PRIMER CONGRESO NACIONAL DE ORGANIZACIONES PRAIS – TALCAHUANO NOV. 22 y 23, 2008.

Concepción-Talcahuano, 22 y 23 de noviembre de 2008.

PRIMER CONGRESO NACIONAL DE ORGANIZACIONES PRAIS CREA EL CONSEJO NACIONAL DE USUARIOS PRAIS

(Documento enviado a esta Web, por Mario Gonzales Cea).

ANTECEDENTES.

La carencia de una política y un programa de reparación en salud efectivo en Chile, a 18 años del fin de la Dictadura, ha comprobado que al igual que en todos los países en que ha habido violaciones masivas de los derechos humanos, el Estado no produce una reparación efectiva y completa por propia voluntad sino solo en la medida en que los propios afectados son capaces, tienen el poder de negociar con él.

Y en nuestro país esto no ha sucedido hasta ahora, en ninguno de los campos de la reparación (laboral, económico, de la salud, etc.). Existen numerosas organizaciones sin base real, salvo excepciones y muchas obedecen a partidos políticos. En suma no ha habido capacidad negociadora lo que explica que los avances parciales se deban a grupos progresistas dentro del Estado y no a una decisión integral del mismo.

En función de ello, en el marco de un Encuentro Nacional de una de las pocas organizaciones con bases reales, que trabaja el tema de las reparación económica, en enero de este año, un grupo de dirigentes de organizaciones de usuarios PRAIS nos planteamos la urgente necesidad de organizar un Congreso que echara las bases de un trabajo serio, con proyección estratégica y de carácter nacional. En la misma ocasión se encomendó la tarea a los dirigentes de Concepción y Talcahuano.

PAUTAS y OBJETIVOS

En definitiva fue el Consejo de Desarrollo del Beneficiario PRAIS y DDHH, de la Región del Bío Bío quien asumió la responsabilidad.

La Comisión Organizadora estableció varias pautas :

1. Generar un proceso absolutamente democrático.

2. Invitar sólo a organizaciones con bases reales.

3. En concordancia con el punto 1. , no invitar a organizaciones dependientes de partidos políticos.

4. Con esos puntos definidos, invitar al máximo posible de organizaciones.

5. Incorporar la visión técnica y administrativa, del Ministerio de Salud.

6. Trabajar con el apoyo de los Equipos PRAIS y los Servicios de Salud de Concepción y Talcahuano.

Se definieron también los Objetivos :

1. Evaluar el estado real del Programa PRAIS.

2. Intercambiar experiencias y apreciar el estado de las organizaciones de usuarios.

3. Generar una estructura nacional y directrices para los niveles local y regional.

4. Elaborar una propuesta nacional para mejorar el Programa de Reparación PRAIS.

DESARROLLO

El evento se desarrolló en las dependencias del Servicio de Salud Concepción y a su inauguración concurrieron la Encargada Nacional del PRAIS, la representante de la SEREMI de Salud, el Director del Servicio de Salud Talcahuano, la Directora y Subdirectora del Servicio de Salud Concepción, profesionales de los Equipos PRAIS de ambos servicios y Delegaciones de 22 organizaciones de usuarios PRAIS. Los Delegados de tres organizaciones previamente inscritas no pudieron llegar por no poder costear su traslado. Los de otra, por razones de trabajo.

El Congreso se desarrolló sin inconvenientes y ciñéndose al Programa aprobado por las delegaciones. Es así como se realizaron cuatro presentaciones técnicas que la Comisión Organizadora había solicitado para que sirvieran de insumo a la parte deliberativa :

1. “Proyección 2009 de la Reparación Integral en Salud”, a cargo de la Dra. María I. Brito, Encargada Nacional del Programa.

2. “Perfil epidemiológico del Paciente PRAIS”, a cargo de la Sra. Lorena Sanhueza, Asistente Social del Equipo PRAIS Concepción.

3. “Políticas de Reparación en Chile y el Mundo”, a cargo de la Dra. Marina Casanova, Coordinadora del Equipo PRAIS Concepción.

4. “Perfil psicológico del paciente PRAIS”, a cargo del Psicólogo Augusto Ramírez, Coordinador del Equipo PRAIS Talcahuano.

El trabajo de discusión se realizó en 5 Comisiones :

1. Diagnóstico de la realidad nacional del programa PRAIS.

2. Estructura orgánica; preparación de elección de Directiva Nacional.

3. Plan nacional de trabajo.

4. Plataforma Nacional de Reparación en Salud.

5. Artículo 10 y Programa Complementario.

RESOLUCIONES

I.- SITUACION REAL DEL PROGRAMA PRAIS.

A.- De la presentación efectuada por la Encargada Nacional del Programa se desprende lo siguiente :

1. El planteamiento teórico tanto de la necesidad del Programa, como de la responsabilidad de las Redes Asistenciales y los propósitos para el próximo año (Proyección) es coherente con nuestras necesidades en términos generales.

2. Pero no entrega ningún dato específico, cuantificable, en relación con los mismos planteamientos teóricos : a) ni en relación al presupuesto actual y 2009 por Servicio de Salud y Equipo PRAIS; b) ni en relación a un equipo central con dedicación exclusiva; c) ni en relación al personal actual por Equipo PRAIS, personal faltante y compromisos de contratación; d) ni en relación a la calidad, suficiencia o insuficiencia de las instalaciones dedicadas a los usuarios PRAIS y los planes de inversión para satisfacer esos requerimientos; e) ni en relación a las campañas de difusión pública del Programa, capacitación de funcionarios directamente relacionados y sensibilización de los funcionarios de la salud y sector público en general; f) ni en relación a la información a los usuarios actuales y potenciales.

3. Sí entrega cifras estadísticas sobre los Usuarios PRAIS, por Servicio de Salud. Y señala un total nacional a febrero de 2008 de 189.831 Beneficiarios PRAIS.

B.- De la información proporcionada por las Organizaciones asistentes tanto en el Diagnóstico Local, como en la Ficha de Acreditación y en el Trabajo de Comisiones se desprende :

1. En muchos establecimientos de atención primaria y secundaria persiste un gran desconocimiento del Programa PRAIS, tanto a nivel general como de personal directamente vinculado (Referentes y SOME). En muchos lugares hay un rechazo al paciente PRAIS.

2. Varias delegaciones señalaron que sus Equipos PRAIS no acogen debidamente a los usuarios, no promueven su organización ni apoyan a las organizaciones existentes.

3. Salvo muy pocas excepciones, en la gran mayoría de los Servicios no se percibe ningún esfuerzo de difusión ni mejoramiento en la sensibilidad hacia el paciente PRAIS.

4. Persisten problemas en la acreditación de beneficiarios, especialmente los de la segunda generación. Se ha establecido arbitrariamente la existencia de nietos de primera y segunda clase, según si sus padres habían nacido antes o después “del evento represivo”, desconociendo que la represión no terminó “al día siguiente” de concretarse la exoneración o de la salida de la prisión, etc.- El Ministerio de Salud (y el Estado chileno) sigue desconociendo que “el evento represivo” destruyó el proyecto de vida de la víctima de represión política, salvo talvez en el caso de las elites y algunos otros pequeños grupos socialmente elevados. El Estado (y su órgano especializado el MINSAL) desconoce su propio reconocimiento de que “el daño y/o mayor riesgo tiene un carácter transgeneracional”

5. Prácticamente ningún Equipo PRAIS tiene su dotación de personal completa.

6. En la mayoría de los servicios no se ha instalado el enfoque biosicosocial y familiar. No hay acompañamiento del paciente. No se inserta al usuario en todos los programas que le ofrece la red asistencial.

7. El tratamiento grupal es casi inexistente, por falta de personal y de instalaciones adecuadas.

8. No hay discriminación positiva en los tiempos de espera para consultas o tratamientos de especialidades, a pesar de estar establecido que los problemas de salud física y mental de los pacientes PRAIS revisten características especiales, que los diferencian de los procesos de enfermedad que afectan a la población en general, en términos de un curso de mayor gravedad y menor respuesta a los tratamientos, entre otras características.

9. Un dato muy importante : todas las delegaciones informan un número de usuarios PRAIS acreditado en sus respectivos Servicios de Salud muy superior al señalado en la presentación de la Encargada Nacional.

10. El Programa Nacional PRAIS no considera el concepto de salud como un estado de bienestar permanente y por lo mismo no incorpora en el acompañamiento del usuario ninguna acción en relación a ninguna otra faceta que no sea “enfermedad”.

11. Los Servicios de Salud no informan a las organizaciones de usuarios el presupuesto anual y su desglose. Lo mismo hay que decir a nivel nacional. Y de esta manera es imposible que los usuarios debidamente organizados puedan participar responsable y positivamente en el mejoramiento del Programa. En el PRAIS no tenemos un “Gobierno con la gente”.

12. El aporte de los usuarios a FONASA por el descuento del 7% es mucho mayor que el Presupuesto asignado por el Estado al Programa PRAIS

C.- Población actual afectada, población acreditada, población registrada a nivel central y recursos asignados.

El primer requisito para que el Estado Chileno pueda reparar el daño causado en la salud (estado de bienestar) de las víctimas es que el dimensionamiento del daño sea real. No sólo en lo individual, sino fundamentalmente en la cantidad de personas afectadas. Sólo así se destinarán los recursos financieros, materiales y especialmente humanos suficientes para concretar la reparación.

En tal sentido comprobamos, a partir de la estadística entregada por la Encargada Nacional del Programa y los datos aportados por las organizaciones asistentes, que el Estado Chileno está reconociendo una cantidad de beneficiarios extraordinariamente menor a la real.

Veamos :

1.- El Ministerio señala que a febrero de este año existían 189.831 beneficiarios PRAIS.

2.- El propio Estado Chileno reconoció que el número de afectados por la represión política entre septiembre de 1973 y marzo de 1990 fue de alrededor de 800.000.-

3.- Si bien es cierto desde 1990 acá ha fallecido un porcentaje de esa población, también es cierto que el número de matrimonios, vínculos de pareja e hijos y nietos nacidos es mucho mayor. De tal manera que con seguridad podemos afirmar que el universo de personas afectadas es mayor a 1.000.000 y no es difícil que se aproxime a 1.500.000.-

4.- De los datos recogidos en este Congreso se comprueba que el número de acreditados por Servicio de Salud es mucho mayor que el señalado por el Ministerio. Baste un ejemplo : el número de acreditados en el Servicio de Salud Talcahuano ya pasó de 15.000 , mientras el Ministerio le asigna apenas 5.000.-

5.- Cada Equipo PRAIS sigue acreditando beneficiarios, a razón de 500 ó más anualmente.

EN CONCLUSION:

El bajísimo número de acreditados reconocido por el nivel central en comparación al número real que es varias veces mayor, mismo que atienden los Equipos PRAIS y la Red, probablemente sería la explicación del bajísimo presupuesto asignado al Programa PRAIS; de la mínima relevancia que tiene dentro del Ministerio y en definitiva de la gran mayoría de las deficiencias señaladas más arriba.

II.- INTERCAMBIO DE EXPERIENCIAS Y ESTADO DE LAS ORGANIZACIONES.

Todo el Congreso se desarrolló en un ambiente de compañeros, de gran camaradería, en gran medida gracias a la ausencia de planteamientos de posturas e intereses partidistas.

En estas condiciones los delegados se sintieron con entera confianza y así pudieron preguntar y opinar con soltura durante las presentaciones técnicas y a lo largo del evento.

Se puede concluir que las organizaciones representadas están bien orientadas, tienen clara la importancia del trabajo real de base, la necesidad de hacer crecer las organizaciones y de mantener la autonomía de las mismas.

