PRAIS DEBE CUMPLIR NORMA TECNICA 88

Santiago, 28 de enero de 2021

DE: Nelly Cárcamo Vargas, Presidenta Nacional de la Unión de Ex Prisioneros/as Políticos de Chile (UNExPP de Chile)
A: Paula Godoy Echegoyen, Coordinadora Nacional Programa PRAIS
REF: Jornadas sobre modificación de Norma Técnica 88

Nos dirigimos a usted en nuestra calidad de dirigentes de la Unión de Ex Prisioneros Políticos de Chile, UNExPP. Somos una ONG de desarrollo, con personalidad Jurídica otorgada por el Ministerio de Justicia N° 3.057 de 2005, con orgánicas articuladas a lo largo de todo el país y el extranjero. Nuestras y nuestros miembros son víctimas sobrevivientes de prisión política y tortura, y/o familiares de las/os mismos. Igualmente, tenemos miembros que son exonerados.

El objetivo de esta carta es hacer llegar a usted nuestra opinión en relación a las Jornadas sobre modificación de la Norma Técnica 88, planteadas y promovidas desde el nivel central, que contempla reuniones comunales primero y posteriormente macro zonales, entre los Equipos PRAIS y/o las organizaciones de derechos humanos y sus dirigentes.

En primer término no queremos descalificar la buena intención que pudiera haber dado motivo a dicha iniciativa, de realizar reuniones y la propuesta del estudio y discusión de los documentos que deberíamos los usuarios organizados, leer, discutir, completar y enviar. Pero, sí consideramos importante darles a conocer nuestra posición crítica al respecto.

Desde la creación del Programa de Reparación y Atención Integral en Salud y Derechos Humanos, PRAIS, el año 1991, las quejas y denuncias sobre su funcionamiento son recurrentemente las mismas en todas las regiones del país. Estas quejas dicen relación con el incumplimiento de la Norma Técnica, lo que se refleja en una atención no oportuna, una atención de mala calidad, de parte muchos funcionarios y del sistema en general, hacia los beneficiarios, con la negación de beneficios, atenciones tardías o directamente, la falta de atención. Lo que da cuenta que muchos de los profesionales del PRAIS no cumplen el perfil para trabajar con víctimas de delitos de lesa humanidad y muchas veces desconocen el programa y la Norma Técnica, y raya para la suma, los recursos financieros son absolutamente insuficientes y en algunos casos mal utilizados.

Nos sorprende leer los fantásticos lineamientos que se entregan desde la Subsecretaría de Redes Asistenciales para el PRAIS, que se basan en las directrices que plantea el artículo 14 de la Convención Contra la Tortura y Otros Tratos Crueles Inhumanos y Degradantes, suscrito firmado y ratificado por nuestro país. Este señala que el estado parte “velará porque su legislación garantice a la víctima de un acto de tortura la reparación y el derecho a indemnización justa y adecuada, incluidos los medios para su rehabilitación lo más completa posible”.

Nos damos cuenta que el principio de “Restitución ad Integrum” con arreglo al derecho internacional, que exige la reparación del proyecto de vida de las víctimas de graves violaciones a sus derechos humanos y del derecho humanitario, aquí, en Chile ni en el PRAIS, se aplica. Los cinco tipos de reparación que permiten cumplir con este principio, tales como la RESTITUCIÓN, INDEMNIZACIÓN, REHABILITACIÓN, SATISFACCIÓN Y DERECHO A LA VERDAD (que se establezca la verdad, se haga pública y se castigue ejemplarmente a los responsables y se restituya el honor de las víctimas), Y GARANTÍAS DE NO REPETICIÓN, en el caso de las víctimas de secuestro, tortura y prisión política, no se aplican.

En todas estas actividades o jornadas de esta misma índole, anteriormente realizadas, cuya ejecución conlleva muchos costos, se tomaba acta de los requerimientos que los beneficiarios planteaban era necesario cambiar. Pero, lamentablemente esto no se traducía en el mejoramiento de la atención, esta ha seguido igual o peor hasta el día de hoy.

Por lo tanto nuestra organización reitera a través de este escrito lo que los/as compañeros/as ex presos/as políticos/as y exoneradas/os hemos venido exigiendo desde siempre:

1.- Que se respete la Norma Técnica: su irrestricta aplicación, solucionaría en gran parte la mayoría de los problemas que se presentan hoy. En ella se establece, la obligación del estado de entregar atención oportuna y de calidad a los beneficiarios, además de cual debe ser el perfil de las personas que se contraten. Entrega las directrices sobre la incidencia que deberían tener las organizaciones de beneficiarios y sus dirigentes, en la toma de decisiones, ya sea en la contratación de personal como también el derecho a fiscalizar que esta norma técnica se cumpla, etc.

2.- Que se respete la transversalidad del daño hasta la tercera generación. Estableciendo el reconocimiento pleno de los/as nietos/as, independientemente de su fecha de nacimiento. Si a los nietos se les reconoce el derecho a usar la beca de estudio que el abuelo no pudo usar, y el derecho a eximirse del servicio militar porque el abuelo fue víctima de violación a sus derechos humanos, es inaceptable e incomprensible que no se les otorgue la calidad de beneficiario de este programa de reparación en salud.

3.- Que de verdad la atención de salud sea gratuita para todos/as. De tal manera que se establezca que los beneficiarios del Programa Prais, que trabajen y perciban una remuneración o aquellos que jubilan y reciban una pensión de régimen, no se les descuente por concepto de previsión de salud, lo mismo debe ocurrir con las pensiones de exonerado, a quienes se les debe suspender este descuento sin considerar la edad de los/as compañeros/as. Si esto no se realiza, entonces este programa resulta gratis para tan sólo el 15 al 20 % de los beneficiarios.
El restante 80 % estamos cotizando, fundamentalmente porque muchas y muchos ancianos que reciben las pensiones Valech o de exonerados estamos forzados a seguir trabajando dada las exiguas cantidades de “reparación” que recibimos. Con mayor razón los beneficiarios PRAIS que son hijos y nietos de los titulares, no pueden sino trabajar ya que no reciben pensión alguna. Razones por la cual el Programa de Reparación en Salud PRAIS, no es un beneficio reparatorio que ofrezca gratuidad para todos/as las víctimas reconocidas de violaciones de derechos humanos.

4.- Por último, exigimos que el MINSAL, se haga cargo y asuma todos los gastos operacionales del programa, pago de sueldos de los profesionales, arriendos de los inmuebles, gastos comunes, mobiliario, insumos, etcétera, cuando éste no funciona en los hospitales. De tal modo que los aportes económicos que se asignan a este programa sean gastados íntegramente en los beneficiarios, con lo que se dispondría de más recursos para satisfacer sus necesidades.

5.- Por último, deben establecerse eficientes mecanismos de fiscalización, de la aplicación del programa, para evitar que la Norma Técnica sea letra muerta. Si esta acción no se realiza de nada sirve hacer jornadas y más jornadas, si finalmente ni siquiera lo que allí está establecido y ordenado se lleva a la práctica y no se asegura su aplicación, cómo ha ocurrido hasta el día de hoy.
Para plantear esto, que ya muchísimas veces hemos señalado, no necesitamos cada cierto tiempo estar participando en jornadas, donde se deba leer y estudiar documentos, con un lenguaje técnico muchas veces incomprensible para nuestras/os compañeras/os, que ya sea por la edad, problemas de comprensión lectora, dificultad de visión y audición, terminan llenando encuestas sin tener clara conciencia de su contenido.

Atentamente

Nelly Cárcamo V., Presidenta
Mario González C., Encargado de Salud PRAIS
Víctor Rosas V., Vicepresidente
Sergio Reyes S., Secretario General
Sergio Aranis R., Secretario de Finanzas

5 opiniones en “PRAIS DEBE CUMPLIR NORMA TECNICA 88”

  1. Queridos compañeros como a muchos nos pasó tuvimos que resistir un año difícil y sin trabajo, hoy tengo la posibilidad de un nuevo empleo , voy a sacar un certificado filiación en Fonasa y aparezco bloqueado en prais por pago de cotizaciones, me dicen que debo cancelar cotizaciones atrasadas.

  2. Totalmente de acuerdo con lo anteriormente planteado, y sobre los dineros, seguro que hay, puesto que lo que se ha entregado a las personas son sus propios dineros.

  3. Debiera en forma primaria conocer si hay recursos económicos para obtener una atención de calidad e integral y la real posibilidad de atención a la familia, si no sabemos eso no sacamos nada con obtener una ley más clara.

Responder a Olga Letelier Caruz Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *