VERDAD HISTÓRICA: CONDICIÓN PARA FALLAR JUSTICIA

Damos a conocer en forma de un resumen, una de varias investigaciones científicas realizadas en Alemania, acerca de la errada política de los gobiernos Post-Dictadura, sobre los temas «reparación y reconciliación» (entre otros). Dejamos constancia de que ninguna de las ideas planteadas en esta publicación, puede ser reproducida bajo ningún medio, sin la autorización escrita de sus autoras. (Nicolás Vega, Editor)

«Die chilenische Entschädigungspolitik der Jahre 2000 bis 2006 unter besonderer Berücksichtigung ihrer Bewertung durch die “Unión de los Ex Prisioneros Políticos de Chile»

(La política de reparación chilena entre los años 2000 al 2006. La evaluación de esta política realizada por la Unión de Ex Prisioneros Políticos de Chile (UNExPP)”

Autora: Beatriz VEGA SONNTAG. Universität Bremen MagisterarbeitBremen, 22.3.2007.

Traducción de Bárbara Torres Baquedano – Resumen.

Esta tesis de Magíster trata un tema de relevancia histórica y contemporánea. Se realiza un análisis de la política de reparación durante el gobierno del presidente Ricardo Lagos (2000 – 2006), a favor de los ex prisioneros políticos (entre 1973 y 1989-90) de la dictadura del general Augusto Pinochet,

Se pone en la balanza la política de reparación del gobierno de Ricardo Lagos fundamentada en la creación de la “Comisión Nacional de Prisión Política y Tortura” y la promulgación de leyes reparatorias entre los años 2003 al 2004. Las medidas realizadas en este período se cotejan, con las adoptadas durante los años noventa, que se proponían reparar a los familiares de desaparecidos y ejecutados políticos. Considerando que por primera vez, en el período de Lagos se reconoció oficialmente que los sobrevivientes de la dictadura son también víctimas a las que se debe reparar, se plantea la interrogante: ¿representa esta política un nuevo capítulo de la evaluación y enjuiciamiento correcto del pasado político (dictatorial) chileno?

Para comenzar se analiza la política de reparación de los dos primeros gobiernos post-dictadura (1990 – 2000), para posteriormente retomar y evaluar la promulgación de las leyes del gobierno de Ricardo Lagos. El objetivo es descubrir si el gobierno de Ricardo Lagos continuó la política iniciada en los años 90, que se había centrado alrededor del objetivo llamado “reconciliación nacional”, eludiendo un procesamiento y evaluación del pasado político; o es que se trataría de un proceso que recién se iniciaría bajo ese gobierno..

La evaluación de esta política de reparación del gobierno de Lagos se realiza mediante la introducción de los términos centrales “reconciliación” (Reconciliation), Verdad (Truth) y Justicia (Justice); conceptos ya aplicados por David Blooomfield en su texto On goods Terms: Clarifying Reconciliation del año 2006 y en los que se basan los marcos teóricos del primer capítulo de esta tesis de Magister. A través de estos términos se hace una evaluación de los procesos chilenos reconciliatorios, para continuar con las leyes de reparación de los años 90 y posteriormente con el concepto de “paz social”.

Un capítulo aparte trata el arresto de Pinochet en Londres y sus consecuencias en cuanto a “procesamiento” del pasado. Luego son analizadas las leyes promulgadas bajo el gobierno de Lagos, que definieron a los grupos de víctimas (en este caso los sobrevivientes de la prisión política y tortura). Como ejemplo de ello, y en un capítulo aparte, se analiza la crítica hecha a las medidas gubernamentales de reparación realizada por la ONG-Unión de los Ex Prisioneros Políticos de Chile (UNExPP) y su posición de exigir una reparación “justa y adecuada”, según las normas y recomendaciones de las convenciones internacionales.

El resultado de este análisis muestra que, pese a toda la retórica del tercer gobierno democrático sobre de la necesidad de discutir y promulgar leyes reparatorias y, de reconocer oficialmente, por primera vez, a los sobrevivientes como víctimas de un Estado terrorista, generando falsas esperanzas y un interés extraordinario entre éstos, el gobierno de Lagos no innovó en contenido y continuó con el concepto de “reconciliación” de los gobiernos anteriores, creando así la consecuente frustración entre las personas que el gobierno publicitaba iba a reparar..

“En los diversos los grupos de derechos humanos y los autores (Elizabeth) Lira y (Brian) Loveman, se coincide en que las reparaciones del gobierno de Lagos no aseguraron a los ex prisioneros políticos una reparación justa, de acuerdo a los acuerdos y recomendaciones de las convenciones internacionales sobre prisión, tortura y malos tratos, sino que insistió en no renunciar al concepto de “reconciliación” enarbolado durante los años noventa” (pág. 92).

El gobierno mencionado, tal como los dos gobiernos anteriores, concentró su estrategia alrededor del concepto unidireccional de la “reconciliación nacional”.

De acuerdo a esa consigna que apela a los “intereses nacionales”, a las “razones de estado” , que exigen además a las víctimas que olviden y perdonen, la implementación de las “reparaciones” del gobierno de Lagos dejaron a las víctimas con “indemnizaciones” limitadas y sólo dentro de cierto marco (…)” (pág.94).

Un comentario en “VERDAD HISTÓRICA: CONDICIÓN PARA FALLAR JUSTICIA”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.