INFORMATIVO SOBRE NUESTRAS DEMANDAS EN ACTUAL TRAMITACIÓN

LA UNIÓN DE EX PRISIONEROS POLÍTICOS DE CHILE INFORMA

1. La primera demanda fue presentada el 10 de mayo de 2002 ante el 28º Juzgado Civil de Santiago, con 246 demandantes; el Consejo de Defensa del Estado (CDE) objetó la forma colectiva de presentación de la demanda pero ganamos esa incidencia, el proceso siguió su curso, se rindió prueba, pero en la sentencia de primera instancia se acogió la alegación de prescripción presentada por el Consejo de Defensa del Estado y se rechazó la demanda. Apelamos. El expediente se mantuvo en la Corte de Apelaciones de Santiago desde diciembre de 2003 “en relación”. Recién se vio la causa el 17 de enero de 2008. Con tal fecha se dictó la sentencia confirmatoria. Hemos presentado recurso de casación en el fondo ante la Corte Suprema. Lo positivo es que nos acercamos a la justicia internacional, de acuerdo a nuestra estrategia judicial, ya que en Chile se ve difícil que tengamos resultados mientras no se modifique la ley como hemos propuesto en el proyecto de Reforma Procesal, que apunta a establecer en la ley que el Estado de Chile no podrá invocar la prescripción para liberarse de su obligación reparadora para con las víctimas de graves violaciones a los DD.HH. (La causa ingresó a la Corte Suprema con Rol 1741-2008, casación de fondo)

2. La segunda fue presentada en julio de 2005, ante el 5º Juzgado Civil de Santiago, con 511 demandantes. El Consejo alegó objeciones de forma rechazando la forma colectiva pero logramos vencer esa barrera y el Fisco debió contestar derechamente la demanda, pero invoca la prescripción. Cerrado el período de discusión se recibió la causa a prueba. Pedimos reposición del auto de prueba. Entre tanto, la Corte de Santiago rechazó la apelación del CDE sobre el incidente. Hemos acompañado las pruebas documentales aportadas por cada demandante. (La causa está quedando para sentencia)

3. La tercera, presentada el 8 de marzo de 2006, se tramita en el 14º Juzgado Civil de Santiago, Rol 1890-2006, con 603 demandantes. El CDE alegó sus habituales objeciones dilatorias para que no se admita como demanda colectiva, contestamos sus reparos y la incidencia seguía sin resolverse. Por ello, solicitamos acumulación a la causa que se sigue en el 5º Juzgado Civil de Santiago, luego el CDE pidió se declare abandonado el procedimiento. La juez cometió el error de aceptar esto último sin darse cuenta que había otros dos incidentes anteriores pendientes de su resolución. Apelamos y logramos revertir la situación, pero es indudable que el CDE logra sus propósitos de retardar al máximo la tramitación de las causas: hemos perdido ya dos años en discusiones preliminares. Ganamos nuestra apelación en la Corte y ahora, el 12.06.2008, el 14º Juzgado rechazó los incidentes dilatorios del CDE, con costas.

4. En mayo de 2007 presentamos nuestra 4ª gran demanda civil, con 962 ex prisioneros políticos, se tramita en el 27º Juzgado Civil de Santiago, Rol 9397-2007. Esta demanda record fue ampliamente difundida por los medios de prensa. La presentación estuvo acompañada de movilización, con marcha por el centro de Santiago y culminó con un acto cultural y artístico en homenaje a la resolución 60/147 de la Asamblea General de la ONU. Solicitamos audiencia a la Sra. Presidenta de la República y hemos recibido una absurda respuesta. En la prensa Suiza, apareció un notable artículo de Franchino Filippini apoyando nuestra demanda. (En la causa ha finalizado el periodo de discusión, con los escritos de contestación, réplica y dúplica. El juez debe ahora recibir la causa a prueba).

El 10 de enero de 2008 hemos patrocinado una demanda especial representando a 35 ex prisioneros políticos de Magallanes que estuvieron confinados en la Isla Dawson, hecho que ha tenido también cobertura de prensa. (18º Juzgado Civil de Santiago, Rol 803-2008. El Fisco contestó la demanda el 20 de mayo, nosotros presentamos nuestra réplica. Ha duplicado el CDE y ahora se abrirá el período probatorio)

5. la meta que debíamos sobrepasar era 3000 demandantes en total, con el esfuerzo de todos casi lo logramos. Nuestra quinta gran demanda colectiva se presentó en Santiago el viernes 30 de mayo con 572 nuevos demandantes. Nos reunimos en apoyo cerca de 400 compañeros delante del frontis del Palacio de Tribunales, la gran mayoría viajó desde lejanos lugares. Luego marchamos por calles céntricas de la capital hasta concentrarnos en la plaza de la Constitución donde rendimos homenaje al centenario de nuestro presidente mártir y finalmente hicimos fila ante La Moneda, donde cada compañero entregó carta a la presidenta Bachelet pidiendo audiencia para nuestra Directiva Nacional.

Además, tenemos en tramitación una demanda individual ante el 21º Juzgado Civil de Santiago (Causa Rol 9909-2005) en que se ha dictado sentencia también denegatoria, por acoger el tribunal la excepción de prescripción invocada por el Fisco de Chile. Hemos presentando apelación fundada. Así seguimos avanzando hacia la justicia internacional, donde llegaremos apenas agotemos las instancias en la justicia chilena. (El expediente ya ingresó a la Corte de Santiago con nuestra apelación y nos hicimos parte).

Los serios inconvenientes dilatorios y la inmoral alegación de prescripción que dificultan el acceso a la justicia nos han llevado a estudiar y preparar nuestra propuesta legislativa para que se reforme el procedimiento para estos juicios en que las víctimas de violaciones manifiestas de las normas internacionales de Derechos Humanos y de violaciones graves del Derecho Internacional Humanitario recurran a los Tribunales y obtengan reparación justa y adecuada. Nuestro proyecto ha llegado a la comisión de Derechos Humanos del Senado por iniciativa del H. Senador Nelson Ávila.

Invitamos a coincidir con nosotros en las tres tesis básicas de la UNIÓN:

1º. Derecho a una indemnización justa y adecuada;

2º. Subsanar falencias de la Ley 19.992; y

3º. Garantizar en la ley que se nos dé acceso a una justicia rápida, sin prescripción, para demandar una reparación adecuada y justa.

Siempre hemos pretendido apresurar el tranco en la lucha por proteger nuestros intereses y el futuro de nuestras familias. El tiempo actúa en contra nuestra.

La unidad a que aspiramos en el movimiento de defensa de los derechos humanos nos dará la fortaleza que ha estado faltando y nos impide alcanzar nuestros objetivos y reivindicaciones. Respetémonos en las diversidades que nos dividen, pero de una buena vez decidámonos a pasar por sobre las diferencias o intereses partidistas y, estrechamente unidos en la fraternidad de la desgracia, avancemos todos juntos y venceremos.

Víctor Rosas Vergara, Abogado

Vicepresidente de la Unión de Ex Prisioneros Políticos de Chile

Santiago, 21 de junio de 2008

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *