emilia Dora Fenner Scholz de fs. 3.882 vta; quién dijo ser arrendataria del Fundo Pilmaiquén que se encuentra ubicado en la rivera Norte del Río del mismo nombre, predio que para el año 1.973 era de propiedad de su padre fallecido en el año 1.974. Escuchó rumores que después del 11 de septiembre de 1.973 habrían sacado un cadáver que estaba atracado en una pilastra del puente de cemento que cruza el Río Pilmaiquén en la Ruta 5 y enterrado en una vega del fundo, pero que ignora el lugar y la identidad de quienes intervinieron;
Declaración de Lupercio Carvallo Bertín de fs. 3.886, quién señaló que toda su vida a vivido en el Fundo Pilmaiquén donde tiene su casa habitación ubicada a unos 300 metros del cabezal Norte del puente Pilmaiquén que cruza la Ruta 5, hacia el Oriente y su casa se encuentra también ubicada a unos 100 metros de la rivera Norte del citado río y del antiguo puente colgante que cruza el río Pilmaiquén. Es por ello que en varias oportunidades, siete u ocho, en las noches posteriores al 11 de septiembre de 1.973 sintió disparos de ametralladoras de alto calibre y fusiles y carabinas en el puente colgante y en el puente de cemento. Por temor nunca salió de su casa ya que además había toque de queda, por lo mismo ignora quienes hacían los disparos. También se sentían ruidos de vehículos, se divisaban luces, pero nunca sintió gritos. En algunas oportunidades vio sangre en el piso y en la baranda de la pasarela del puente colgante, en poca cantidad, pero en el puente de cemento más cantidad y sesos. Después de Fiestas Patrias del año 1.973 vio enredado en un palo aguas arriba del río Pilmaiquén, en la pilastra un cadáver, en esta oportunidad vio mucha gente, campesinos del sector y el Teniente de San Pablo Nelson Rodríguez le fue a pedir bote para sacar el cadáver. No supo la identidad de la personas, pero era un hombre humilde, joven con botas de gomas, tenía una entrada de bala en la frente, seguramente de gran calibre porque le había volado la tapa posterior del cráneo. No vio donde lo sepultaron pero posteriormente supo que fue en el predio de la señora Karen Fenner;
Declaración de Héctor Silva Carrillo de fs. 3.887, quién señaló que para septiembre de 1.973 era obrero del Fundo Pilmaiquén de propiedad de don Pablo Fenner. Después del 11 de septiembre de 1.973 un cadáver quedó atajado en un palo que había en una pilastra del puente Pilmaiquén que cruza la Ruta 5. Obreros del lugar por orden de Teniente de San Pablo de apellido Rodríguez lo sacaron y lo llevaron a la rivera del Río Pilmaiquén y lo enterraron en el predio de Fenner donde cavaron una fosa. Por último dijo que solamente vio el cadáver cuando estaba en el río, y que no presenció cuando lo sepultaron ya que estaba trabajando;
Informe de la Comisaría de Carabineros de La Unión de fs. 3.890;
Fotografías del Río Pilmaiquén y de los puentes sobre cause de fs. 3.894;
Inspección ocular y exhumación de fs. 3.897 vta;
Denuncia sobre hallazgo de osamentas humanas de fs. 3.899;
Croquis sobre ubicación de osamentas de fs. 3.900;
Fotografías de esqueleto humano de fs. 3.902 y 3.903;
Autopsia médico legal del esqueleto humano de fs. 3.905;
Informe pericial del esqueleto humano inhumado de fs. 3.908;
Informe pericial sobre exhumación del esqueleto humano de fs. 3.923;
Fotografías de fs. 3.915 a 3.920;
Certificado de defunción de “NN” de fs. 3.939;
Oficio sobre inhumación de cadáver de “NN” de fs. 3.950;
Informe del Grupo chileno de Antropología Forense de fs. 3.966;
Fotografías pertenecientes a Martín Núñez Rosas de fs. 3.984;
Informe de la Comisaría Judicial de Investigaciones de La Unión de fs. 3.996;
Informe emitido por el Servicio Médico Legal de Santiago en el que se informa que se recibió pericia y que los restos eventualmente podrían corresponder a Martín Núñez Rosas de fs. 4.012;
Fotografías del esqueleto de fs. 4.019;
Acta comparativa de informe médico legal de fs. 4.033;
Informe sobre situación represiva de Martín Núñez Rosas de fs. 4.035;
Informe sobre vestimentas de Martín Núñez Rosas de fs. 4.036;
Pericia traumatológica de fs. 4.038;
Análisis de ADN Mitocondrial de fs. 4.041;
Informe de biopsia de fs. 4.048;
Informe médico legal de fs. 4.052;
Certificado de defunción de Martín Núñez Rosas de fs. 4.061;
Acta de recepción de restos de Martín Núñez Rosas de fs. 4.075;
Informe de la Brigada de Homicidios de fs. 4.091;
Informe del Proyecto Internacional de Derechos Humanos de fs. 4.105;
Resumen sobre hechos relativos al detenido desaparecido José Ricardo Huenumán Huenumán de fs. 4.116;
Listado de familiares de detenidos desaparecidos con pruebas de ADN de fs. 4.185;
Testimonio de René Antonio Urra Rivera de fs. 4.211, quién señaló que después del 18 de septiembre de 1.973 iba gente al puente de cemento sobre la Ruta 5 en el Río Pilmaiquén, a mirar el cadáver de una persona que estaba atrapado en un palo, por lo que su patrón Edmundo Vásquez fue a dar cuenta a la Tenencia de San Pablo. Al lugar llegó el teniente Rodríguez quién ordenó sacar el cadáver y darle sepultación. Don Chito Carvallo prestó bote. Fue así como al día siguiente tal como lo ordenó el Teniente, a primera hora sacaron el cadáver, él conducía un tractor en el cual se trasladó el cuerpo más abajo orillando el río, lugar donde se cavo una sepultura y se enterró el cadáver. Posteriormente el Teniente concurrió a verificar si habían dado cumplimiento a lo ordenado. Recuerda que el cadáver correspondía a una persona morena, baja y bien pobre, con botas de goma, su cara y manos arrugadas, seguramente producto del agua, pero no se percató de otros detalles ya que estaba asustado;
Versión de Yolanda Bello Bello de fs. 4.225, quién señaló que para el 11 de septiembre de 1.973 ella vivía en la Población La Estación de Entre Lagos. Como a los 8 días después del 11, llegaron Militares a la Población en una camioneta particular de don Geo Henz y sacaron gentes de sus casas, les hicieron tiras sus cosas ya que buscaban armas. Se llevaron detenida a doña Blanca que había sido Alcaldesa de Entre Lagos, a su esposo de apellido Fierro. Supo después que también se habían llevado a José Huenumán, quién era Presidente de la Población, un joven que conocía como “Checho”, de unos 18 años de apellido indígena, una persona de apellido Núñez. Ese día andaban Carabineros y cree que eran de Osorno ya que en la Tenencia, no habían, tantos pero más andaban militares;
Requerimiento de inscripción de defunción de fs. 4.429;
Oficio del Juzgado de Letras de Río Bueno de fs. 4.431;
Publicación titulada “Interceptado un Comando de choque” de fs. 4.984, en dicho listado se mencionan a Segundo Joel Fierro Valderas, Juan Enrique Aros Huichacán y Mauricio Aros Huichacán;
Publicación titulada “ Designan 4 Subdelegados” de fs. 4.985, entre estos se mencionan al Teniente de San Pablo Nelson Rodríguez Guerrero y de Entre Lagos al Suboficial Germán García;
Publicación titulada “Nómina de detenidos en Osorno” de fs. 4.993 y 4.994;
Fotografía y comentario titulado “Entre Lagos” de fs. 4.998;
Publicación titulada “Símbolos del orden” de fs. 4.999, en la que se aprecian siete uniformados y dos civiles, y se lee “En la fotografía, una de las patrullas policiales, integrada por expertos en guerrillas, al mando del Comisario de Rahue, Capitán Adrián Fernández, minutos antes de reemprender una acción en la zona lacustre;
Oficio de la Ilustre Municipalidad de Puyehue de fs. 5.300;
Declaración de Heriberto Hott Contreras de fs. 5.351, quién entre julio de 1.972 y hasta el 1 de enero de 1.994 cumplió funciones como Secretario Municipal de Entre Lagos, la que se constituyó en enero de 1.972 y se designó Alcaldesa a doña Blanca Valderas Garrido y a los demás Regidores, entre los cuales recuerda a Rolando Benavides, Huenumán, al parecer José, Ligorio Neicúl y un señor de apellido Bello. La señora Valderas vivía en el sector Ex Estación; Neicúl, Huenumán y Valderas eran del sector El Encanto. Dice haber escuchado de la gente de Entrelagos que antes del 11 de septiembre de 1.973 la Alcaldesa comandaba las tomas de terrenos, pero eso no le consta. Después del 11 de septiembre de 1.973 no volvió a ver a los Regidores Neicúl, Huenumán, Valderas y a doña Blanca Valderas. No tiene una fecha específica pero sabe que días después del 11 de septiembre de 1.973 doña Blanca Valderas, su marido, Huenumán, Neicúl y Valderas fueron detenidos por carabineros de la Tenencia de Entrelagos, reforzados por otros Carabineros de Osorno, piensa que pudrían haber sido de la Tercera Comisaría ya que la Tenencia pertenecía a la Tercera Comisaría. Escuchó que en la noche los llevaron al Puente Pilmaiquén en el camino hacia Rucatayo, ubicado a dos kilómetros de la Ruta 215, que les comenzaron a disparar y que la señora Blanca al darse cuenta de eso se tiró al río y logró salvarse. Dicen que todos los demás murieron, que fueron muertos allí;
Fichas dactiloscópicas a nombre de “Blanca Céspedes Garrido y Blanca Ester Valderas Garrido” de fs. 5.389;
Declaración de Manuel Negrón Ojeda de fs. 5.462, quién llegó al Retén de Entre Lagos en enero de 1.973 y se desempeñó allí por 8 años continuos. El jefe de ese Retén era Germán García. En esa época se hicieron patrullajes a sectores de la jurisdicción, específicamente recuerda Puerto Chalupa, El Encanto, Santa Elvira y Pulelfu, en estos dos últimos debido a que en ese sector había un paso fronterizo no habilitado y se pensaba que la gente adicta a la Unidad Popular y que había escapado, podía salir del país por ese lugar. En esa época se levantaron los retenes de Termas de Puyehue y Las Lumas, cuyo personal fue distribuido en distintas unidades, por lo que a la Tenencia llegaron Angulo, que era de Puyehue, Padilla que era chofer y al parecer estaba en Las Lumas. Este movimiento se produjo después del 11 de septiembre de 1.973. la Alcaldesa que estuvo detenida en un calabozo de la Tenencia se llamaba Blanca Valderas y la vio entrar detenida cuando era llevada por la comisión civil de la Tercera Comisaría de Carabineros de Rahue; cree que esto fue después del 18. Le parece que también participo personal de esa Tenencia y que el operativo se hizo en el sector Estación. Le parece que junto con ella también fue detenido su marido, de apellido Fierro. El mismo día que llevaron detenida a la ex Alcaldesa llegaron más detenidos, unos 4 o 5, entre ellos un tal Valderas. Agrega que al otro día cuando llegó a las 8:00 horas a la Tenencia ya no estaba ninguno de los detenidos. Al tiempo después, supo que las personas que estuvieron detenidas en la tenencia habían sido muertas en el Río Pilmaiquén en el camino a Rucatayo. Presume que fue gente de la Comisión Civil la que se llevó a los detenidos pues no supo que funcionarios de la Tenencia los hubieran llevado a Osorno o que hubieran sido retirados por Militares. El capitán Fernández salía a algunos de los patrullajes, pero no recuerda si estuvo cuando detuvieron a la Alcaldesa;
Testimonio de Nora Mancilla Fierro de fs. 5.493, quién para el año 1.973 estaba casada y vivía en la Población García Hurtado de Mendoza de Osorno. Después del 18 de septiembre de 1.973, dentro de la semana, llegó a su casa Blanca Valderas acompañada de su madre, quién le pidió ayuda; andaba con el pelo corto y teñido, lo que no era usual ya que lo usaba largo. Le contó que el 17 o 18 de septiembre de 1.973, como a las 15:00 horas, llegaron Carabineros de Entre Lagos y la llevaron detenida junto con su marido Joel Fierro, (quién era su primo), que en la Tenencia vio a otras personas que ella conocía y que también ocupaban cargos como ella, que era Alcaldesa. Le contó que en la madrugada siguiente como a las 03:00, sacaron a todos los detenidos y los subieron a un furgón cerrado conducido por personas que andaban enmascaradas y con fusiles. Los llevaron al Río Bueno, y que los arrodillaron a todos, instantes en que los hombres lloraban y pedían misericordia, entre ellos su marido. A los hombres los amarraron con los cinturones de sus pantalones y a ella no la amarraron pues no encontraron con que hacerlo, uno de los enmascarado le dio un culatazo en la espalda con el arma lo que le hizo perder el equilibrio y caer al agua, instantes en que sintió que la ametrallaban desde arriba sin que la alcanzara ninguna bala. Ella nada y llegó a casa de unos campesinos. Al mes de la detención acompañó a la hija de Blanca a la tenencia a preguntar por sus padres donde les dijeron que el mismo día que le habían tomado declaración habían sido liberados. Posteriormente Blanca estuvo en Valdivia y finalmente en Santiago donde se cambió de nombre;
Versión de Julio Bilbao Ascencio de fs. 5.496, quién dijo que en para el año 1.973 se encontraba viviendo en Osorno y que le avisaron por teléfono cuando detuvieron a Blanca Valderas, que era Alcaldesa de Entre Lagos, también se enteró de la detención del esposo de esta, detención practicada por los Carabineros de Entre Lagos. Al final los hijos del matrimonio fueron repartidos, ellos se quedaron con uno. Blanca contó que junto con ellos fueron detenidos un grupo de personas y que a todos los habían llevado al Puente Río Bueno y los mataron a todos incluido su marido, quién nunca más apareció. Contó que a todo el grupo fue puesto en fila en el puente y que cuando ella se dio cuenta se lanzó al río y como sabía nadar se había salvado. Sabe que Blanca estuvo escondida;
Versión de Ernesto Segundo Fierro Valderas de fs. 5.501, quién dijo tener recuerdos borrosos de lo que sucedió cuando se llevaron detenidos a sus padres, ya que para entonces él tenía 9 años. Ese día como a las 17:00 horas llegaron algo de cuatro Carabineros a su casa, era el mes de septiembre de 1.973. Con el tiempo su madre les contó que una vez que llegaron a la Tenencia los dejaron en calabozos y en la noche fueron sacados de allí por encapuchados y llevados al Puente Pilmaiquén donde les dispararon y que ella había presenciado la ejecución de su padre. Les habló que todos los hombres estaban vendados excepto ella, y que ella se había salvado por que la empujaron y después le dispararon sin que le dieran y que logró salir y pedir ayuda en casa de campesinos;
Testimonio de Elena del Carmen Fierro Valderas de fs. 5.603, y de Alfredo Enrique Fierro Valderas de fs. 5.607, quienes señalaron que para septiembre de 1.973, vivían con sus padres Blanca Valderas Garrido y Joel Fierro Hinostroza en una casa ubicada en el barrio Estación, de Entre Lagos. El día 15 de septiembre en la tarde alrededor de 12 Carabineros rodearon su casa, un furgón verde se detuvo y unos cuatro o cinco Carabineros ingresaron a su casa apuntando con sus armas, revolvieron y rompieron todo, según ellos buscaban armas. Posteriormente se llevaron detenidos a sus padres en el furgón. Como sus padres no regresaron les enviaron comida al día siguiente, enterándose que éstos no estaban en la Tenencia por lo que el día 17 viajaron a Osorno junto al resto de sus hermanos donde su abuela, lugar donde llegó una señora, quién les hizo saber el paradero de su madre. Una vez con su mamá esta les contó se había juntado con Huenumán, Huichacán y Núñez; que el mismo día de su detención como a las 03:00 de la madrugada fueron sacados de la Tenencia por un grupo de personas cuyos rostros estaban cubiertos con máscaras, los echaron a un vehículo y los llevaron al puente Pilmaiquén, donde los hombres amarrados con sus cinturones les hicieron arrodillarse para enseguida dispararles; una persona le dio de culatazos a su madre, ella se lanzó al río y salió nadando, logro llegar a la casa de unos inquilinos los que le avisaron a su abuelita;
Declaración de Juan Enrique Aros Huichacán de fs. 5.620, quién manifestó que en septiembre de 1.973 vivía junto a sus abuelos, hermanos y cuñados en una toma que llamaban “La media Luna” ubicada al Sur de Entre Lagos. El día 12 de septiembre de 1.973, a eso de las 03:00 de la madrugada su hermano Luis Sergio Aros Huichacán fue detenido por carabineros de Entre Lagos. La detención fue en su casa y en presencia de todos los familiares que la habitaban. Andaban unos 10 funcionarios, entre ellos el Cabo Rocha, el Cabo Huentrutrupay, el Suboficial Fierro y el Cabo Guajardo, los demás Carabineros eran de otras unidades ya que no les ubicaba. Los carabineros llegaron disparando a la casa, él se asusto y se fue a esconder al Monte. Al otro día cuando llegó a su casa, su papá y hermana le contaron que habían ido a la Tenencia a preguntar por su hermano y que allí les habían dicho que no fueran más ya que su hermano estaba muerto en el río. Por último dice que la misma noche que tomaron detenido a su hermano tomaron preso a Huenumán, la Alcaldesa, su marido y Núñez;
Declaración de Guillermo Gutiérrez Díaz de fs. 5.792, quién para el 11 de septiembre de 1.973 vivía junto a su mujer e hijos en el sector Sur de Entre Lagos. El día 15 de septiembre de 1.973, alrededor de las 15:00 a 16:00 horas, en circunstancias que se encontraba trabajando en la huerta con su suegro y cuñados, llegaron los Carabineros armados con metralletas. Sus cuñados se escondieron por lo que él y su suegro fueron detenidos y golpeados con las metralletas, a él lo dejaron en la pisadera del furgón mientras que a su suegro afirmado en un cerco, a su cuñado Luis Aros lo detuvieron en casa de vecinos, lo carearon su suegro. En ese momento reconoció al Carabinero Rocha, un tal Tapia y a un Teniente de Entre lagos de apellido Olivares, éste le dijo que se fuera a su casa. Antes de su detención vio como Carabineros andaba rodeando a la gente y se llevaron primero a la Alcaldesa Blanca Valderas, a su marido Joel Fierro, a Ricardo Huenumán y después a Martín Núñez, finalmente soltaron a su suegro y solamente se llevaron a su cuñado. Según su esposa Jovita Ruiz Huichacán, escuchó de parte de doña Blanca Valderas que todos los detenidos fueron sacados el mismo día de su detención en horas de la madrugada y trasladados a un puente sobre el Río Pilmaiquén donde les dispararon, que ella se lanzó a las aguas y a nado llegó hasta la casa de unos inquilinos de un Fundo quienes le prestaron ayuda;
Partida de nacimiento de José Ricardo Huenumán Huenumán de fs. 5.879.
Declaración d e Jorge Rudy Rodríguez Solís de fs. 6.752, quién en septiembre de 1.973 vivía junto a su padre en el fundo de don Edmundo Vásquez Bécker, pues él era el administrador. No recuerdo si antes o después del 18 de septiembre vio que a unos 20 metros aguas arriba del puente carretero sumergido en el agua había el cuerpo de un hombre enredado en un palo. Por esos mismos días como debían transitar por ese puente y en el antiguo, observaron restos o manchas de sangre y restos de sesos humanos. Nunca vio vainillas o casquetes de balas. Unos dos días después llegaron a su casa unos ocho a diez Carabineros quienes revisaron la casa en busca de armas y como encontraron oculto en un árbol un revolver de propiedad de su padre, fue que el Teniente Rodríguez, en castigo le ordenó que a primera hora debía sacar el cadáver y sepultarlo. Al día siguiente consiguieron donde Carvallo bote y junto a algunos integrantes de la familia Cárcamo sacaron el cuerpo y en tractor lo llevaron hasta una playita de la ribera Norte del río, al parecer en el predio de la señora Karin Fenner. Posteriormente, en el año 1.990 llegó a su casa el magistrado de Río Bueno y le solicitó a su padre le indicara el lugar donde había sepultado el hombre. Por último dice que recuerda era una persona de aspecto humilde con botas de caña corta;
Ficha antropomórfica de José Ricardo Huenumán Huenumán de fs. 6.951;
Ficha antropomórfica de Luis Sergio Aros Huichacán de fs. 6.958;
Causa Rol N° 52-97 del Cuarto Juzgado Militar con asiento en Valdivia contra “NN”, sobre inhumación ilegal tenida a la vista a fs. 1.657, en especial:
Querella de fs. 419;
Informe del departamento Quinto de la Policía de Investigaciones de fs. 446;
Declaración de Dino Cesar Valderas Angulo de fs. 492 vta, Fray Edison Valderas Angulo de fs. 496 y María América Valderas Angulo de fs. 497, quienes señalaron ser hermanos de Jesús Arturo Valderas Angulo, quién se encuentra desaparecido desde el 16 de septiembre de 1.973, fecha en la que se fue a presentar voluntariamente a la Tenencia de Entre Lagos ya que había salido llamado por radio;
Oficio del Cementerio Alemán de Osorno de fs. 506, en el que se informa que revisados todos los archivos, no se encuentran registradas las sepultaciones de José Liborio Neicúl Paisil, Flavio Heriberto Valderas Mancilla y Jesús Arturo Valderas Angulo;
Oficio de la Ilustre Municipalidad de Osorno de fs. 7. en el que se informa que en dicho cementerio no existen registradas las sepultaciones de los Señores José Liborio Neicúl Paisil, Flavio Heriberto Valderas Mancilla y Jesús Arturo Valderas Angulo. Que revisados los libros de control de inhumaciones del cementerio de Rahue Alto, no existen antecedentes al respecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.