CARTA ABIERTA AL SEÑOR PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA

Considerando que en nuestro país lo que más abundado hasta ahora es la carencia de justicia, ha existido una abierta y encubierta impunidad, rechazamos enérgicamente el Indulto a criminales involucrados en delitos de Lesa Humanidad indiferentemente hayan sido estos cometidos por civiles o militares y solicitamos a Su Excelencia actuar en consecuencia. Consumar un indulto de la naturaleza como la que algunos desean y solicitan dañará irreparablemente la imagen internacional de nuestro país.

Señor
Sebastián Piñera Echeñique
Presidente de la República de Chile
Presente

De nuestra mayor consideración:

Excelentísimo Señor Presidente, por intermedio de la presente, la Unión de Ex Prisioneros Políticos de Chile manifestamos a Ud. nuestra más profunda preocupación ante la solicitud de la jerarquía de la Iglesia Católica de un Indulto Presidencial Bicentenario. Beneficio solicitado para una cantidad indeterminada de personas condenadas por diversos delitos, sin precisar que aquellos condenados por causas de derechos humanos queden definitivamente exentos de dicha acción de perdón.

Señor Presidente, es importante que UD tenga presente que en nuestro país el número de personas sometidas a proceso y condenadas por cometer crímenes de Lesa Humanidad son muy pocas comparadas con las que en realidad deberían estar procesadas y condenadas. Esto queda en evidencia cuando del total de 3.200 detenidos desaparecidos y ejecutados reconocidos por la Comisión Rettig, hasta hace un par de meses atrás, había sobre 1000 casos en los que no se había abierto investigación alguna y esto a 20 años de vuelta a la “democracia”.

Como también está el hecho de que hasta el día de hoy no se ha condenado a ningún responsable por la prisión política y tortura de más de 30.000 compatriotas consignados en el informe Valech; puesto que los torturadores quedaron bajo el amparo del artículo 15 de la Ley 19.992, hecho a la medida y a solicitud del General Cheyre, estableciendo el secreto profesional por 50 años para evitar el desfile de uniformados ante los tribunales. En otras palabras, no hay hasta el día de hoy ni un solo torturador sometido a proceso. Por lo tanto, nadie será juzgado y menos condenado por este grave delito, consignado como un crimen de Lesa Humanidad. Menos aún se ha perseguido la responsabilidad política del “gobierno cívico militar”.

Es así como se ha permitido que la mayoría de ellos después de torturar, asesinar hacer desaparecer a seres indefensos se encuentren en la más absoluta impunidad. En los casos donde se ha logrado establecer responsabilidades se ha estado aplicando la amnistía la prescripción y la media prescripción, contraviniendo la legislación internacional en estas materias.

A raíz de esto, es que muchísimos de los más graves crímenes que se cometieron durante la dictadura en nuestro país tuvieron prolongados y complejos procesos, que sus autores a pesar de estar involucrados en varios delitos de la misma naturaleza, sólo han recibido una condena o han tenido penas menores en relación a la extrema gravedad de sus crímenes.

Por lo tanto todos los condenados ya han recibido, además, indebidamente el beneficio de la media prescripción, lo que hace que sus penas hayan sido rebajadas considerablemente. Esto a su vez permite que las cumplan “en libertad”, en sus casas, y los pocos que se encuentran recluidos permanecen en cárceles de lujo, allí siguen percibiendo sus sueldos con todos los grados correspondientes y como si estuvieran activos, sin haber sido degradados por las Instituciones Castrenses.

Definitivamente en Chile, los criminales de delitos de Lesa Humanidad han sido tratados con mayor clemencia que la recomendable para una sociedad que se considere decente y respetuosa de los Tratados Internacionales que ha suscrito. Nuestra exigencia de Justicia no tiene que ver con sentimientos de venganza, tiene que ver sólo con la necesidad de establecer un precedente para que verdaderamente en nuestro país nunca más se vuelvan a repetir estos atroces hechos.
Considerando que en nuestro país lo que más abundado hasta ahora es la carencia de justicia, ha existido una abierta y encubierta impunidad, rechazamos enérgicamente el Indulto a criminales involucrados en delitos de Lesa Humanidad indiferentemente hayan sido estos cometidos por civiles o militares y solicitamos a Su Excelencia actuar en consecuencia. Consumar un indulto de la naturaleza como la que algunos desean y solicitan dañará irreparablemente la imagen internacional de nuestro país.

Respetuosa y atentamente

Directiva Nacional de la UNExPP de Chile

Nelly Cárcamo
Víctor Rosas
Julio Gómez
Juan Sandoval
Eduardo Riquelme
Ramón Zambrano
Gilberto Muñoz

Osorno, 20 de julio de 2010.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.