COMPAÑERO CARLOS SILVA RIFFO, ¡PRESENTE!

Estimadas compañeras y compañeros, la Unión de Ex Prisioneros Políticos de Chile (UNExPP), tiene el triste deber de comunicar, el sensible fallecimiento de nuestro querido Compañero Carlos Silva Riffo, Presidente de la Agrupación Valech Araucanía Norte de Angol.
Su deceso es una enorme pérdida para su familia, para sus amigos y para su organización, tanto a nivel comunal, como también para la UNExPP de Chile. El compañero Carlos Silva, desde muy joven abrazó la causa de los pobres, luchando incansablemente en contra de la injusticia, transformándose en un hombre de consecuencia y compromiso a toda prueba.

Esa misma consecuencia, lo llevó a transformarse en ex prisionero político y posteriormente en un exiliado. Nada detuvo su ímpetu en la búsqueda de justicia social. A su regreso del exilio, se integró de lleno a la vida política en nuestro país, como también abrazó la causa de los derechos humanos, participando activamente en el movimiento de los ex prisioneros políticos.

Hacemos llegar nuestros sentimientos de pesar y nuestras más sentidas condolencias por tan irreparable pérdida, a su esposa, hijos, y a todos los dirigentes e integrantes de la Agrupación Valech Araucanía Norte de Angol.

Compañero Carlos Silva, cumpliste tu tarea, cumpliste y honraste con tu acción tus ideales de revolucionario consecuente, fuiste y serás un ejemplo para todos los que te conocimos, por lo que la UNEXPP de Chile levanta sus banderas, para despedir a Carlos Silva y en su homenaje, renueva su compromiso, de luchar incansablemente por la justicia, en contra de la impunidad hasta lograr que el Estado cumpla con su compromiso con los derechos humanos en nuestro país.

Nelly Cárcamo V., Presidente
Víctor Rosas V., Vicepresidente
Patricio Negrón L., Secretario general

Osorno, 30 de noviembre de 2016.

2 opiniones en “COMPAÑERO CARLOS SILVA RIFFO, ¡PRESENTE!”

  1. El hermano Carlos Silva Riffo descansa en paz y estoy seguro está en el Reino de Mi Padre Celestial.
    Me gustaría decirle a mis hermanos ex presos políticos que orienten sus acciones por una mejor y más digna reparación en vez de desgastarse indignándose por la libertad de militares. Eso no nos mejora nuestras pensiones, nos desvían de nuestro anhelo de tener una vejez como la que se merecía Carlos Silva Riffo.
    Como profesional viví el exilio en Venezuela y Perú, países que me cobijaron mientras huía del terror estatal.
    mi cuerpo sufre los daños ocasionados por la tortura feroz de unos dementes que tomaron el Estado de Chile como elemento de destrucción humana, así que no me digan que no siento dolor por mis hermanos porque les digo que se olviden de los militares. Muchos de ellos están muriéndose en forma indigna y con graves problemas de salud. No nos pongamos al nivel de lo que ellos nos hicieron a nosotros.
    Ya tiene su galardón. no se imaginan. El Infierno es una realidad que es imposible de describir porque no existe un horror más perfecto que lo que tiene Dios dispuesto para quienes masacraron vidas inocentes.
    El gobierno de la señora Michelle Bachelet Jeria no tiene el menor interés en nosotros. Es un continuismo de la dictadura.
    Yo siendo un ingeniero contratado por el Servicio de Salud en el primer gobierno de ella por concurso público, fuí despedido y me mostraron el director de esa institución una carta que supuestamente yo había escrito a la señora ministra del Trabajo de aquella época, doña Evelyn Matthei. Lo que jamás hice y que sí hicieron hermanos en Cristo a mi nombre, pues sabían que yo tenía un miedo y un pánico que hasta el día de hoy tengo hacia quienes tienen que ver con los militares, especialmente con la fuerza aérea.
    Me despidieron por motivos políticos, esa es la realidad.
    Ni ningún argumento de las extensas informaciones que entregué al gobierno permitieron recuperar mi puesto de trabajo. La Ministra del Trabajo Javiera Blanco, dio la orden a nivel nacional que yo era una persona espúrea, y donde yo postulara sería rechazado, tal como ha sucedido en estos tres años.
    Quienes no han sido torturados políticos no saben ni se imaginan cómo vive uno por dentro. Mi amigo de toda la vida, Roberto Ibarra Córdova, no sé si está vivo en algún lugar, tenía un hermano, Fabián Ibarra Córdova, agilucho de la fuerza aérea, quien, con el golpe militar fue degradado y perseguido colocándole ficha de extremista y asesinado en Viña del Mar junto a su novia.desde entonces pensé que cuando me secuestraron a mí era por los de la fuerza aérea que vinculaban alguna relación terrorista mía con otros ya muertos.
    Tiempo después, mejor dicho hace un año, supe que Nieves Ayress, una dama que vive actualmente en Nueva York fue secuestrada, torturada y vejada por los valientes que dominaron el país y demandó al Estado de Chile por ello. Entonces pensé que por mi apellido Ayres, pudieron imaginar que yo también era terrorista y por eso casi morí.
    El gobierno de la señora Michelle Bachelet Jeria no es más que el continuismo de la persecución humana, donde diferencia a azules de colorados, donde no son todos chilenos, donde el odio de los que gobiernan no se diferencian del odio que los militares del pasado entrañaron en todos los chilenos.
    Así que les pido, por favor, dejen de lado a esos militares que se están muriendo, preocúpense en gastar las pocas energías que nos quedan en defender a los sobrevivientes ex torturados políticos.
    Así tendremos otros Carlos Silva Riffo que puedan tener una vejez más digna y sería un lindo homenaje a él que trabajó duro por nuestros derechos, que de todas maneras serán peloteados para adelante porque lo único que quieren en el gobierno es que nos muramos para que dejemos de joder.
    Los Derechos Humanos para ellos son para el satélite. Las reivindicaciones no son tema para ello. Avivar la cueca de los militares en la cárcel eso les da dividendo de votos, nosotros somos un poco más de veinte mil sobrevivientes ex presos políticos, no somos una cantidad gravitante que incida en los votos así que nos chutearán y si pueden dejarnos sin trabajo para asfixiarnos como lo hicieron conmigo, seguirán en eso.Será uno menos de quien tengan que preocuparse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *