EN EL NATALICIO DE SALVADOR ALLENDE

El 26 de junio de 1908 nace Salvador Allende Gossens, el hombre que en nombre del y para el pueblo, llegaría a la presidencia el año 1970. De eso hacen hoy 114 años. Pocos hombres como él han sido capaces de encarnar los sueños y esperanzas de los más desposeídos de nuestra patria, nadie como él hizo suyo el sentir de los trabajadores en sus ansias por más justicia social y por más dignidad.

Él fue un líder que se formó al calor de las luchas sociales y que a lo largo de su vida construyó un vínculo profundo de cercanía y pertenencia con su pueblo, al extremo de ofrendar su vida por él, así como lo enunció el fatídico 11 de septiembre de 1973: “Colocado en un tránsito histórico, pagaré con mi vida la lealtad del pueblo”, y así sucedió.

No existe una persona más relevante en la historia de Chile que Salvador Allende y debemos tener claro que él no representa el pasado, él representa presente y futuro. Cuando observamos la des humanización impuesta por el capitalismo salvaje y la globalización, con sus nefastas consecuencias en el ámbito político, ecológico, moral y social, nos queda claro que sus ideas cobran hoy más vigencia que nunca.

La figura de Salvador Allende, se ha transformado en una figura universal, y su legado se ha transformado en motor de las luchas sociales del mundo. Nuestro ilustre compatriota trascendió nuestras fronteras, es considerado con justicia un héroe en la lucha por la liberación de los oprimidos, por la igualdad social, por la democracia económica y la solidaridad de los pueblos.

Su gloriosa existencia y la defensa valerosa de sus principios, llegando a la noble inmolación de su preciosa vida, en un acto de suprema grandeza, es fuente fecunda de inspiración en todo el mundo. Consecuente con sus ideales humanistas y sociales, selló con su muerte el testamento político contenido en sus últimas palabras, esperanzadoras de un futuro mejor:

“… Sigan ustedes sabiendo que, mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor”.

¡Hasta la victoria siempre compañero Presidente!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.