GOLPE MILITAR EN HONDURAS

El presidente de Honduras, José Manuel Zelaya Rosales, agradeció a la Asamblea General de la ONU la resolución «histórica» de condena al golpe militar que lo destituyó y opinó que da fuerza a los ciudadanos del mundo para defender las grandes conquistas de la humanidad.

«Luchar por la democracias no es un asunto de un país ni de un pueblo. Cuando se defiende a un país y a un pueblo se está defendiendo a todos los países y se está defendiendo a la humanidad entera».

Zelaya destacó que Naciones Unidas es uno de los instrumentos para defender los derechos humanos.

«Mi aplauso hoy para esta organización garantía de la democracia hoy en el mundo, a la cual yo me debo y la cual yo también reconozco».
El mandatario señaló que en su país se le han levantado cargos.

«Su servidor tiene varias acusaciones en Honduras. Perno nadie me ha hecho un juicio. Nadie me ha convocado a un tribunal a defenderme. Nadie ha dicho cual es el delito ni nadie ha dicho cuál es la falta. Ni ningún juez me ha presentado ninguna acusación».

Agregó que la historia no va a perdonar lo que sucedió estos días en su país y que lo ha hecho retroceder lo conquistado con tanto esfuerzo.

«Abraham Lincoln, en su oración de Gettysburg, dijo lo siguiente: que el gobierno del pueblo, para el pueblo y por el pueblo, prevalezca por siempre sobre la faz de la tierra. Eso es lo que deseamos nosotros, los ciudadanos del siglo XXI. Y eso es lo que ustedes hoy, ciudadanos del mundo, países del mundo, han venido a defender».

Manuel Zelaya, presidente de Honduras.

Un golpe de estado depuso el domingo al Presidente Constitucional de la República de Honduras, Manuel Zelaya. El Ejército asaltó a balazos su residencia, lo sacó del país e impidió la realización de una consulta democrática, pacífica y no vinculante, que permitía a todos los hondureños opinar acerca de la conveniencia de plebiscitar, en el marco de las elecciones presidenciales, parlamentarias y municipales del 29 de noviembre próximo, la convocatoria a una Asamblea Constituyente.

Acto seguido, los golpistas presentaron al Parlamento una fraudulenta carta renuncia del Presidente, que sirvió de pretexto para la nominación de un sucesor.
Sumamos nuestras voces a la comunidad internacional que condena el golpe militar, se solidariza con el Presidente Zelaya y exige su inmediata e incondicional restitución en el cargo, así como el juicio y castigo a los autores materiales e intelectuales de este nuevo y abominable crimen perpetrado contra el pueblo hondureño.

UNION DE EX PRISIONEROS POLÍTICOS DE CHILE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *