SECRETARIADO NACIONAL: ANTE EL ASESINATO DE JÓVENES EN VALPARAISO

bulletin_icon_grey Ante los hechos de violencia ocurridos en el día de hoy, durante la manifestación estudiantil en Valparaíso, queremos expresar nuestra consternación por el fallecimiento de dos jóvenes universitarios en la Plaza Victoria.

Nosotros estamos movilizados por nuestras propias reivindicaciones y estamos desarrollando una huelga de hambre desde el 13 de abril, en 14 ciudades. El gobierno se ha mostrado cuasi indiferente a nuestro movimiento y no ha sido capaz de responder a nuestras proposiciones.

Hoy día hacemos un aro y nos recogimos en memoria de los dos jóvenes asesinados cobardemente por una persona que deberá responder por su acto criminal ante la justicia. Los compañeros Diego Guzmán y Ezequiel Borvarán se han ganado un lugar de honor en la historia de las luchas sociales de nuestro país.

No podemos sino saludar al movimiento estudiantil que en estos últimos 5 años ha sido capaz de cambiar el rostro de la sociedad chilena y demostrar que la juventud es portadora de esperanza y también de rebeldía.

Estos sentimientos permitirán hacer avanzar el progreso social y llevar a Chile hacia una nueva sociedad más igualitaria, más justa y también más fraterna, en donde hombres y mujeres puedan disfrutar de una vida más plena en el respeto de todos.

Terminamos recordando a nuestro compañero presidente:

“Tienen la fuerza, podrán avasallarnos, pero no se detienen los procesos sociales ni con el crimen ni con la fuerza. La historia es nuestra y la hacen los pueblos. Salvador Allende”

Reciban camaradas estudiantes toda nuestra solidaridad

Viva la unidad de trabajadores y estudiantes

Unidos venceremos

Secretariado Nacional De Ex Presos Políticos y Familiares

Santiago 14 de mayo de 2015

Un comentario en “SECRETARIADO NACIONAL: ANTE EL ASESINATO DE JÓVENES EN VALPARAISO”

  1. A LA CIUDADANÍA DE CHILE – Valparaíso , 15 de Mayo de 2015.

    Hoy Chile se ve conmovido por la trágica muerte de dos jóvenes estudiantes que rindieron su vida luchando por sus ideales, curiosamente ideales que nacen a la vida a través de la gran transformación negativa que surgió en el país a raíz de la nefasta dictadura militar de 1973, hacia adelante y que lamentablemente hasta el día de hoy los gobiernos de la pseudo-democracia negociada el año 1990 no han logrado superar, a pesar de haber tenido la ciudadanía de Chile la oportunidad de elegir gobiernos que realmente interpretaran los intereses libertarios y auténticamente democráticos.

    Efectivamente aquel nefasto gobierno, cuyos discípulos continúan aun hoy en día legislando, siendo elegidos por una ciudadanía amnésica que se niega a reconocer la historia de crueldad, que incluso muchos de sus familiares mayores sufrieron en carne propia, y que ellos no quieren escuchar ni conocer. Estos fieles discípulos de la dictadura prefieren la comodidad de un sillón parlamentario o gubernamental y solo lucrar en su vida con los beneficios y privilegios que le otorga la cruel economía neoliberal que implantara el gobierno de Pinochet.

    Así estos jóvenes fueron ilusionados con una educación gratuita y de calidad, educación que obviamente no ha sido sino un anzuelo de campaña para los distintos candidatos, porque no se necesita ser muy inteligente para darse cuenta que sostenedores de la educación privada hoy en día son altos ejecutivos de los Gobiernos de Turno, aun siendo éstos funcionarios o adherentes de la Concertación y con mayor razón durante el intento del gobierno derechista de Piñera. ¿Entonces contra quién luchan nuestros jóvenes hoy en día…? Si al gobierno de la dictadura no le interesó nada más que el principio de privatizar todo, sobre todo lo más sagrado que se consagraba en la Constitución anterior al 80, los derechos de la Educación y la Salud. Y así el Estado se deshacía de dos grandes dolores de cabeza que no le reportaban «nada», sino «gastos al Estado», al decir de los tecnócratas del gobierno de facto.

    Como se ve a la economía neoliberal muy poco le interesa el sacro derecho del «bien común» que debe cada estado a sus ciudadanos

    Pero lo más doloroso de todo esto es que los gobiernos subsiguientes, elegidos democráticamente, poco o nada han hecho para cambiar tan patológicos principios. Más aún, como lo decía más arriba, sus seguidores se han ido involucrando en el juego y lo que es más grave, haciéndose partícipes de las privatizaciones, todavía con el disfraz de demócratas, de las varias empresas y entidades cedidas a los intereses particulares, siendo más doloroso y más vergonzoso aún cuando estas son de servicio público, entiéndanse entre otros los servicios de Agua Potable, Electricidad, Transportes y Combustibles, por nombrar sólo algunos, sin dejar de mencionar la canallada cometida obligatoriamente con el Sistema Previsional de Chile, conocidos actualmente como las A.F.P., que no hacen sino enriquecer a los más ricos y empobrecer a los más pobres, entre otros tantos males impuestos por tan mefistofélica etapa para nuestro país.

    Y así a la vuelta de unos cuantos años tenemos a un país dividido y lleno de odiosidades, con injusticias incluso dentro de la Justicia misma, donde todavía no puede repararse, por falta de voluntad de los gobernantes y del poder legislativo la situación de los perseguidos políticos enemigos de la dictadura. Es el colmo que aquellos que valientemente lucharon por alcanzar la tan anhelada democracia, a la fecha etariamente ya sexagenarios, después de haber sido torturados, encarcelados, desarraigados de su país natal, hoy se vean forzados a recurrir a una huelga de hambre para intentar conmover a sus gobernante para que haga una efectiva reparación a una serie de atrocidades de las que fueron víctimas por parte de agentes del Estado dictatorial y que de acuerdo a Tratados Internacionales de DD. HH. firmados y admitidos, e incorporados a la Legislación Chilena por los distintos gobiernos nacionales en los últimos años y al compromiso de gobierno de la actual presidente, existe la promesa de una justa y verdadera reparación.

    Ya tenemos dos mártires jóvenes en la lucha por la consecución de promesas electorales no cumplidas y los legítimos objetivos de los estudiantes. No esperemos ahora a tener mártires post tercera edad, para conseguir el cumplimiento de una verdadera, justa y efectiva reparación a los ex prisioneros políticos de la dictadura, que ya cumplen más de un mes de Huelga de Hambre en distintas ciudades del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.