MUNICIPALIDADES: NO ES “NEGOCIO” ESTAR A CARGO DE LA EDUCACIÓN

EL NEOLIBERALISMO ES CAPAZ DE RENUNCIAR A SUS PLANTEAMIENTOS IDEOLÓGICOS, CUANDO UN SECTOR DE LA ECONOMÌA NO LE DA GANANCIAS. DE INMEDIATO SE TRANSFORMA EN “ESTATISTA”

El materialismo histórico sigue vigente. La prueba de esta vigencia la dan los mismos que lo niegan:

Engels afirmó: “En ultima instancia, es la economía la que define el sistema superestructural (ideológico) de una sociedad: el derecho, las leyes, la moral”.

O sea, la burguesía, el pinochetismo y los herederos ideológicos del pinochetismo en la educación quieren desprenderse del sistema educacional municipal, porque es muy caro. Cuando el bolsillo duele, entonces, se busca la justificación, no importando que ciertos alcaldes, se despidan de la ideología que alguna vez celebraron. Y es verdad: las municipalidades, no tienen nada que ver en el proceso educativo.

Claro que tendremos que esperar que salgan algunos que van a decir que toda la educación debe pasar a manos privadas, porque el sistema educacional en manos del ministerio de educación sería impagable.

Al Estado le resultaría más oneroso, porque la educación privada es un barril sin fondo. Pasaría lo mismo que con las AFP, en que los directivos ganarían sueldos millonarios y los profesores tendrian que seguir relizando 36 hrs. horarias (60 minutos cada una) por un miserable sueldo, pagado por firmas subcontratadoras.

(Nicolás Vega)

Diario Austral Osorno, Sábado, 10.06.06. Municipios “ya no quieren educar”

Si no se aumenta la subvención por alumno, aseguran que están dispuestos a devolver la administración de la educación al ministerio.

Por Loreto Bustos

Preocupada se manifestó ayer la directiva del Capítulo Provincial de Alcades y Concejales de Osorno, cuyos representantes llegaron hasta las dependencias del municipio osornino para decir que ya no pueden más con el déficit económico que tienen en educación.

Cifras millonarias que sólo en la Municipalidad de Puyehue alcanza los 150 millones de pesos, y que se replica de manera similar en otros municipios, quienes deben traspasar recursos de otras áreas para cubrir las necesidades que dejan pendientes los Departamentos de Administración de Educación Municipal (Daem).

En nombre de los alcaldes y concejales de la provincia de Osorno, el presidente del Capítulo, alcalde de San Pablo, Omar Alvarado, sostuvo que de no cambiar las condiciones y de no aumentar los recursos que el Gobierno hace llegar por concepto de subvención, ellos están dispuestos a devolver los establecimientos municipales a la administración del Ministerio de Educación.

“El déficit que hablamos es de miles de millones de pesos y todos los municipios de la provincia de Osorno tenemos que estar aportando recursos. Esas platas podrían servir para hacer obras importantes en cada una de las comunas. Sino se aumenta la subvención, simplemente estamos dispuestos a que vuelvan nuevamente los colegios a la administración del Ministerio de Educación”, señaló Alvarado.
El edil agregó que “con la cantidad de recursos que están llegando a cada municipalidad, es insuficiente poder financiar los sueldos y gastos administrativos del Daem. Por eso estamos porque se aumente el cien por ciento de la subvención por alumno y por tratar de que se aumenten también las raciones alimenticias y mejorar la JEC y la Loce”, sostuvo Alvarado.

FACULTADES

El jefe comunal, en representación de la provincia, sostuvo que es una necesidad imperiosa que los alcaldes tengan facultades más autónomas a la hora de generar programas educativos innovadores. “Y no seguir cumpliendo las instrucciones de los seremis o jefes provinciales. Queremos dejar de ser cajas pagadoras y transformarnos en agentes importantes de la modernización de la educación chilena”, sostuvo el presidente del Capítulo Provincial de Alcaldes y Concejales.
Para mejorar la calidad de la educación y de quienes se desempeñan en ella, sostuvo Alvarado, también efectuarán un trabajo en conjunto con los demás jefes comunales, de manera de conseguir jubilaciones más dignas para los docentes, que se mejore la infraestructura de muchos establecimientos que -como ha quedado de manifiesto en estas movilizaciones- existen en la provincia escuelas y liceos que están en pésimas condiciones.

Ahora, están a la espera de que el Mineduc les haga llegar recursos especiales para cubrir los gastos que significa pagar al personal y a docentes en lo que será la recuperación de clases. De no ser así, deberán ser desembolsados por los propios municipios con sus respectivas consecuencias.

La mesa del engaño

Luis Eduardo Silva de Balboa – Grupo Prensa Libre 4° Poder
(13/06/06)

LA COMISIÓN PRESIDENCIAL Asesora para la Educación conocerá de grandes deserciones por antonomasia, por su intrínseca contradicción, su inconsistencia y sobre todo por su precariedad. La intuición de los estudiantes es que esto no los llevará a buen puerto.

No puede funcionar adecuadamente esta instancia si quien la preside ha sido funcionario del mismo Ministerio de Educación que nada ha hecho por años en la materia a la cual hoy se aboca. ¿Qué puede hacer pensar que el señor García-Huidobro hará hoy lo que no hizo cuando ejercía cargos de responsabilidad dentro de ese mismo ministerio?

¿Qué nos entregan los representantes de la derecha empresarial que conforman esta Comisión? ¿Van a traicionar su propia historia? Esto me recuerda la ingenuidad de Salvador Allende que pensó que la derecha chilena era democrática, que podían respetar la voluntad popular. Se olvidó Allende, lo mismo que hoy hace Bachelet, de que la derecha no reconoce otro llamado que el de la “caja registradora“, vale decir, sus billeteras.

Para cambiar la LOCE se requiere gente que crea que ello constituye un imperativo y que sean capaces de elaborar una propuesta clara, sólida y articulada.

La introducción de cambios puramente “cosméticos“ a la educación chilena suscitará nuevos problemas y conflictos, en desmedro de los más pobres, para los cuales esa educación constituye el único elemento de movilidad social. La probable frustración del movimiento estudiantil se convertirá en terreno fecundo para la violencia y las posturas extremas, nutriendo a quienes actúan ante la desesperación y el ahogo que les impone el sistema.

El error histórico del Gobierno, de persistir en su intento de desarticular la protesta y darle largona al asunto, le puede costar su base de sustentación social y, como contrapartida, elevar la adhesión del sector empresarial a niveles aún nunca vistos por un gobernante socialista.

Con los anhelos populares ausentes, el gobierno entrará a una fase de descomposición y de conductas defensivas, donde no estará ausente la represión y la arbitrariedad. Si a lo anterior se agregan las falencias del sistema electoral actual, que niega representación a las minorías, podríamos anticipar la peligrosa emergencia de conductas anarquistas.

Resultaría a lo menos paradojal que fuera la derecha la que levantara las banderas de los cambios que la Concertación, en su enfermizo afán de mantenerse en el poder, evite impulsar.

Con una nación que funciona sobre la base de los hechos consumados, donde la derecha acoge un mundo al que décadas atrás pisoteó, en presencia de un socialismo empresarial y alienado de los grandes sectores sociales, a lo que se agrega una izquierda impedida de participación, con los militares acogidos a la veta de oro del 10% de la ley del cobre y, más encima, a privilegios previsionales, con ex comandantes en jefe que en plena democracia fueron administradores de las cuentas bancarias de Pinochet, con ministros de Estado condenados por estafa al fisco y falsificación de documentos públicos, creemos que nos enfrentamos a un destino de incertidumbre.

¿Volverá el Chile convulsionado? Tal vez estos jóvenes de educación secundaria sean portadores de un mejor destino y se conviertan cuando adultos en líderes limpios y renovados que nos permitan avizorar un mejor destino.

El clamor (estrangulado) de los estudiantes
Carta publicada en el Diario Austral-Osorno. Domingo, 11 de junio 2006.

Por Mauricio Otero. Poeta.

Poeta.

Señor Director: La huelga de ellos es heroica, más cuando tienen que andar corriendo tras las autoridades, enterándose por la prensa, y éstas encerradas entre cuatro paredes, según los mismos jóvenes han declarado. La Educación Pública debe ser laica; si no, es privada y agiotista. Es un fundamento lógico en países como Suecia y Alemania. La instrucción municipal es un desastre, de lo contrario los alumnos no protestarían.Están lúcidos, poseen la razón en sus peticiones. Es absolutamente democrático, justo lo que solicitan, pues son ellos los directamente involucrados; y un gobierno que llegó al poder mediante el expediente de escuchar, debe ser consecuente. Sería grave no acoger sus demandas.En cualquier nación en democracia y no de cartón piedra, esto es una realidad. Incluso en países menos dotados económicamente que el nuestro, que, orondo, evidencia indicadores macroeconómicos. Sí, definitivamente, el Estado docente es una tarea para realizar urgentemente, como lo fue en el pasado.

JUICIOS DE JORGE ARRATE, EX MINISTRO DE EDUCACIÓN.
Sobre el movimiento estudiantil.

La Nación.

11.06.2006

La falsedad del discurso democrático de la Concertación:

“La crítica ha terminado no siendo bienvenida en la Concertación, ejercerla en la Concertación significa discriminación, aislamiento”.

La educación en Chile, crea desigualdad.

Los estudiantes se cabrearon de un falso discurso, porque el discurso sobre la educación ha terminado siendo majadero. Se le atribuye a la educación la virtud de una varita mágica que arregla la igualdad social. Hoy día lo que vale no es ni redistribuir la riqueza ni redistribuir el ingreso, lo que hay que redistribuir es la educación, porque esa es una transferencia de conocimiento y eso es capital para el que lo tiene. Entonces, la única forma de que Chile avance para ser una sociedad más igualitaria es la educación. Este discurso majadero es completamente poco creíble. El discurso sobre educación terminó siendo una coartada para esquivar el tema de las desigualdades en la distribución del ingreso.

“estamos hasta la coronilla de oír este discurso de la educación, mientras el sistema educacional es un reproductor de desigualdades”.

Lo que expresa el movimiento de los estudiantes secundarios:

El movimiento secundario también expresa una profunda desconfianza de las instituciones, de la democracia cercenada, de la democracia limitada y tutelada. Este es el primer movimiento de hijos de la democracia y lo que están expresando ahora es un rechazo a la mercantilización de la sociedad. Yo no tengo una visión romántica del movimiento de los secundarios, y no me gusta ninguna de las dos cosas que ha pasado: ni los primeros días, en que todos querían ser amigos de los secundarios, ni los últimos, en que una gran parte de los medios estuvo dedicada a hacerlos polvo.

En Chile, no hay proyecto histórico, no hay visiones, no hay utopías.

…en nuestro país hace falta un movimiento social, y partidos políticos y dirigentes políticos que pongan por delante las grandes reivindicaciones democráticas y antimercantilistas que están pendientes en Chile.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *