SENADO DESPACHÓ A LA PRESIDENTA PROYECTO QUE CREA EL INSTITUTO NACIONAL DE DERECHOS HUMANOS

El Ministro Secretario General de la Presidencia aseguró que se enviará un veto aditivo para reafirmar la facultad de esa entidad de presentar querellas por crímenes de genocidio, lesa humanidad, guerra, cometidos a futuro.

En condiciones de ser remitido a la Presidenta de la República, para su promulgación, quedó el proyecto que crea el Instituto Nacional de Derechos Humanos, luego que el Senado aprobara en forma unánime el informe de la Comisión Mixta que zanjó las discrepancias que surgieron entre ambas ramas del Congreso durante la tramitación de la iniciativa.

No obstante, antes de ser promulgado como ley de la República se espera que el Ejecutivo presente un veto para perfeccionar el proyecto, el que apuntaría a reafirmar la facultad del Instituto de presentar querellas por crímenes en contra de los Derechos Humanos.

Durante la discusión de esta iniciativa, intervinieron los senadores Andrés Chadwick, Jaime Naranjo, Jaime Gazmuri, Guillermo Vásquez, Nelson Ávila, Alejandro Navarro y Camilo Escalona, quienes valoraron los acuerdos que se adoptaron en torno a este proyecto y recordaron que uno de sus principales impulsores fue el fallecido diputado Juan Bustos.

El senador Chadwick planteó sus aprensiones respecto del quórum con que se debía aprobar este proyecto argumentando que es de Ley Orgánica Constitucional por tratarse de la creación de un organismo público cuya función es distinta a la que establece la ley de bases de la administración pública.

No obstante, el Presidente del Senado, Jovino Novoa, señaló que no corresponde cambiar la calificación del quórum en el último trámite.

En tal sentido, el senador Naranjo compartió el criterio de la Presidencia y valoró que la iniciativa haya contado con el respaldo de una gran cantidad de parlamentarios. Asimismo, destacó el rol que tuvo el fallecido diputado Bustos en la tramitación de este proyecto.

El senador Gazmuri también se sumó al reconocimiento a Juan Bustos y señaló que aprobar esta iniciativa significa un avance sustantivo en materia de generar una institución que tenga por misión velar y promover el respeto de los Derechos Humanos.

Los senadores Vásquez y Escalona manifestaron que esta iniciativa, que es anhelada por diversas organizaciones de Derechos Humanos, demuestra cómo el país ha logrado avanzar y crecer.

Finalmente los senadores Ávila y Navarro señalaron que si bien no todas las organizaciones de Derechos Humanos están de acuerdo con el proyecto, es inconveniente que un proyecto de esta naturaleza continúe con una tramitación indefinida. Ambos valoraron el rol que jugó el diputado Bustos en esta iniciativa y señalaron que el veto permitirá perfeccionarlo.

IDEAS MATRICES

El Instituto Nacional de Derechos Humanos será una corporación autónoma de derecho público que, entre sus funciones tendrá la misión de elaborar un informe anual, que deberá presentar al Presidente de la República, al Congreso Nacional y al Presidente de la Corte Suprema sobre sus actividades, la situación nacional en materia de derechos humanos y hacer las recomendaciones que estime convenientes para su debido resguardo y respeto.

El Instituto promoverá acciones tendientes a determinar el paradero y las circunstancias de la desaparición o muerte de las personas detenidas desaparecidas y de aquéllas que, no obstante existir reconocimiento legal de su deceso, sus restos no hubieren sido ubicados.

En el cumplimiento de este objetivo, deberá recopilar, analizar y sistematizar toda información útil a este propósito; también podrá solicitar información acerca del funcionamiento de los mecanismos reparatorios, e impulsar, coordinar y difundir acciones de orden cultural y simbólico destinadas a complementar el respeto a los derechos humanos y a reivindicar a las víctimas y a preservar su memoria histórica.

Además, el organismo custodiará y guardará en depósito los antecedentes reunidos por la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación, por la Corporación Nacional de Reparación y Reconciliación, el Programa de Derechos Humanos dependiente del Ministerio del Interior, y por la Comisión de Prisión Política y Tortura creada por el decreto supremo Nº 1.040, del Ministerio del Interior, del año 2003.

En los artículos transitorios del proyecto de ley, se reactiva el trabajo de la denominada Comisión Valech por un plazo de seis meses.

La Dirección Superior del Instituto corresponderá a un Consejo, integrado por dos consejeros designados por el Presidente de la República; dos por el Senado; dos por la Cámara; uno por los decanos de las facultades de Derecho y dos por las instituciones vinculadas a la defensa y promoción de los derechos humanos.

SENADO Valparaíso | 08/09/2009 | Departamento de Prensa | Boletín Nº 3878-17

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *