CARTA A PRESIDENTA DE LA CIDH SOBRE DERECHOS DE PETICIONARIOS ENVEJECIENTES

A Doña Julissa Mantilla Falcón, Presidenta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH):

Ref.:   Marcos Luis Abarca Zamorano y Otros  Caso 13.344, Ernesto Mario Alegría Sembler y otros Caso 14.684, Álvaro del Transito Abarca Llantén y otros Petición P-559-15, todos de Chile.

Respetada Señora Presidenta de la honorable Comisión IDH, mi nombre es Nelly del Carmen Cárcamo Vargas, RUT: 7.095.359-5, con domicilio en calle Cervantes 2380 en Osorno, y en mi calidad de Presidenta Nacional de la ONG UNEXPP de Chile, Organización no Gubernamental de Desarrollo, Unión de Ex Prisioneros Políticos de Chile, con Personalidad Jurídica N°34105 del Ministerio de Justicia de Chile, de fecha 7 de mayo 2013, y cuyo domicilio postal se ubica en Paseo Phillips N°16 Piso 5, Depto. Y, Santiago de Chile, con mucho respeto me dirijo a UD para expresarle en nombre de la organización que dirijo y en el mío propio, nuestras felicitaciones por haber sido nombrada en tan importante cargo.

Nuestra Organización ha presentado varias peticiones en dicho Organismo, dos de ellas ya cuentan con número de Caso, y una aún en proceso de admisibilidad.  Todos estos Casos y la denuncia en proceso de admisibilidad, afectan en total a más de tres mil víctimas de prisión política y tortura, producto de hechos ocurridos durante la dictadura cívico   militar de Augusto Pinochet. 

Paso a describirle a grosso modo la angustiante situación en la que se encuentra este universo de víctimas, a quienes en nuestro país se les denegó la justicia, razón por la cual han puesto todas sus esperanzas en vuestras manos. Sin embargo, ven que la vida se les escapa sin poder experimentar ese momento de reparación.  Son ya casi 5 décadas, de carencias y abandono, como consecuencia del traumatizante evento represivo vivido en dictadura, y lo que más anhelan es poder cerrar este ciclo de dolor, con la llegada de esa justicia que les ha sido tan esquiva.

Todas son personas muy ancianas que viven en la pobreza y para peor muy enfermas tanto física como psicológicamente, a raíz del shock post traumático provocado por el secuestro, la tortura y posterior privación de libertad padecida en manos de los organismos represivos en la época, y que hoy, deben enfrentar el negacionismo,  la indiferencia y la denegación de justicia por parte de los tribunales chilenos y cómo si fuera poco, sin recibir una atención de salud adecuada y prioritaria como correspondería a través del Programa de Reparación y Atención Integral en Salud (PRAIS), el que no pasa de ser una atención de indigencia, precaria, insuficiente y de mala calidad.

Es por esta razón que nos preocupa de sobremanera la lentitud en la tramitación de nuestros casos, ya que lamentablemente el tiempo es un factor que corre muy en contra de nuestros/as representados/as. De acuerdo a los antecedentes que manejamos, cerca de un 35% de ellos/as han fallecido esperando una resolución.

Es por esta razón que apelamos a UD, para que considere en nuestros casos, lo que establece la Convención Interamericana Sobre La Protección De Los Derechos Humanos De Las Personas Mayores, especialmente lo que establece su artículo 31 sobre el acceso a la justicia que expresa:

 “La persona mayor tiene derecho a ser oída, con las debidas garantías y dentro de un plazo razonable, por un juez o tribunal competente, independiente e imparcial, establecido con anterioridad por la ley, en la sustanciación de cualquier acusación penal formulada contra ella, o para la determinación de sus derechos y obligaciones de orden civil, laboral, fiscal o de cualquier otro carácter.

Los Estados Parte se comprometen a asegurar que la persona mayor tenga acceso efectivo a la justicia en igualdad de condiciones con las demás, incluso mediante la adopción de ajustes de procedimiento en todos los procesos judiciales y administrativos en cualquiera de sus etapas.

Los Estados Parte se comprometen agarantizar la debida diligencia y el tratamiento preferencial a la persona mayor para la tramitación, resolución y ejecución de las decisiones en procesos administrativos y judiciales. La actuación judicial deberá ser particularmente expedita en casos en que se encuentre en riesgo la salud o la vida de la persona mayor.”

Esperamos que, como Organismo de Justicia Internacional, apliquen dichas resoluciones que emanan desde su seno. La no aplicación de esta resolución, nos afecta en forma directa y dramática, considerando la gran cantidad de peticionarios que ya han fallecido, y que hemos podido documentar en nuestras comunicaciones anteriores, adjuntando como prueba certificados de defunción, como también certificados de nacimientos, demostrando la existencia de un gran porcentaje de aquellos otros, que tienen 80 y más años de edad.

Éste es el motivo esencial que me mueve a escribirle a UD para solicitarle sus buenos oficios y de acuerdo a las facultades de su cargo, pueda evitar que nuestros casos sean tratados de acuerdo al orden de llegada cronológico, sino que se tomen en cuenta las consideraciones anteriormente expresadas para agilizar la tramitación de nuestras peticiones.  

Nos permitimos hacer presente que el Estado de Chile y su Gobierno ha carecido de toda intención de propiciar una solución amistosa, es evidente que sólo le ha interesado dilatar aún más la acción de la Justicia. Esta actitud, nos indica y confirma que la solución sólo está en vuestras manos.

Le saluda atentamente.

Nelly del Carmen Cárcamo Vargas.

8 opiniones en “CARTA A PRESIDENTA DE LA CIDH SOBRE DERECHOS DE PETICIONARIOS ENVEJECIENTES”

  1. Felicitaciones por expresar de tan excelente manera los problemas que aquejan a las victimas de la Dictadura Cívico Militar y hoy victimas de todos los Gobiernos Post Dictadura que en la práctica se han identificado con los crueles victimarios de toda una generación de luchadores por conseguir para los habitantes de Chile una mejor vida con todos los derechos estipulados en la Convención de los Derechos Humanos de los cuales Chile es Firmante
    Es de esperar que este excelente Reclamo Denuncia sea acogido como corresponde y se obtenga respuesta de la CIDH,antes de que la lamentable lista de Querellantes se siga acrecentando.
    A seguir luchando a pesar de la salud y edad de los compañeros de la Unexpp, ya que aun no se consigue obtener los logros que fueron norte de nuestra lucha.

  2. Aprendan de la Campillay, que pide nada menos que casi 80 millones de dolares al estado chileno por daños y perjucios. Y es «senadora» gracias a los se dejan llevar por las emociones cuando votan. Soy beneficiaria de la ley de reparación Valech, y se ve que al actúal gobierno tampoco le interesa una reparación justa en nuestro caso.

    1. En las noticias el otro día informaron que el gobierno está tomando acciones para brindar una reparación a las víctimas del estallido social. No tengo palabras para expresar la rabia que siento. ¿En qué mundo vivirán estos mijitos de papá?
      Respecto de la demanda de Campillay, independiente del monto que demande, nadie puede negar que el daño es real, severo
      y que le cagaron la vida y que exija lo que exija, está en su derecho.

  3. Muy buena gestión Sra. Nelly, sólo esperamos que tenga respuesta la petición que ud. hace por muchos que seguimos esperando una solución, a tan largo tiempo,y que nos encontramos con enfermadades terminales,….como todos esperamos que esto tenga una buena acogida.

  4. Ya por enésima ves solicitamos lo justo a los gobiernos en turno , seremos atendidos ?? O seguiremos no inportarles . Solo él tiempo lo dirá , de todas formas gracias compañeros por la gestión.

  5. Es increíble la lentitud de la CIDH con nuestras denuncias. Sabemos que hay un protocolo de tiempo, pero en nuestro caso son cientos los fallecidos en nuestras demandas esperando la anhelada justicia.
    Gracias querida Nelly por tu carta a la comisionada, esperamos tener una pronta y buena acogida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.