QUIENES SOMOS. CARTA A UN COMPAÑERO EN EL EXILIO

Estimado Arturo, para contarte quienes somos, como y cuando surgimos creo que es importante primero relatarte lo más brevemente posible (lo que no será sencillo), cómo se ha desarrollado el movimiento de Derechos Humanos en Chile a partir del año 1990.

En los primeros años todos los ex Prisioneros Políticos en mayor o menor medida nos dedicamos a apoyar la causa de nuestros compañeros detenidos desaparecidos y ejecutados; concretamente nos dedicamos a apoyar a sus familiares exigiendo justicia, sirviendo de testigos para probar la participación de los Servicios de Inteligencia (CNI – DINA) en tortura y ejecución de los compañeros y posterior desaparición.

Los EXPP no nos organizamos durante mucho tiempo pensando ingenuamente que no era necesario, estábamos en democracia y lo que se debía hacer se haría una vez atendido el tema más grave que era la ejecución y la desaparición de los cuerpos de miles de nuestros compañeros. En ese entonces había confianza en los partidos políticos y en quienes los dirigían.

Obviamente no pasó nada, recién cuando detuvieron a Pinochet en Londres nos organizamos para presentar querellas criminales en contra del dictador con el objetivo de tornar su situación más difícil. A partir de ese momento comienza a tomar fuerza la idea de organizarse como ex prisioneros políticos asumiendo que no sólo los casos con resultado de muerte eran víctimas, sino que también todos aquellos que sobrevivimos la prisión política y la tortura teníamos la calidad de víctimas sobrevivientes de delitos de lesa humanidad y por lo tanto teníamos derecho en primer lugar a ser reconocidos como víctimas y que teníamos el deber de exigir justicia por lo que el estado a través de sus agentes había hecho con nosotros.

Hasta ese momento existían muchas orgánicas de ex prisioneros políticos que fueron formadas por los militantes bajo el alero de los diversos partidos políticos a los cuales los compañeros pertenecían; lo que por supuesto era un proceso natural.

Sólo que esto presentaba algunas dificultades ya que objetivamente muchos ex prisioneros políticos habían abandonado por diversas razones su militancia en sus respectivos partidos. Por otro lado no todos los sobrevivientes de la prisión política y tortura fueron militantes de algún partido de la Unidad Popular, muchos eran “Allendistas” o simplemente simpatizaban con el proceso de la Unidad Popular.

Pero el principal problema se presentaba en el hecho que las organizaciones al estar ligadas o al alero de los partidos políticos, estaban sujetas a compromisos políticos con sus partidos lo que en algunos casos interfería en el accionar de las orgánicas, limitándolas o subyugándolas a los intereses partidistas.

Esto quedaba en evidencia en la medida que los partidos políticos utilizaban los objetivos y las orgánicas de ex prisioneros políticos en función de sus intereses y no como en realidad debería ser, “que los partidos políticos se pongan al servicio de las agrupaciones de ex prisioneros políticos y de sus objetivos”.

Objetivamente hasta ese momento era el PC que con pocas excepciones mantenía la hegemonía sobre la mayoría de las organizaciones de DDHH. Pero la verdad es que nunca hubo un real compromiso con nuestra causa, lo importante era controlar las organizaciones para tener peso a la hora de negociar; desgraciadamente dábamos peso político pero no se negociaba ni se hablaba del tema que nos concernía. Servíamos como activistas en las campañas políticas que permitían instalar en los cargos de representación política a nuestros compañeros, los que una vez bien instalados “si los he visto no me acuerdo”.

Fue así como a algunos de nuestros dirigentes les dieron “pega” en algunas reparticiones públicas, lo que por supuesto los obligaba a cuidar “la pega”, poniéndose a disposición de sus “empleadores”. Estos dirigentes apitutados frenaban el movimiento ya que “no se debía levantar mucho polvo” pues eso dañaría la imagen del gobierno..

Estos “simpañeros” (así los llamo yo en vez de llamarlos compañeros), pensaban que nuestra pelea era contra el gobierno, no entendiendo que la pelea era contra el Estado. Los Estados permanecen y son los que deben asumir la responsabilidad, los gobiernos lo administran, por lo tanto ellos debían haber actuado como “buenos administradores” y haber hecho lo necesario para promover la justicia necesaria para lograr su tan ansiada “reconciliación”.

Esta situación fue motivo de tensiones en el movimiento de ex prisioneros políticos. La lucha por controlar la organización a nivel nacional terminó por producir un quiebre del movimiento, en el congreso del año 2003 en el que un partido intenta obtener el control absoluto de la organización a nivel nacional, recurriendo a acciones poco transparentes.

Es así como un grupo de ex prisioneros políticos deciden descolgarse de esta organización nacional y da vida a una nueva orgánica cuya principal característica serían la independencia y la autonomía con respecto de los partidos políticos. Así nace la Unión de Ex Prisioneros de Chile, la que posteriormente se transformará en la CORPORACIÓN DE DESARROLLO ONG UNEXPP DE CHILE, con Personalidad Jurídica del Ministerio de Justicia.
Antes del quiebre del movimiento, se había elaborado un anteproyecto de Ley en común que contenía las principales exigencias que en ese momento planteábamos como reivindicaciones del movimiento. Se acordó allí también hacer demandas civiles contra el estado. Estas demandas deberían ser colectivas ya que nuestros compañeros en un 90% se encontraban y se encuentran hasta el día de hoy en la más absoluta pobreza, lo que impedía e impide demandar individualmente (los abogados son caros en todas partes), debemos tomar en cuenta además la dificultad de encontrar abogados que quieran litigar en contra del estado; quedan marcados para siempre y se deben olvidar de agarrar alguna buena pega en el servicio público.

Este nuevo referente establece y define su estrategia y línea de acción después de realizar un frío análisis, en el que se toma en cuenta por un lado la situación de las víctimas sobrevivientes de la prisión política y tortura y por otro lado la actitud de los diversos poderes del estado y la actitud que hasta este momento mantenía la clase política por sobre todo aquellos que hasta ese momento tenían el poder de decidir y definir como resolver el tema de los derechos humanos. Pudimos establecer la más absoluta falta de voluntad política para resolver correctamente el tema de los derechos humanos, todo lo han hecho con mezquindad sin respeto y a lo maestro chasquilla.

La Unión de Ex Prisioneros Políticos de Chile nace en el año 2003, como una necesidad de contar con una Organización verdaderamente representativa de los intereses de los ex prisioneros políticos de nuestro país

Nuestro accionar y nuestra esencia se define a partir de nuestra “DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS” en la que se establece la esencia de nuestra existencia como organización como también se expresan la pauta y directrices del quehacer de nuestra institución.

DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS DE LA UNExPP DE CHILE:

“LA DEFENSA Y PROMOCIÓN DE LOS DD.HH. DEBE SER LA MEDIDA DE TODAS LAS COSAS”.

1.- La Unión de Ex Prisioneros Políticos de Chile está integrada principalmente por sobrevivientes de la prisión política y tortura, por sus viudas, hijos, nietos y toda persona que con su trabajo y consecuencia en la defensa y promoción de los DD.HH., suscriban esta declaración de principios.
2.- La Unión de Ex Prisioneros Políticos de Chile se constituye en una ORGANIZACIÓN PERMANENTE EN LA DEFENSA Y PROMOCION DE LOS DD.HH.
3.- Nuestra organización es AUTÓNOMA, PLURALISTA Y UNITARIA.
4.- Defendemos la JUSTICIA entendiéndola como la búsqueda de la verdad, castigo a los culpables y la reparación justa y adecuada a las víctimas de atropello a sus derechos humanos.
5.- Nuestra defensa de los DD.HH. incluye a toda persona víctima de violaciones a sus derechos humanos, sean estos de los pueblos originarios, las minorías sexuales, los jóvenes, los sobrevivientes del genocidio, los trabajadores, los estudiantes, los pobres, los excluidos, mujeres o niños.
6.- Aspiramos a la unificación del Movimiento por la Defensa de los Derechos Humanos.
7.- La Unión de Ex Prisioneros Políticos de Chile se rige por sus estatutos y tiene como organismo rector el Consejo Nacional, o Asamblea General de la ONG UNExPP de Chile, integrado por la Directiva Nacional más un delegado por cada organización local. Sus decisiones son obligatorias para todas las filiales adheridas a la Unión.
8.- Nuestro quehacer inmediato se expresa en Tres Tesis Básicas:
8.1 INDEMNIZACIÓN POR ENCARCELAMIENTO INDEBIDO Y TORTURA:
Es un Derecho fundamental e internacionalmente reconocido
8.2 SUBSANAR GRAVES ERRORES EN EL MODELO REPARATORIO DE LA LEY 19.992
8.3 GARANTIZAR ACCESO A JUSTICIA RÁPIDA PARA OBTENER REPARACIÓN ADECUADA
La obligación del Estado de indemnizar a las víctimas comprende proporcionar los recursos jurídicos y de reparación a las víctimas directas o a sus parientes próximos.
9.- La forma de ingresar como organización a la Unión Nacional es suscribir la presente declaración de principios y hacer suyas sus Tres Tesis Básicas.
10.- Será motivo de amonestación, suspensión o expulsión todo acto que transgreda esta declaración de principios.

***************************

En lo central se establece nuestra plataforma, la resumimos en nuestras tres tesis, que no es otra cosa que los objetivos centrales en los que centramos nuestro quehacer y que desarrollamos a continuación:

La plataforma de la UNExPP la resumimos en nuestras tres tesis:

1. INDEMNIZACIÓN JUSTA Y ADECUADA.

El tema de la indemnización es de primerísima prioridad por su real fundamento jurídico, dado su claro establecimiento en normas internacionales obligatorias para nuestro país.

Enseguida, si la obtenemos, como consecuencia práctica de que las víctimas o familiares cuenten con recursos propios, la indemnización, permitirá financiar y avanzar en acciones judiciales dirigidas a combatir la impunidad, sin estar atenidos a que sea el Estado quien cumpla con esa tarea (que hasta ahora ha eludido). El fortalecimiento económico de nuestras orgánicas, también, servirá para alcanzar niveles superiores de eficacia en la Justicia y la defensa y progreso de los derechos humanos en Chile.

Precisamos que la indemnización justa y adecuada que dispone la Convención Internacional Contra la Tortura (Art.14) debe entenderse que ha de ser proporcional al daño.

Tal tarea de establecer montos y parámetros aparece muy difícil de realizar en la ley o en una sentencia judicial. Sin embargo, nos aproximamos a una propuesta de solución considerando que es fundamental que se establezca un monto base general para todos, dado que el sólo hecho de haber sido prisionero político y torturado constituye el rasgo común que ha producido secuelas similares. A ello debe agregarse otros factores que agravan el daño como: 1) el mayor tiempo de privación de libertad, de ahí que hemos sugerido que se incremente la suma base de indemnización con diez UF por cada día que exceda de los 90; 2) incremento en un 50% en casos graves de daños adicionales como: violación sexual, invalidez o exilio forzado. Con tales ingredientes se puede dar satisfacción a los postulados internacionales referente al cálculo de una indemnización para que ésta sea medianamente justa, adecuada y proporcional al daño.
Esta obligación internacional está siendo totalmente violada por el Estado de Chile. Se nos ha negado derecho a indemnización legal a todos nosotros y también a los familiares de detenidos desaparecidos o ejecutados políticos. A muchos les cuesta entender que la reparación integral es un Derecho. La impunidad se expresa también en la ausencia de una reparación completa y digna.

2. REHABILITACIÓN COMPLETA.

Resulta de segunda prioridad; pero muy importante, puesto que la ley internacional también la establece como obligación del Estado en materia de reparación integral diciendo que el Estado velará porque su legislación garantice a toda víctima de tortura la reparación, “incluidos los medios para su rehabilitación lo más completa posible”.

En esto, Chile ha aprobado otorgar legalmente sólo algunos beneficios menguados o insatisfactorios. Es decir, requiere de una implementación más justa y adecuada, que no permita comparaciones odiosas en el trato desigual conferido a diversas categorías de víctimas o familiares. Por ello, se requiere corregir inequidades y discriminaciones inconsecuentes. Aquí caben los temas monto desigual de las pensiones y de inicio del pago del beneficio (retroactividad); exclusión de la familia o discriminación de la pareja; infundada incompatibilidad de pensiones (absurda discriminación).

Sin embargo, no debemos caer en la tentación de resignarnos a luchar a favor de pequeñas concesiones o “migajas”, postergando la solución integral del tema reparación

Por todo ello, la UNExPP resume en su segunda tesis el postulado de corregir las falencias e imperfecciones de la ley 19.992, también la 20.405, en materia de rehabilitación social, moral, jurídica, previsional, educacional, habitacional, etc. Pero observamos, que todavía en memoria histórica es menospreciada la condición de ex prisionero político y torturado.

3. AGILIZACIÓN DE LOS JUICIOS EN MATERIAS DE DD.HH.

En materia penal, se requiere darle mayores recursos y apoyo al trabajo de Ministros en Visita o Jueces de dedicación exclusiva para el progreso de las causas en tramitación, como para activar causas “fenecidas” o nunca iniciadas. Hay que estar alerta ante cualquier medida que huela a punto final. Sin embargo, la impunidad está tomando una forma escandalosa con la aplicación impropia de “media prescripción” por la sala penal de la Corte Suprema. Contra tal monstruosidad nuestra denuncia debe buscar eco en la opinión pública y en la esfera internacional.

En materia civil, hemos estado protestando por la lentitud de la justicia ante las demandas por reparación y proponemos que se adecue nuestra legislación procesal a los principios y directrices básicos contenidos en la Resolución 60/147 de marzo de 2006, adoptada por la Asamblea General de la ONU, para que no se transforme en un nuevo trauma para las víctimas el recurrir a la Justicia exigiendo su reparación. Para ello hemos implementado una campaña ciudadana de adhesión a nuestra propuesta de cambio de procedimiento civil en todo juicio de indemnización por graves violaciones a los derechos humanos y que el Fisco demandado se abstenga de alegar prescripción.

Para la UNExPP ha sido fundamental la vía judicial reivindicativa como el medio principal de presión, protesta y movilización por los derechos e intereses que nos son comunes. Ha sido factor valioso para la unidad alcanzada en base a objetivos definidos y concretos. Desmiente que nos movilicemos solamente por “plata” la evidencia de que con esa lucha y presión se ha logrado que se nos reconozca como “víctimas de tortura”.
Pero la tortura como delito de “lesa Humanidad” ha sido ignorado y oficialmente encubierto por el Estado de Chile con medidas de “consenso de alta política” como el Art. 15 de la ley 19.992 que junto con establecer el SECRETO por 50 años de los antecedentes recogidos por la Comisión Valech, veladamente se está eludiendo también el deber contraído por el Estado de Chile de perseguir la responsabilidad de los partícipes en el crimen de tortura. De forma que se deja toda la iniciativa a las propias víctimas o familiares la querella criminal, sin el apoyo de entidad estatal alguna, a sabiendas de la precariedad económica o pobreza de los ofendidos.

El problema ahora ya no es sólo el secreto sino el encubrimiento oficial de los crímenes de tortura. Esta debe ser la tarea asumida oficialmente por nuestra organización.

Nuestra orgánica ha centrado su quehacer en organizar a los Ex Prisioneros Políticos a lo largo del país de tal forma de transformar este movimiento en un grupo de presión que permita forzar a la clase política a cumplir con lo que nosotros consideramos como un derecho. Esta tarea no ha sido nada de fácil, considerando la realidad del universo de estos compañeros, como tampoco ha sido fácil organizarlos para presentar las cercanas a 3200 Demandas Civiles colectivas en contra del Estado, que han sido presentadas por nuestra organización, con el patrocinio de nuestro Vicepresidente y Abogado compañero Víctor Rosas Vergara. Estas demandas en primer lugar representan un rechazo formal a las políticas de reparación adoptadas por los gobiernos de la Concertación. Son además u grito de exigencia de justicia, justicia así como nosotros la entendemos: Establecer la verdad, castigar ejemplarmente a los responsables y reparar justa y adecuadamente a las víctimas de acuerdo al daño causado y por último es una actitud de muestra de dignidad como sobrevivientes.

Estas casi 3100 Demandas han sido presentadas colectivamente en siete grupos en diversas ocasiones en los últimos ocho años, a partir del año 2002 hasta el año 2009. Durante nuestra existencia se han realizado siete Encuentros Nacionales en diversas localidades de nuestro país, Iquique, Osorno, Tomé, Panguipulli, Río Negro, Villarrica, Puerto Montt, y recientemente el 26 y 27 de marzo del presente año en Frutillar.

Este año obtuvimos un triunfo parcial con nuestra cuarta demanda (960 demandantes), ya que le ganamos al Consejo de Defensa del Estado (CDE) en primera instancia, un juez de la República por primera vez nos da la razón y dice que sí tenemos derecho a una indemnización justa y adecuada y condena al fisco a pagar. Tenemos claro que el fisco apelará para revertir este fallo. Por otro lado nuestra primera demanda en la que participan 246 compañeros, después de habérsenos denegado justicia en Chile (se nos aplicó la prescripción en las tres instancias), por fin el 23 de febrero llegamos con esta demanda a la Comisión Interamericana de derechos Humanos, instancia en la que sin duda alguna ganaremos ya que tenemos contundentes razones jurídicas avaladas por el Derecho Internacional.

Hoy existen dos grupos de organizaciones, la Coordinadora de EXPP, aquí participan la ANEXPP (PC) y otras orgánicas de Valparaíso (sensibilidad Mir) y el Secretariado Nacional de ExPP y Familiares, en esta última participamos nosotros junto a la ANEXPP Histórica y a los Familiares de ExPP Fallecidos.

La ANEXPP Histórica es la orgánica que molestos con el PC por su actitud entreguista por su falta de compromiso se fueron de la Orgánica única del PC. En nuestra Organización participamos militantes de todos los partidos y movimientos, eso se refleja en su directiva, la Presidenta socialista el Vicepresidente, radical, el secretario General, comunista, el Tesorero del Mir etc.

Querido Arturo, este caminar no ha sido fácil, son muchas las cosas vividas, muchas las emociones sentidas, muchas las lágrimas derramadas, muchas las penas contenidas, pero seguiremos adelante con la fuerza que nos da el recuerdo y ejemplo de nuestro querido Presidente Salvador Allende.
Me disculpo por no haber logrado ser breve, te puedo asegurar que lo intenté pero como puedes ver no lo logré. Espero que no sea agobiante la lectura de esta nota, te ruego cualquier duda me la planteas y yo estaré a tus órdenes.

Te envío un saludo y un abrazo fraterno

Nelly Cárcamo V.
Osorno, 12 de mayo de 2011.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *