FALLO CRIMENES OSORNO (CONTINUACION 3)

(Continuación)

TRIGESIMO NOVENO: Que los hechos descritos en el motivo anterior son constitutivos respectivamente de los siguientes hechos:

Que en Entrelagos, comuna perteneciente a la provincia de Osorno, un grupo de carabineros pertenecientes a la tenencia de Entrelagos y a la tercera Comisaría de Osorno, abocados especialmente a la detención, encierro apremio de personas sindicadas como dirigentes, militantes o simpatizantes del régimen de la Unidad Popular, entre los días 15 y 17 de septiembre de 1973,detuvieron a Blanca Valderas Garrido, ex regidora y alcaldesa de Entrelagos y a su cónyuge Joel Fierro Inostroza , a José Ricardo Huenumán Huenumán, Martín Núñez Rozas y Luis Sergio Aros Huiochacán, trasladándolos a la citada tenencia , y en al madrugada siguiente por orden del Comisario de la Tercera Comisaría de Osorno,,los trasladaron hasta el puente colgante del río Pilmaiquén, ubicado en el costado Oriente de la carretera Panamericana, y una vez allí, con la vista vendada fueron colocados junto a la baranda del puente y procedieron a fusilar a Martín Núñez Rozas, cuyo cadáver fue inhumado ilegalmente en la orilla norte de dicho río, exhumado en el año 1999 e identificado en el año 2001.

Se intentó fusilar a Blanca Valderas Garrido, pero antes de lograrlo, cayó al río y salvó con vida y
Fueron vistos por ultima vez , aún detenidos, Joel Fierro Inostroza, José Ricardo Huenumán Huenumán y Luis Sergio Aros Huichacán, sin que hasta la fecha se sepa su paradero.
Asimismo se encuentra acreditado que el día 16 de septiembre de 1973 Arturo Jesús Valderas Angulo, fue detenido cuando se presentó voluntariamente a la tenencia de Entrelagos, quedando detenido en ese lugar, sin que hasta ahora se sepa su destino o paradero.

CUADRAGÉSIMO: Que los hechos descritos en el considerando anterior, son constitutivos respectivamente de los delitos de homicidio calificado previsto y sancionado en el artículo 391 Nº 1 circunstancia primera del Código Penal, perpetrado en fecha no determinada entre el 16 y 18 de septiembre de 1973, de Martín Núñez Rozas; homicidio calificado en grado de frustrado de Blanca Ester Valderas Garrido, previsto y sancionado en el articulo 391 N º 1 en relación con el artículo 7 del Código Penal; Secuestro Calificado de Joel Fierro Inostroza, José Ricardo Huenumán Huenumán y Luis Sergio Aros Huichacán, perpetrados entre el 15 y 17 de septiembre de 1973 y secuestro calificad de Arturo Jesús Valderas Angulo, perpetrado con fecha de inicio el 16 de septiembre de 1973, previsto y sancionado en el artículo 141 del Código Penal.

DECLARACIONES INDAGATORIAS DE LOS PROCESADOS Y SU PARTICIPACÓN:

CUADRAGÉSIMO PRIMERO: Que el acusado Adrián José Fernández Hernández en sus indagatorias de fs. 23, 276, 384, 717, 718, 1.053, 1.252 vta, 1.918, 1.926, 2.298, 3.216, 3.773 vta, 4.311, 4.837, 4.908, 5.854, 5.985, 6.016, 6.092 y 8.294, respecto a los detenidos de Entre Lagos señala que era la Fiscalía quién ordenaba la detención de personas que eran partidarios del Gobierno de la Unidad Popular y si en el curso de la investigación se establecía que habían más involucrados, igualmente se ponían a disposición de la Fiscalía. En el caso de la gente de Entre Lagos, que son según se le dice: Blanca Valderas, ex Alcaldesa, Arturo Valderas, ex Regidor, José Huenumán, Martín Núñez y Sergio Aros, seguramente fueron detenidos y puestos a disposición de la Fiscalía Militar. En este caso lo que debió ocurrir es que las ordenes llegaron a la Comisaría y por conducto regular se derivaron a la Tenencia de Entre Lagos para su cumplimiento. Recuerda que se le dio cuenta de estas detenciones, pero no así la fecha o funcionarios que participaron en dicha detención. A la Alcaldesa la conoció cuando iba a la Intendencia. La labor de Carabineros consistía en entregar los detenidos a la Fiscalía Militar y con eso terminaba su procedimiento y a partir de allí desconoce lo que sucedería con esa gente. No le consta que las personas detenidas en Entre Lagos hayan sido puestas a disposición de la Fiscalía, pero da fe de que el Suboficial de apellido Oyarzún era un hombre muy responsable y cumplidor de sus obligaciones. No le consta que personal de la Tercera Comisaría haya ido a buscar esos detenidos a la Tenencia de Entre Lagos, pero es posible que así haya sido. Cualquier funcionario podía encargarse del cumplimiento de ordenes de detención que emanaban de la Comandancia de Guarnición y de la Fiscalía por motivos políticos, él no tomó ni seleccionó a funcionarios para que se encargaran de detenciones políticas

CUADRAGÉSIMO SEGUNDO: Que el acusado Rolando Bécker Solíz en sus indagatorias de fs. 677, 2.303 y 6.080, señala que en la Tercera Comisaría había un subterráneo que ellos llamaban “rastrillo” ya que allí se guardaban las cosas dadas de baja, local que se llenaba de agua. La Tercera contaba con tres furgones uno de ellos era el 777 y los otros dos pertenecientes al SAG que eran conducidos por sus mismos choferes. La Comisión Civil podía actuar dentro de la ciudad como fuera de ella incluso en los sectores de los destacamentos y estos seguramente se movilizaban en los furgones del SAG. No tiene idea quienes serán los responsables de las desapariciones de Blanca Valderas, Joel Fierro, Martín Núñez, Arturo Valderas, Sergio Aros y Ricardo Huenumán; quien estaba a cargo de la Tenencia de Entre Lagos en septiembre de 1.973 era el Suboficial Germán García;

CUADRAGÉSIMO TERCERO: Que el acusado Rafael Pérez Torres en sus indagatorias de fs. 681, 2.301 y 6.075, señaló que días antes del 11 de septiembre de 1.973 fue trasladado del Retén Las Lumas a la Tercera Comisaría de Carabineros de Osorno; en ese entonces tenía el grado de Cabo Primero. En la Tercera Comisaría hubo varios detenidos por razones políticas, pero no recuerda identidades. Las detenciones eran ordenadas por el jefe de la Unidad el Capitán Adrián Fernández Hernández y el mismo decía cuando la persona quedaba en libertad. Generalmente los detenidos eran por pertenecer a Partidos políticos de la Unidad Popular. Nunca participó en alguna detención de estas personas. No es efectivo que el Capitán Fernández haya formado un Grupo Especial para realizar esas detenciones, cualquier persona que el Capitán designaba podía hacerlo. Efectivamente en el subterráneo de la Comisaría había un lugar donde se interrogaba a los detenidos por razones políticas, a ese lugar solo entraban Eliseo Aguila, Canales, el Suboficial Mayor Oscar Vargas y el propio Capitán Fernández. Nunca escuchó que se torturara. Algunas veces cuando no había nadie bajó al subterráneo y vio unas cajas y unos catres pero no había cables de electricidad o artefactos para torturar a la gente. Tampoco sabe quien o quienes fueron a retirar detenidos a la tenencia de Entre lagos, que se dicen están desaparecidos y de nombres Blanca Valderas, Joel Fierro, Sergio Aros, José Huenuman, Arturo Valderas y Martín Núñez.

CUADRAGÉSIMO CUARTO: Que el acusado Gustavo del Carmen Muñoz Albornoz en sus indagatorias de fs. 662, 2.295, 6.066 y 6.088, señaló que para el 11 de septiembre de 1.973 formaba parte de la Dotación de la Tercera Comisaría de Carabineros de Osorno que estaba a cargo del Capitán Adrián Fernández Hernández. Ese día 11 fue acuartelado, pero como su función era estar a cargo de los caballos, Marenga, de inmediato fue separado y a partir del día 12 se le encargó se ocupara de los caballos de los distintos retenes que fueron recogidos y que se encontraban en el recinto SAGO FISUR. Así que a partir del 12 de septiembre de 1.973 se presentaba en la Tercera Comisaría y de ahí era trasladado a la SAGO en un furgón verde del SAG para hacerse cargo de los animales. Por esta razón jamás participó en algún operativo o detención de personas, además nunca fue hombre de confianza del Capitán Fernández e incluso un tiempo el Cabo Canales y el Cheo Aguila lo trataban de Comunista. No tiene idea si hubo detenidos por razones políticas en la Tercera Comisaría, lo único que puede decir es que todos los días cuando llegaba a la Unidad salían desde el interior detenidos y eran subidos a camiones Militares. Se enteró después que había gente de inteligencia de Carabineros y Militares que se movilizaban a diferentes lugares como la Isla de Chiloé. De la Tercera Comisaría estaba Orozimbo Moll que pertenecía a inteligencia. Con relación a Adrián Fernández, señala que antes del Pronunciamiento Militar decían que era Socialista e incluso trabajó en la Intendencia; sin embargo después quedó a cargo de la Tercera Comisaría de Osorno lo que le pareció raro, piensa que como se “dio vuelta la tortilla” éste hombre se comportó en forma dura para que las nuevas autoridades le tuvieran confianza. A Fernández le decían “Chupete de fierro” por lo pesado. Jamás trabajó con Rafael Pérez Torres, Eliseo Aguila o Juan Canales en la detención de personas. Después del año 1.980 escuchó comentarios de la gente que en la Tercera Comisaría de Carabineros de Osorno de detuvo a gente y se les torturaba. No sabe si en el subterráneo de la Tercera Comisaría funcionó un lugar de interrogatorios o de torturas. Jamás escuchó que gente detenida en la Tercera Comisaría haya sido fusilada en el Puente Pilmaiquén. En la Unidad solo habían vehículos requisados ya que el vehículo institucional el “777” que le decían “El siete machos” no servía para nada. Como chofer se desempeñaba el Cabo Rolando Bécker. Señala no haber ido a buscar detenidos a Entre Lagos, específicamente a Blanca Valderas, Joel Fierro, Sergio Aros, José Huenumán, Arturo Valderas y Martín Núñez.

CUADRAGÉSIMO QUINTO: Que el acusado Abelardo Rojas Zúñiga en sus indagatorias de fs. 1.358 vta, 1.879, 2.302 y 5.566, señaló que para el año 1.973 prestaba funciones en la Tenencia de Entre Lagos con el grado de Cabo Primero. Efectivamente en días posteriores al 11 de septiembre de 1.973 el Capitán Adrián Fernández concurrió a la Tenencia de Entre Lagos, pero no le consta que personal de esta Unidad hubiese intervenido con él en operativos destinados a detener a personas por razones de orden político. Hace presente que su Unidad era pequeña y con muy poca dotación de personal, de modo tal que ninguna decisión en esos temas relevantes le correspondió. Estos procedimientos radicaban en la base que era justamente la Tercera Comisaría de Carabineros de Osorno. Además en esas materias de índole político existían subordinados de la Tercera Comisaría que trabajaban exclusivamente en esas materias, sin que el resto del personal tuviera conocimiento de los procedimientos en que ellos intervenían. No tiene conocimiento que hayan detenido personas por razones políticas o que estas hubiesen desaparecido. Agrega que días anteriores al 11 de septiembre de 1.973 existía gran agitación social en el sector de Entre Lagos. Recuerda que el personal de Carabineros y sus familias eran objeto de permanentes insultos y amenazas provenientes de grupos de exaltados de izquierda que a veces eran liderados por la Alcaldesa de Entre Lagos, doña Blanca Valderas quién era conocida como “La moño con piojos”. A esta señora la conoció bien al igual que a su marido. Insiste en que no participó en su detención. Recuerda también que en varias oportunidades una poblada de gente les hicieron creer que quemarían la Tenencia.

CUADRAGÉSIMO SEXTO: Que el acusado Germán García en sus indagatorias de fs. 1.660, 3.200 y 5.801, señaló que durante los primeros días del mes de septiembre de 1.973 se le ordenó hacerse cargo como Jefe Subrogante de la Tenencia de Carabineros de Entrelagos, debido a que el Teniente se había accidentado. En una oportunidad su maletín fue revisado por el Suboficial Raúl Blanco quién encontró una carpeta que contenía panfletos y literatura proclive a la Unidad Popular, procediendo a informar sobre el hallazgo a nuestro Jefe directo don Capitán Adrián Fernández, Comisario de la Tercera Comisaría de Rahue, Osorno, quién lo señaló como Comunista, como una persona peligrosa y le ordenó se limitara solamente a cumplir funciones administrativas y que todas las funciones policiales y de orden y seguridad se radicarían en el Suboficial Raúl Oyarzún Blanco, que era su hombre de confianza. Por lo anterior asegura no haber participado en operativos dentro del perímetro de la Tenencia de Entrelagos con el propósito de detener a particulares por orden político. No recuerda haber visto detenidos en los calabozos de la Tenencia. Las detenciones de civiles cuyos paraderos se ignoran las asumió personalmente el Suboficial Raúl Oyarzún Blanco. Los detenidos siempre fueron puestos a disposición de la Tercera Comisaría. Recuerda que hubo varios operativos encabezados personalmente por el Capitán Fernández, quién llegaba en uno o más vehículos, pero solo se baja él y luego se retiraba con Oyarzún Blanco y otro Carabinero que designaba en el momento, partiendo en dirección a Puyehue, El Encanto o Pajaritos. No sabe si hubo particulares dueños de predios que hubieran intervenido facilitando vehículos al Capitán Fernández. Conoció a la Alcaldesa de Entrelagos antes del 11 de septiembre de 1.973, pero ignora que sucedió con ella e ignora si estuvo detenida en los calabozos de la Tenencia. A fs. 5.801 asegura que doña Blanca Valderas, su marido de apellido Fierro, Huenumán, Aros Huichacán y Neicúl no estuvieron detenidas en la Tenencia y esta seguro de ello porque él no los vio.

CUADRAGÉSIMO SEPTIMO: Que no obstante que los acusados por este delito han negado toda su participación en los hechos señalando que jamás hubo torturas o detenciones ilegales o que estaban en lugares diferentes al de los hechos a la época en que estos ocurrieron, existen en su contra los siguientes antecedentes:

En careo de fs. 1.359 vta, Blanca Ester Valderas Garrido ratifica sus declaraciones e insiste que la persona con quién se le carea don Abelardo Rojas Zúñiga es quién manejaba el vehículo del SAG el día que fue detenida junto con las demás personas, esto es el día 17 de septiembre de 1.973 a las 17:00 horas;
En careo de fs. 1.360, Lastenia Licandeo Aburto ratificó su declaración señalando que el funcionario con quién se le carea lo conoció como Cabo de Carabineros en Entre Lagos en el año 1.973 y en la oportunidad que la señora Blanca Valderas fue detenida Abelardo Rojas integraba el grupo de Carabineros, lo vio cerca del furgón verde. Los funcionarios que entraron a la casa de la señora Valderas fueron García y Oyarzún;
En careo de fs. 1.361, Elena del Carmen Fierro Valderas, ratifica su declaración e insiste que la persona con quién se le carea, Abelardo Rojas lo conoció como Sargento de Carabineros de Entre Lagos en septiembre de 1.973 y sería uno de los que entró a registrar su casa junto con otros funcionarios
Declaración de Luis Alberto Segundo Sánchez Quezada de fs. 5.141, quién señaló que para el 11 de septiembre de 1.973 se desempeñaba en el Retén Eleuterio Ramírez, y a unos tres o cuatro días después del 11 se recibió una orden de la Tercera Comisaría de Osorno para que los funcionarios de ese Retén sean agregados a la Tenencia de Entre Lagos a Cargo del Suboficial Germán García. En esa época era común que hubieran detenidos principalmente por infracción al toque de queda y también por ser militantes o simpatizantes de alguno de los partidos de la Unidad Popular. El Comisario de la Tercera Comisaría era Adrián Fernández quién órdenes por radio y telefonema para detener a las personas que tuvieran alguna implicancia política. Las detenciones eran realizadas por los funcionarios más antiguos y de mayor grado que conocían la gente del sector, entre los cuales recuerda a “El Chueco Padilla”, Armando Angulo Fuschlocher. Los detenidos eran entregados a Militares del Regimiento N° 4 Arauco mediante parte de remisión, estos arribaban en camiones militares y otras veces se entregaban los detenidos a la Tercera Comisaría, caso en los cuales no se hacía ninguna documentación y sencillamente se entregaban los detenidos a funcionarios de la Tercera que iban a buscarlos por orden del Comisario; estos iban en distintos vehículos y siempre de noches. Entre los funcionarios de la Tercera Comisaría que iban a buscar detenidos recuerda a Sergio Rosas Silva y otro de apellido Bécker, Aguila y Canales, a éste último le conocía como “El Pera Canales”, se trataba de un grupo selecto del Capitán Fernández. Entre las personas que estuvieron detenidas en la Tenencia recuerda a la que fuera Alcaldesa de Entre Lagos a quién apodaban “La Moño con Piojos”, y que fue entregada detenida a funcionarios de la Tercera Comisaría, en la noche, no recuerda quién hizo la entrega. Supo también que fueron detenidas otras seis personas en un operativo que se hizo después del 11 de septiembre de 1.973 en conjunto con personal de la Tercera Comisaría de Osorno, ocasión en que se detuvo a gente que tenía cargos políticos al interior de la Municipalidad de Entre Lagos, entre ellos el Presidente de la JAP y Regidores de esa Comuna. El operativo se hizo en un sector denominado Media Luna, porque allí vivían la mayoría de ellos en el sector Sur de la villa. Después de unos meses fue trasladado a la Tenencia de Pajaritos donde se enteró que en el Río Pilmaiquén se habían encontrado cadáveres de personas de quienes se decía habían sido ejecutadas;
Versión de Domingo Eustaquio Carrillo Cárdenas de fs. 5.230 y 6.391, para septiembre de 1.973 se desempeñaba como Carabinero del Retén de Quilacahuín y como el 20 de ese mismo mes el personal de los Retenes de Quilacahuín y Trumao fue recogido a la Tenencia de San Pablo al mando del Teniente Nelson Rodríguez Guerrero. Al día siguiente del Pronunciamiento, tomaron conocimiento de la existencia de instrucciones y órdenes para detener a quienes habían sido partidarios de la Unidad Popular, de parte del Jefe de la Tenencia para cual los formó. Para ello se hicieron patrullajes en el sector. Recuerda también que a veces la Tercera Comisaría hacía operativos en su sector y supo que en ellos participaba Eliseo Aguila. Generalmente personal antiguo era el que acompañaba al Teniente Rodríguez en los operativos. Agrega que en una oportunidad mientras cumplía funciones como vigilante exterior de la Tenencia de San Pablo, se estacionó frente a esta un furgón verde cerrado, de propiedad del SAG, que estaba a cargo de la Tercera Comisaría de Osorno, y de él descendieron funcionarios de esa Unidad, reconociendo entre ellos a Inostroza, Pérez, Bécker, quién era chofer, otro que le decían “Cara de Pan de Pascua”, al parecer de apellido Silva Rosas o Rosas Silva, quienes retiraron desde dentro de la Tenencia tres detenidos, luego salieron en dirección a la carretera. También sabe que en la Tercera Comisaría había un grupo de alrededor de siete personas que ellos llamaban “El escuadrón pesado”, estos se encargaban de detener a personas por razones políticas, entre los cuales estaban las personas antes nombradas, más “El Loly Muñoz” que era hombre de confianza del Capitán Fernández y Canales, todos ellos pertenecían a la base de la Tercera Comisaría;
Testimonio de Manuel Jesús Montiél Cárdenas de fs. 5.240, quién para septiembre de 1.973 se desempeñaba como Jefe del Retén Ovejería. Una vez que se produjo el 11 de septiembre de 1.973 su unidad fue reforzada por 13 alumnos del grupo de Instrucción. Permanecieron acuartelados hasta como el día 20 estuvieron acuartelados en grado uno y después en grado dos. El jefe de Plaza dictó bandos en los que se ordenaba la detención de algunas personas por su carácter de incitadores políticos, sin perjuicio de lo cual existía una orden general y permanente para detener a los que hubiera sido partidario de la Unidad Popular. En la Tercera Comisaría habían funcionarios de una comisión especial, reservada, media secreta, que vestían siempre de civil, no recuerda las identidades, pero eran funcionarios antiguos. Con el tiempo se enteró que los que integraban esa comisión eran Raúl Oyarzún Blanco, Orozimbo Moll, “El Cheo Aguila”. Sabe que para esa época existía un grupo de funcionarios de la Tercera Comisaría que estaba encargado de las detenciones por motivos políticos y que el Capitán Fernández elegía al grupo de personas que debía acompañarlo en las detenciones, además escuchó que estos salían a diferentes destacamentos de la Tercera Comisaría, como Entrelagos, Cascadas y Octay;
Versión de Rigoberto Sáez Loncomilla de fs. 5.246, quién para el 11 de septiembre de 1.973 se desempeñaba como carabinero en la Tenencia de Pajaritos. No esta seguro si antes o después del 11 de septiembre de 1.973, Bécker pasó a la Tercera Comisaría y cuando lo hizo fue como chofer de los servicios a cargo del furgón o jeep, recuerda que en esta Comisaría trabajaban también el Sargento Aguila, en la comisión Civil. También trabajaba Pérez, que era gordo y colorado, pero no sabe si trabajaba con Aguila en la Comisión Civil. Estaba también Francisco Inostroza, el cabo Canales. Ignora quienes eran los funcionarios encargados de las detenciones por razones políticas, en todo caso el que debería saberlo es el Comisario ya que era él quién disponía los servicios;
Versión de Ildefonso Remberto Troncoso Padget de fs. 5.511, para el 11 de septiembre de 1.973 pertenecía a la dotación del Retén Puyehue y en la noche fue traslado a la Tenencia de Pajaritos, el jefe del Retén era el Sargento Bécker, estaba el Cabo Angulo. Estos fueron trasladados a la Tercera Comisaría de Rahue en la misma fecha. Cree que más o menos por el 16 de septiembre le tocó reforzar la Tenencia de Entre Lagos, donde en total deben haber habido unos 15 funcionarios, él estuvo algo de 4 o 5 días. No recuerda haber participado en el operativo que se hizo el 16 de septiembre de 1.973 en el Encanto y Futacuín, ya que para esas cosas iba gente de Osorno, perteneciente a la base, o sea a la Tercera Comisaría de Rahue, en furgones policiales y camionetas particulares y le parece que también había vehículos de servicios públicos de la CORA y SAG. Ellos hablaban con los jefes que eran García u Oyarzún y salían a efectuar sus operativos. Solía andar el Comisario Adrián Fernández, el Sargento Aguila y otros funcionarios que eran alrededor de cinco, que tenían grado y eran designados por el Comisario de la Tercera Comisaría. Todos los operativos para detener a personas por motivos políticos venían ordenados desde Osorno, por la Tercera Comisaría, operativos que hacía personalmente el Comisario con su personal, entre quienes estaban los cabos Aguila, Canales, el suboficial Inostroza, “El Loly Muñoz” que era Marenga, Rosas a quién le decían “Pan de Pascua” y el Cabo Pérez. Estos hicieron operativos en toda la jurisdicción de la Tercera Comisaría, es decir Octay, Cancura, Cascadas y Entre Lagos, cree que en San Pablo y San Juan de La Costa. La verdad es que este grupo fue quién retiró a los detenidos de la Tenencia de Entre Lagos, que eran algo de cuatro hombres, personas a fines al Gobierno de la Unidad Popular. Ese retiro se hizo como a las 23:00 horas; fueron entregadas por el suboficial de guardia ante la presencia del jefe del retén y para estos casas siempre estaban García y Oyarzún, sobre todo si andaba el grupo con el Comisario;
Versión de Bernardo Segundo Bécar Quezada de fs. 5.517, quién para el 11 de septiembre de 1.973 prestaba servicios como carabineros en el Retén Quilacahuín, dependiente de la Tenencia de San Pablo. El 16 de septiembre recibieron orden de levantar el retén, por lo que se fueron a la Tenencia, cuyo jefe era el Teniente Nelson Rodríguez Guerrero y era quién salía con personal antiguo a efectuar las detenciones por motivos políticos. También había personal de la Tercera Comisaría que salía hacer detenciones por motivos políticos a diferentes sectores de la jurisdicción, entre ellos el Cabo Juan Canales, que acompañaba al Capitán Adrián Fernández Hernández;
Declaración de Luis Ernaldo González Tapia de fs. 5538, quién señaló que en la Tenencia de Entre Lagos había un jeep verde, cerrado. En septiembre de 1973 también se requisó una camioneta de VILALIDAD. No recuerda si el párroco de Entre Lagos prestaría su jeep. No recuerda si junto al Capitán Fernández habría otro oficial en la base de la Tercera Comisaría. La persona que comunicó la orden dada por el Capitán Fernández, en el sentido de detener a Comunistas y Socialistas fue el Suboficial García, quién era el jefe subrogante de la Tenencia. La detención de la Alcaldesa se practicó en su casa, en la tarde, ella vivía en una población marginal, en esa oportunidad también se detuvo a su marido. A Valderas Angulo lo ubicaba de vista, era regidor y sabe que también lo fueron a buscara su casa. Sobre los nombres de José Huenumán, Martín Núñez y Sergio Aros Huichacán, dice que el primero era dirigente. En el grupo del Capitán Fernández estaba Inostroza, no sabe si estaría Bécker y Pérez. Siempre andaban en camionetas cerradas. No recuerda haber visto detenida a la Alcaldesa. Otro operativo que recuerda fue uno realizado en el sector El Encanto. Escuchó comentarios de sus compañeros, especialmente de Padilla, en el sentido de que fueron al Puente Pilmaiquén en el camino a Rucatayo y que allí, los demás eliminaban a los detenidos, seguramente “ El Cheo Aguila ” que era el más malo;
Declaración de Guillermo Antilef Quintúl de fs 5.654, quién para septiembre de 1.973 era carabinero y pertenecía a la dotación de la Tercera Comisaría de Rahue al mando del Capitán Adrián Fernández Hernández. Señala que las detenciones por motivos políticos eran ordenadas por el Capitán Fernández, se refiere a personas que hayan sido partidarias de la Unidad Popular o que eran consideradas extremistas o subversivas; para eso el Capitán se apoyaba en el Suboficial Mayor Oscar Vargas, el Sargento Aguila, el Cabo Primero Canales y el Sargento Inostroza. Los choferes que movilizaban ese grupo eran Maragaño y Rolando Bécker, en vehículos institucionales o de INDAP. Otros que reforzaban el grupo eran González Millar, Rafael Pérez y el Marenga apodado ”El Loly Muñoz”. El Comisario Fernández salía personalmente a los operativos y ordenaba a algunos funcionarios que lo acompañaran;
En careo de fs. 6.100, Rubén Molina González insiste que en 1.973 fue acusado de ser un peligroso extremista infiltrado en Carabineros. En cuanto a un tal Loly que mencionó en su declaración anterior corresponde a la persona con quién se le carea y esta seguro que era uno de los integrantes del grupo que se encargaba de las detenciones y ejecuciones de ex partidarios de la Unidad Popular;
En careo de fs. 6.124, José Rodemil Ríos Vergara, insiste en que Muñoz no reconoce la verdad porque todavía sigue siendo leal al Capitán Fernández que es el verdadero responsable de las ejecuciones de las personas desaparecidas;
En careo de fs. 6.135, José Rodemil Ríos Vergara, insiste en que el señor Bécker formaba parte del grupo de confianza del Capitán Fernández;
En careo de fs. 6.139, José Rodemil Ríos Vergara, ratifica sus dichos en el sentido que Rafael Pérez formaba parte del grupo que el Capitán Fernández había formado para la detención de ex partidarios de la Unidad Popular con posterioridad al 11 de septiembre de 1.973 y que el señor Pérez solo por lealtad con el Capitán Fernández no reconoce los hechos;
En careo de fs. 6.421, Domingo Eustaquio Carrillo Cárdenas, se mantiene en sus dichos respecto a que el Carabinero de apellido Pérez con quién se le carea es una de las personas que formaba parte del grupo que dependía directamente del Capitán Fernández y que se dedicaba hacer patrullajes para detener a personas por motivos políticos después del 11 de septiembre de 1.973, también se mantiene en haber escuchado que ese grupo es el responsable de la desaparición de personas en esa época. Insiste en haber visto a éste funcionario cumpliendo funciones en la base de la Tercera Comisaría de Rahue en los meses de septiembre, octubre y noviembre de 1.973;
En careo de fs. 6.427, Domingo Eustaquio Carrillo Cárdenas insiste en que Gustavo Muñoz Albornoz, para el año 1.973 era Marenga de la Tercera Comisaría de Osorno y que formaba parte del grupo de la Tercera Comisaría, pues era compinche con el Capitán Fernández, su brazo derecho y estaba destinado a patrullajes junto con las otras personas;
En careo de fs. 6.431, Domingo Eustaquio Carrillo Cárdenas, insiste en que el carabinero Rolando Bécker era uno de los que componía el grupo de la Base de la Tercera Comisaría que dependía directamente del Capitán Fernández y que se encargaba de hacer patrullajes para detener a personas por motivos políticos. Insiste haber visto a Bécker cumpliendo funciones en la base de la Tercera Comisaría;
En careo de fs. 6.435, Dagoberto Gajardo Ceron, insiste que la persona con quién se le carea es Rafael Pérez quién iba en la patrulla especial a buscar detenidos a la Tenencia de San Pablo. Dice haber escuchado de colegas que existía esa patrulla en la base y que salía a distintos sectores del radio de la Tercera Comisaría a practicar detenciones por motivos políticos y entre los cuales estaba Pérez;
En careo de fs. 6.437, Dagoberto Gajardo Ceron dijo ser amigo y compañeros de curso en la Escuela de Suboficiales de Santiago y por lo mismo, por conocerlo, al escuchar que en la Tercera Comisaría de Rahue existía una patrulla especial bajo el mando del Capitán Fernández, dedicada a detener personas por motivos políticos, compuesta por algunos funcionarios de la base, y que tenía dudas sobre Bécker, si estaba en ella, lo que quiso decir es que él era conductor policial, y no entendía porque estaba ahí, metido en eso, y se lo explicaba solo porque hubiera recibido una orden;
En careo de fs. 6.667, David René Martínez Arcos, insiste que la persona que esta a su lado es Rolando Bécker a quién se refirió en su declaración como uno de los que formaba parte del grupo de confianza del Capitán Fernández o del clan de la Tercera para hacer operativos;
En careo de fs. 6.660, David René Martínez Arcos, se mantiene en que la persona que esta a su lado es Rafael Pérez Torres, quién a partir de septiembre de 1.973 se encontraba en la Base de la Tercera Comisaría;
En careo de fs. 6.670, David René Martínez Arcos, quién señala que la persona que esta sentado a su lado es Gustavo Muñoz a quién se refirió en su declaración anterior como que componía el “clan”, pero que es posible que se haya equivocado por los años transcurridos;
En careo de fs. 6.708 Luis Alberto Segundo Sánchez Quezada señaló que la persona que esta a su lado es el Comisario de la Tercera Comisaría entre 1.971 y 1.973 quién se llama Adrián Fernández Hernández. Ratificó lo que expuso en el sentido de que después del 11 de septiembre de 1.973 se recibieron instrucciones en la tenencia de Entre lagos por radio y telefonemas, en cuanto a detener a personas implicadas políticamente en el gobierno de la Unidad Popular o que hicieran comentarios o reuniones contrarias a la Junta militar. A él le toco recibir instrucciones de ese tipo de parte del telefonista de guardia. También es cierto que la selección de esas personas quedaba a cargo que funcionarios antiguos de los destacamentos y conocedores de esa gentes. Ratifica también lo dicho en cuanto a que hubo ocasiones en que funcionarios de la tercera Comisaría, se refiere a funcionarios de la base, retiraron detenidos desde la tenencia, de noche, tal como lo expuso en su declaración referida a fojas 5.141. También es efectivo que en la base había un grupo de funcionarios que estaban comisionados o se dedicaban a ver esto de las personas detenidas por razones políticas; esto se sabía entre los funcionarios pero se guardaba debida reserva. En ese grupo estaban Sergio Rosas Silva, Aguila, Canales y Bécker y esta en duda si estaba el funcionario conocido como “El Loly Muñoz”. Agrega que cuando llegó a la Tenencia escuchó el comentario de que la ex Alcaldesa había sido detenida y entregada en la noche a funcionarios de la tercera Comisaría . El prestaba servicios en el Retén Las Lumas y a la semana mas o menos fue agregado a la Tenencia de Entre Lagos, pues el Retén Las Lumas fue levantado mas o menos una semana después del 11 por último señala que en las oportunidades que se entregaron detenidos a militares o funcionarios de la Tercera Comisaría fue sin parte y aunque alteraba la manera normal así fue;
En careo de fs. 6.712 Luis Alberto Segundo Sánchez Quezada dijo ubicar a la persona que esta a su lado como el ex funcionario de carabineros de apellido Bécker y como lo mencionó en su declaración de fojas 5.141 que en la Tercera Comisaría había un grupo que iba a buscar detenidos de noches a la tenencia y que en ese grupo había un funcionario de apellido Bécker, se refería precisamente a la persona que esta a su lado y no tiene dudas de eso.
En careo de fs. 6.714 Ademar Catalán Aguilar ratificó su declaración de fs. 5.431 en especial que el Capitán Fernández tenía un grupo de confianza, compuesto entre otros por un funcionario de apellido Bécker que es el que esta a su lado y era el único con ese apellido que trabajaba en la base de la Tercera Comisaría en septiembre, octubre o noviembre de 1.973. El lo conoció como chofer pero no sabe si cumplía esas funciones. Insiste que lo vio en la base y bien pudo haber sido a continuación del 11 de septiembre de 1.973 o meses después;
En careo de fs. 6.723, José Delis Rocha Hormazabal dijo que la persona que esta a su lado es el suboficial Rolando Bécker Solíz con quién hizo junto el servicio militar, y quién formaba parte del grupo del Capitán Fernández que tenía ver de los detenidos políticos, y además era chofer;
En careo de fs. 6.725, José Delis Rocha Hormazabal, insiste que la persona con quién se le carea es Rafael Pérez Torres, quién formaba parte del grupo del Capitán Fernández y que tenía que ver con detenidos políticos;
En careo de fs. 6.731, Juan Mayorga Coronado señaló que la persona que esta a su lado fue uno de los funcionarios que lo torturó en la Tercera Comisaría de Osorno en septiembre de 1.973 cuando estuvo detenido, estaba con él, el funcionario de apellido Aguila. Recuerda le vendaron la vista le dieron vueltas el cuerpo para perder la noción de la ubicación y lo hicieron descender por unas escaleras; al llegar a bajo lo sentaron en un sillón con brazos, le amarraron los brazos en ellos, y le aplicaron corriente en los testículos y la cien
En careo de fs. 6.734, Manuel Alberto Negrón Ojeda, insiste que la persona que esta a su lado es Rolando Bécker y era uno de los que acompañaba al Capitán Fernández en las detenciones e interrogatorios por motivos políticos. No había otro funcionario de apellido Bécker. Eso fue después del 11 de septiembre, semanas tal vez pero la fecha exacta no la recuerda. Los operativos o patrullajes para detenciones se hicieron en días posteriores al 11 de septiembre;
En careo de fs. 6.736, Manuel Alberto Negrón Ojeda insiste que la persona que esta a su lado es Rafael Pérez Torres y es el funcionario” colorado medio gordito y maciso” que mencionó en su declaración de fs. 1.518, como uno de los Carabineros de la Tercera Comisaría de Osorno que participaba en la detención de personas por motivos políticos de acuerdo a las órdenes que daba el señor Comisario, señor Fernández y que esto le consta por haberlo visto en los patrullajes;
En careo de fs. 6.738, Manuel Alberto Negrón Ojeda, dice que la persona que esta a su lado es de apellido Muñoz, a quién apodaban “El Loly”, funcionario de la base de la Tercera Comisaría y a quién vio integrando los patrullajes posterior al 11 de septiembre de 1.973;
En careo de fs. 6.742, Ildefonso Remberto Troncoso Padget, insiste en que la persona que esta a su lado es el ex funcionario Pérez y que no tiene dudas que participaba en las detenciones por motivos políticos y que pertenecía a la base de la Tercera Comisaría;
En careo de fs. 6.745, Ildefonso Remberto Troncoso Padget, insiste que la persona con quién se le carea lo conoce como “El Loly Muñoz”, que era Marenga y funcionario de la Tercera Comisaría que hacía operativos ordenados por el Comisario para detener a personas por motivos políticos;
En careo de fs. 6.747, Remberto Troncoso Padget, insiste que la persona que esta a su lado es el Cabo Bécker, quién trabajó con él en el retén Termas de Puyehue a quién para el 11 de septiembre de 1.973 le correspondió presentarse a la Base de la Tercera Comisaría de Osorno y a él a la Tenencia de Entre Lagos ya que su retén se cerró;
En careo de fs. 6.778, Héctor Hugo Martínez Vásquez, quién insiste que la persona que esta a su lado es Gustavo Muñoz, apodado “El Loly”, uno de los “duros” y que acompañaba al Capitán Fernández en los operativos;
En careo de fs. 6.781, Héctor Hugo Martínez Vásquez, insiste que uno de los que acompañaba al Capitán Fernández e integraba el grupo de “los duros”, era Rolando Bécker, persona que esta a su lado;
En careo de fs. 6.790, Héctor Hugo Martínez Vásquez, insiste que la persona que esta a su lado es el señor Fernández quién lo torturó cuando estuvo detenido en la Tercera Comisaría, apuntándolo con su revolver en la sien y le exigía le dijera como había sabido de las atrocidades que se comentaban;
En careo de fs. 7.425 Guillermo Antilef Quintúl dijo que al ver la persona que esta a su lado y escuchar su voz piensa que se trata del funcionario Bécker a quién se refirió en su declaración de fs. 5654 cuando señaló que los choferes que movilizaban en vehículos institucionales y un furgón verde cerrado de INDAP al grupo que apoyaba al Capitán Fernández en las detenciones por motivos políticos, se refería a la persona que esta a su lado, que es el único de apellido Bécker que estaba en la Comisaría;
En careo de fs.7.426 Guillermo Antilef Quintúl señala que cuando en su declaración de fs. 5.654 dijo que algunos funcionarios reforzaban al grupo con el cual el Capitán Fernández practicaba detenciones políticas y mencionó a Rafael Pérez, se estaba refiriendo a la persona que esta a su lado a quién reconoció por su voz al momento de entrar y saludar. El era funcionario de orden y seguridad y salía con el Capitán en las detenciones de ex partidarios de la Unidad Popular, pero no recuerda un caso especial. Eso lo supo porque escuchaba comentarios y además él veía que salían con cascos y fusiles en los vehículos que habían en la base y seguramente tiene que haber visto salir también al señor Pérez puesto que lo mencionó. El estuvo en la base entre 1968 y diciembre de 1973 y recuerda haber visto al señor Pérez allí después del 11 de septiembre de 1973 y antes de que se fuera trasladado.

V) Delito de secuestro calificado de José Rosario Segundo Panguinamún Ailef:

CUADRAGÉSIMO OCTAVO: Que, a fin de acreditar la existencia de los delitos señalados en el epígrafe, materia del fundamento 1° de la acusación de oficio de fs. 8.685 y de las adhesiones a ella de lo principal de fs 8731 y 8734, se han reunido en el proceso los siguientes antecedentes:

Que especialmente con la querella de fs. 4 y fs.1.221;
Orden de investigar de fs. 26 a fs. 108;
Nómina del personal de Carabineros de la Tercera Comisaría de fs. 116 y 2.565;
Certificado de nacimiento de José Rosario Panguinamún Ailef de fs. 123;
Trascripción de la entrevista video grabada a Odlanier Mena de fs. 154, quién a dijo que en el año 1.978 era Director de la CNI y que para esa época los Comandantes en Jefe resolvieron que las unidades, no la CNI, hicieran un catastro de los posibles cementerios ilegales que hubiera en cada zona, con el objeto de poder saber que personas podían estar sepultadas y como poder resolver a futuro el problema de la entrega de estos cuerpos, agregó que le sorprendió la extrema sevicia con que se produjo, se procedió en determinado momento, la descripción de crímenes increíbles o pseudo-suicidio;
Listado de la Agrupación de familiares de Detenidos Desaparecidos con responsables de detenciones en Entre Lagos de fs. 259;
Declaración de Carlos Hurtado Gallardo de fs. 613, 1.036 y 2.077, quién fue detenido en dos oportunidades en el mes de septiembre de 1.973, llevado a la Tercera Comisaría donde permaneció en celdas. En las noches escuchaba gritos pues se torturaba a los detenidos, a quienes vio cuando los sacaban y los regresaban muy mal heridos. A cargo de la Tercera Comisaría estaba el Capitán Adrián Fernández, a quién él consideraba su amigo hasta esa fecha, lo conoció cuando era edecán del Intendente y allí conversaban bastante. Le sorprendió verlo en la Tercera Comisaría portando un fusil con la apariencia de un oficial Nazi o de la Gestapo. En lo personal piensa que tomó esa actitud para demostrar que estaba con las nuevas autoridades y de ese modo borrar la imagen que tenía de cercanía con las autoridades del Gobierno de la Unidad Popular;
Croquis y acta de inspección ocular a la Tercera Comisaría de Carabineros de Osorno de fs. 957 y 958;
Testimonio de Elba Raquel Nauco Jaramillo de fs. 1.228 vta, 4.808 y 5.475, quién ratificó la querella. Dijo ser la esposa de José Rosario Segundo Panguinamún Ailef y que para el año 1.973 vivían en el Campamento Manuel Rodríguez de esta ciudad. En septiembre de 1.973 su esposo salió llamado por bando por lo que decidió irse a presentar a la Fiscalía Militar que se ubicaba en ese entonces en el Hospital Base, en ese lugar fue atendido por un Capitán de Ejército quién le dio un comprobante para que pudiera seguir trabajando en el Cruce Lynch como descargador. Como tenían sus hijos en el campo ella viajó a verlos, y su marido continuó trabajando con la autorización que le habían dado; a los días después al regresar a su casa, esta se encontraba tal como la había dejado, incluso con la mesa puesta, se notaba que su marido no había estado, además una vecina le dijo que no había visto a su esposo y que seguramente lo tenían detenido. Ese mismo día en la tarde llegó a su casa un compañero de trabajo de su marido de nombre Juan Catrilef, quién le dijo que Rosario había sido detenido en el Cruce Lynch por un carabinero Jubilado de nombre Sergio Conejeros, que después del Golpe era inspector de la Feria de Rahue. Que fue llevado en una camioneta a la Tercera Comisaría de Rahue. Con estos antecedentes buscó a su marido en diferentes lugares sin que éste sea habido. Un primo de su marido que estuvo detenido de nombre José Erasmo Panguinamún Millaquipay le contó que había visto a Rosario detenido en la Tercera Comisaría, cuando fue detenido el día 9 de octubre de 1.973 y también lo vio el día 10 del mismo mes y año, estaba en un pasillo todo ensangrentado y en el suelo, no sabía si estaba vivo o muerto, a él lo llevaron al estadio Español. Su marido era dirigente del Comando de Pobladores son casa y era Militante del Partido Socialista;
Orden de investigar de fs. 1.244;
Declaración de Juan Segundo Catrilef Alvarado de fs. 1.247, quién manifestó trabajar por más de 20 años como cargador en el cruce Lynch de esta ciudad, lugar donde conoció a José Rosario Segundo Panguinamún Ailef, quién era dirigente político ya que constantemente lo veía dirigiendo marchas de este tipo del régimen anterior. Después del Pronunciamiento Militar, le parece que en el mes de octubre de 1.973, se encontraba en el Cruce Lynch y vio que se detuvo una camioneta de la CCU, bajándose de ella un funcionario de carabineros de civil, al que conoció de apellido Conejeros, quién detuvo a Panguinamún y lo hecho a la cabina, llevándoselo del lugar, ignorando donde. Hasta la fecha no ha vuelto a ver a Panguinamún;
Informe pericial fotográfico de la Tercera Comisaría de Carabineros de Osorno de fs. 1.473;
Informe pericial planimétrico de la Tercera Comisaría de Carabineros de Osorno de fs. 1.499;
Documento denominado “La Guerra Privada del Capitán Fernández” de fs. 1.534;
Libro titulado “Consejo de Guerra” de fs. 1.672;
Presentación del Comité Pro Paz de fs. 1.806;
Querella de fs. 2.077, interpuesta por la abogada Vivian Sáez García;
Informe del Programa Continuación Ley 19.123 de fs. 2.203;
Informe de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación de fs. 2.266;
Informe sobre hechos relativos al detenido desaparecido José Rosario Segundo Panguinamún Ailef de fs. 2.271;
Ficha antropomórfica de fs. 3.083;
Fotocopia de parte de fs. 3.636;
Fotografía perteneciente a José Rosario Segundo Panguinamún Ailef de fs. 3.978;
Declaración de María Panguinamún de fs. 4.810, quién señaló que José Rosario Segundo Panguinamún Ailef era sobrino de su esposo y que se enteró de la detención de José por medio de una cuñada. Agrega que antes de ir a prestar declaración a la Comisión de Verdad y Reconciliación conversó con un señor de apellido Gallardo que en ese tiempo tenía un puesto de Frutas y Verduras en la Feria Pedro Aguirre Cerda, quién le manifestó que el día 8 o 9 de octubre de 1.973 había estado bebiendo con José Rosario en un restaurante ubicado en calle Amador Barrientos, lugar donde José Rosario fue detenido por Carabineros, quienes se lo llevaron en una camioneta blanca de la Dirección de Aguas y que la persona que lo detuvo fue el Carabinero retirado Sergio Conejeros;
Certificado de matrimonio de fs. 4.817, perteneciente a José Rosario Segundo Panguinamún Ailef;
Orden de investigar diligenciada por la Policía de Investigaciones agregada a fs. 4.840;
Testimonio de Carlos Rolando Gallardo Loncopán de fs. 4.981, quién señaló que conoció a José Panguinamún. Supo que Panguinamún se había puesto a tomar en el restaurante “El Rosedal” que se ubicaba en calle Amador Barrientos, como a una cuadra del Cruce Lynch, y curado se había puesto hablar de política, llegando los militares de casco blanco quienes lo tomaron detenido; esto lo supo por un amigo que no recuerda nombre. Este comentario lo escuchó al momento de que Panguinamún fue detenido por lo que corrió y alcanzó a ver cuando Panguinamún era llevado detenido en el interior de un jeep, a su lado iban funcionarios con cascos blancos. También escuchó que uno de los que lo habían detenido había sido Conejeros;
Publicación titulada “Toque de queda desde las 19:00 horas” de fs. 4.985;
Publicación titulada “Nuevas personas a comparecer en el regimiento” de fs. 4.989;
Publicación Titulada “Crean nuevos cuerpos policiales” de fs. 4.991;
Publicación Titulada “Nómina de detenidos en Osorno” de fs. 4.993 y 4.994;
Fotografía y comentario titulado “”Símbolos del orden” de fs. 4.999;
Publicación titulada “122 presos en Osorno” de fs. 5.001;
Publicación titulada “Libertad para 65 detenidos” de fs. 5.777;
Fotografía de personal de Carabineros denominada “Símbolos del orden” de fs. 6.402;

CUADRAGÉSIMO NOVENO: Que los antecedentes referidos en el motivo anterior, son constitutivos de presunciones judiciales que por reunir los requisitos del artículo 488 del Código de Procedimiento Penal, son suficientes para dar por establecido en autos que el 9 de Octubre de 1973, en las inmediaciones del cruce Lynch de Osorno,, una patrulla de carabineros detuvo sin causa legal a José Rosario Segundo Panguinamún Ailef, por sindicársele como partidario de la Unidad Popular, lo trasladaron a la Tercera Comisaría de Osorno, donde fue encerrado y apremiado por un grupo de carabineros abocados a la detención , interrogación apremio y encierro de personas sindicados como dirigentes, simpatizantes de la Unidad popular o de agitadores políticos, hasta que el oficial a cargo de dicha unidad, ordenó su traslado en calidad de detenido a un lugar indeterminado sin que hasta la fecha se sepa su destino o paradero.

QUINCUAGÉSIMO: Que el hecho descrito en el motivo anterior es constitutivo del delito de secuestro calificado, previsto en el articulo141 inciso 4 del Código Penal, en su redacción a la fecha de cometido el delito, puesto que la desaparición de la víctima ha durado mas de 90 días.

DECLARACIONES INDAGATORIAS DE LOS PROCESADOS Y SU PARTICIPACIÓN:

QUINCUAGÉSIMO PRIMERO: Que el acusado Adrián José Fernández Hernández en sus indagatorias de fs. 23, 276, 384, 717, 718, 1.053, 1.252 vta, 1.918, 1.926, 2.298, 3.216, 3.773 vta, 4.311, 4.837, 4.908, 5.854, 5.985, 6.016, 6.092 y 8.294, señaló que en septiembre y hasta el 31 de diciembre de 1.973 se desempeñó como Comisario de la Tercera Comisaría de Carabineros de esta ciudad. Los vehículos que usaron en ese periodo eran solamente vehículos policiales y solamente tuvieron agregada una camioneta Ford de propiedad del Banco del Estado de La Unión. En relación con la detención de José Rosario Panguinamún Ancalef o Ailef, que se habría efectuado el 9 de octubre de 1.973 en el Cruce Lynch, por una persona que sería de Carabineros y cuyo nombre se le indica como Sergio Conejeros señala lo siguiente: En primer lugar, no recuerda que haya presentado servicios bajo su dependencia un individuo llamado Sergio Conejeros. Bajo su mando, ajenas al servicio y su dotación no hubo ninguna persona, así que si Conejeros era civil o jubilado no pudo estar bajo sus ordenes. Respecto a José Rosario Panguinamún no lo conoció ni lo conoce y no es efectivo que haya sido llevado a la Tercera Comisaría en un vehículo distinto a los que ya mencionó y que se ocupaban en las diligencias. El, como Comisario estaba a cargo de 5 Tenencia y 10 u 11 Retenes que existían en esa época, ubicados en la Provincia de Osorno que eran San Pablo, Entre lagos, Puerto Octay, San Juan de La Costa, Bahía Mansa. Él no participó de ninguna detención en forma directa ya que en su calidad de Comisario debía permanecer permanentemente en la Unidad y Subordinado al mando de la Prefectura;

QUINCUAGESIMO SEGUNDO: Que el acusado Rolando Bécker Solíz en sus indagatorias de fojas 677, 2.303 y 6.081, señala que para el 11 septiembre de 1.973 tenía el grado de Cabo Primero de Carabineros y se desempeñaba cono Jefe de Reten del Hotel Termas de Puyehue, destacamento que se suprimió y por lo mismo se le ordenó evacuarlo el 16 de Septiembre de ese año; a partir de ese momento paso a formar parte de la dotación de la Tercera Comisaría de Carabineros de Rahue y paso a ocuparse como chofer y mecánico hasta que fue trasladado a la Primera Comisaría en el año 1.974 o 1.975. En la Tercera Comisaría de Osorno el Jefe de Unidad era el Capitán Adrián Fernández Hernández y efectivamente en esta Unidad se procedió a detener a diversas personas por razones de orden político, se refiere a sujetos vinculados a la Unidad Popular. En la Tenencia de San Pablo que dependen de la Tercera Comisaría de Osorno también se procedió del mismo modo. No recuerda nombres de personas detenidas pero fueron hombres y mujeres. El Capitán Fernández organizó un grupo de personas de su exclusiva confianza para cumplir sus ordenes con relación a estos detenidos por razones políticas; operativos que básicamente estaban a cargo de la Comisión Civil de Carabineros de la unidad que operaba en el subterráneo de la Comisaría, en este grupo participaban especialmente Eliceo Aguila, Juan Canales, Sergio Rosas Silva, Francisco Inostroza, Mario Maragaño “chofer” y el Suboficial Oscar Vargas. También eran de su confianza un escribiente de apellido Fernández, Gustavo Muñoz Albornoz, Alias “El Loly”; en cuanto a Rafael Pérez Torres, este hombre trabajaba como todos haciendo turnos, pero entiende que también habría trabajado en ese grupo. En lo personal le correspondió en muchas oportunidades movilizar a esos funcionarios cuando iban a detener personas o cuando ellos los trasladaban desde la Unidad a otros lugares, pero por el tiempo transcurrido no recuerda nombres. Él no condujo el vehículo que detuvo a Cesar Avila Lara y lo único que recuerda es que a esta persona sus familiares lo reclamaban en la Comisaría, pero no tiene nada que ver en eso. En el subterráneo de la Comisaría funcionaba la Comisión Civil, donde las personas que eran detenidas por razones políticas eran interrogadas por miembros de esa Comisión, preferentemente Aguila y Canales, también el Capitán Fernández porque además él era el Comisario y como tal todo lo que sucedía era de su conocimiento. Él nunca participó en esos interrogatorios por que solo era el chofer y su función era esa y cumplir ordenes. Puede señalar que los detenidos eran torturados, por que él sentía quejidos y gritos desde el subterráneo. Una vez entró al subterráneo para “copuchar” y había un sillón y varios lazos y cables de electricidad, por lo que supone se les aplicaba corriente a los detenidos. No tiene conocimiento que haya muerto alguien en la Comisaría a causa de esas prácticas. Los detenidos eran sacados de la Comisaría y llevados a diversos lugares como las Fiscalía Militar o la Primera Comisaría de Carabineros, pero no recuerda que se hubiesen llevado al puente Pilmaiquén, no sé si ello sucedió a él no le consta ni estuve presente. Lo que supo es que en ese puente eran los Militares los que ejecutaban a personas metidas en política. Lo otro que puede agregar que es cuando se recibía una orden para detener a alguien por motivos políticos estas ordenes eran emanadas de la Fiscalía Militar de Osorno o provenían del Comisario Fernández que como Jefe de Unidad ordenaba los procedimientos. En este asunto de detenidos por razones políticas trabajaba personal del Servicio de Inteligencia de Carabineros conjuntamente con personal Militar. Recuerda las siguientes personas que trabajaban en ese Servicio y que en alguna oportunidad fueron la Comisaría: Orozimbo Moll Rosas, Cesar Majin Bastías, Gregorio Pérez Silva y Raúl Oyarzún Blanco. No es efectivo que él haya participado en las ejecuciones de Cesar Avila y Santiago Aguilar. Escuchó comentarios de sus colegas que se ejecutaron a detenido por razones políticas que estuvieron en la Tercera Comisaría por personal de esa misma Unidad, no sabe quienes pero se imagina que fue la gente que trabajaba con el Capitán Fernández, la gente de la Comisión Civil y no sabe donde.

QUINCUAGÉSIMO TERCERO: Que el acusado Rafael Pérez Torres en sus indagatorias de fs. 681, 2.301 y 6.075, señaló que días antes del 11 de septiembre de 1.973 fue trasladado del Retén Las Lumas a la Tercera Comisaría de Carabineros de Osorno; en ese entonces tenía el grado de Cabo Primero. En la Tercera Comisaría hubo varios detenidos por razones políticas, pero no recuerda identidades. Las detenciones eran ordenadas por el jefe de la Unidad el Capitán Adrián Fernández Hernández y el mismo decía cuando la persona quedaba en libertad. Generalmente los detenidos eran por pertenecer a Partidos políticos de la Unidad Popular. Nunca participó en alguna detención de estas personas. No es efectivo que el Capitán Fernández haya formado un Grupo Especial para realizar esas detenciones, cualquier persona que el Capitán designaba podía hacerlo. Efectivamente en el subterráneo de la Comisaría había un lugar donde se interrogaba a los detenidos por razones políticas, a ese lugar solo entraban Eliseo Aguila, Canales, el Suboficial Mayor Oscar Vargas y el propio Capitán Fernández. Nunca escuchó que se torturara. Algunas veces cuando no había nadie bajó al subterráneo y vio unas cajas y unos catres pero no había cables de electricidad o artefactos para torturar a la gente.

QUINCUAGÉSIMO CUARTO: Que el acusado Gustavo del Carmen Muñoz Albornoz en sus indagatorias de fs. 662, 2.295, 6.066 y 6.088, señaló que para el 11 de septiembre de 1.973 formaba parte de la Dotación de la Tercera Comisaría de Carabineros de Osorno que estaba a cargo del Capitán Adrián Fernández Hernández. Ese día 11 fue acuartelado, pero como su función era estar a cargo de los caballos, Marenga, de inmediato fue separado y a partir del día 12 se le encargó se ocupara de los caballos de los distintos retenes que fueron recogidos y que se encontraban en el recinto SAGO FISUR. Así que a partir del 12 de septiembre de 1.973 se presentaba en la Tercera Comisaría y de ahí era trasladado a la SAGO en un furgón verde del SAG para hacerse cargo de los animales. Por esta razón jamás participó en algún operativo o detención de personas, además nunca fue hombre de confianza del Capitán Fernández e incluso un tiempo el Cabo Canales y el Cheo Aguila lo trataban de Comunista. No tiene idea si hubo detenidos por razones políticas en la Tercera Comisaría, lo único que puede decir es que todos los días cuando llegaba a la Unidad salían desde el interior detenidos y eran subidos a camiones Militares. Se enteró después que había gente de inteligencia de Carabineros y Militares que se movilizaban a diferentes lugares como la Isla de Chiloé. De la Tercera Comisaría estaba Orozimbo Moll que pertenecía a inteligencia. En relación con Adrián Fernández, señala que antes del Pronunciamiento Militar decían que era Socialista e incluso trabajó en la Intendencia; sin embargo después quedó a cargo de la Tercera Comisaría de Osorno lo que le pareció raro, piensa que como se “dio vuelta la tortilla” éste hombre se comportó en forma dura para que las nuevas autoridades le tuvieran confianza. A Fernández le decían “Chupete de fierro” por lo pesado. Jamás trabajó con Rafael Pérez Torres, Eliseo Aguila o Juan Canales en la detención de personas. Después del año 1.980 escuchó comentarios de la gente que en la Tercera Comisaría de Carabineros de Osorno de detuvo a gente y se les torturaba. No sabe si en el subterráneo de la Tercera Comisaría funcionó un lugar de interrogatorios o de torturas. Jamás escuchó que gente detenida en la Tercera Comisaría haya sido fusilada en el Puente Pilmaiquén. En la Unidad solo habían vehículos requisados ya que el vehículo institucional el “777” que le decían “El siete machos” no servía para nada. Como chofer se desempeñaba el Cabo Rolando Bécker. No participó en la detención de José Panguinamún.

QUINCUAGÉSIMO QUINTO: Que el acusado Sergio Conejeros Ortega en sus indagatorias de fs. 131, 1.250, 1.587, 5.806 y 6.691, señaló que para el 11 de septiembre de 1.973 se encontraba en la ciudad de Santiago, como a los tres días llegó a Osorno y de inmediato se presentó a la Tercera Comisaría ya que sabía que había sido llamado a las filas; su reincorporación se produjo antes del 18 de septiembre de 1.973. El Capitán Fernández quería que integrara una comisión especial para detener a ex partidarios de la Unidad Popular pero él se negó ya que no quería meterse en líos, pues había que detener e interrogar a las personas hasta lograr información, lo que efectivamente se hizo en el subterráneo de la Tercera Comisaría donde había una especie de mesón donde colocaban a la gente, colocaban cueros en el piso y ahí a los detenidos sobre quienes se pisaban, los golpeaban con laques y les ponían aguas en las narices hasta desesperarlos y les preguntaban sobre sus compañeros. Efectivamente participó en la detención de Panguinamún, fue en la mañana como a las 9:00 horas, cerca del cruce Lynch, le acompañaban otros funcionarios en una camioneta blanca. No recuerda que funcionarios le acompañaban, piensa que Maragaño pudo haber manejado la camioneta. Al detenido lo entregaron en la Comisaría y de ahí no se metió más porque se dio cuenta que se estaba metiendo en forros;

QUINCUAGÉSIMO SEXTO: Que no obstante que los acusados por este delito han negado toda su participación en los hechos señalando que jamás hubo torturas o detenciones ilegales o que estaban en lugares diferentes al de los hechos a la época en que estos ocurrieron, existen en su contra los siguientes antecedentes:

Declaración de José Rodemil Ríos Vergara de fs. 574 y 5.008, quién manifestó que para el 11 de septiembre de 1.973 él se desempeñaba como chofer del furgón de la dotación de la Tercera Comisaría de Carabineros de Osorno. Durante los días posteriores al 11 de septiembre de 1.973, su Unidad, o sea la Tercera Comisaría de Carabineros de Osorno, sirvió como lugar de detención y tortura de diversos ciudadanos vinculados supuestamente con el Gobierno de la Unidad Popular. Las torturas se aplicaban en el subterráneo de la Comisaría, había un magneto para aplicar corriente, a las mujeres se les aplicaba en las mamas y a los hombres en los testículos, también las mujeres eran violadas. A cargo de la Comisaría estaba el Capitán Adrián Hernández, él ordenaba las torturas y también el egreso de los detenidos para llevarlos a Investigaciones, a la Primera Comisaría o a los lugares de ejecución. Le tocó presenciar ejecuciones realizadas por el grupo de elite conformado por el Capitán Fernández y que estaba compuesto por Juan Canales Rodríguez, Eliseo Aguila Salgado, Gustavo Muñoz Albornoz, Rafael Pérez Torres y Rolando Bécker Solís. En una ocasión le tocó conducir el furgón junto a otros hasta el Puente Pilmaiquén con alrededor de 10 detenidos los que fueron ejecutados en el lugar. Los Carabineros hicieron uso de sus armamentos, fusiles SIG, sobre los detenidos y todos los cuerpos cayeron al río que estaba correntoso, se refiere al Pilmaiquén que conduce a la Barra del Río Bueno. También presenció asesinatos que hubo en el Puente Rucatayo, que es un puente colgante que da ingreso a la Comuna de Río Bueno; esta vez fue igual que la anterior, pero estuvo presente el Capitán Adrián Fernández, se mató como a 10 personas, las que fueron retiradas de la Tenencia de Entre Lagos;
Declaración de José Delis Rocha Hormazabal de fs. 596, 1.095, 1.322 vta, 2.037, 5.254 y 6.727, quién señaló que para el 11 de septiembre de 1.973 era Cabo de la Tenencia de Entre Lagos, que nunca fue destinado a la Tercera Comisaría de Carabineros de Osorno. En una oportunidad el Capitán Fernández lo mandó a llamar, presentándose en la Tercera Comisaría, donde éste lo tildó de ser un elemento peligroso, de ser simpatizante de la Unidad Popular, por el hecho de ser amigo del Subdelegado de San Pablo, ya que él no tenía ninguna actividad política. El Capitán Fernández tenía un grupo para ver las detenciones por motivos políticos, siempre eran los mismos que iban a todos lados, entre los cuales estaba el Sargento Aguila, Rafael Pérez Torres, Francisco Inostroza y Bécker que era chofer;
Declaración de Juan Segundo Moreira Garcés de fs. 1.607 y 7.042, quién señaló que para el 11 de septiembre de 1.973 formaba parte de la dotación de la Tercera Comisaría de Carabineros, ya que el retén San Juan de La Costa al que pertenecía había sido recogido. Efectivamente en la Tercera Comisaría hubo varios detenidos por razones políticas, pero jamás tuvo intervención ni conocimiento en esas cosas, pues eran asumidas por el personal más antiguo. Los traslados de detenidos políticos se hacían de noche. Los vehículos eran manejados por Maragaño, Bécker y Padilla que eran choferes e incluso tenían distintivos, también manejaban los vehículos con autorización del Comisario, Canales y “El Cheo Aguila”. Los funcionarios operativos eran los choferes mencionados y los funcionarios Inostroza, Aguila, Rosas Silva, Melián y Canales. Las detenciones por razones políticas fueron asumidas por personal más antiguo, los ya mencionados, Rafael Pérez, Gustavo Muñoz que era Marenga e igual salía a operativos. Los funcionarios en los operativos para detener a ex partidarios de la Unidad Popular, siempre eran acompañados por el Capitán Fernández;
Declaración de Domingo Eustaquio Carrillo Cárdenas de fs. 5.230 y 6.391, quién señaló que para septiembre de 1.973 se desempeñaba como Carabinero en el retén de Quilacahuín, en ese mismo mes el retén se recogió a la Tenencia de San Pablo. Al día siguiente del Pronunciamiento tomaron conocimiento de la existencia de instrucciones y órdenes para detener a quienes habían sido partidarios de la Unidad Popular. Recuerda que a veces la Tercera Comisaría hacía operativos en su sector y en ellos participaba Eliseo Aguila. Es efectivo que en las noches sentían pasar camiones militares a los cuales reconocían por el ruido, con destino al Puente carretero sobre el Río Pilmaiquén, y entre ellos incluso un camión aljibe, para momentos después sentir ruidos de ráfagas de armamento pesado o de guerra. No puede descartar ni asegurar que entre esos vehículos hubieran de Carabineros porque no puede meter las manos al fuego por nadie. Sabe que en la Tercera Comisaría había un grupo de unas siete personas a quienes los de la Tenencia los llamaban “El Escuadrón pesado”, que se encargaba de detener a personas por razones políticas, entre los cuales estaban Eliseo Aguila, Inostroza, Pérez, Bécker, Silva Rosas o Rosas Silva, apodado “El Pan de Pascua”, el Loly Muñoz, que era de confianza del Capitán Fernández;
Testimonio de Manuel Montiél Cárdenas de fs. 5.240, quién en septiembre de 1.973 se desempeñaba en el retén Ovejería. Una vez que se produjo el 11 de septiembre de 1.973 su unidad fue reforzada y hasta el día 20 estuvieron acuartelados. Efectivamente el Jefe de Plaza dictó bandos en los que se ordenaba la detención de algunas personas, por su carácter de incitadores políticos, sin perjuicio de lo cual existía una orden general y permanente para detener a los que hubieran sido partidarios de la Unidad Popular. En la Tercera Comisaría había una comisión especial para detener, entre ellos Raúl Oyarzún Blanco, Orozimbo Moll y “El Cheo Aguila”;
Versión de Rigoberto Sáez Loncomilla de fs. 5.246, quién para el 11 de septiembre de 1.973 se desempeñaba en la Tenencia de Pajaritos. No esta seguro si Bécker pasó a la Tercera Comisaría antes o después del 11 de septiembre de 1.973 y cuando lo hizo trabajó como chofer de los servicios, a cargo del furgón o jeep. En la comisión civil de la Tercera Comisaría recuerda que trabajaban el Sargento Aguila, Pérez, no sabe si trabajaba con Aguila. También trabajaba Francisco Inostroza y Canales;
Versión de Ildefonso Remberto Troncoso Padget de fs. 5.511, quién el 11 de septiembre de 1.973 formaba parte de la dotación del Retén Termas de Puyehue y en la noche fue trasladado a Pajaritos; el jefe del Retén era el Sargento Bécker. Posteriormente Bécker que era chofer y Angulo fueron trasladados a la Tercera Comisaría de Rahue. Por falta de personal a él le tocó reforzar la Tenencia de Entre Lagos en varias oportunidades. Los operativos para la detención de personas por motivos políticos iban ordenados desde Osorno, e iban funcionarios pertenecientes a la base, o sea a la Tercera Comisaría de Rahue, en furgones policiales y camionetas particulares y le parece que también había vehículos de servicios públicos de la CORA y SAG, ellos llegaban a la Tenencia, hablaban con los jefes y partían a hacer sus operativos, solía andar el Comisario Adrián Fernández, el Sargento Aguila, el cabo Canales, el Suboficial Inostroza, el “Loly Muñoz” que era Marenga, Rosas a quién le decían “Pan de Pascua” y Pérez; ellos hicieron operativos en toda la jurisdicción de la Tercera Comisaría;
Versión de Bernardo Segundo Bécar Quezada de fs. 5.517, quién para el 11 de septiembre de 1.973 prestaba servicios en el Retén Quilacahuín y el 16 de septiembre de ese mismo año se levantó el Retén y se fueron a San Pablo, donde las detenciones por orden político las hacía el Teniente con personal antiguo. Había también personal de la tercera Comisaría que salía hacer detenciones por motivos políticos a diferentes sectores de la jurisdicción, entre ellos el Cabo Canales que acompañaba al Capitán Adrián Fernández Hernández;
Versión de Vladimiro Fernández Rojas de fs. 5.547, quién para septiembre de 1.973 se desempeñaba como empleado administrativo del escalafón de Secretaría de Carabineros, en la Tercera Comisaría de Rahue, al mando del Capitán Adrián Fernández Hernández. Para el 11 de septiembre de 1.973, la documentación confidencial, referida a asuntos de personal, la reservada relativa fundamentalmente a cuestiones sobre armamentos y relativas a asuntos institucionales eran manejadas exclusivamente por el Comisario. Recuerda que el capitán Fernández le ordenó confeccionar un oficio dirigido a la Prefectura y en el cual se señalaban los funcionarios que al Capitán no le merecían confianza y entre ellos le parece que estaba el practicante Molina. En el personal operativo de la base estaba el Suboficial Mayor Vargas, el Sargento Inostroza, el Cabo enfermero de ganado Muñoz, apodado “El Loly”, el Cabo Canales, el Cabo Pérez, el Sargento Eliseo Aguila, un radio operador de apellido Santana, un Carabinero que también fue radio operador de apellido Silva, un Cabo Ríos, y un Carabinero de apellido González, apodado “El Cara de Huacho”. Después del 11 de septiembre de 1.973 se vivió una situación anormal en la Unidad, en el sentido que comenzó a llegar más gente detenida, muchas de las cuales eran entregadas por Militares o Investigaciones, lo que no había visto antes. En la Unidad no había Comisión Civil y contaba con el furgón 777 y además llegaron camionetas de INDAP, manejadas por González y “El Chueco Padilla” y cualquiera que supiera manejar, también estaba como chofer Moreira. Pese haber visto gente detenida, ignora quién practicó dichas detenciones;
Declaración de Guillermo Antilef Quintúl de fs. 5.654, quién para septiembre de 1.973 era Carabinero y pertenecía a la dotación de la Tercera Comisaría de Rahue al mando del Capitán Adrián Fernández Hernández. Las detenciones por motivos políticos eran ordenadas por el Capitán Fernández, se refiere a personas que hayan sido partidarias de la Unidad Popular o que eran consideradas extremistas o subversivas; para eso el Capitán se apoyaba en el Suboficial Mayor Oscar Vargas, el Sargento Aguila, el cabo primero Canales, y el Sargento Inostroza. Los choferes que movilizaban ese grupo eran Maragaño y Rolando Bécker, en vehículos institucionales o de INDAP. Otros que reforzaban el grupo eran González Millar, Rafael Pérez y el Marenga apodado «El Loly Muñoz». El Comisario Fernández salía personalmente a los operativos y ordenaba a algunos funcionarios que lo acompañaran;
Declaración de Bernardo Fidel Gaete Alvarado de fs. 5.919, quién para el 11 de septiembre de 1.973 era Carabinero y cumplía funciones en el Retén Eleuterio Ramírez. El mismo 11, fue llevado a la Tercera Comisaría de Rahue donde estuvo alrededor de un mes. Las detenciones por motivos políticos estaban a cargo del Comisario Adrián Fernández, lo que hacía con personal antiguo. El Capitán tenía un grupo de unas personas, quienes nunca decían nada y salían en un furgón verde del SAG, a distintas horas. La gente detenida era dejada en el subterráneo del Cuartel. Sabe que una de las patrullas estaba a cargo del Cabo Bécker, que era mecánico;
En careo de fs. 6.100, Rubén Molina González insiste que en 1.973 fue acusado de ser un peligroso extremista infiltrado en Carabineros. En cuanto a un tal Loly que mencionó en su declaración anterior corresponde a la persona con quién se le carea y esta seguro que era uno de los integrantes del grupo que se encargaba de las detenciones y ejecuciones de ex partidarios de la Unidad Popular;
En careo de fs. 6.124, José Rodemil Ríos Vergara, insiste en que Muñoz no reconoce la verdad porque todavía sigue siendo leal al Capitán Fernández que es el verdadero responsable de las ejecuciones de las personas desaparecidas;
En careo de fs. 6.135, José Rodemil Ríos Vergara, insiste en que el señor Bécker formaba parte del grupo de confianza del Capitán Fernández;
En careo de fs. 6.139, José Rodemil Ríos Vergara, ratifica sus dichos en el sentido que Rafael Pérez formaba parte del grupo que el Capitán Fernández había formado para la detención de ex partidarios de la Unidad Popular con posterioridad al 11 de septiembre de 1.973 y que el señor Pérez solo por lealtad con el Capitán Fernández no reconoce los hechos;
En careo de fs. 6.421, Domingo Eustaquio Carrillo Cárdenas, se mantiene en sus dichos respecto a que el Carabinero de apellido Pérez con quién se le carea es una de las personas que formaba parte del grupo que dependía directamente del Capitán Fernández y que se dedicaba hacer patrullajes para detener a personas por motivos políticos después del 11 de septiembre de 1.973, también se mantiene en haber escuchado que ese grupo es el responsable de la desaparición de personas en esa época. Insiste en haber visto a éste funcionario cumpliendo funciones en la base de la Tercera Comisaría de Rahue en los meses de septiembre, octubre y noviembre de 1.973;
En careo de fs. 6.427, Domingo Eustaquio Carrillo Cárdenas insiste en que Gustavo Muñoz Albornoz, para el año 1.973 era Marenga de la Tercera Comisaría de Osorno y que formaba parte del grupo de la Tercera Comisaría, pues era compinche con el Capitán Fernández, su brazo derecho y estaba destinado a patrullajes junto con las otras personas
En careo de fs. 6.431, Domingo Eustaquio Carrillo Cárdenas, insiste en que el carabinero Rolando Bécker era uno de los que componía el grupo de la Base de la Tercera Comisaría que dependía directamente del Capitán Fernández y que se encargaba de hacer patrullajes para detener a personas por motivos políticos. Insiste haber visto a Bécker cumpliendo funciones en la base de la Tercera Comisaría;
En careo de fs. 6.435, Dagoberto Gajardo Ceron, insiste que la persona con quién se le carea es Rafael Pérez quién iba en la patrulla especial a buscar detenidos a la Tenencia de San Pablo. Dice haber escuchado de colegas que existía esa patrulla en la base y que salía a distintos sectores del radio de la Tercera Comisaría a practicar detenciones por motivos políticos y entre los cuales estaba Pérez;
En careo de fs. 6.437, Dagoberto Gajardo Ceron dijo ser amigo y compañeros de curso en la Escuela de Suboficiales de Santiago y por lo mismo, por conocerlo, al escuchar que en la Tercera Comisaría de Rahue existía una patrulla especial bajo el mando del Capitán Fernández, dedicada a detener personas por motivos políticos, compuesta por algunos funcionarios de la base, y que tenía dudas sobre Bécker, si estaba en ella, lo que quiso decir es que él era conductor policial, y no entendía porque estaba ahí, metido en eso, y se lo explicaba solo porque hubiera recibido una orden;
En careo de fs. 6.667, David René Martínez Arcos, insiste que la persona que esta a su lado es Rolando Bécker a quién se refirió en su declaración como uno de los que formaba parte del grupo de confianza del Capitán Fernández o del clan de la Tercera para hacer operativos;
En careo de fs. 6.670, David René Martínez Arcos, quién señala que la persona que esta sentado a su lado es Gustavo Muñoz a quién se refirió en su declaración anterior como que componía el “clan”, pero que es posible que se haya equivocado por los años transcurridos;
En careo de fs. 6.692 Carlos Rolando Gallardo Loncopán señaló haber escuchado de otras personas que uno de los que había detenido a José Rosario Panguinamún había sido el Cabo Conejeros a quién conocía desde niño y corresponde a la persona con quién se le carea. Dejó en claro que él no vio a los policías que se llevaron detenido a Panguinamún, sino que primero escuchó de su detención y después vio pasar el jeep con carrocería abierta, con asientos a los lados, en que se llevaba a Panguinamún, pero no identificó a los Carabineros;
En careo de fs. 6.700 José Santos Quinán ratificó su declaración de fs. 5.400 en el sentido de que cuando estuvo detenido en la Tercera Comisaría de Osorno fue interrogado por Adrián Fernández, quién ordenó a sus subalternos que lo golpearan. Éste señor dice que no lo conoce pero a él lo vio por primera vez como secretario del Intendente donde lo atendía bien y también por que conversó con él en una toma que se hizo en Chincay, pues él era dirigente del Sindicato Barro Blanco. Agregó que conoció a Panguinamún quien era de la costa y estuvo detenido con él en un calabozo, era de su estatura, moreno, de unos 25 años. Él llegó curado como a las 23:00 horas y después lo sacaron como a las 03:00 de la madrugada, cree por que le pagaron la fianza, a quien se ha referido es el que aparece en el centro de la fotografía de fs. 3.978. Él andaba con un vestoncito azul, pantalones grises y zapatos. Llegó detenido solo y le dijo que lo habían tomado detenido por andar curado pero no le dijo donde; hablaba cosas y se había puesto a cantar en el calabozo. Le parece que Panguinamún trabajaba en la Dirección de Aguas. En el calabozo habían alrededor de 18 personas. Nunca más volvió a ver a Panguinamún;
En careo de fs. 6.723, José Delis Rocha Hormazabal dijo que la persona que esta a su lado es el suboficial Rolando Bécker Solíz con quién hizo junto el servicio militar, y quién formaba parte del grupo del Capitán Fernández que tenía ver de los detenidos políticos, y además era chofer;
En careo de fs. 6.725, José Delis Rocha Hormazabal, insiste que la persona con quién se le carea es Rafael Pérez Torres, quién formaba parte del grupo del Capitán Fernández y que tenía que ver con detenidos políticos;
En careo de fs. 6.731, Juan Mayorga Coronado señaló que la persona que esta a su lado fue uno de los funcionarios que lo torturó en la Tercera Comisaría de Osorno en septiembre de 1.973 cuando estuvo detenido, estaba con él, el funcionario de apellido Aguila. Recuerda le vendaron la vista le dieron vueltas el cuerpo para perder la noción de la ubicación y lo hicieron descender por unas escaleras; al llegar a bajo lo sentaron en un sillón con brazos, le amarraron los brazos en ellos, y le aplicaron corriente en los testículos y la cien
En careo de fs. 6.734, Manuel Alberto Negrón Ojeda, insiste que la persona que esta a su lado es Rolando Bécker y era uno de los que acompañaba al Capitán Fernández en las detenciones e interrogatorios por motivos políticos. No había otro funcionario de apellido Bécker. Eso fue después del 11 de septiembre, semanas tal vez pero la fecha exacta no la recuerda. Los operativos o patrullajes para detenciones se hicieron en días posteriores al 11 de septiembre;
En careo de fs. 6.736, Manuel Alberto Negrón Ojeda insiste que la persona que esta a su lado es Rafael Pérez Torres y es el funcionario” colorado medio gordito y maciso” que mencionó en su declaración de fs. 1.518, como uno de los Carabineros de la Tercera Comisaría de Osorno que participaba en la detención de personas por motivos políticos de acuerdo a las órdenes que daba el señor Comisario, señor Fernández y que esto le consta por haberlo visto en los patrullajes;
En careo de fs. 6.738, Manuel Alberto Negrón Ojeda, dice que la persona que esta a su lado es de apellido Muñoz, a quién apodaban “El Loly”, funcionario de la base de la Tercera Comisaría y a quién vio integrando los patrullajes posterior al 11 de septiembre de 1.973;
En careo de fs. 6.742, Ildefonso Remberto Troncoso Padget, insiste en que la persona que esta a su lado es el ex funcionario Pérez y que no tiene dudas que participaba en las detenciones por motivos políticos y que pertenecía a la base de la Tercera Comisaría;
En careo de fs. 6.745, Ildefonso Remberto Troncoso Padget, insiste que la persona con quién se le carea lo conoce como “El Loly Muñoz”, que era marenga y funcionario de la Tercera Comisaría que hacía operativos ordenados por el Comisario para detener a personas por motivos políticos;
En careo de fs. 6.778, Héctor Hugo Martínez Vásquez, quién insiste que la persona que esta a su lado es Gustavo Muñoz, apodado “El Loly”, uno de los “duros” y que acompañaba al Capitán Fernández en los operativos;
En careo de fs. 6.781, Héctor Hugo Martínez Vásquez, insiste que uno de los que acompañaba al Capitán Fernández e integraba el grupo de “los duros”, era Rolando Bécker, persona que esta a su lado;
En careo de fs. 6.790, Héctor Hugo Martínez Vásquez, insiste que la persona que esta a su lado es el señor Fernández quién lo torturó cuando estuvo detenido en la Tercera Comisaría, apuntándolo con su revolver en la sien y le exigía le dijera como había sabido de las atrocidades que se comentaban;
En careo de fs. 7625, Guillermo Antilef Quintúl dice que al ver la persona que esta sentado a su lado y escuchar su voz piensa que se trata del funcionario Bécker. Cuando en su declaración de fs. 5654 dijo que los choferes que movilizaban en vehículos institucionales y un furgón verde cerrado de INDAP al grupo que apoyaba al Capitán Fernández en las detenciones por motivos políticos, se refería a la persona que está a su lado, que es el único de apellido Bécker que estaba en la Comisaría;
En careo de fs. 7.426 Guillermo Antilef Quintúl señaló que cuando en su declaración de fs. 5654 dijo que algunos funcionarios reforzaban al grupo con el cual el Capitán Fernández practicaba detenciones políticas y mencionó a Rafael Pérez, se estaba refiriendo a la persona que esta a su lado a quién reconoció por su voz al momento de entrar y saludar. El era funcionario de orden y seguridad y salía con el Capitán en las detenciones de ex partidarios de la Unidad Popular, pero no recuerda un caso especial. Eso lo supo porque se escuchaban comentarios y además él veía que salían con cascos y fusiles en los vehículos que habían en la base y seguramente tiene que haber visto salir también al señor Pérez puesto que lo mencionó. Agrega haber estado en la base entre 1968 y diciembre de 1973 y recuerda haber visto al señor Pérez allí después del 11 de septiembre de 1973 y antes de que se fuera trasladado.

VI – Delitos de secuestro calificado de Mario Armando Opazo Guarda, Arturo Chacón Salgado, Nolberto Salgado Salgado y Carlos Zapata Aguila:

QUINCUAGÉSIMO SEPTIMO: Que, a fin de acreditar la existencia de los delitos señalados en el epígrafe, materia del fundamento 1° de la acusación de oficio de fs. 8.685 y de las adhesiones a ella de lo principal de fs 8731 y 8734, se han reunido en el proceso los siguientes antecedentes:

Orden de investigar de fs. 26 a fs. 108;
Nómina del personal de Carabineros de la Tercera Comisaría de fs. 116 y 2.565;
Declaración de Filiberto Cárdenas Rubio de fs. 107, 2.787, 4.706, 4.748 y 5.203, quién manifestó que para el 11 de septiembre de 1.973 trabajaba en la Municipalidad de San Pablo como chofer de camión, lugar donde ese mismo día llegó el Teniente y ordenó que pasaran los vehículos de la Municipalidad a Carabineros, como ser un furgón blanco Chevrolet parecido a una ambulancia, este vehículo era nuevo y Carabineros solo contaba con un jeep viejo. El vehículo fue llevado con la autorización del Alcalde Alfredo Hott Schawlm. Algunos agricultores también pasaron vehículos a Carabineros, por ejemplo camionetas azul, roja y una camioneta roja con blanco. Estuvo trabajando como siete meses con Carabineros y conduciendo los vehículos y también cumplía funciones en la Municipalidad. Dice no haber participado en la detención de Carlos Zapata Aguila y que tampoco lo conoció. Efectivamente a él le decían “Beto Cachao”. A Arturo Chacón Delgado lo conocía; a éste no recuerda bien pero después del 11 de septiembre de 1.973 lo vio detenido en la Tenencia de San Pablo, en la escalera que da al patio cercado y con portones, lo saludo y él le contestó levantando la mano, no conversaron, no supo que pasó con él. Ese día en la Tenencia junto a Arturo había unas cuatro o seis personas más, de campo no eran del pueblo, pues por haber nacido y criado en el lugar los ubicaba a todos. El jefe de la Tenencia era el Teniente Nelson Rodríguez, estaban el suboficial Moraga, y los funcionarios Gajardo, Uribe, Bécar, Carrillo Cárdenas, Barría y otros funcionarios nuevos. Los Carabineros salían como a las 18:00 horas en los vehículos que se les había facilitado y después llegaban con detenidos por sospechas pues había estado de sitio. El furgón que facilitó la Municipalidad generalmente era manejado por Bécar, Gajardo y también un Sargento Lezana, que llegó de Trumao. Asustaba ver tanto Carabineros, tenían el control de la Comuna y el Teniente mandaba en todo, incluso a ellos. No recuerda que hubieran llegado Militares en esa época;
Trascripción de la entrevista video grabada a Odlanier Mena de fs. 154, quién a dijo que en el año 1.978 era Director de la CNI y que para esa época los Comandantes en Jefe resolvieron que las unidades, no la CNI, hicieran un catastro de los posibles cementerios ilegales que hubiera en cada zona, con el objeto de poder saber que personas podían estar sepultadas y como poder resolver a futuro el problema de la entrega de estos cuerpos, agregó que le sorprendió la extrema sevicia con que se produjo, se procedió en determinado momento, la descripción de crímenes increíbles o pseudo-suicidio;
Declaración por informe de Odlanier Mena Salinas de fs. 195;
Listado de la Agrupación de familiares de Detenidos Desaparecidos con responsables de detenciones en Entre Lagos de fs. 259;
Oficio de la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación de fs. 486, 1.166, 2.553, 2.612;
Oficio del Consejo Asesor Superior de Carabineros de fs. 492;
Declaración de José Rodemil Ríos Vergara de fs. 574 y 5.008, quién para septiembre de 1.973 se desempeñaba como chofer de la Tercera Comisaría de Carabineros de Osorno. Durante los días posteriores al 11 de septiembre de 1.973 su Unidad sirvió como lugar de detención y tortura de diversos ciudadanos vinculados supuestamente con el Gobierno de la Unidad Popular. A cargo de la Unidad estaba el Capitán Adrián Fernández, él ordenaba las torturas y el egreso de los detenidos. El presenció ejecuciones realizadas por un grupo de elit conformado por el Capitán Fernández en el Puente Pilmaiquén. Se escuchaba que el teniente de San Pablo llamado Nelson Rodríguez Guerrero actuaba de la misma manera que el Capitán Fernández, pues era un hombre sagaz, muy despierto y déspota con sus subalternos;
Documento titulado “La Guerra Privada del Capitán Fernández” de fs. 1.534;
Declaración de Juan Segundo Moreira Garcés de fs. 1.607 y 7.042, quién para el 11 de septiembre de 1.973 cumplía funciones en la Tercera Comisaría de esta ciudad atendido el hecho que el Retén San Juan de la Costa donde trabajaba fue recogido. Como era joven no participó en operativos relevantes; esto estaba a cargo del Capitán Fernández y un grupo de funcionarios más antiguos que estaban a cargo de las detenciones por asuntos políticos, es decir de ex partidarios de la Unidad Popular. Para esto sabíamos que salían a diferentes sectores de la jurisdicción de la Tercera Comisaría, como ser Puerto Octay, Pajaritos, Entre Lagos, San Pablo, Bahía Mansa, en ese tiempo todas las detenciones por orden político se concentraban en la base de la Tercera Comisaría;
Libro titulado “Consejo de Guerra” de fs. 1.672;
Presentación del Comité Pro Paz de fs. 1.806;
Declaración de Luis Alberto Cid Méndez de fs. 1.849, quién expresó ser militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria. En diciembre del 1.973 o enero de 1974 hablo con su amigo Patricio Serellano quien le contó habían detenido a James Savolaine, pastor de la Iglesia Luterana de Osorno, quien había recibido información por parte de familiares de personas detenidas, por lo que se dedicaba a recabar datos respecto de hechos. También le comento a patricio que el había sacado varias fotografías en la Morgue de Osorno las que se las habían quitado al momento de su detención. Con esos dichos se consiguió maquinas y rollos fotográficos y fue con Patricio a la Morgue del ex Hospital de Osorno. Logro conseguir le dejarán pasar en forma clandestina, su amigo lo esperó afuera. Una vez en el interior vio tres a cuatro cadáveres descompuestos y los fotografío, fue sorprendido por un funcionario de la Morgue de apellido Angulo, pero logro escapar junto con su amigo. Paso a dejar las fotografías a un laboratorio para su revelado. Le avisaron que Carabineros lo buscaba por lo que su madre se contacto con el carabineros José Ríos a quien le pidió lo ayudara, quien efectivamente lo trasladó en una Citroneta. Para finalmente llegar a la ciudad de Santiago. En marzo de 1974 salió del país. En cuanto a los cadáveres no reconoció a ninguno de ellos. Por comentarios de familiares de detenidos desaparecido en el extranjero se entero de la desaparición de Carlos Zapata, quien era obrero agrícola del sector de Chifca, el que fue detenido por el Teniente Nelson Rodríguez Guerrero; dos desaparecidos de la familia Chacón del sector Maile, ubicado en la comuna de San Pablo y cerca Chifca, detenidos por Carabineros a cargo del Oficial antes señalado. En la detención de Carlos Zapata, supo que estuvo involucrado indirectamente, pues era el chofer de la ambulancia de esa localidad, Heriberto Cárdenas Rubio, apodado “Beto Cachao”;
Querella de fojas 77, interpuesta por el Abogado Hugo Gutiérrez Gálvez en representación de Arturo Chacón Salgado y otros;
Informe del Programa Continuación Ley 19.123 de fojas 2.548;
Resumen sobre hechos relativos al detenido desaparecido Arturo Chacón Salgado de fojas 2.568;
Mapa de la comuna de Río Bueno de fojas 2.631;
Mapa de la comuna de la comuna de San Pablo y Puyehue de fojas 2.633 y 2634;
Versión de María Amalia Fuentes Cruces de fojas 2.920, quien señaló que los días 14 y 15 de septiembre de 1973 habían llegado alrededor de unos 30 carabineros, movilizados en camiones, estos andaban en busca de su esposo Arturo Chacón Salgado, lo acusaban por activista político y por tener armas, pese a que ello no era efectivo, dejaron orden de que su marido se presente a la Tenencia de San Pablo. Ese día 17 de septiembre de 1973, alrededor de las 13:30 horas llegó su marido a su casa en el sector de Maile, proveniente de San Pablo, e inmediatamente le comunico que debía presentarse en la tenencia de San Pablo por orden del sargento Dagoberto Moraga. Su esposo le dejó su reloj por que sabía que lo iban a dejar detenido ya que ese día en la mañana habían detenido a su primo René Salgado Salgado y a Carlos Zapata Aguila. El 19 de septiembre de 1973 junto con la conviviente de Salgado fueron a la tenencia de San Pablo a preguntar por sus maridos, siendo informadas que estos habían quedado en libertad. Como el 20 de septiembre se juntaron con la mamá de Carlos Zapata quien le comentó que los detenidos habían sido llevados al Regimiento de Arauco de Osorno. Posteriormente estuvieron todo el mes viajando a Osorno y preguntando en el Regimiento, en Tercera Comisaría, en la Prefectura de Carabineros, FELCO, al Hospital y Estadio Español sin obtener resultado. No recuerda el año, declaro ante la Ministro Juana González he hizo careo con el Teniente Nelson Rodríguez Guerrero, y él declaro que había tomado detenido a muchos “Chacones” y que no recordaba el caso especial de su marido;
Testimonio de Raúl Turra Turra de fojas 2.935, para el 11 de septiembre de 1973 era Director de la Escuela Chifca de San Pablo. Fue detenido por carabineros antes del golpe militar acusado por el Teniente de San Pablo Nelson Rodríguez, por tenencia ilegal de armas y explosivos, lo acusaron de haber dinamitado un poste de línea de alta tensión, una vez en libertad, nuevamente es detenido el 19 de septiembre de 1.973 fue conducido al Regimiento Arauco, y en la noche llevado al Cuartel de investigaciones donde permaneció dos noches siendo interrogado, de ahí fue trasladado al Hospital nuevo donde fue torturado e interrogado. Luego fue trasladado a la cárcel de esta ciudad y como al quinto día al Estadio Español. Finalmente fue trasladado a la FELCO. En el estadio español estuvo detenido junto con una persona que apodaban “Poncho Roto”, al parecer dirigente campesino del Partido Radical que vivía en San Pablo quien le contó había estado detenida con personas amigas suyas de San Pablo quienes se encuentran actualmente desaparecidas una de ellos de apellido Zapata, que vivía en Chifca Maile y otro de apellido Chacón del partido Socialista, dirigente del seccional del partido en Maile. Le dijo también que Zapata estaba muy mal y lo tenían tendido sobre un camastro y que su cuerpo estaba convulsionado. Tiene entendido que en las detenciones de Chifca Maile estaba a cargo el Teniente Nelson Rodríguez;
Resumen sobre hechos relativos al detenido desaparecido Carlos Zapata Aguila de fojas 3.025;
Resumen sobre hechos relativos al detenido desaparecido René Nolberto Salgado Salgado de fojas 3.028;
Declaración de Raúl Alonso Cárcamo Azócar de fojas 3.105, quien en Septiembre de 1973 vivía con sus padres en Maile San Pablo. El día 15 o 16 de septiembre de 1973 tipo 11:00 horas estando en su casa fue detenido por Carabineros de la Tenencia de San Pablo, andaban unos 12 o 13 carabineros. Lo llevaron golpeándolo a culatazos con las armas hasta el Fundo de Stein. Una vez en la casa patronal, allí estaban los vehículos varias camionetas de particulares, una cuca y dos jeep, ahí detuvieron como a 20 personas. En ese momento al único civil que vio y que andaba encabezando era Steiner, todos los demás eran uniformados. En ese lugar lo tuvieron como una hora y media botado en el suelo con las manos en la nuca y esposados y otros amarrados. En ese lugar no reconoció a nadie ya que no podía mirar. Los carabineros andaban armados. Posteriormente los trasladaron a la Tenencia donde fue interrogado por el Teniente, luego fue dejado en un calabozo junto a tras personas que no identificó. En la noche fue nuevamente interrogado y le dieron varios palmazos. Entre los detenidos prácticamente no conversaban por que estaban todos asustados. Durante toda la noche llegó gente, pues se veía desde la ventanita del calabozo, y además se escuchaban gritos ya que flagelaban a las personas. Esa noche lo sacaron cuatro veces y fue castigados pero no siempre estaba presente el Teniente Rodríguez. El día 17 de septiembre de 1973, y por 9 horas vio llegar a otros detenidos entre ellos Salgado y Chacón a quien los conocía ya que eran vecinos de Maile, Chacón era político incluso tenía un carné. Mas tarde vio llegar detenido a su padre Santiago Segundo Aguilar Cárcamo, quien una vez en libertad le contó que una noche había visto a Chacón y Salgado, cuando lo sacaron a flagelar a todos ellos. Por último señala que a Chacón y Salgado nunca los volvió a ver;
Declaración de Silvia Inayao Cárcamo de fojas 3.116, quien en Septiembre de 1973 convivía con René Nolberto Salgado Salgado en Maile San Pablo. El 17 del mismo mes como a las 09:00 horas llegaron de a pie a su casa 3 o 4 carabineros que no identificó, quienes de afuera llamaron a su marido René y se lo llevaron detenido con las manos en la cabeza, sin amarrarlo y apuntándolo con carabinas. Ese día fue donde la señora de Chacón y ésta le contó que su marido también lo había ido a buscar los Carabineros, pero como éste no estaba, le dejaron dicho que apenas regresara se presentara a la Tenencia de San Pablo, lo que hizo. El día 20 de septiembre de 1.973 con la señora María Fuentes esposa de Chacón fue a la Tenencia a preguntar por sus esposos, siendo informadas que no estaban y el mismo carabineros le dijo que fueran a preguntar a Osorno. Hace presente que su tío Santiago que también fue detenido quedó en libertad como el 20 de Septiembre y le contó que había estado detenido en un mismo calabozo con René y que cuando él salió en libertad, René quedó detenido;
Certificado de nacimiento de Mario Armando Opazo Guarda de fojas 3.290;
Certificado de nacimiento de Carlos Zapata Aguila de fojas 3.298;
Certificado de nacimiento de René Nolberto Salgado Salgado de fojas 3.299;
Declaración de Carlos Guillermo Stein Viertel de fojas 3.352, quien dijo que en Septiembre de 1.973 vivía en su campo, Fundo Huiño Huiño, La Poza. Dice no haber conocido a ningún tractorista llamado Carlos Zapata Aguila. A Arturo Chacón Salgado lo conoció ya que su padre trabajó con el suyo. Posteriormente al 11 de Septiembre de 1973 no volvió a ver a Chacón y se comentaba que había desaparecido. A René Nolberto Salgado Salgado no lo ubica, pero si recuerda que en el campo había una familia Salgado, en el camino vecinal El Monte. Jamás su campo fue utilizado por Carabineros, para concentrar a personas detenidas, nunca vio que esto suceda o que pasaron los Carabineros por el lugar y menos que hayan estacionado vehículos. Si esto ocurrió él no los vio y menos los autorizó;
Versión de Pedro Ezequiel Solís Striloff de fojas 3.366, 4.716 y 4.752, quien en Septiembre de 1.973 vivía en el mismo domicilio actual, era y es el único panteonero del Cementerio Municipal de San Pablo. Nunca enterró cadáver que tuviera signos de haber sido muerto a balazos; tampoco le correspondió sepultar a gente no identificada. Nunca participó en la sepultación de algún cadáver a una hora inadecuada, como en la noche o en la madrugada y por orden de Carabineros o de alguna otra autoridad de la época. Tampoco tiene conocimiento de que en el cementerio se hubiera hecho alguna fosa común, pues él lo visitaba a diario y se hubiera percatado, además que era muy celoso;
Dotación de la Tenencia de San Pablo de fojas 3.389;
Dotación del Retén de Carabineros de Quilacahuín de fojas 3.393;
Dotación del Retén de Carabineros de Trumao de fojas 3.394;
Certificado de defunción de María del Carmen Aguila Aguila de fojas 3.544;
Declaración Jurada de María del Carmen Aguila Aguila de fojas 3.545, quien declara ser la madre de Carlos Zapata Aguila, quien el día 17 de septiembre de 1.973, alrededor de las 18:00 horas en circunstancias que iba llegando a la casa patronal del Fundo Santa Margarita de propiedad de Ricardo Ellwanger, como sector Chifca La Poza y conduciendo el tractor del Fundo fue detenido por Carabineros de San Pablo. Este fue detenido violentamente le quitaron las llaves y las tiraron al antejardín de la casa y en seguida a él lo metieron a la ambulancia, escena que fue contemplada por el patrón y su mujer, quienes estaban junto al Teniente de carabineros de San Pablo Nelson Rodríguez y el carabinero Rigoberto Moraga desde entonces nunca más volvió a ver a su hijo;
Versión de María Lucerina Zapata Aguila de fs. 3.548. Respecto de la detención de su hermano Carlos, se enteró por los dichos de su madre, quién le contó que en circunstancias que Carlos iba llegando a su casa de su trabajo fue detenido por Carabineros quienes llegaron en una ambulancia vieja de la Posta de San Pablo y que el chofer que andaba era Beto Cárdenas, el Mayor de San Pablo y dos Carabineros;
Versión de Rosario Isabel Cid Méndez de fs. 3.551, quién señaló que para septiembre de 1.973 vivía en Chifca, su casa colindaba con el fundo San Ramón de propiedad de Ricardo Ellwanger. Un día de septiembre, vio que mañana y tarde Carlos Zapata Aguila estuvo arando con tractor, cultivando la tierra, pues era trabajador del Fundo San Ramón; ese mismo día como a las 16:00 o 17:00 horas aproximadamente vio un jeep de Carabineros y al Teniente Rodríguez, a quién ubicaba de vista y de quién se comentaba que era una persona muy agresiva, a este le acompañaban tres Carabineros más, todos se dirigieron donde estaba Zapata, hicieron parar el tractor y vio que Carlos se bajó del tractor y enseguida los Carabineros comenzaron a empujarlo y a golpearlo con una especie de arma con la que le pegaban en la espalda, se dirigió al furgón, luego se retiraron en dirección a la Panamericana, hacia San Pablo;
Fotografía de Carlos Zapata Aguila de fs. 3.573;
Testimonio de Olga del Carmen Zapata Catalán de fs. 3.595, quién señaló que en septiembre de 1.973 vivía con su abuela María del Carmen Aguila Aguila en el sector de Chifca, en el Fundo de Ricardo Elwanger, además vivían con nosotros dos tíos solteros, el tía Carlos que esta desaparecido y el tío Jorge. Su tío Carlos era tractorista y ese día en la tarde fue a dejar el tractor a los galpones y al pasar a la casa patronal ya lo estaban esperando los Carabineros, quienes estaban en una ambulancia, andaban como seis Carabineros, quienes hicieron que su tío se bajara del tractor, lo revisaron y lo hicieron tender en el suelo, el patrón Ricardo Elwanger, se acercó y habló con los Carabineros, pero no escuchó lo que dijeron. Su abuelita buscó en diferentes lugares a su tío sin que hasta la fecha sea habido;
Declaración de Gabriela Mohr Von Bischhoffshausen de fs. 3.610, quién señaló que efectivamente conoció a Carlos Zapata ya que trabajó como tractorista en su fundo denominado “Santa Margarita” Chifca. El día de su detención llegaron a buscarlo Carabineros de San Pablo, quienes se movilizaban en una ambulancia y solamente logró identificar al Teniente Rodríguez. Los Carabineros fueron al taller donde Carlos estaba arreglando una máquina o tractor, lo sacaron y lo subieron al vehículo que andaban; le parece que conducía un civil Su esposo ni ella hablaron con Carabineros;
Declaración de Lucila Rodríguez Miranda de fs. 3.643, quién señaló que en septiembre de 1.973 junto con su esposo vivían en el Fundo de don Ricardo Elwanger. Después del 11 de septiembre de 1.973, llegaron al fundo varios Carabineros, ella se asustó ya que pensó que iban a detener a su hijo. Como a la hora se enteró que se habían llevado detenido a Carlos Zapata, a quién momentos antes lo había visto trabajando en el tractor;
Declaración de Dagoberto Cárdenas Flores de fs. 3.688, quién señaló que conoció a Carlos Zapata ya que trabajaba con él como tractorista. El día 15 de septiembre de 1.973 como Carlos y Dagoberto no llegaron a trabajar fue a preguntar a su casa y la madre de Carlos le contó que su hijo había sido detenido por Carabineros de San Pablo. Fue a la Tenencia y habló con Moraga quién le manifestó que lo iban a soltar. Efectivamente lo soltaron y al conversar con Zapata éste le contó que le habían preguntado sobre unas bombas puestas en un poste de alta tensión en Pichoy, y que él no tenía idea de que se trataba. El día 17 como a las 18:00 horas pasaron a su casa de Putabla, distante a unos 2 kilómetros del Fundo de Elwanger, los Carabineros de San Pablo a buscar a Dagoberto y Carlos, diciéndoles que habían trabajado hasta las 16:00 horas y que debían estar en sus casas. Los funcionarios se movilizaban en una camioneta cerrada que era conducida por Cárdenas, apodado “Cachao” que vive en San Pablo y es chofer de la Municipalidad. El grupo andaba a cargo del Teniente Nelson Rodríguez, le acompañaba Rigoberto Moraga, Plaza de Los Reyes, Carrillo y Dagoberto Guajardo. El día 19 de septiembre de 1.973 pasó en camión hacia Rapaco y al pasar por el Puente Pilmaiquén, se detuvo al lado Norte y al bajar en la acera vio un seno de mujer y al mirar hacia el río, vio dos cadáveres atrapados en unos ganchos de un árbol. Al tiempo escuchó que los Carabineros de San Pablo habían sacado los cadáveres y que los habían enterrados a orillas del río. El día 20 de septiembre fue a las casas de Zapata y Vargas, enterándose que solo Vargas había salido en libertad. El mismo 20 como Vargas volvió a trabajar, al preguntarle por Carlos le respondió que los Carabineros lo habían muerto el día 17 en la noche ya que se les había pasado la mano a los Carabineros pues le habían pegado mucho, que había muerto en la Tenencia ya que no resistió la golpiza; también le dijo que había visto detenido a un tal Chacón de Maile a quién también castigan mucho;
Declaración de María Inés Olivares Opazo de fs. 3.831, quién dijo ser prima de Mario Armando Opazo Guarda, quién a la fecha de su desaparición debe haber tenido unos 20 años de edad. A raíz que sus padres fallecieron antes del informe Rettig, asumió la responsabilidad de denunciar su caso. Mario era Militante de las Juventudes Comunistas; uno o dos meses antes del 11 de septiembre de 1.973 su padre le consiguió trabajo en la ECA de Osorno y lo llevaron a trabajar a un estanco de trigo en San Pablo o Trumao, lugar donde fue detenido e incluso le parece que allí tenía una polola quién fue la que dio aviso de lo sucedido a sus padres;
Versión de Edilia González Almonacid de fs. 3.843, quién señaló haber conocido a Carlos Zapata ya que vivieron en el mismo Fundo de don Ricardo Elwanger y la señora Gabriela Mohr. No recuerda la fecha exacta, pero en esos días del Golpe de estado, a eso de las 17:00 horas, llegó al campo un furgón cerrado oscuro y se llevaron detenido a Carlos Zapata. No supo si eran Carabineros o Militares, ya que en ese tiempo no se permitía salir de las casas y solo miro a través de las cortinas. Nunca más volvió a ver a Carlos Zapata;
Versión de Roberto Ojeda Bernier de fs. 3.845, quién para septiembre de 1.973 vivía en el Fundo de don Ricardo Elwanger. No recuerda cuantos días después del Golpe de Estado, a eso de las 16:00 horas, fueron a detener a Carlos Zapata. Ese día él estaba trabajando en el Fundo a cargo de la sala de ordeña y vio que llegaron dos o tres Carabineros armados con metralletas en un furgón cerrado, estos se acercaron a Zapata quién estaba trabajando ya que era tractorista y enseguida lo subieron en la carrocería. No se percató si andaba algún civil. Desde entonces no ha vuelto a ver a Carlos Zapata;
Denuncia sobre inhumación ilegal y posible homicidio, interpuesta por el abogado Oscar Alvarez Gallardo, de fs. 3.877;
Inspección ocular practicada por el Juzgado de Letras de Río Bueno de fs. 3.885;
Informe de la Comisaría de Investigaciones de La Unión de fs. 3.890;
Fotografía perteneciente a Mario Opazo Guarda de fs. 3.973;
Fotografía perteneciente a Carlos Zapata Aguila de fs. 3.973 vta;
Fotografía perteneciente a Arturo Chacón Salgado de fs. 3.980 y 4.233;
Fotografía perteneciente a René Nolberto Salgado Salgado de fs. 3.986;
Informe de la Comisaría de Carabineros de La Unión de fs. 3.996;
Listado de familiares de detenidos desaparecidos con pruebas de ADN de fs. 4.185;
Declaración de Blanca Ester Salgado Negrón de fs. 4.235, quién dijo ser la madre de René Nolberto Salgado Salgado, a quién lo tuvo de soltera, por lo mismo éste se había ido de la casa, a un campo en Osorno para que ella no siguiera teniendo problemas con su marido. No recuerda la fecha exacta, en circunstancias que vivía en su actual domicilio en la ciudad de Santiago, Carabineros le avisaron que su hijo había sido detenido. Una vez en Osorno, se dirigió a Maile donde la conviviente de su hijo doña Silvia Inayao quién le manifestó que en realidad no había visto la detención ya que se había metido a la casa y cuando salió ya se lo llevaban. Después conversó con su hermana María Zulema Salgado Negrón y ésta le manifestó haber visto un grupo de Carabineros y Militares que llevaban detenido a su hijo. Al momento de su detención su hijo debe haber tenido unos 27 años de edad y convivía con Silvia Inayao en el sector de Maile, tenían un hijo y esperaban el segundo. Buscó a su hijo sin obtener resultados. Agrega que Arturo Chacón Salgado era su sobrino y también se encuentra desaparecido;
Ficha antropomórfica de Arturo Chacón Salgado de fs. 4.672;
Ficha antropomórfica de René Nolberto Salgado Salgado de fs. 4.675;
Ficha antropomórfica de Carlos Zapata Aguila de fs. 4.682;
Denuncia de Inhumación Ilegal y posible homicidio de fs. 4.691;
Versión de María del Carmen Aguila Aguila de fs. 4.710, quién dijo que en septiembre de 1.973 vivía en el Fundo de don Ricardo Elwanger donde su hijo Carlos era tractorista. El día 11 de septiembre de 1.973 su hijo fue detenido por Carabineros de San Pablo y dejado en el libertad el 12 del mismo mes. Una vez en la casa su hijo le dijo que estaba tranquilo que no tenía nada que temer ya que nada malo había hecho. El día 17 de septiembre de 1.973 como a las 18:10 horas cuando su hijo iba llegando al garaje donde se guardaba el tractor donde el patrón, llegó la ambulancia conducida por Filiberto Cárdenas, el Teniente Rodríguez y el Sargento Moraga. Esto lo presenció desde su casa distante unos 20 metros; el Sargento Moraga le pegó un culatazo en el pecho con un arma de fuego, enseguida junto con Rodríguez les quitaron las llaves y las tiraron dentro del recinto de la casa del patrón. A su hijo lo subieron a la ambulancia y se lo llevaron en dirección a San Pablo. Los patrones observaron la detención pero no intervinieron. Buscó a su hijo en diferentes lugares sin ser habido;
Informe de la Comisaría de Investigaciones de Osorno de fs. 4.738;
Testimonio de Sara del Carmen Salgado Negrón de fs. 4.762 vta, quién manifestó que en el mes de septiembre de 1.973 Carabineros de San Pablo detuvo a su hijo Arturo Chacón Salgado en su domicilio; ella no presenció su detención. De los hechos se enteró por su nuera quién le dijo que como llamaban a Arturo de San Pablo él se había presentado voluntariamente a Carabineros donde lo dejaron detenido. Que ella había ido a preguntar a la Tenencia por Arturo pero le habían dicho que no estaba allí. Desde entonces no ha vuelto a ver a su hijo;
Declaración de Diógenes Carrillo Pérez de fs. 4.763, quién fue detenido el 12 de septiembre de 1.973 por Carabineros de San Pablo y dejado en libertad el día 13. El día 17 de septiembre de 1.973 alrededor de las 17:30 horas Carabineros hizo un operativo en su domicilio, para ello rodearon su casa con metralletas y lo detuvieron. Carabineros andaban al mando del Teniente Nelson Rodríguez Guerrero, le acompañaba Dagoberto Gajardo, un tal Carrillo que era de Osorno, el cabo Mancilla y conducía la ambulancia en la que lo llevaron detenido Dagoberto Cárdenas Rubio. Una vez en la Tenencia no fue registrado y lo enviaron a un calabozo. Ese mismo día lo sacaron un rato del calabozo y vio pasar detenido a Carlos Zapata Aguila, Arturo Chacón Salgado y René Salgado Salgado, a quiénes conocía desde años y los individualizaba perfectamente. Por último dice que las tres personas mencionadas anteriormente quedaron detenidas en el lugar y desde esa fecha nunca más los volvió a ver;
Declaración de Ricardo Reynaldo Guillermo Elwanger Schuler de fs. 4.771, y de doña Gabriela Mohr Von Bischhoff Schausen de fs. 4.771 vta, quienes manifestaron que efectivamente Carlos Zapata Aguila era su obrero en el Fundo Santa Margarita de Chifca San Pablo y que éste en dos oportunidades fue detenido por Carabineros de San Pablo. La segunda vez ellos habían presenciado su detención ya que estaban en su domicilio y fue el día 17 de septiembre de 1.973, logrando identificar al Teniente de San Pablo Nelson Rodríguez, no identificaron al resto de los funcionarios;
Publicación titulada “Designan 4 Subdelegados” de fs. 4.985;
Publicación Titulada “Nómina de detenidos en Osorno” de fs. 4.993 y 4.994;
Publicación titulada “122 presos en Osorno” de fs. 5.001;
Resumen sobre hechos relativos al detenido desaparecido Mario Orlando Opazo Guarda de fs. 5.631;
Declaración de Raquel Cremilda Opazo Guarda de fs. 5.632, quién dijo ser hermana de Mario Armando Opazo Guarda, nacido en el año 1.953 y el que se encuentra desaparecido desde el 14 de septiembre de 1.973. Su familia pertenecía al Partido Comunista e incluso su padre fue condecorado por Fidel Castro como militante antiguo. En esa época vivían en Osorno y su hermano trabajaba en un estanco de trigo en Trumao, en dicho lugar tenía una polola llamada Patricia Huillinao Carvallo y por lo mismo comenzó a quedarse en ese domicilio. Supieron de la detención de su hermano por Patricia quién les avisó a sus padres, además señaló que Mario había sido detenido en su domicilio en paños menores por Carabineros de San Pablo. Agrega que su hermano era jefe de propaganda del Partido Comunista en Osorno, y después del 11 tuvo miedo y tuvo que esconderse, a raíz de ello que comenzó a quedar en Trumao;
Declaración de Patricia Yanett Guilllinao Carvallo de fs. 5.745, quién cuando tenía 17 años pololeaba con Mario Armando Opazo Guarda de 19 años quién trabajaba como inspector de ECA; él vivía en Osorno con sus padres y de vez en cuando la iba a visitar a Trumao. Entiende que él era simpatizante o militante de las juventudes Comunista en Osorno. El día 12 de septiembre de 1.973 llegó Mario a su casa y se quedó a alojar. Al día siguiente como las 10:00 horas Mario aún se encontraba acostado e irrumpió Carabineros hasta los dormitorios en su búsqueda. Los Carabineros lo sacaron a culatazos con las armas, en la puerta sus padres intervinieron para que por lo menos le dejaran vestir. Los Carabineros que entraron a sacar a Mario eran Amado Hernández, otro de apellido Manríquez o Lezana. Ese mismo día en la tarde con su madre fueron al retén a preguntar por Mario y a su vez le avisaron a sus padres. En el retén le informaron que iba a ser trasladado a San Pablo, en ese lugar le dijeron que iban a soltar a Mario, pero como no llegara, su madre volvió a preguntar y le indicaron que lo iban a llevar a Santiago. Desde entonces nunca más volvió a ver a Mario;
Publicación titulada “Libertad para 65 detenidos” de fs. 5.777;
Testimonio de Luis Eduardo Guillinao Carvallo de fs. 6.351, quién señaló que varios días después del 11 de septiembre de 1.973, en circunstancias que se encontraba con su madre y hermanos, llegaron a su casa tres Carabineros del retén de Trumao y se llevaron detenido a Mario Armando Opazo Guarda, quién tenía una relación afectiva seria con su hermana Patricia y le parece que se andaba escondiendo de las nuevas autoridades pues era del Partido Comunista. Los Carabineros golpearon con las culatas de los fusiles a Mario y lo insultaban. Los carabineros que detuvieron a Mario fueron el jefe del retén de apellido Manríquez, Amado Hernández y un tercero que no recuerda. Ese mismo día su madre fue al retén a dejarle ropa a Mario pero no se la recibieron diciendo que estaba incomunicado. Al día siguiente le dijeron que Mario había sido trasladado a la Tenencia de San Pablo y en esta le manifestaron que había salido en libertad e incluso le exhibieron un documento con su firma;
Declaración de Luis Alberto Torres Pacheco de fs. 7.420, quién dijo haber conocido a Carlos Zapata Aguila quién era tractorista en el fundo de Ricardo Elwanger donde él también trabajaba. Le parece que meses después del 11 de septiembre de 1.973, alrededor de las 18:00 horas, estaban terminando de trabajar y vieron llegar un furgón tipo ambulancia y de él se bajaron cuatro Carabineros quienes se dirigieron inmediatamente donde Carlos Zapata que estaba en un establo cerca de la casa patronal. Cree que los Carabineros eran de San Pablo y que conocían a Zapata por el hecho de haberlo detenido anteriormente por ser dirigente sindical. Lo condujeron al furgón que estaba estacionado en la casa patronal, donde un Carabinero le metió la mano al bolsillo del pantalón de Zapata, sacó las llaves y las tiró al antejardín de la casa. De ahí lo subieron al furgón y se fueron y nunca más supo de él.

QUINCUAGÉSIMO OCTAVO: Que los elementos sumariales referidos en la consideración precedente, constituyen presunciones judiciales que por reunir los requisitos del artículo 488 del Código de Procedimiento Penal son suficientes para dar por establecido en autos los siguientes hechos:

Que, el 13 de septiembre de 1973en la localidad de Trumao, Osorno,, carabineros del reten de dicha localidad, dependiente de la Tenencia de Carabineros de San Pablo, irrumpieron en la casa de la familia Guillinao Carvallo y detuvieron a Mario Armando Opazo Guarda, trasladándolo posteriormente a la tenencia, donde fue apremiado y encerrado y luego trasladado a un lugar indeterminado sin que hasta la fecha de sepa su paradero
Asimismo se encuentra acreditado que el 17 de septiembre de 1973 en Maile, San Pablo, sin causa legal, carabineros de dicha dotación detuvieron a Nolberto Salgado Salgado, por sindicársele como simpatizante del partido socialista, lo trasladaron a dicha unidad y posteriormente fue trasladado a un lugar indeterminado sin que hasta la fecha se sepa de su paradero.
Permiten dar por acreditado también que el 17 de septiembre de 1973, Arturo Chacon Salgado se presento voluntariamente en la Tenencia de San Pablo, y quedo detenido en dicha unidad por su calidad de militante del partido socialista, posteriormente fue trasladado a un lugar indeterminado sin que hasta la fecha se conozca su paradero
Que igualmente se encuentra establecido en estos autos que el 17 de septiembre de 1973 los mismos funcionarios concurrieron al fundo Santa Margarita, en Chifca de propiedad de Gabriela Von Bischhoffshausen y sin causa legal detuvieron a Carlos Zapata Aguila, por tener la calidad de dirigente sindical y militante del partido socialista, luego lo trasladaron a la mencionada Tenencia de San Pablo , lo mantuvieron detenido y desde allí fue posteriormente trasladado a un lugar indeterminado, sin que hasta le fecha se conozca su paradero.

QUINCUAGÉSIMO NOVENO:. Que los hechos descritos en el motivo anterior son constitutivos respectivamente de los delitos reiterados de secuestro calificado, previsto y sancionado en el articulo 141 inciso 4 del Código Penal, según el texto vigente a la fecha de perpetración de tales ilícitos, con la pena de presidio mayor en cualquiera de sus grados.

DECLARACIONES INDAGATORIAS DE LOS PROCESADOS Y SUS PARTICIPACIONES:

SEXAGESIMO: Que el acusado Nelson Eugenio Rodríguez Guerrero en sus indagatorias de fs 3.791, 3.893, 4.777 y 5.684, señaló haber ingresado a Carabineros el 16 de marzo de 1.959 y que se acogió a retiro el 15 de enero de 1.993 en Concepción con el Grado de General. Entre marzo de 1.972 y enero de 1.974 cumplió funciones en la Tenencia de San Pablo, dependiente de la Tercera Comisaría de Osorno, Rahue a cargo de Adrián Fernández, en ese tiempo Capitán. Al 11 de septiembre la base de la Tenencia estaba compuesta por 6 funcionarios más el suscrito y habían dos destacamentos Trumao y Quilacahuín. Para el 11 de septiembre de 1.973 se produjo una serie de atentado, además en ese tiempo había y como la base no contaba con vehículo policial, utilizaban la ambulancia de la Municipalidad y también el camión Municipal para patrullar su jurisdicción que abarcaba hasta la Barra del Río Bueno. El 11 de septiembre de 1.973 significó un cambio radical en las cosas partiendo en el cambio de autoridades y la iniciación de procesos en la Justicia Militar. En ese tiempo fue designado en el cargo de Subdelegado de Gobierno en San Pablo, para ello no hubo reuniones ni instrucciones en el orden policial y por iniciativa propia levantó los destacamentos de Trumao y Quilacahuín y el personal y su familia se vinieron a San Pablo, sumando un total de 12 funcionarios en la Tenencia, lo que permitía hacer patrullajes en la mañana, tarde y noche. También recibían la colaboración de los agricultores cuando se hacía patrullaje en el sentido que facilitaban tractores o vehículos. El Alcalde de San Pablo don Alfredo Hott normalmente le facilitaba la camioneta con el chofer Municipal de apellido Cárdenas, no recuerda nombre o apodo. En esos patrullajes muchas veces se practicaron detenciones de personas y se realizaban en el todo el sector no solamente San Pablo sino también en el sector de los destacamentos, recuerda que ingresaban por el Cruce Chifca y seguían en dirección de la cordillera hasta el límite de Río Bueno. El Criterio para detener era la existencia de órdenes judiciales, el estado de ebriedad, las sospechas y el encargo de personas. Recuerda que se detuvieron a personas que habían sido partidarias de la Unidad Popular, por el color político y por encargo de las Fiscalías o por bandos emitidos por la unidad Militar. No recuerda haber recibido ordenes de la Tercera Comisaría o del Comisario o del Subcomisario en el sentido de detener a personas que hayan sido partidarias a la Unidad Popular. En el año 1.980 declaró que “en la época referida hubo detenidos en la Tenencia de San Pablo por actividades políticas” según consta a fs 71 de la causa 854-1.980 del Cuarto Juzgado Militar de Valdivia, eso debió haber sido así, lo cual no significa que en esa época se hiciera una caza de partidarios de la Unidad Popular. En el año 1.980 participó en un careo que se efectuó en Osorno ante la Ministra en Visita que provenía de Valdivia, oportunidad en que reconoció que era muy probable que hubiera participado en esos operativos en que se detuvieron a las personas que figuran desaparecidas, pero él recuerda que las personas fueron puestas a disposición de la Fiscalía o de la Guarnición. El nombre de Arturo Chacón Salgado no le suena, pudo haberse dado el caso de que Chacón fuera detenido en la Tenencia y puesto a disposición de la Guarnición. Tiene la sensación que efectivamente particulares del sector entregaban información interesada respecto de personal que trabajaba con ellos, pero no recuerda ningún caso particular. Es perfectamente factible que por instigación del propietario del fundo hubiera ido al lugar ubicado en Chifca acompañado de funcionarios de la Tenencia y detenido a esa persona que se le dice se llamaba Carlos Zapata Aguila y que era dirigente Sindical. Ahora que se le señala el nombre de Ricardo Elwanger, dice que el careo al que se refirió al principio de su declaración es el que sostuvo con él. Sobre el destino de Zapata puede decir con seguridad que por ser dirigente sindical fue enviado a la Guarnición. En la Tenencia de San Pablo no se maltrataba a los detenidos y si hubo ese tipo de maltrato lo desconoce. Es posible que funcionarios hubieran practicado la detención pero ignora el motivo de ella. Por su carácter de inspector y militante del partido Comunista que se le menciona, efectivamente estaba dentro del perfil de persona susceptible de ser detenida y si se detuvo debió registrarse y enviarse a la Guarnición Militar pues en esa época incluso se hacían dos viajes al día. Estando en retiro debió responder mediante exhorto, entre otras, algunas preguntas relacionadas con un cadáver que habría quedado atrapado en el Puente Pilmaiquén, de lo cual nada recuerda. Se trata de un hecho importante y se recordaría; él era el único teniente en la zona pero no recuerda el caso y tampoco sabe quién pudo haber recibido la cuenta y haber dado la orden. No tiene conocimiento de haber obligado a trabajadores de un fundo riberano al Río Pilmaiquén, para que empujaran cadáveres varados en una islita ubicada al interior de ese cauce. Efectivamente en días posteriores al 11 de septiembre de 1.973 escuchó disparos sobre el Río Pilmaiquén y personalmente supuso que se trataba de caravanas de militares o Carabineros, pero como ellos no disponían ni de vehículos, armamentos y personal adecuado, no se constituían en el lugar. Se concurrió al Puente Pilmaiquén y se pudo constatar que había destrozos en las barandas y como era una zona de mucha lluvia no se advertían manchas. No tiene duda que esos destrozos fueron causados por disparos. No recuerda que funcionarios de la Tercera Comisaría de Osorno, hubieran ido a la Tenencia a buscar detenidos y le parece poco probable porque de haberlo querido hubiera bastado que ordenaran su traslado a Osorno. No se llevaron detenidos desde la Tenencia de San Pablo directamente al Puente Pilmaiquén en horas de la noche. No tiene antecedentes del paradero de Salgado, Chacón, Zapata y Obando o de sus restos.

SEXAGESIMO PRIMERO: Que el acusado Renato Lezana Lezana en su indagatoria de fs. 5.280, señaló que más o menos el 13 de septiembre de 1.973 fue recogido junto a su personal desde el Retén Trumao a la Tenencia de San Pablo. Fueron recogidos ante la posibilidad de que los destacamentos fueran atacados y a la vez para reforzar la Tenencia. Fueron acuartelados por espacio de dos o tres meses. Una vez en la Tenencia no notó que existiera un caos y por el contrario se veía un pueblo tranquilo. Carabineros estaban a cargo de fiscalizar el toque de queda que existía en ese entonces. Los agregados, solamente hacían trabajos de centinela y nunca les tocó hacer guardias. En la Tenencia había orden entre los funcionarios y se respetaban las órdenes. Nunca escuchó que hubieran existido problemas entre el Teniente y el Capitán de la Tercera Comisaría a la cual pertenecía la Tenencia. Nunca vio que en el mes de septiembre o después salieran funcionarios de la Tenencia a hacer patrullajes fuera del pueblo de San Pablo. Nunca vio que el Teniente Guerrero o el Sargento Moraga salieran con funcionarios a efectuar patrullajes a sectores rurales fuera de San Pablo. Que él sepa, para septiembre de 1.973 no se detuvo a personas por razones políticas. No se detuvo a ninguna persona que perteneciera al Partido Comunista, al Socialista, al MAPU o al MIR. Tampoco se detuvo a autoridades de San Pablo. En septiembre de 1.973 no hubo detenidos en la Tenencia de ninguna índole. No conoció los calabozos. No se requisaron armas. No sabe explicar que exista gente que dice haber estado detenida en la Tenencia de San Pablo en septiembre de 1.973 y que incluso lo mencionen a él como uno de los Carabineros que allí cumplía funciones. Antes de ser recogido a la Tenencia no participó en la detención de ninguna persona en Trumao. Ignora la identidad del Jefe de Estación. Que él sepa no existen bodegas de la ECA en Trumao.

SEXAGÉSIMO SEGUNDO: Que el acusado Amado Beck Hernández Rivas en su indagatoria de fs. 6.453, señaló haber ingresado a Carabineros el 1 de febrero de 1.973 y haberse acogido a retiro el 1 de febrero de 2.003. El 11 de septiembre de 1.973 se encontraba cumpliendo funciones en el Retén de Trumao a cargo del Sargento Primero Lezana, no sabe que instrucción recibió el jefe pero a los dos días se fueron trasladados a la Tenencia de San Pablo. El no recibió ninguna instrucción respecto de los ex partidarios de la Unidad Popular; desconoce si el jefe recibió instrucciones en ese sentido. No recuerda que entre el 11 y 13 de septiembre de 1.973 los Carabineros del Retén hubieran practicado detenciones en el sector de Trumao y menos por razones políticas. Insiste no haber participado en ninguna detención de persona que hubiera sido tildada de Dirigente o partidario de la Unidad Popular y menos de ninguna otra persona, sus colegas tampoco participaron en detenciones, en el Cuartel no hubo detenidos. No conoció a Mario Armando Opazo Guarda, esa identidad no le dice nada. Cree que fueron trasladados a San Pablo por razones de seguridad para evitar atentados al Retén. El Jefe de la Tenencia era un señor de apellido Rodríguez y no recuerda haber escuchado instrucciones de parte de él respecto a los partidarios de la Unidad Popular, pues sus funciones consistieron en hacer aseo y operar como vigilante exterior del Cuartel. Estuvo en el Cuartel hasta diciembre de 1.973 y nunca salió a patrullajes. Si recuerda que se hicieron patrullajes en el pueblo y en sectores rurales de la Tenencia, instruidos por el jefe de la Tenencia, quién también salía en esos servicios, en los cuales se detenía gente pero ignora cuales eran las razones. Esos patrullajes eran realizados por personal de la dotación de la Tenencia, entre quienes estaba Dagoberto Moraga y también participaba su jefe, el señor Lezana y otros que no recuerda. En la Tenencia había un furgón y dos camionetas de particulares. El veía ingresar los detenidos y después que salían pero ignora cual sería el destino de esos detenidos. No vio interrogatorios de detenidos en la Tenencia e ignora si se hacían. Recuerda haber visto armas viejas como escopetas en la guardia y piensa que pudieron ser productos de algún patrullaje, pero también hubo instrucciones para que la gente entregara las armas y eso se hizo pues se dictaron bandos al efecto. Desconoce si se hicieron patrullajes en el sector de Huiño Huiño, La Poza, Chifca o Maile. Nunca vio ir personal del Ejército a la Tenencia de San Pablo a retirar detenidos mientras estuvo de servicio. Tampoco vio que funcionarios de la Tercera Comisaría de Rahue hubieran ido a la Tenencia a retirar detenidos. No vio ni escuchó que personal de la Tenencia hubiera trasladado detenidos desde la Tenencia al Puente Carretero sobre el Río Pilmaiquén; tampoco participó en un procedimiento de ese tipo. Vio detenidos en la Tenencia pero no puede informar si eran dirigentes sindicales de sectores campesinos de San Pablo o cual era el motivo por el cual estaban detenidos. No recuerda haber escuchado disparos provenientes del puente Carretero sobre el Río Pilmaiquén. El no fue y tampoco escuchó que colegas hubieran ido a ese puente y detectado rastros o huellas de que allí se hubiera ejecutado gente durante la noche. Tampoco supo que en los días posteriores al 18 de septiembre de 1.973 hubiera habido un cadáver bajo el puente carretero sobre el Río Pilmaiquén. Desconoce si el Teniente instruyó operativos para detener a ex partidarios de la Unidad Popular. Desconoce que explicación podría tener el que cuatro personas hubieran estado detenidas en la Tenencia de San Pablo y que hoy estén desaparecidas.

SEXAGÉSIMO TERCERO: Que el acusado Pablo Hernán Mansilla Bórquez en sus indagatorias de fs. 4.734 y 5.523, señaló que el 11 de septiembre de 1.973 era Carabinero con seis años de antigüedad y era uno de los más nuevos en la Tenencia. A ella llegó en el año 1.972, su jefe era el Teniente Nelson Rodríguez y era la persona que ordenaba las detenciones por razones políticas, él era quién mandaba, permitía y prohibía. El salía a terreno a hacer detenciones, patrullajes y era operativo. Las personas que se detenían por razones políticas eran los de izquierda, como miristas. Antes del 11 de septiembre de 1.973 un fundo que se ubicaba frente a la Tenencia y de propiedad del Alcalde fue tomado y después del 11 había estrecha relación entre él y el Teniente y le parece que se detuvo gente de ese fundo. Siempre salían a varios sectores como Peleco, Huiño Huiño, Maile, Chifca, Trumao y otros a fin de detener a personas que hubieran sido simpatizantes o militantes de la Unidad Popular, dirigentes de organizaciones y personas conflictivas. Había que detener a los miristas, izquierdistas extremos, que tenían ficha y que ponían en peligro la Tenencia por querer asaltarla, por lo que quedaban 2 o 3 vigilantes exteriores mientras el resto salía con el jefe, entre los que recuerda a Guajardo y Moraga. No podría decir si fue el Teniente o Moraga quién fue a buscar detenidos a Maile pues se turnaban y salían de noche y hacían planes para el otro día; seguramente a él lo llevaron en alguna oportunidad porque no iba a estar todos los días de servicio, pero no recuerda que hubiera habido detenciones. No recuerda haber participado en la detención de una persona de Chifca. Salió con el Teniente unas dos veces a patrullaje por falta de gente. Según él, quién pudo haber detenido a Zapata debió ser el Teniente o el Sargento Moraga porque ellos salían siempre a cargo de las patrullas. Se detuvo a bastante gente y por supuesto en Maile también y supone que esa gente fue enviada a Osorno a la Tercera Comisaría o al Regimiento. Recuerda que el que salía también era el chofer de la Municipalidad a quién le decían “Beto Cachao”. No recuerda que se hubiera detenido a los dirigentes de Sindicatos Agrícolas, pero pudo haber sido posible. No sabe si Arturo Chacón Salgado, Carlos Zapata Aguila y Nolberto Salgado Salgado fueron entregados a la Tercera Comisaría de Rahue. Si escuchó que Zapata había estado detenido en la Tenencia, que era tractorista, dirigente sindical, pero no recuerda que los otros dos hubieran estado detenidos allí. No escuchó que el patrón de Zapata hubiera ido a acusarlo, pero es posible que así haya ocurrido, pues el Teniente se reunía directamente con los dueños de fundo y tenía buenas relaciones con ellos. Hubo gente que se presentó sola a la Tenencia porque fue llamada por bando y que incluso entregó armas pues también había un bando para eso. Recuerda que al otro día de haber ingresado Zapata le tocó hacer guardia a él, y lo vio solo en el calabozo y en condiciones normales, pero no recuerda que vestimentas andaba trayendo. Le parece que esa guardia la recibió de Guajardo y que cuando la entregó todavía estaba Zapata, quién estaba “cagado de hombre y de sed”. Zapata era de estatura mediana, adulto joven, casi gordito y pelo liso. No sabe que pasó con Zapata ya que él entregó el servicio el 19 de septiembre de 1.973 en la mañana con el detenido. Después del 11 de septiembre de 1.973 desde la garita de control de tránsito ubicada en la carretera, veían pasar como a la 1 de la madrugada camiones del Regimiento de Osorno, seguidos por un camión cisterna, y a los minutos como 50 balazos de armas largas que provenían desde el Puente Pilmaiquén, operación en la que tardaban una hora. Al otro día se encontraba todo lavado y el Teniente iba y decía que ya no se podía hacer nada. Es posible que los detenidos hayan sido dejados en libertad y a la salida hubieran sido detenidos por otro personal, se refiere a los de la Tercera Comisaría. Esto no lo vio pero se comentaba que se podía hacer eso. Recuerda que después del 11 de septiembre de 1.973 hubo un cadáver atascado en el Puente Pilmaiquén, pero no recuerda que se haya adoptado algún procedimiento al respecto. Escuchó que para esa época había una patrulla especializada en la detención de personas por razones políticas, que la comandaba el Capitán Fernández y que su mano derecha era el Suboficial Inostroza y que estaba compuesta por dos o tres personas más. El Capitán se metía en toda la jurisdicción pero a San Pablo no fue porque lo hubieran sabido o el Teniente les habría dicho. Por esto puede decir que Fernández no practicó detenciones allí en San Pablo. Insiste que al único que vio detenido fue a Carlos Zapata y no a los otros dos, es decir a Arturo Chacón y Nolberto Salgado; no tiene dudas al respecto.

SEXAGÉSIMO CUARTO: Que el acusado Dagoberto Gajardo Ceron en sus indagatorias de fs. 4.735 y 5.221, señaló que la expresión utilizada por él a fs. 4.735 vta, “Estado de Guerra” se refiere a que en esa época en el año 1.973, por orden de la Dirección General de Carabineros y específicamente por el Jefe de la Tenencia de Carabineros de San Pablo, Teniente Nelson Eugenio Rodríguez Guerrero, estaban en guerra con los MIRISTAS, los del MAPU y en general la gente de izquierda, entre los cuales estaban también los del Partido Comunista y Partido Socialista. En San Pablo no hubo enfrentamientos y lo que más se hizo fueron operativos para detener a personas y allanar algunos locales comerciales que habían acaparado alimentos. En todos esos operativos andaba a la cabeza el Teniente Rodríguez y lo secundaba el Sargento Moraga Fuentealba. Los dueños de fundo iban donde el Teniente y se quejaban de algún trabajador señalando ser de izquierda o que tenía armas, o que sacaba la vuelta, o que había participado en tomas de fundos y entonces el Teniente junto con Moraga le indicaban a uno o dos Carabineros más que los acompañaran, se subían al vehículo y partían a cumplir la detención. Esa patrulla no siempre era la misma pues el Jefe elegía a los funcionarios. A él le tocó participar en esos operativos porque tenía carné para manejar. El Teniente Rodríguez era conocido en San Pablo como un oficial autoritario, insolente y por lo tanto no era querido por el pueblo, pero si era querido por los ricos pues ellos conseguían de él lo que necesitaban y él de ellos lo que él requería. Así por ejemplo él les solucionaba los problemas que tenían con la gente y ellos le pasaban bencina, vehículos u otras cosas. Además el Teniente seguía en antigüedad al Capitán Fernández y se entendía muy bien con él y ambos hacían operativos en San Juan de la Costa Bahía Mansa, Puerto Octay y sus alrededores, donde también no se despegaba Rigoberto Moraga Fuentealba. En varias partes se hicieron operativos tales como en Caracol, Trumao, Maile, Trafún, Chifca, Quilén y Quilacahuín. El Alcalde de San Pablo le facilitó a la Tenencia, es decir al Teniente, una ambulancia, que en el día era conducida por un empleado de la Municipalidad de apellido Cárdenas, quién se retiraba a las 8:00 horas y la entregaba a las 18:00 horas. Cuando no había traslados de enfermos éste se quedaba a su disposición durante todo el día. El chofer Cárdenas conducía el camión de la Municipalidad cuando hacían operativos, es decir allanamientos en busca de abarrotes que estaban acaparados, pero no participaba en los operativos cuando se detenían a personas; él por lo menos nunca lo vio participar en eso. La ambulancia la utilizaban para evitar ser reconocidos y se daba el caso que llegaban al lugar y se bajaban recién la gente se daba cuenta que eran los Carabineros. Recuerda que en Trumao se detuvo a personas pero él no anduvo en esa oportunidad y es posible que fuera Becar. Tampoco recuerda las identidades de esas personas; el nombre de Mario Opazo Guarda no le suena familiar. Señala que él es nacido y criado en San Pablo y conocía a su gente como la de sus alrededores, se refiere a la de Maile, Trafún, Chifca y Quilén e incluso estudió con algunos de ellos en la escuela, como por ejemplo Diógenes Carrillo, uno de apellido Chacón y Omar Cárdenas quien fue compadre suyo. Diógenes Carrillo estuvo detenido en la Tenencia pero no recuerda la fecha. El caso que recuerda bien es el de una persona de apellido Zapata, que era “cliente” de ellos, se refiere a que solía estar detenido por ebriedad y por lo tanto lo ubicaban bien. Recuerda que el patrón de esta persona, cuyo apellido no recuerda habló con el Teniente para decirle que ésta persona le estaba causando problemas, por lo que en horas de la tarde el Teniente le ordenó que los trasladara en un furgón al predio del rico, ocasión en que también fueron el Sargento Moraga, el Carabinero Soto y el Carabinero Mancilla Bórquez. Al parecer el apellido de este rico era Ellwanger. Una vez en el lugar él se quedó en el furgón mientras que el Teniente se bajó y fue a conversar con el rico, enseguida vio que el Teniente partió con los demás funcionarios hacia cierto lugar y al cabo de unos 5 minutos regresaron con Zapata, quién venía con las manos libres y vestía ropa de obrero, al parecer pantalón de mezclilla azul, a quién metieron inmediatamente al furgón. No recuerda haber visto algo relacionado con que alguien tirara o entregara llaves. Vio que en la escala de la casa de Zapata había una mujer observando, cree que era la madre. Zapata había estado antes detenido en la Tenencia por ebriedad. Echaron a Zapata dentro del furgón y se fueron a la Tenencia donde fue ingresado en un libro de guardia y enviado al calabozo; como a las 19:00 horas deben haber llegado a la Tenencia con Zapata. Al otro día ingresó a las 8:00 de la mañana, los calabozos estaban vacíos y ya no vio a Zapata, escuchó que había sido puesto a disposición de la Fiscalía Militar. Desconoce si funcionarios de San Pablo fueron a dejarlos a la Fiscalía o si funcionarios de Osorno, de la Tercera Comisaría, los habrían pasado a buscar. Por el tiempo transcurrido no recuerda quién habría estado de guardia el día que llegó Zapata, pudo haber sido Uribe Pérez pero no está seguro. Las guardias eran de 24 horas y las cumplían todos, salvo Moraga. Hace presente que en ésa época, como en dos oportunidades, antes del 18 de septiembre de 1.973 fueron camiones del Ejército a la Tenencia a buscar detenidos, lo que ocurría de noche, entre las 23:00 y 02:00 horas; él no lo vio pero sus colegas le comentaron; lo mismo hacía personal de la Tercera Comisaría de Rahue, iban a la Tenencia de noche y sacaban a los detenidos, pero no sabe si los llevaban a la Fiscalía u otro lugar; ellos se movilizaban en furgones y también en vehículos de servicios fiscales. Entre los funcionarios de la Tercera que iban a buscar detenidos recuerda que había una patrulla especial compuesta de 5 personas más o menos, con el jefe incluido. Era especial en el sentido de que salían siempre los mismos, y si no andaban con el Capitán Fernández andaban con algún suboficial, y eran quienes se encargaban de detener a gente por razones políticas. Estaban Padilla como conductor del vehículo, un sargento primero de apellido Pérez, al parecer Rafael, también Eliseo Aguila Salgado y esta en la duda sobre Bécker. En todo caso él no vio que ellos fueran a San Pablo a buscar detenidos pues sólo sabe que iban de la Tercera pero no sabe quienes. Los detenidos cuando eran dejados en libertad en la Tenencia se les hacía firmar un libro, una vez fuera de la Tenencia inmediatamente era apañado, requerido o detenido nuevamente por los Militares o por funcionarios de la Tercera Comisaría, quienes lo subían a un vehículo y se lo llevaban. Recuerda a Zapata como una persona gordita, medio blanquito y pelo claro, de unos 25 a 30 años y era obrero del fundo donde fue detenido. No participó en el operativo de Maile, tal vez porque conocía a las familias del sector. Efectivamente ubicaba a una familia Chacón e incluso estudió con personas con ese apellido. El Tribunal le exhibe la fotografía que se encuentra agregada a fs. 4.238 y señala que la persona que allí aparece es uno de los de apellido Chacón, a quien ubicaba de vista pero sin que fuera amigo de él. Ignoro si él tendría algún cargo en alguna organización en el sector de Maile. A esta persona no la vio detenida en la Tenencia. Ignora a que personas llevaron detenidas de Maile y tampoco se si llevaron detenido a alguna persona de apellido Salgado que el Tribunal le menciona. Con respecto a los balazos que se escuchaban en la Tenencia y que provenían del Puente Carretero sobre el Río Pilmaiquén, dice que lo relacionaban con los camiones Militares pues desde la Tenencia los veían pasar y los identificaban por el toldo característico, a lo cual se agregaba que había toque de queda y

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.