Sin embargo se aprecia en la mayoría de ellas un gran desconocimiento tanto de las leyes de reparación como de la Norma Técnica del PRAIS y del Sistema Público de Salud en general.

III.- ESTRUCTURA ORGANICA.

Como principios centrales se establecen : incorporar sólo organizaciones con base real; rechazar la injerencia de los partidos y grupos políticos tradicionales; ejercer la plena democracia; y en base al concepto de salud como un estado de bienestar permanente, trabajar todos los aspectos que tienen que ver con el bienestar y vincularse con todo el tejido social.

Se aprobó la propuesta de organizar a los usuarios PRAIS en tres niveles considerando la ubicación general de los Centros de Atención, la división administrativa del país en Regiones y finalmente el nivel nacional.

1. El nivel local corresponde a aquel en que se trabaja directamente con los usuarios, con los funcionarios de la salud, con las organizaciones sociales, con los Equipos PRAIS, las autoridades de los Centros de Salud, de FONASA, del Servicio de Salud, autoridades comunales y población en general.

Por lo mismo, y aunque puede abarcar una provincia completa o el área total de un Servicio de Salud, es preferible que abarque una Comuna o máximo dos. Se exceptúan las organizaciones de base ya existentes.

La organización a nivel de comuna permite obtener en forma prácticamente inmediata y sin costo la Personería Jurídica como Organización Funcional, acogiéndose a la Ley de Juntas de Vecinos.

2. Un segundo nivel de carácter Regional, integrado por los delegados de todas las organizaciones de base de la Región, que deben elegir un Consejo Ejecutivo Regional. Este Consejo debe coordinar y apoyar a las organizaciones de base y trabajar de manera especial con las autoridades regionales (Intendente, SEREMIS, etc.).

3. Un tercer nivel de carácter Nacional, que nos represente ante todos los organismos y autoridades centrales del Estado y la opinión pública nacional. Estará compuesto por un Directorio amplio, con un número de Directores que aseguren una equilibrada cobertura territorial, los que elegirán de entre sus miembros un Consejo Ejecutivo Nacional.

DIRECTORIO NACIONAL:

En esta ocasión y atendiendo al punto anterior, veinte de las organizaciones presentes eligieron a uno de sus miembros, quienes pasaron a integrar el Directorio Nacional, que quedó compuesto como sigue :

1. Calera Rafael Toro Orrego

2. Maipú Juan Matus Vera

3. La Pintana Juan Silva Vidal

4. Linares Manuel Brito Jonquera

5. Quilpue Servando Mora Cofré

6. V Región, Cons. Reg. Manuel González Aguayo

7. Los Angeles Luis Fernández Fernández

8. Valparaíso Maritza Rojas Schandler

9. Concepción, Coord. Reg. Osvaldo Hidalgo Moraga

10. Temuco Antonio Manquepil Maniqueo

11. VIII Reg. Cons. Reg. Juan Sandoval Torres

12. Osorno Mario González Cea

13. Talcahuano Héctor Montecinos Allende

14. Chillán Antonio Vildósola Alcaraz

15. Tomé Cecilia Muñoz Guzmán

16. Viña del Mar Hugo Quindenio Montenegro

17. Quillota Reinaldo Lagos Osorio

18. Concepción, Centro Aut. Cora Riquelme González

19. Coelemu Pedro Jara Bello

20. Temuco, “Nelson Curiñir” Jacobo San Martín Cuevas

A continuación cada Director votó por 5 miembros del Directorio, obteniéndose las 9 primeras mayorías, quienes estructuraron el siguiente

CONSEJO EJECUTIVO NACIONAL

Presidente Héctor Montecinos Allende

Vicepresidente Manuel González Aguayo

Secretario General Reinaldo Lagos Osorio

Prosec. Zona Norte Maritza Rojas Schandler

Prosec. Zona Sur Cecilia Muñoz Guzmán

Tesorero Juan Sandoval Torres

Sec. de Orgnización y Educ. Juan Matus Vera

Sec. Salud y DDHH Luis Fernández Fernández

Sec. Vivienda Rafael Toro Orrego

En lo orgánico se tomó también el acuerdo unánime de aceptar el ingreso al Consejo Nacional de Usuarios PRAIS solamente de organizaciones reales, con Personería Jurídica y el Registro de Socios, a fin de que en los futuros Congresos y elecciones el número de representantes y por ende de votos, corresponda al tamaño de cada organización.

El Consejo Regional V Región se ofreció para realizar el próximo Congreso Nacional, el que se fijó para octubre de 2009.

Se fijaron además como primeras tareas del Consejo Ejecutivo Nacional, las de tramitar la Personería Jurídica , elaborar los Estatutos y el Reglamento Interno.

IV.- PROPUESTA NACIONAL PARA MEJORAR EL PROGRAMA PRAIS.

1. El Ministerio de Salud (y por lo tanto FONASA, el Gobierno y en definitiva el Estado Chileno) debe reconocer el número real de usuarios acreditados así como la población dañada real.

2. Dado que los afectados aportamos a FONASA, vía 7% descontado para Salud, más de 10 veces lo que el Estado (específicamente Hacienda) asigna al Programa PRAIS, bastará que Hacienda transfiera dicho monto al Programa, para que se pueda atender como lo establece la Norma Técnica a toda la población real de usuarios. Es decir, estos recursos permitirán :

a) Hacer una campaña nacional efectiva de difusión con afiches, avisos pagados, pendones, etc.

b) Aumentar sustantivamente las capacitaciones al personal de la Salud Pública directamente relacionado con el tema PRAIS.

c) Completar la dotación de personal de los Equipos PRAIS de todo el país suficientes para atender al número real de usuarios y capacitarlos adecuadamente.

d) Construir las instalaciones faltantes en todos los Servicios de Salud para hacer posible una atención digna y permitir el trabajo grupal.

3. El número real de usuarios justifica la creación del cargo de Encargado Nacional del Programa PRAIS con dedicación exclusiva y dotar al Programa de un Equipo Profesional central a tiempo completo.

4. El Ministerio debe informar anualmente a las organizaciones de usuarios el Presupuesto Nacional y por Servicio de Salud, debidamente desglosados ( ítems para sueldos, contrataciones, infraestructura, equipamiento, difusión, etc.).

5. Contando cada Servicio de Salud con el personal completo de acuerdo a los usuarios reales y la Norma Técnica, no habrá excusa para no aplicar el enfoque biosicosocial y familiar y hacer el acompañamiento de cada paciente.

6. Todos los nietos de quien sufrió directamente la represión política deben ser acreditados como usuarios PRAIS , independientemente de si sus padres nacieron antes o después “del hecho represivo”.

7. Atendiendo a que el Programa pretende saldar una deuda de la sociedad y el Estado; y al carácter de sus problemas de salud de cursar con mayor gravedad y menor respuesta a los tratamientos que el resto de la población, se debe establecer una discriminación positiva (como se está haciendo en varios aspectos con la población más desposeída) para las interconsultas y tratamientos de los PRAIS. En el mismo sentido, cuando a un paciente PRAIS se le recete un medicamento que no esté en el arsenal del Centro Asistencial correspondiente, el Servicio de Salud debe comprárselo.

8. Por sus características, los pacientes PRAIS no deben ser derivados a especialistas o profesionales que no tengan sensibilidad con el tema.

9. Finalmente, en relación con el artículo 10 de la Ley 19.992 , sobre los apoyos técnicos y la rehabilitación física, debe modificarse el segundo párrafo, mediante otro que establezca que “la acreditación de la discapacidad corresponderá al respectivo Equipo PRAIS, quien es el más idóneo para conocer y diagnosticar a este tipo de pacientes.

Por el CONSEJO EJECUTIVO NACIONAL

Héctor Montecinos Allende

Presidente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *